Review – Mass Effect Andromeda

TRENDING

LOS 5 MEJORES CLONES DE MARIO KART
MARVEL VS CAPCOM: INFINITE LLEGARÁ ESTE SEPTIEMBRE
REVIEW – MARIO KART 8 DELUXE
PODRÁS STREAMEAR JUEGOS DE PC A SWITCH CON ESTA APP
DLC DE NIER: AUTOMATA LLEGARÁ A AMÉRICA EL 2 DE MAYO
KH3 Y FFVII REMAKE LLEGARÁN EN 2018 SI BIEN NOS VA
AL PARECER, VANQUISH TAMBIÉN PODRÍA LLEGAR A PC
¿PLAGIO? PORTADA DE COD: WW II YA CAUSA POLÉMICA
8 BUENAS PELÍCULAS QUE ESTÁN CUMPLIENDO 10 AÑOS
JUEGOS QUE DEBERÍAN ESTAR EN EL MINI SNES
MOMENTOS MEMORABLES CON DROGAS EN VIDEOJUEGOS
DIPUTADA QUIERE REGULAR LOS VIDEOJUEGOS EN MÉXICO
GHOST RECON Y BREATH OF THE WILD, LOS MÁS VENDIDOS EN E.U.A.
¡TODO FUE MENTIRA! CAPTAIN AMERICA NUNCA FUE BUENO
NINTENDO YA ESTARÍA TRABAJANDO EN UN MINI SNES
A LAS CUCARACHAS LES FASCINA EL PS4
5 RAZONES POR LAS QUE EL SNES MINI NO ES BUENA IDEA
NADIE DETIENE A MONSTER HUNTER XX Y SWITCH EN JAPÓN
YA NO PODREMOS USAR ESTA TÉCNICA EN MK8 DELUXE
CELEBREMOS LOS 30 AÑOS DE LOS SIMPSONS CON ESTOS MOMENTOS
EL FRANCÉS QUE TERMINÓ BREATH OF THE WILD AL 100% EN 50 HRS
TRÁILER EN ESPAÑOL DE LA NUEVA PELÍ DE YU-GI-OH!
BAYONETTA YA VENDIÓ MÁS DE 100 MIL COPIAS EN STEAM
LA NUEVA ACTUALIZACIÓN DEL NINTENDO SWITCH
ULTRA STREET FIGHTER II NOS PRESENTA TODOS SUS CONTENIDOS

Buscando las estrellas

Crear una nueva franquicia dentro de la industria de los videojuegos es una de las cosas más complicadas y arriesgadas que cualquier compañía puede hacer, sobre todo si ésta está pensada para tener un universo expandido con diferentes productos. En 2007, BioWare se adentró de nueva cuenta en una de estas aventuras, siendo apoyado originalmente por Microsoft Studios. Al ver el potencial de la nueva serie, EA no dudó ni un segundo en subirse al barco para darle el impulso necesario a lo que conocemos como Mass Effect, nombre que carga con una de las genealogías más reconocidas del medio y que en este loco 2017, está recibiendo una cuarta entrega que no sólo busca mantener la calidad de la saga, sino que intenta consolidarla en nuevos horizontes. Me alegra enormemente contarte que una vez más, este estudio canadiense lo logró, pues Mass Effect Andromeda es una de las mejores experiencias que he tenido en los últimos meses.

Una de las mayores preocupaciones que los fans teníamos respecto a Andromeda, tenía que ver con la salida de Casey Hudson de BioWare, a quien bien le podríamos agradecer por lo que Mass Effect es actualmente. Lo bueno de estudios tan importantes como éste es que no dependen de una sola persona, pues en realidad, sus obras se hacen realidad gracias a un esfuerzo en conjunto que pocos se imaginan. Después de haber pasado decenas de horas en los maravillosos mundos de este nuevo Mass Effect, me queda claro que la serie está en las manos correctas, pues en cada uno de sus rincones se respira una enorme pasión por este maravilloso universo que tantas alegrías nos ha dado en los últimos 10 años. Me parece que no hay mejor manera de festejar dicho aniversario que con el lanzamiento de una entrega completamente nueva que carga con mucho honor el apellido que le tocó portar.

La gran iniciativa

Mass Effect fue una trilogía de videojuegos que inició y cerró su ciclo de manera sumamente limpia a pesar de todas las quejas completamente injustificadas de su final, por lo que seguirla expandiendo no sería un reto sencillo ni para un estudio del calibre y experiencia de BioWare. Creo que todo el concepto que hay detrás de la famosa Andromeda Initiative es sumamente interesante, pero lo mejor es la forma en la que Mass Effect Andromeda aterrizó todo, pues no estamos hablando de un grupo de viajeros que llegan a una nueva galaxia y ya, sino de todo un movimiento social, político y militar que tiene un montón de implicaciones. Sí, este nuevo juego cuenta con toda la complejidad narrativa a la que la serie nos tiene acostumbrados y de la cual, te platico un poco a continuación.

Durante los eventos que vimos en Mass Effect 2, un grupo importante de exploradores, investigadores, científicos y toda clase de habitantes de la Vía Láctea, crearon la Andromeda Initiative, un movimiento que tenía como objetivo hacer una migración masiva a nuestra galaxia vecina y así, comenzar a colonizar nuevos mundos a varios miles de años luz de cosas como el planeta Tierra. Más de 600 años han pasado desde que el largo viaje abordo de distintas arcas comenzó y por fin, nos encontramos en Andromeda, lugar que nos tiene guardadas un montón de sorpresas, muchas de ellas nada agradables para los pioneros que cruzaron un mar de estrellas.

Como seguramente recordarás, en la trilogía original de Mass Effect tomábamos el control de un Spectre, agente que básicamente era entre un James Bond espacial y un Jedi…sí, no podría sonar más cool. Ahora, se decidió que uno de los puntos más importantes de Andromeda es el de proyectar el sentimiento de que somos verdaderos pioneros visitando lugares inhóspitos en donde nadie antes se había atrevido a poner un pie. Nuestro nuevo título es el de Pathfinder y a diferencia del utilizado en los juegos anteriores de esta saga, éste es mucho más complicado de definir.

Para no hacerte el cuento tan largo, te comento que básicamente, un Pathfinder es un agente especial de la Andromeda Initiative que tiene como misión encontrar un lugar viable para que los colonos puedan comenzar una nueva vida en esta galaxia, pues estamos hablando de un peligroso viaje sin retorno. El tema aquí es que nuestro rol no sólo se limita a matar cualquier amenaza que se interponga en nuestro camino, sino que debemos de hacer la veces de un científico, político, diplomático, mediador social y por supuesto, de explorador y arqueólogo.

Al inicio del juego se nos permite elegir entre Scott o Sara Ryder, hermanos gemelos que son parte de todo este movimiento. También puedes crear a tu propio personaje, cosa que jamás he recomendado porque en mi opinión, se pierde bastante de la visión original de los autores, esto sin mencionar el terrible editor con el que cuenta el título. Al haber jugado con Male Shepard la trilogía original, decidí irme con Scott, a quien la verdad, le he tomado mucho cariño por más que me preocupaba cómo iban a sustituir al protagonista. Claro que al final, tú le imprimes parte de su personalidad, pues estamos hablando de un Avatar, no obstante, creo que los diálogos predeterminados que tiene el personaje son muy buenos, pues cargan con cierto toque de sarcasmo que yo llegó a disfrutar muchísimo.

A diferencia de lo que algunos podrían pensar, Andromeda es una lugar con muchísima historia previa a nuestra llegada y con sus propios problemas, mismos que se vienen a enredar aún más con la presencia de visitantes extraños de la Vía Láctea. Te puedo decir que el guión y en general narrativa de este Mass Effect es simplemente genial. Cada uno de los diálogos y charlas que tenemos dentro del juego, se sienten relevantes, por lo que leer y escuchar todo lo que esta experiencia tiene que ofrecer, es una de las cosas más divertidas del mundo. Mis primeras tres o cuatro horas con Andromeda fueron justamente eso, platicar con todos los NPCs que me topaba en el camino, resolviendo varios sidequests que justamente trataban de escuchar y de expresar ideas.

La gran pregunta ¿tengo que haber jugado la trilogía original para entender lo que está pasando en Andromeda? La respuesta es bastante más compleja que un simple sí o no. Justo como todos estábamos esperando, este nuevo Mass Effect no sólo está plagado de referencias a sus antecesores, sino que está fundamentado en todos los conceptos que ellos instauraron. El juego hace un enorme esfuerzo por ser amigable con los que son nuevos a este universo, sin embargo, creo que muchos de estos sí se sentirán alienados por no saber bien en contexto están parados.

Regresando a la pregunta de si es necesario haber consumido los juegos anteriores de la saga para disfrutar de Mass Effect Andromeda, te diría que lo más recomendable es que sí tengas algo de bases para entender qué es lo que está pasando y por qué es que ciertos personajes se comportan de tal o cual manera. En caso de que no estés dispuesto a entrarle a la trilogía original, te diría que al menos te tomes tu tiempo para leer bien todo lo que este juego te pone enfrente, sobre todo durante las primeras horas de juego. Queja: el codex no tiene una voz que te narre sus textos.

Los personajes y lazos que formamos con ellos siempre fue un sello muy característico de  Mass Effect, por lo que si Andromeda buscaba estar a la altura, debía de tener muy en cuenta este aspecto. Los primeros tres o cuatro rostros con los que te topas dentro del juego te dejan claro que BioWare sigue muy consciente de que nuestra interacción con los NPCs es de suma importancia para la experiencia. Cada uno de ellos tiene personalidades sumamente marcadas y diferentes motivaciones, por lo que te aseguro que en poco tiempo ya tendrás a dos o tres de ellos que serán tus favoritos.

¿Por qué las principales especies de la Vía Láctea decidieron dejar todo atrás para embarcarse en un viaje de seis siglos a través del espacio? Esta es otra pregunta que tiene muchas respuestas y que justamente va de la mano con el tema de los personajes. Cada una de las almas con las que te topas en Andromeda ya sea Krogan, Turian, Salarian, Asari, Humano o hasta formas de vida sintéticas, tiene diferentes motivaciones por las que decidieron buscar nuevos horizontes. Estas razones van desde cosas muy banales como “me aburría mi vida pasada” hasta “estoy buscando la gloria de mi especie”.

Por supuesto que llegar a una nueva galaxia y establecerse en alguno de sus mundos no sería tarea sencilla, sin embargo, cuando empiezas tu aventura por Mass Effect Andromeda, te das cuenta de que las cosas son mucho más complejas de lo que te habías imaginando. Los planes iniciales no salieron como se tenía previsto, por lo que empiezan a surgir complicaciones de todo tipo alrededor del Nexus, hub principal del juego que básicamente es como la Citadel de la trilogía original. Revueltas sociales, conflictos de intereses políticos, dramas amorosos, una población que se muere de hambre y por supuesto, un enemigo que no está nada contento con nuestra presencia, son solo algunos de los problemas que tendrás que resolver en la nueva propuesta de BioWare.

Me ha tocado escuchar múltiples quejas por la forma en la que lucen las animaciones faciales de los personajes en Mass Effect Andromeda, esto claro, como parte de esta moda de exagerar lo más que se pueda cierto punto débil de las obras que se nos presentan. Estoy de acuerdo en que las animaciones faciales de este juego lucen acartonadas y falsas en varios momentos, sin embargo, hay que recordar que los juegos de BioWare normalmente están construidos de esta manera, esto sin mencionar que comparar a esta serie con algo como Uncharted, por ejemplo, es totalmente ingenuo. No hay manera de poner en la misma balanza la titánica cantidad de diálogos que vemos dentro de cualquier Mass Effect, con las interacciones que suceden en las obras de Naughty Dog. Sí, sin lugar a dudas se pudo haber hecho un mejor trabajo en este apartado pero te repito, creo que se está exagerando, pues las actuaciones de voz son correctas y como te comentaba, el guión está muy bien escrito.

No estoy intentando justificar a BioWare en este aspecto, sólo busco poner algo de contexto en la situación para evitar que hablemos sólo por hablar o para unirnos a las locas ocurrencias de un youtuber. Mass Effect no busca ser realista. Es verdad que toma elementos de nuestra realidad para darle fuerza a su argumento, pero recuerda que estamos hablando de ciencia ficción bastante fantasiosa que tiene otras intensiones.

Como sea, podemos decir que toda la idea de Mass Effect Andromeda está perfectamente bien justificada con una historia envolvente que te hará querer saber mucho más de ella conforme vayas progresando en tu aventura. Sus personajes son entrañables y sumamente bien escritos, con todo y las quejas que ya te expresé. Si lo que más disfrutabas de esta sensacional serie eran sus historias y a quienes las protagonizaban, te puedo asegurar que este título será una autentica montaña rusa de emociones que te cautivará desde los primeros minutos. Se nota claramente que Mac Walters, escritor principal de la trilogía original, ahora está al frente de todo el proyecto.

Abrumador, pero ordenado

Siempre que uno decide adentrarse en un RPG de súper producción, sabes a qué te atienes desde un inicio. Por la naturaleza del género, cualquiera de estos juegos pueden ser sumamente abrumadores hasta para los más experimentados, asunto que por supuesto, se pude convertir en un verdadero caos que termine causando frustración en el usuario. Debido a esto, los desarrolladores deben de tener mucho cuidado con la cantidad, pero sobre todo con la forma en la que presentan todo el contenido que han creado para nosotros. Mass Effect Andromeda no se salva de lo anterior, sin embargo, me queda claro que BioWare tuvo a todo un equipo de personas diseñando interfaces claras para que no nos perdiéramos en su mar de posibilidades.

En mi opinión, todo buen RPG sin importar a qué subgénero pertenezca, vive en gran medida a qué tan bien logradas están sus actividades secundarias, esto claro, con una campaña o quest principal que las sustente. Andromeda es de esos juegos que desde que inicias, te hace sentir como niño en dulcería o juguetería que no sabe ni para donde de ir porque todo le llama la atención. Fiel a lo que pasaba con sus antecesores, este nuevo Mass Effect logra que todo lo que hagamos se sienta trascendente y relevante para la historia principal o que al menos, el quest en cuestión sea divertido de desempeñar.

Mass Effect Andromeda cuenta con un journal o diario que contiene diferentes carpetas. Una con nuestros quest principales que son necesarios para progresar en la historia y otras más que agrupan a los sidequests en diferentes categorías e incluso lugares en donde se encuentran. En caso de que queramos hacer alguno de ellos, tan sólo lo tenemos que seleccionar para que se nos marque hacia dónde es que tenemos que ir.

Te repito, puede llegar a ser bastante mortificante (en el buen sentido de la palabra si es que tal cosa existe) que te encuentres en medio de cierta actividad y mientras la realizas, de la nada te aparezca otra igual o más interesante. Mi recomendación es que cuando esto te pase, la revises de manera rápida para que quede registrada en tu diario pero por más cool que pueda parecer, sigas con lo que estabas haciendo hasta terminarlo, pues de lo contrario, terminarás con un autentico desorden lleno de sidequests y quests principales a medio terminar. Sumado a lo anterior, tenemos actividades de este tipo de varias capas, es decir, que completamos una fase y hasta tiempo después podemos continuar con la siguiente.

Otro punto muy importante de Mass Effect Andromeda y que la verdad, no me acostumbre de manera tan sencilla, es que nosotros como Pathfinders, también somos administradores y hasta cierto punto gobernantes de toda la población que llegó desde la Vía Láctea. Conforme vayas explorando y haciendo más viables para la vida los mundos que explorarás, mayor será la población que pueda despertar de las arcas. Dependiendo de en qué aspectos quieras que tu mini civilización vaya creciendo, tendrás que decidir a qué tipo de seres sacar del criosueño. ¿Buscar desarrollar tecnología? Puede que tener a más científicos sea lo ideal, pero si lo tuyo es el poderío militar, entonces unos cuantos mercenarios te vendrán bien.

Lo que te estoy diciendo con esto es que Mass Effect Andromeda también tiene su sección de juego tipo Tycoon que nunca antes habíamos visto dentro de la serie. La verdad es que por más complicado que todo esto pueda sonar, te repito que contamos con interfaces muy claras que te dicen qué puedes y qué no puedes hacer, incluso te llegan a dar sugerencias de qué camino tomar dependiendo del estilo de juego que vayas teniendo.

No te preocupes si al inicio de tu aventura no sabes qué hacer primero o hacia dónde te tienes que dirigir. La emoción no pasará, pero ese sentimiento de vacío por creer que no estás jugando correctamente, se irá disipando conforme vayas entendiendo las muy bien diseñadas interfaces de Mass Effect Andromeda, así como su estructura, incluso si tu experiencia con el género es limitada.

Explorando el cosmos

El término “Juego de Mundo Abierto” nunca había estado tan moda en el medio, asunto que por supuesto se avivó muchísimo con el resultado que tuvo el espectacular The Legend of Zelda: Breath of the Wild. A pesar de todo el auge de este “género”, sigue existiendo un debate sin fin por darle una definición formal de una vez por todas. No, Mass Effect Andromeda no es un título que pueda pertenecer a este grupo o al menos a la idea general que tenemos de él en la actualidad.

La estructura de Mass Effect Andromeda es muy similar a la de los juegos pasados de la serie, es decir, contamos con diferentes áreas muy bien delimitadas en las que podemos movernos libremente e interactuar con todo lo que tenemos a nuestro alrededor. En algunas de ellas estamos completamente seguros y en otras, sí habrá posibilidades de enfrentamientos. De igual forma en quests importantes, se nos lleva a niveles que sólo podemos visitar cuando estemos en este tipo de misiones. Cuando digo que este título no puede ser descrito como de mundo abierto a pesar de contar con áreas totalmente explorables de las que te hablaré un poco más adelante,  tiene que ver con que tenemos una buena cantidad de pantallas de carga, todas ellas con cinemáticos muy vistosos y que fueron colocadas en lugares que hacen todo el sentido.

Se puede decir que por estos loading times, el mundo de Andromeda no podría ser considerado como interconectado y a pesar de que esto tiene buena parte de razón, estaría siendo injusto si te dijera que las áreas que visitamos no se siente como parte de un todo. A pesar de que constantemente el juego nos está pidiendo tiempo para cargar elementos, nunca pierdes la ilusión de que todo lo que se está presentando en pantalla, es parte fundamental de un universo conectado que sigue reglas bastante claras.

La navegación interestelar se mantiene con la misma estructura que vimos en los juegos de la trilogía original. Vale la pena aclarar que en este nuevo Mass Effect no exploraremos una galaxia completa, pues por razones de la historia que no te revelaré, tan sólo nos encontramos en un cúmulo de Andromeda. Regresando al mapa para movernos entre planetas, éste cuenta con tres niveles distintos. En el más general se nos muestra una perspectiva de todo Heleus, cúmulo del que te hablaba que a su vez, está compuesto por diferentes sistemas solares y con gigantesco hoyo negro en medio. Cuando seleccionas alguno de los sistemas, pasamos al segundo nivel del mapa, en donde vemos a los cuerpos celestes que lo componen, que a su vez, representan el tercer y último nivel.

Cuando te acercas a alguno de los planetas, lunas, cometas o cualquier objeto de interés, puedes buscar si tienen anomalías. En caso de que tu scanner encuentre alguna de ellas, es necesario lanzar una sonda para investigarla, justo como pasaba en Mass Effect 2. Habrá veces que encontrarás recursos o alguna otra sorpresa, por lo que te recomiendo revisar lo más que puedas. Las tablas con información general de los planetas u objetos está de regreso.

Pasando al tema de cómo es que te mueves dentro de estos mapas, te comento que se hizo de lado esta perspectiva plana que teníamos en las últimas dos entregas de la serie e incluso se eliminó el tema de la gasolina. Ahora cuando te mueves entre sistemas o planetas, entra una muy bonita animación en 3D desde una perspectiva en primera persona que nos muestra paisajes espaciales que te dejarán con la boca abierta. Puede que se pierda un poco el sentimiento de que estemos en control, pero la verdad es que la cosa funciona bastante bien y refleja la dimensión de lo que estamos explorando aunque claro, no faltará el impaciente que se queje de que funciona un poco lento.

Todo buen explorador espacial debe de contar con su propia nave y en Mass Effect Andromeda tenemos a la increíble Tempest. Al igual que la Normandy, nuestro navío interestelar funciona como hub adicional al Nexus, en donde además de poder interactuar con nuestra tripulación y tener a la mano el mapa para movernos entre sistemas, cuenta con estaciones de todo tipo para desarrollar armas y equipo que posteriormente nos servirán en el campo de batalla. Sobra decirte que el diseño tanto interior, como exterior de esta nave es espectacular. De alguna manera, una vez más, BioWare consiguió hacer que me encariñara de este vehículo a pesar de que en realidad, nunca tienes control directo sobre él. ¿Me pregunto si en algún momento veremos algo de combate espacial dentro de la serie? Creo que sería genial.

El hecho de por qué es que Andromeda podría ser confundido con un juego de Mundo Abierto moderno, tiene que ver con estas áreas en las que justamente se nos suelta y se nos permite descubrir qué secretos tienen guardados para nosotros. Su estructura es muy similar a la que vimos en Dragon Age Inquisition, en la que existen puntos de interés normalmente marcados por el quest principal que estemos haciendo, pero con un montón de cosas inesperadas que suceden en medio de esa actividad.

Al igual que pasa en estas zonas en las que vamos a pie hablando con diferentes NPCs, en estos mundo abiertos ocurren eventos de manera espontánea que la mayoría de las veces me sorprendieron. En varias ocasiones me encontraba haciendo cierto sidequest o camino a una actividad importante y de la nada, me topaba con una cueva que contenía un acertijo que se terminaba convirtiendo en otro quest que me tomaría par de horas completarlo, por ejemplo. En otro momento en encontré con una señal de humo supuestamente de civiles y al acercarme, me di cuenta que era una emboscada del enemigo. Creo que lo que hace que estos mundos dentro de Andromeda brillen, es lo espontáneos e impredecibles que pueden ser. Claro que tenemos los clásicos puntos  seguros para hacer fast travel, pero al final, son más las cosas inesperadas que lo que ya sabemos que contendrán.

Puede que no puedas bajar a todos los planetas que vemos dentro del juego, pero esto tiene que ver con el trabajo que se imprimió a los que sí son explorables. Si me lo preguntas siempre he preferido calidad que cantidad, jamás hubiera estado de acuerdo con que se nos hubiera permitido estar en absolutamente todos estos mundos pero que su diseño se generara de manera aleatoria.

El clima y condiciones atmosféricas también son muy importantes dentro estas zonas, pues dictan qué tan simple será nuestra vida dentro de ellas. Si nos encontramos en un planeta congelado, habrá puntos en los que el life support de nuestro traje comience a bajar, es decir, nuestro tiempo en el exterior es limitado, por lo que debes de ir encontrando lugares para refugiarte de las inclemencias del tiempo. Entre más bases de avanzada vayas colocando, más viable será el planeta en el que te encuentres para la vida y para que los colones de la Vía Láctea tengan un lugar para poder comenzar de nuevo.

Sobre el tamaño de estos mundos abiertos te comento que son verdaderamente grandes y que explorarlos a pie simplemente no es una opción. Te puedo decir que tardarás varias horas en tan sólo ver ciertas cosas de las que te tiene que ofrecer cada uno de ellos. Lo mejor de todo y por lo que puedes estar tranquilo es que su diseño fue hecho completamente a mano por BioWare, nada de esa muletilla de diseño y pereza por parte de algunos desolladores de presentar mundos que se generan de manera aleatoria. Aquí, todo tiene una razón de ser y por supuesto, ese sentimiento de desolación por estar en un mundo inhóspito en medio del espacio que vivimos en el primer Mass Effect, está de regreso.

Cuando tuve la oportunidad de platicar con Ian Frazier, lead designer de Andromeda, en el preview event del juego, me comentó que este nuevo Mass Effect no era un título de Mundo Abierto, sino de exploración muy enfocado en la narrativa. Al inicio, sus palabras me parecieron parte de un marketing speech que le habían pedido decir para que no se le comparara con otras experiencias que podrían parecer similares, pero después de todas estas horas con su obra, me doy cuenta de que en efecto, esta serie sigue por su propio camino, bastante lejos de lo que se está intentando en Ubisoft, Warner Bros. o incluso en el magistral Breath of the Wild de Nintendo. Mass Effect Andromeda es un Mass Effect en toda la extensión de la palabra sin importar desde qué punto lo analices.

Mass Effect Andromeda es un juego titánico lleno de mundos y cosas por explorar. Claro que como siempre he dicho, el tamaño en los videojuegos es lo menos importante del mundo, pues lo que es relevante más bien tiene que ver con los elementos que fueron usados para poblar esas áreas que nosotros los usuarios vamos a explorar. BioWare conoce su negocio y en esta nueva experiencia lo demuestra de nueva cuenta.

El increíble Nomad

Como te comentaba hace unos párrafos, estas zonas o mundos abiertos que podemos explorar con cierta libertad, tienen dimensiones muy considerables, por lo que conocerlos a pie no es una opción, esto sin mencionar que en la mayoría de los casos, el clima es tan hostil que sólo podemos estar al descubierto por cierto tiempo limitado. Nuestras recomendaciones fueron escuchadas y la nueva versión del sensacional Mako que vimos en el primer Mass Effect está entre nosotros. El Nomad es parte muy importante del juego, pues básicamente es la montura que nos llevará a donde la Tempest no puede llegar.

El control de este todo terreno ultra moderno muy inspirado en los Rovers de la NASA, es sumamente disfrutable. Su suspensión se puede modificar dependiendo de nuestras necesidades. Cuando estamos recorriendo un campo plano y requerimos de velocidad, lo mejor es dejarla en su estado normal, pero cuando necesitamos subir una pendiente elevada, ésta asciende un poco y le agrega tracción a las seis llantas. Además, tenemos un boost como de Batimóvil para poder darle mayor potencia al vehículo.

Sumado a lo anterior, el Nomad cuenta con la posibilidad de hacer saltos con unos propulsores que tiene en la parte inferior y que como seguro te estás imaginando, sirven para sortear algunos obstáculos que nos topamos en el camino, aunque también puede ser aplicado para cruzar cañones que parecían imposibles si es que tu lado de acróbata sale a relucir, algo así como aquella escena en Armageddon en la que Ben Affleck hace una maniobra de este tipo en el asteroide asesino.

Te podría decir que en sí, el Nomad bien puede ser tomado como una de las múltiples mecánicas de juego que componen a Mass Effect Andromeda, pues el irte abriendo paso abordo de él resolviendo cómo sortear los terrenos que se nos ponen enfrente, es todo un reto. La verdad es que esto me recordó mucho a las mecánicas de Uncharted 4 cuando manejas un Jeep y tienes que ir viendo por dónde hacer tracción para poder seguir adelante.

Sin lugar a dudas, la incursión de algo como el Nomad es un acierto por la experiencia que el juego tiene que ofrecer, pues hace que los recorridos en estos planetas alienígenas sean sumamente disfrutables, ya que se conserva el sentimiento de inmensidad y a la vez, no hace tedioso el tema del transportarte, sino que lo convierte en una nueva mecánica de juego que aporta bastante.

Sofisticado sistema de combate

El combate siempre ha sido un tema de discusión cuando hablamos de Mass Effect. Cuando la primera entrega se lanzó, muchos la criticaron porque cuando era momento de pelear, la cosa se sentía un poco rústica y cuando BioWare hizo algo al respecto en las siguientes dos entregas, hubo quejas de que por qué se sentía tan shooter. En mi opinión, la evolución que este aspecto ha tenido dentro de la serie ha sido la correcta y para Andromeda, las cosas se han refinado de manera notoria.

Puede que en un inicio sientas un poco extraño el control del personaje, asunto que tiene que ver con hacerlo parecer como una persona real, esto gracias a que según sea el terreno que pises, será la animación que se active. Además, cuando corres por unos metros y posteriormente sueltas el análogo, el protagonista da un par de pasos extra antes de detenerse por completo, el sentimiento es raro sin duda, pero no es algo a lo que no te puedas acostumbrar en poco tiempo.

La movilidad es algo que el combate de Mass Effect en general requería y en Andromeda se hizo justamente eso. Ahora, podemos dar saltos impulsados de una jet pack que llevamos en nuestro traje y si apuntas con un arma estando en el aire, flotas por un par de segundos para después caer. Esto agrega un montón de posibilidades cuando estás en combate, pues algunas veces tienes que pensar de manera vertical para ganar altura y estar en puntos de ventaja respecto a tus enemigos.

Hablando de enemigos, estos ahora se comportan de una manera un tanto diferente a cómo es que veníamos viendo. Sin ser mucho más capaces ni muchos menos a inteligencias artificiales que hemos visto en otros juegos, ahora puedes esperar a que éstos te rodeen y ataquen desde diferentes puntos en busca de hacer el mayor daño posible, también es notable que cuando tomas a uno desprevenido y le empiezas a disparar, éste corra en busca de otra cobertura o punto desde el cual te pueda seguir disparando.

Los disparos en Andromeda se siente potentes y muy precisos, esto sin mencionar que cada arma tiene personalidad propia. Es muy placentero acribillar a cualquier amenaza que tengamos enfrente. Por su parte, la cobertura funciona de manera automática, es decir, cuando nuestro personaje sienta que está cerca de algún objeto con el que se pueda resguardar y nosotros no estemos haciendo nada, éste se cubrirá de manera inmediata. Puede que hubiera sido más preciso asignarle un botón a esta acción, pero te puedo decir que en ningún momento perdí porque el sistema del juego no estuviera funcionando de manera correcta.

Como third person shooter, Mass Effect Andromeda se comporta mucho mejor de lo algunos habíamos estado esperando, asunto que mejora aún más cuando comienzas a entender el potencial de los poderes dentro del campo de batalla. Además de la habilidad para disparar, nuestro personaje cuenta con tres slots para equipar tres habilidades distintas, ya sean de combate puro, de la clase que hayamos elegido o relacionadas a la tecnología.

Yo inicie con un poder para hacer flotar a mis enemigos que los neutralizaba por unos segundos para poderlos dañar a placer. También tenía un poder que lanzaba fuego para incinerar a cualquiera que se dejara, y para rematar, las siempre fieles granadas de mano. Lo mejor es que todo esto lo puedes dejar justo como quieras para que vaya de acuerdo a tu estilo, además de que se nos permite tener hasta cuatro loadouts diferentes que podemos colocar en cualquier momento y así, estar listos para cualquier tipo de enfrentamiento que se nos presente.

Creo que el combate ya funcionaba bastante bien en Mass Effect 3 si tomamos en cuenta que estábamos hablando de un RPG de acción, pero los cambios que se hicieron en Andromeda que más bien podrían ser considerados como refinamientos, le vienen como anillo al dedo a toda la serie. Sin ser lo más sofisticado del mundo, te comento que las secciones de platforming son bastante divertidas. En este aspecto hay poco qué recriminarle al juego, aunque claro, seguramente no faltará quien una vez más se queje del enfoque hacia la acción que se le dio a la saga desde Mass Effect 2.

Profundo grado de personalización

Por definición, un RPG es un juego en el que nosotros creamos al protagonista y le imprimimos hasta cierto grado nuestra personalidad. Mass Effect Andromeda no pierde de vista este asunto y nos presenta un sistema de personalización verdaderamente profundo y muy bien diseñado, esto claro, dejando de lado el horrible editor de personajes que no recomiendo de ninguna manera, mejor elige el modelo predeterminado de Scott o Sara, pues simplemente no hay cómo hacer a un personaje propio que luzca decente para una aventura como la que estamos a punto de tener.

Pasando al tema de cómo es que podemos personalizar las herramientas y habilidades de nuestro avatar, te puedo decir que en Andromeda podrás modificar prácticamente cada aspecto de tu partida, desde elementos estéticos sin mayor importancia, hasta cosas que sí afectarán de manera directa la forma en la que progresas dentro del juego.

El árbol de habilidades se comporta como lo podrías esperar de cualquier juego del género, sin embargo, en esta ocasión tenemos algo mucho más flexible. No te preocupes tanto decidiendo qué clase elegir al inicio del juego, pues conforme vayas progresando, podrás elegir las habilidades que más te gusten o que más se adapten a tus necesidades. Para que te des una idea más clara, te comento que yo tengo un Vanguard con grandes habilidades en armamento de todo tipo, cosa que no se podía en pasadas entregas de la serie.

Las armas también son de suma importancia y podrán ser modificadas de diferentes maneras. Cosas como miras y todo tipo de partes se le pueden añadir para aumentar su efectividad o hacer que sean mejores para cierto tipo de situaciones. El tema de investigación y desarrollo sí me pareció un poco rebuscado, pues no lo encontré tanto sentido a primero tener que investigar los planos de un arma para después desarrollarla en otro menú completamente distinto, asunto que nos lleva al tema del scanner, mecánica que también hace su debut en Andromeda.

Nuestro personaje ahora cuenta con un scanner dentro de su Omni-Tool que sirve para diferentes cosas. La primera de ellas es reconocer elementos como flora, fauna y tecnología dentro de las zonas en las que nos encontramos, esto para acumular diferentes puntos que justamente sirven para el desarrollo de equipo y armamento. Además, esta herramienta nos da información sobre lo que estamos viendo e incluso puede ser utilizada como una especie de visión de detective para detectar cosas que no podemos ver con nuestra visión normal. Lo bueno es que se nos avisa cuando hay algo que puede ser escaneado, es decir, no tienes que andar todo el tiempo viendo qué se puede y qué no.

El grado de personalización de cada aspecto de nuestro personaje forma parte de toda esta enorme cantidad de contenido que viene dentro de Andromeda y que por supuesto, añade bastante a ese sentimiento de intimidación que puede causar la experiencia, pero como te decía, tan sólo es cuestión de dedicarle algo de tiempo para entender cómo es que funciona y así, poderle sacar todo el jugo que sea posible.

Decisiones que de verdad te harán pensar

Uno de los sellos característicos más importantes de todo Mass Effect como serie, tiene que ver con la gran manera en la que se jugaba con la ilusión de nosotros tomando decisiones importantes y cómo es que éstas tenían un impacto de importancia a corto, mediano y largo plazo. Al llevar tal apellido cargando, Andromeda no se podía quedar con los brazos cruzados y justo como muchos de nosotros lo estábamos esperando, nos presenta momentos en los que de verdad tendrás que tomarte un momento para evaluar la situación y decidir qué es lo que debes de hacer al respecto.

Antes de pasar ha contarte un poco más de esto, te puedo decir que el sistema de diálogos también recibió un par de cambios. Ahora en lugar de poder dar diferentes respuestas para ser bueno o malo, tendremos cuatro distintos tonos o tipo de contestaciones. Una enfocada a la elocuencia, otra a la parte más lógica y fría, una empática, y otra que podría ser catalogada como sarcástica. Dependiendo de qué tan seguido uses cada tipo de dialogo, será la forma en al que el carácter de tu personaje se irá forjando. La verdad es que siento mucho más natural esta forma de interacción con la narrativa y guión del juego pues en realidad, no hay repuestas correctas o incorrectas, sólo lo que a nosotros nos pareció adecuado para ese momento en específico. Las interrupciones regresan en el mismo formato que ya conocíamos.

Miles de diálogos y posibilidades de interacción verbal es lo que te espera en Mass Effect Andromeda, lo mejor es que cada uno de ellos se nota que tuvo un cuidado especial para que fuera divertido. Mis primeras horas con el juego se fueron en ir gastando casi todas las posibilidades de charla que tenía con los NPCs a mi alrededor.

Regresando a las decisiones, te comento que Andromeda también gusta bastante de jugar con nuestras mentes, pues en algunas podrás pensar que tal o cual respuesta no tendrá grandes consecuencias o que cierta decisión será crucial para lo que pase a continuación, sin embargo, hay veces que las cosas funcionan de una manera completamente distinta e inesperada, provocando que siempre que se me presentaba una situación de estas, pensara en más de una ocasión qué es lo que debía de hacer, algunas veces sintiendo remordimiento por lo que había terminando decidiendo.

Cruzo los dedos para que Andromeda sea el inicio de una nueva trilogía y que las decisiones que tomamos en este entrega, tengan consecuencias dentro de dos juegos más.

Sublime dirección de arte y música memorable

Mass Effect es un saga de atmósfera, es decir, buena parte de la experiencia que nos presenta depende enormemente de qué tan inmersiva esta sea en términos artísticos. Andromeda simplemente no se podía dar el lujo de perder todo lo que su antecesores habían logrado, por lo que una vez más se puso especial cuidado en estos apartados para entregarnos un juego sumamente bello en lo estético a pesar de todo el drama sin sentido que se ha generado en internet sobre cómo es que se comporta la animación.

Desde que sales al Nexus luego de haber despertado después de más de 600 años de viaje, respiras toda la esencia de la saga. Los ojos se te llenan de estas estructuras de diseño minimalista muy fino a las que parece, es imposible que el polvo las afecte de alguna manera. Los paisajes que vemos a lo largo de los mundos que podemos visitar son impresionantes, esto sin mencionar la belleza que te dejará con la boca abierta de los escenarios espaciales que vemos cuando nos encontramos arriba de la Tempest recorriendo los diferentes sistemas que componen a este cumulo de Andromeda. De igual manera, los diseños de las nuevas especies a las que conocemos hacen perfecto sentido con el universo de Mass Effect.

En la parte de las gráficas tampoco hay tanto qué reprocharle a Andromeda. Siendo un estudio apoyado por EA, BioWare echó mano del Frostbite 3 para crear su nuevo RPG, por lo que puedes esperar gráficas a la altura de una producción como esta, en donde las texturas lucen en muy buena calidad, esto claro apoyadas por una maravillosa iluminación que varía dependiendo del mundo o parte del espacio en el que nos encontremos. Claro que hay unas cuantas texturas que tardan en cargar o caídas de framerate ocasionales, pero nada que te vaya a arruinar la experiencia ni mucho menos. Vale la pena mencionar que para esta reseña utilizamos un PS4 convencional.

El apartado sonoro es otro por el que es muy fácil diferenciar a Mass Effect. El soundtrack de Andromeda cumple justo como lo estábamos esperando, manteniendo esas melodías tipo Evangelist que tanto nos encantaron de la trilogía original y que tan bien funcionan con todo el tema de la ciencia ficción que se nos pone enfrente. Además, su mezcla de sonido funciona a la perfección cuando estamos dentro de un planeta o en el espacio exterior. Esos efectos de vacío causados por explosiones, son una verdadera maravilla si cuentas con un sistema de sonido decente o con unos buenos audífonos de gaming.

Técnicamente, al menos en mi experiencia, Andromeda no tiene un sólo problema de consideración, es decir, no me topé con algún bug importante que me rompiera la experiencia que estaba teniendo y de la parte artística, pues BioWare se mantuvo sobre los estándares a los que nos tiene acostumbrados en sus obras más importantes.

Multiplayer que sobra

Las tendencias son sumamente importantes para cualquier medio de entretenimiento, pues básicamente son la única guía que los creadores de contenido tienen para poder seguir siendo relevantes entre el público de ese momento y por consiguiente, que sus proyectos sean financieramente viables. Actualmente vivimos en un mundo en el que convivencia social es de suma importancia, al punto que en mi opinión, se empieza a salir un poco de control. Los videojuegos no se salvan de esto, por lo que los títulos que no cuentan con un modo multiplayer, cada vez son más escasos. Desde su tercera entrega, Mass Effect se subió a todo este tema con resultados bastante mixtos, mayormente completamente indiferentes para lo que es la experiencia principal.

Mass Effect Andromeda trae de vuelta la posibilidad de jugar con más amigos dentro del universo de esta saga solo que ahora, se nos presenta una experiencia cooperativa que funciona de manera paralela y bastante independiente a lo que es la campaña principal del título. En este multiplayer unirás fuerzas con tres amigos más, en un modo de juego que básicamente es el Horde de Gears of War, solo que con las mecánicas creadas por BioWare. Lo que quiero decir es que se nos pondrá en uno de los pocos mapas disponibles a sobrevivir varias oleadas de enemigos que se van intensificado conforme progresamos.

La idea de poder jugar con un Turian o con un Krogan suena bastante emocionante, pero la verdad es que no hay gran diferencia entre una especie y otra. Puedes modificar tu loadout de armas y habilidades para tomar un rol dentro del equipo, sin embargo, creo que este tema de colaborar no terminó por cuajar de buena forma, causando que lo cooperativo, salga volando por la venta después de tres o cuatro partidas cuando te das cuenta de que puedes operar solo sin ninguna clase de consecuencia.

El multiplayer de Mass Effect Andromeda es un extra decente pero que que aporta muy poco a la verdadera experiencia del juego, quedando a deber muchísimo si es que alguien estaba esperando algo de él. Sin lugar a dudas un elemento de este título que si hubiera sido recortado de último momento, muy pocos se habrían quejado. Ojalá que esos esfuerzos se hubieran invertido en algo más importante.

Ciencia ficción para el alma

Sin importar del medio del que estemos hablando, la ciencia ficción siempre será uno de los géneros más importantes por lo flexible y casi infinito terreno de innovación que ofrece a quien busca explotarlo. Como serie, podemos decir que Mass Effect es una de las que más provecho le ha sacado dentro de los videojuegos, demostrando que el único limite de cualquier obra de este tipo, recae por completo en la imaginación y capacidad de sus autores. Andromeda representa justamente esto, pues es un juego que si bien está a varios pasos de la perfección, demuestra el verdadero potencial de los conceptos que representa.

Me parece terrible que la opinión de muchos se vaya a terminar basando en un par de tropiezos que si bien son notables, están muy lejos de causar que tengamos una experiencia desmejorada o fuera de tono. Mass Effect Andromeda es un RPG sumamente digno del nombre con el que carga y que creo, cumple en todo lo que se había venido prometiendo. Un guión destacado, sólido sistema de combate, sensacionales sidequests, decisiones que importan y una muy profunda atmósfera, convierten a este juego en uno de los imperdibles de este 2017 que tan grandes títulos no está regalando en todos los frentes. Seas o no fanático de esta franquicia, este juego es un producto que sin duda alguna merece tu atención.

Alberto Desfassiaux
Editor de Atomix