Advertisement

Review – Cyber Shadow

TRENDING



Review Cyber Shadow

Me siento afortunado de haber crecido durante la época dorada del NES. La industria de los videojuegos era muy diferente a como es hoy en día, ya que aunque sí existían revistas que hablaran o mencionaran los títulos de moda, generalmente nuestras principales fuentes de información sobre algún juego eran catálogos navideños de juguetes, escaparates en tiendas departamentales y, por supuesto, lo que se contaba sobre ellos en el patio de la escuela. Cuando nos tocaba elegir en la tienda cuál sería el siguiente juego que nos comprarían nuestros padres, era una decisión que tomábamos basada en cómo lucía la portada del empaque y en qué tal lucían las capturas de pantalla en la parte posterior. No buscábamos reseñas ni gameplays previos, así que las compras eran prácticamente a ciegas. Y a pesar de que llegábamos a comprar juegos que eran verdaderas basuras, no nos molestaba eso -en mi caso fue el juego de Total Recall de NES en uno de mis cumpleaños solo por el hecho de que era la nueva película de Arnold Schwarzenegger que ni siquiera había visto-.

A pesar de esa falta de información sobre cuáles juegos eran buenos y cuáles debíamos evitar, de alguna manera sabíamos que había títulos que sobresalían debido a su calidad. Eran juegos cuyos gameplay, controles y gráficos eran superiores al resto. Como ejemplo recuerdo que algunos de esos títulos que me tocaron jugar fueron Super Mario Bros. 3, Contra, T.M.N.T. 2: The Arcade Game, Mega Man, y Ninja Gaiden. Todos esos juegos los descubrí ya fuera porque algún compañero de la escuela me lo prestó o porque lo pude probar en la casa de algún vecino. En el caso particular de Ninja Gaiden, el cual es conocido ahora por su elevada dificultad, no importaba tardar horas en el primer nivel y que cuando llegáramos al primer jefe nos eliminara en unos segundos. Lo importante era sentirse como un verdadero Ninja que escalaba paredes y que podíamos usar armas especiales como shurikens que soltaba algún enemigo. Hoy en día continúa siendo un juego muy retador y terminarlo requiere de mucha práctica y paciencia. Toda esa nostalgia por esas primeras joyas de mi experiencia con los videojuegos, la he vuelto a experimentar con Cyber Shadow, un nuevo título que evoca la estética de esa época.

Como muchos juegos indies de la actualidad, Cyber Shadow fue desarrollado prácticamente por una sola persona: el finlandés Aarne Hunziker, quien además fundó su propio estudio llamado Mechanical Head Studios, en el cual por cierto él es el único integrante. El juego es publicado por Yacht Club Games, quienes son recordados principalmente por ser los creadores del exitoso Shovel Knight, el cual también fue desarrollado por un grupo reducido de personas. Para todos los nostálgicos de esa época dorada de los 8-bits, ya sea que la hayan vivido en carne propia o para quienes la hayan descubierto después, la pueden revivir con éste título que está disponible prácticamente en todas las plataformas principales de videojuegos modernas.

UN HOMENAJE MUY BIEN LOGRADO

Cyber Shadow está influenciado principalmente en la trilogía original de Ninja Gaiden, y en todo momento nos lo recuerda. Prácticamente cada aspecto del juego es un homenaje a dicha serie, desde el gameplay hasta la manera en la que es contada parte de su historia.

Cyber Shadow Review Atomix 1

Lo primero que salta a la vista es su estética y diseño gráfico. Los personajes y enemigos son del mismo tamaño que en los primeros Ninja Gaiden e incluso se mueven por la pantalla de manera muy similar. El pixel art luce impecable y a diferencia de otros juegos con una estética similar, Cyber Shadow sí luce a primera vista como un juego que pudo haber salido en la primera consola de Nintendo. Sin embargo, toda esa estética retro es complementada con elementos más actuales que lo hacen muy atractivo y que hace 30 años solo nos podíamos imaginar. Por ejemplo, cada escenario cuenta con cuatro o cinco capas de profundidad, dando un efecto en tres dimensiones mucho mejor logrado que en los juegos de esos años que tenían a lo mucho tres capas.

Otro factor que lo hace similar a aquellos juegos de NES, es el hecho de que el principal atractivo del juego es su gameplay, mientras que su historia pasa a segundo plano. Cyber Shadow se lleva a cabo en la distópica ciudad futurista llamada Mekacity, la cual ha sido tomada por robots y se han encargado de eliminar a cualquier persona que les haga frente. Tomamos el papel de un ninja llamado Shadow, quien es despertado de una hibernación para ayudar a su clan a recuperar sus poderes y para salvar a su Maestra quien se encuentra cautiva. Pero lo que podría sonar como una trama bastante simple o que ya hemos visto en muchos otros juegos, toma un giro inesperado que nos cambia la perspectiva de este mundo por completo.

Cyber Shadow Review Atomix 2

Lo que más me agradó de su historia, es el cómo combina elementos cyberpunk con el misticismo legendario de los ninjas. Es decir, a pesar de que existe mucha tecnología los ninjas tienen sus raíces místicas muy vigentes, hablando sobre su espíritu, sus deidades y, prácticamente, su humanidad. La mayor parte de la historia se narra a través de fragmentos de notas de texto que han dejado otros personajes y los cuales nos muestran que existe un panorama mucho más amplio del que nos imaginamos al inicio. De esa manera, el jugador es quien debe armar la historia en su mente, así que recomiendo poner atención y leer cada texto que encuentres.

Además, también llegan a presentarse algunas “cinemáticas” con un estilo idéntico a esos juegos de Ninja Gaiden, donde los personajes a cuadro no tienen animación. Simplemente se mueven en la misma posición por la pantalla y los diálogos son en forma de texto en la parte inferior de la pantalla. Incluso hay una escena prácticamente idéntica a esas que protagonizó Ryu Hayabusa hace varias décadas.

Cyber Shadow Review Atomix 3

En cuanto al diseño sonoro, todo se escucha tal como sonaban los juegos en el NES. Las explosiones, los golpes y los poderes tienen ese efecto sucio y rasposo que tenían los juegos en 8-bits. No quiero decir que sea malo, al contrario, todo ello ayuda a que Cyber Shadow se sienta como un juego de hace 30 años. Y por si fuera poco, la banda sonora tiene chiptunes geniales.

Y si quieres una experiencia aún más “retro”, puedes elegir que tenga scanlines y hasta un efecto donde los caracteres de los textos tengan una especie de fantasma o eco, tal como se veían en antiguos monitores CTR.

Cyber Shadow Review Atomix 9

DEL PUNTO A AL PUNTO B

Cyber Shadow podría parecer como un juego simple a primera vista, pero es un poco más complejo de lo que te podrías imaginar. Al ser un homenaje a esos juegos clásicos de NES, el diseño de niveles se mantiene muy similar en cuanto a que solo existe un camino para terminar el nivel. Es decir, no existen rutas alternas o desviaciones por las que puedas explorar zonas diferentes.

Cyber Shadow Review Atomix 4

Sin embargo, tampoco se tratan de simples pasillos llenos de enemigos y obstáculos. Cada nivel incluye múltiples zonas o cuartos ocultos en los que podrás encontrar desde energía y salud, hasta mejoras para tu personaje. Y si eres realmente observador y de los que les gusta explorar cada rincón, descubrirás easter eggs como un cuarto que hace referencia al clásico Super Mario Bros. donde puedes elegir entre varios premios.

Generalmente encontrarás un mini-jefe en medio o hacia el final de los niveles, y un jefe principal antes de poder pasar al siguiente escenario. Sobre el diseño y combate con ellos, los mencionaré un poco más adelante, cuando mencione la dificultad del juego. Solo basta decir del tema por el momento, que este esquema hace que tengas una idea de cuánto te falta para pasar de nivel, ya que mientras juegas no existe un mapa o progreso en tiempo real. Es hasta que terminas un nivel que puedes ver sus estadísticas que consisten únicamente en mencionarte el porcentaje de objetos que descubriste del nivel y el porcentaje que llevas del juego en total.

Cyber Shadow Review Atomix 5

Sí existe el backtracking, pero no es como en un metroidvania tradicional. Desde el primer nivel encontrarás puertas que no puedes abrir y será hasta que obtengas la habilidad adecuada cuando puedas atravesar el obstáculo. Cabe mencionar, que al inicio de cada nivel cuentas con un punto de guardado y un portal que te transporta al inicio de cualquier zona que hayas pasado, así que si deseas regresar para abrir un obstáculo que se te pasó necesitarás recorrer el nivel desde su inicio y luego volver al portal.

Afortunadamente, hay varios puntos de guardado en cada nivel y son muy necesarios ya que aunque sí hay cápsulas de energía escondidas en los niveles, los únicos lugares donde puedes rellenar tus barras de salud será en esos puntos. Cada vez que encuentras el siguiente punto de guardado, tendrás el mismo sentimiento de satisfacción que al encontrar un bonfire en los juegos de Dark Souls, pero aquí los enemigos no vuelven a aparecer cuando guardas, solo cuando cambias de pantalla. Ahí también tienes la oportunidad de gastar monedas para comprar algún poder especial, lo cual es completamente opcional. Recomiendo primero explorar las siguientes pantallas después del punto de guardado para que obtengas una idea sobre si debes comprar el poder disponible, debido a que en ocasiones me di cuenta de que en realidad no era tan necesario y después no tuve lo suficiente para comprar algo en el siguiente punto de guardado, por lo que tuvo que “grindear” un rato.

Cyber Shadow Review Atomix 6

Y para concluir con lo del diseño de niveles, son 10 principales y otro par que están ocultos. Para evitar la monotonía, hay un par de ellos en los que la dinámica cambiará levemente y parecerá que te encuentras en un shooter tipo arcade. Esto le da un poco de variedad al juego aunque se siente más como un condimento para darle otros sabores a la experiencia en general que se agradece mucho. Lo malo de ello es que no podrás repetirlos una vez que los hayas atravesado.

Para desbloquear las habilidades, hay pequeños cuartos virtuales que lo único diferente que aportan es un diseño cibernético, como si estuvieras dentro de Tron. No ofrecen mucho reto y consisten en un par de pantallas adicionales.

Cyber Shadow Review Atomix 7

VERDADERO RETO A TUS PULGARES

La dificultad es otro de los factores que destacan del juego. Cuando comenzó a ponerse de moda el género de los juegos tipo Souls hace una década, lo primero que pensé al jugarlos fue lo mucho que me recordaban a los Ninja Gaiden y Castlevanias de NES. Me refiero a que la dinámica para completar un nivel es similar en cuanto a que avanzábamos en esos juegos clásicos de a poco en poco. El completar un nivel representaba múltiples intentos y con cada muerte dábamos un paso más hacia la meta, para que con la siguiente vida tratáramos de llegar un poco más lejos.

Afortunadamente en Cyber Shadow no hay vidas limitadas, ni continues o passwords. El guardado se lleva de forma automática si te colocas en la máquina especial y tu progreso se marca en tu archivo. Puede que haya puristas de las mecánicas clásicas, pero considero que estas novedades son positivas ya que sí es un juego muy difícil y no hay necesidad de frustrarse si se te acaban las vidas. De esta manera solo necesitas enfocarte en realizar bien tus habilidades para seguir adelante.

Cyber Shadow Review Atomix 8

Como era de esperarse, comienzas tu aventura sin habilidades. Lo único que puedes hacer es saltar y golpear con tu sable. En cada nivel se encuentran las diferentes habilidades ninja que van desde deslizarte por las paredes como en Mega Man X, hasta correr o el doble salto. Incluso hay un ataque aéreo muy similar al de Shovel Knight y Duck Tales. Esto me hizo sentir que la primera mitad del juego fuera muy lenta. Sentía que el personaje era pesado y torpe. Lo interesante, es que a la mitad del juego es cuando por fin obtienes todos los poderes y te quedará la segunda mitad para que las perfecciones. Eso sí, hay muchos obstáculos y debes buscar muy bien cuál es la opción indicada para poder seguir avanzando. Solo hay un camino y una manera para pasar los niveles, pero depende de tu habilidad con el control para superarlo.

Hace tiempo que no jugaba algo que requiriera de tanto esfuerzo con el control. Mis sesiones de juego prácticamente terminaban cuando mis pulgares estaban cansados y necesitaba un descanso para evitar seguir cometiendo errores. El diseño de los obstáculos llega a requerir que tengas reflejos muy rápidos y que presiones los botones en el momento exacto, de lo contrario podrías morir y tener que repetir todo desde el punto de guardado. Este grado de dificultad en las plataformas de los niveles me recordó a juegos como Celeste o Super Meat Boy, donde a base de prueba y error será como puedas avanzar.

Cyber Shadow Review Atomix 10

En cuanto a los jefes, aunque son espectaculares y retadores, solo existe una manera de eliminarlos y una vez que la descubras, sentirás que son muy fáciles. La mayoría de ellos los pude derrotar en un par de intentos, pero sí hubo un par en los que tuve que gastar decenas de vidas, incluyendo el jefe final el cual considero que fue el más complicado. Cada jefe tiene dos fases que cambian ligeramente sus patrones de ataque cuando llegan a la mitad de su energía.

PARA NOSTÁLGICOS

score80

Al igual que Shovel Knight, el otro juego publicado por Yacht Club Games, Cyber Shadow es un homenaje a los juegos de la época de NES, específicamente de la trilogía de Ninja Gaiden y no lo oculta. Cuenta con todos los elementos que recordamos con cariño de esos clásicos tanto en su estilo visual como en el sonoro, pero lo complementa con mecánicas un poco más modernas. Quitándole algunos efectos visuales y la resolución, sí me imagino jugar Cyber Shadow en una consola clásica de 8-bits. Es más, solo se requiere del control pad y dos botones para jugarlo.

La dificultad podría alejar a jugadores que busquen algo más casual, ya que sí es un título muy retador y en el que morirás cientos de veces. No tiene opción para elegir dificultad, y de hecho puedes hacerlo aún más difícil si no compras poderes o recargas de energía. Aunque cabe aclarar, que no me agradó lo injustamente complicado que pueden llegar a ser varias secciones en las que dependes de movimientos milimétricos y precisos para superarlos. Así como jefes que prometían ser más complicados y resultaron ser muy sencillos.

Afortunadamente el juego cumple con las expectativas y destaca entre otras opciones con estética retro que abundan hoy en día. Me parece interesante que lo que hace décadas requería de todo un equipo de programadores que aún experimentaban con el gameplay en los juegos, ahora puede ser hecho por una sola persona con los conocimientos que esos programadores dejaron para la posteridad con sus obras, enriqueciendo la experiencia en general.

Cyber Shadow Review Atomix 11

David Berrones
Aficionado desde siempre a la ciencia ficción y fantasía, tanto en el cine como en los videojuegos.