Advertisement

Review – 13 Sentinels: Aegis Rim

TRENDING

De fino corte

Review 13 Sentinels Aegis RimEl nombre del que se ha hecho Vanillaware no es obra de la casualidad. Prácticamente desde su fundación en 2002, los de Osaka han encontrado la manera de deleitarnos con inolvidables historias que nos enamoraron por los ojos, y que nos cautivaron con su gameplay. El trabajo de George Kamitani es uno mucho más importante para el medio de lo que algunos se podrían imaginar, esto por la manera artesanal en la que se construyen estas experiencias que siempre terminan impactando la vida de quien les da una oportunidad. Luego de habernos deleitado con cosas como Odin Sphear, Muramasa y más recientemente con Dragon’s Crown, los también padres de Grand Knights History finalmente lanzaron su nuevo juego y te puedo decir que sí, la espera ha valido completamente la pena.

Anunciado hace ya más de cinco años, el proceso de producción por el que atravesó 13 Sentinels: Aegis Rim fue sumamente complicado. El más duro de la historia del estudio de acuerdo con su fundador. Propuesto inicialmente a una compañía fuera de Atlus como una franquicia que tendría su propia línea de juguetes, el nuevo trabajo de Kamitani rápidamente comenzó a crecer en ambiciones y a explorar territorio desconocido para el desarrollador, como por ejemplo, el hecho de ahora dejar de lado el tema de la fantasía para contar una historia de ciencia ficción profunda y hasta filosófica por momentos, que no tendría uno o dos protagonistas, sino 13 de ellos que se irían entrelazando por medio de una compleja narrativa no lineal. Para rematar, los tintes de juego point & click, novela gráfica y un combate muy por la línea de los RPG Tácticos, dan como resultado un súper interesante juego que sabe como nada de lo que hay allá afuera y que claro, no es para todos.

Sci-Fi del bueno

Antes de pasar a contarte sobre la impresionante historia y estructura narrativa de 13 Sentinels: Aegis Rim, me gustaría dejar clara la estructura general que tiene el juego, pues es algo que definitivamente se sale de la norma. Lo nuevo de Vanillaware está dividido en dos pilares principales. Por un lado tenemos Remembrance que es en donde básicamente entras a una especie de point & click de aventura con toques de novela gráfica y en donde también, se desarrolla la mayor parte de la historia, y por el otro está la sección de Destruction que representa el combate. En esta sección te voy a describir la parte de Remembrance para posteriormente saltar al tema de las peleas.

Entendido lo anterior, te cuento que la historia de 13 Sentinels: Aegis Rim se sitúa principalmente en el año 1985 en el Japón urbano. Pongo como principal a dicho año porque en realidad, estamos frente a un relato que brinca constantemente entre diferentes épocas. Desde 1945 cuando la Segunda Guerra Mundial estaba terminando en el Pacífico, hasta futuros distantes más allá del próximo siglo. Sí, la cosa se puede poner verdaderamente loca… no sabes cuánto. Además de lo anterior, tenemos a 13 diferentes protagonistas, cada uno con motivaciones propias, intenciones, traumas y relaciones entre sí, esto sin mencionar la fuerte cantidad de personajes de soporte que juegan papeles claves en toda la historia.

13 Sentinels: Aegis Rim_20200924152653

Es bien complicado decidir por dónde comenzarte a hablar más sobre la narrativa que se usa en 13 Sentinels: Aegis Rim, incluso tocar su argumento principal es difícil, esto gracias a un guión no lineal sumamente complejo que en más de una ocasión hará girar tu mente por todos lados. Sin embargo, creo que es justo decir que estamos frente a un cuento de ciencia ficción sumamente profundo que llega a tocar temas filosóficos bastante interesantes. Encima de lo anterior, podríamos decir que la premisa es bastante clásica y sumamente inspirada en cosas como Evangelion, Pacific Rim y Terminator, entre muchas otras obras de la cultura pop. Este grupo de 13 estudiantes debe de tomar unos mechas gigantes conocidos como Sentinels para defender Japón de un enemigo desconocido que usa máquinas gigantes para devastar ciudades. ¿Así de simple? No, para nada, como te digo, la cosa se complicada profundamente durante las primeras horas de juego.

Pero bueno ¿cómo es que se va contando la historia y cómo es que nosotros interactuamos con ella? Lo primero que hay que decir es que luego de superar el prólogo de los primeros personajes, así como las primeras batallas de tutorial, 13 Sentinels: Aegis Rim te permite, hasta cierto grado, elegir cómo es que vas a ir avanzando en la experiencia. Es decir, podrás elegir si quieres avanzar con el combate que más adelante te detallaré, o si es que prefieres progresar con la historia de los protagonistas. Ojo, a pesar de que también puedes seleccionar al personaje con el que quieres seguir, hay ciertas restricciones; es decir, no es posible avanzar con cierta historia si es que no haz completado alguna otra o incluso, si es que estás atrasado en la parte de los combates. A pesar de que el juego intenta independizar sus partes, la realidad es que siguen atadas la una con la otra para que precisamente, su compleja narrativa no se salga por completo de control.

Regresando a las preguntas del párrafo anterior y como ya te había contado, 13 Sentinels: Aegis Rim usa mecánicas propias de un point & click de aventura para presentar la gran mayoría de su compleja narrativa. Una vez que seleccionas al personaje con el que quieres seguir la historia, todo entra en un plano 2D con algo de profundidad muy propio de los juegos de Vanillaware. En estos preciosos escenarios pintados a mano, es posible interactuar con el mismo entorno, objetos y claro, otros personajes. A pesar de que no podríamos decir que en estas secciones te enfrentes con algo como puzzles, sí cuentas con una especie de inventario tanto de objetos, como de pensamientos, esto para poder is desbloqueando nuevas opciones de diálogo y así poder ir avanzando con las diferentes ramas de la historia. ¿Hay elecciones? Sí, sí las hay, pero al final se te forza a explorar todas las posibilidades para entender qué está pasando con el relato.

13 Sentinels: Aegis Rim_20200924154553

Lo anterior lo digo por la manera en la que 13 Sentinels: Aegis Rim te va presentando los diferentes hechos. Sobre todo al inicio, tu cerebro estará total y completamente enredado intentando entender y ligar lo que se te está presentando. Mi consejo es: no te preocupes. Sí, pon toda tu atención en cada uno de los diálogos y siempre que puedas revisa los Mystery Files que se te van desbloqueando, pero ten paciencia, todo va a ir tomando forma poco a poco. A manera de analogía, te diría que la historia de este juego es como tener un enorme rompecabezas con cientos de piezas regadas frente a ti. La cosa es que la única manera de armarlo es por partes que parecen completamente independientes pero que con el tiempo, se van uniendo y haciendo que ese “Todo” haga sentido. No te imaginas el sentimiento de sorpresa y asombro que te da cuando justamente las piezas comienzan a caer en su lugar y entiendes por qué están pasando las cosas. 

George Kamitani simplemente no se limitó al momento de construir un épico relato de ciencia ficción lleno de referencias a la cultura popular, sobre todo de los años ochenta en Japón, sino que fue más allá, planteando fuertes preguntas filosóficas y existenciales para toda la humanidad, esto sin mencionar que como pocas veces nos toca ver, se tratan temas sobre la postura de dicha nación cuando se peleaba y se perdía la Segunda Guerra Mundial. Luego de completarla, te puedo decir que la historia de 13 Sentinels: Aegis Rim es una autentica obra maestra no solo por esto que te comento, pues además de que tenemos un sublime guión perfectamente bien escrito, se nos presenta una narrativa que rompe paradigmas al irse por caminos totalmente fuera de lo convencional y que cumplen perfectamente su objetivo de jugar con nuestras mentes para después recompensarlas de una forma que muy rara vez se ve dentro de este maravilloso medio de entretenimiento.

13 Sentinels: Aegis Rim_20200925161120

Es simplemente impactante cómo es que el escritor puede pasar de estarnos contando una entretenida, pero sumamente cotidiana situación de la vida normal de cualquiera de los protagonistas para de la nada, entrar en circunstancias extraordinarias que le dan forma al relato que se nos está presentando. La historia de 13 Sentinels: Aegis Rim es una que ha quedado para posteridad y que estoy seguro, con el pasar del tiempo, ira siendo reconocida más y más por sus gigantescos valores. Estamos frente a uno de los más grandes logros narrativos que se han hayan visto dentro de los videojuegos.

RPG táctico con RTS

Ahora que ya te he contado sobre cómo es que se cuenta la apasionante historia de 13 Sentinels: Aegis Rim, así como de la manera en la que se juegan las secciones de point & click, me parece que es un gran momento para pasar a hablar sobre el segundo pilar de toda la experiencia: su combate, el cual, también tiene un sabor muy peculiar por la manera en la que combina a un par de subgéneros de los juegos de estrategia.

La llamada Destruction está divida en diferentes áreas que podríamos calificar de capítulos, mismos que a su vez, se separan en oleadas que bien podrían ser misiones individuales en cualquier otro título del género. Acá, a pesar de que en efecto, el enfoque es el combate, también tenemos mucha narrativa involucrada que afecta de manera directa a la historia que se nos está contando en la otra parte del juego, esto sin mencionar que para poder continuar con los relatos de algunos personajes, deberás de avanzar en estas peleas. ¿Qué pasa si solo me interesa la historia? Pues en este caso te diría que lo pongas en fácil y seguro no tendrás problema, pero de que tienes que combatir, lo tienes que hacer forzosamente.

13 Sentinels: Aegis Rim_20200928195129

Entendido lo anterior, te cuento que de manera general podríamos decir que el combate de 13 Sentinels: Aegis Rim podría ser catalogado como un RPG Táctico por turnos, pero que tiene muchos tintes de RTS, así como de Tower Defense. Al inicio de cada batalla tendrás que elegir entre tus 13 centinelas, quiénes formarán parte del equipo de avanzada y quiénes se quedarán a defender la terminal. Recuerda, el objetivo de los Kaiju es llegar a la terminal central para acabar con todo. Nuestra meta en casi todas las misiones, es justamente evitar que estos monstruos robóticos alcancen ese punto. Antes de saltar a la batalla, podrás hacer algunas modificaciones y mejoras a las capacidades de tus personajes como comprar más tipos de ataques, piezas y mejorar los poderes que ya tienes. Al final de las peleas, se te dará experiencia para que los pilotos suban de nivel y con ello, mejoren sus atributos generales. 

La elección de tu equipo es bastante importante. Primero tenemos el tema de las clases. Los centinelas están divididos en generaciones. Los de primera generación son especialistas en ataques melee, los de segunda son balanceados, los de tercera están diseñados para ataques a distancia de gran poder y los de cuarta son mechas voladores con gran movilidad pero mucho más frágiles que el resto. Elegir una buena mezcla entre todos es esencial para poderle hacer frente a los diferentes tipos de Kaiju que te atacarán, porque sí, hay desde bestias colosales que se arrastran por el piso, hasta monstruos más pequeños pero que pueden agredir en grandes números desde el aire, por ejemplo.

13 Sentinels: Aegis Rim_20200925174008

De igual forma, la rotación entre tus personajes es algo que siempre deberás considerar. El pilotar los grandes mechas genera desgaste en los pilotos, por lo que luego de algunas batallas, tendrán que descansar. Una vez que lleguen a su límite, el o ella no serán elegibles para la siguiente pelea, por lo que tendrán que descansar. Regresando un poco al tema de la elección, te cuento que en cada misión podrás controlar a seis de tus 13 personajes. Estos forman el grupo de avanzada. El resto, si es que está en condiciones de pelear, formará una linea defensiva alrededor de la terminal y solo intervendrán en caso de que un Kaiju intente entrar. La defensa se opera de manera automática.

Pero bueno, a todo esto ¿qué ocurre cuando ya estamos en el campo de batalla? Pues como te decía, casi siempre nuestro objetivo es el de no permitir que los Kaiju lleguen a la terminal, por lo que normalmente debes de tomar una postura defensiva. El combate sucede en un ámbito que podríamos colocar entre la acción en tiempo real, y los turnos. Lo anterior lo digo porque los sucesos en batalla siguen su curso siempre y cuando no tengamos seleccionado a alguno de nuestros personajes que pueda realizar una acción. Una vez que esto sucede, todo se congela para que podamos elegir si atacamos, nos movemos, nos defendemos o si es que es necesario reparar a nuestro mecha.

Una vez que actúas, el personaje en cuestión entra en un cooldown hasta que de nueva cuenta puede atacar. Si no tienes seleccionado a nadie, nuestros enemigos se siguen moviendo hacia su objetivo, por lo que la acción se siente constante y muy frenética en todo momento, sobre todo cuando el mapa se ve invadido por decenas de unidades enemigas que llegan por diferentes frentes. Ahora bien, algunos de nuestros ataques necesitan de EP, que básicamente es la barra de magia de cualquier RPG. Saber administrar esta unidad es muy importante, esto sin mencionar que elegir el ataque correcto para los diferentes tipos de Kaiju, normalmente es lo que dicta si sales o no con la victoria. 

13 Sentinels: Aegis Rim_20200925173148

En caso de que una de tus unidades pierda toda su barra de salud, el piloto evacuará al mecha, quedando expuesto en el campo de batalla. Aquí, debemos de alejarlo de todo peligro pues cualquier ataque acabará con él o ella y por consiguiente, provocará que perdamos. Si logras que tu personaje escape, solo tendrá que esperar por un tiempo para que su centinela regrese a la acción. ¿Qué tal está la dificultad? Te diría que si tienes experiencia con el género te vayas por Intenso que es básicamente el Hard Mode. La verdad es que en Medio no estaba encontrando prácticamente nada de resistencia. 

De manera general, te puedo decir que el combate de 13 Sentinels: Aegis Rim se siente fresco y muy bien logrado en todo lo que intenta. El look digital que le dieron combinado con el espectacular arte hecho a mano de las secciones de historia, da como resultado algo que normalmente no ves en el medio. Es súper interesante cómo es que toda esta parte de las peleas se relaciona de manera íntima con la de la historia, asunto que francamente me preocupaba cuando me enteré que el juego estaba dividido en secciones. Por cierto, aquí también puedes ir avanzando a tu propio ritmo, solo ten cuenta que no podrás seguir la historia si no avanzas en los combates y viceversa.

Pintura en movimiento

Una de las cosas por las que muchos identifican a los juegos de Vanillaware, incluso sin haberlos jugado nunca, es por su estilo visual. La manera en la que el motor gráfico de este estudio construye personajes y escenarios que se están moviendo frente a nosotros es algo verdaderamente especial, esto sin mencionar que el arte en sí de estos títulos, es sumamente particular. Si en algo sabíamos no se nos iba a fallar, sería en la estética y audio, y te puedo decir que en efecto, 13 Sentinels: Aegis Rim es una autentica delicia para la vista, y un deleite para el oido.

Cada uno de los escenarios que recorres a lo largo de toda la aventura de 13 Sentinels: Aegis Rim fue cuidado hasta el más mínimo detalle. Recorrer los pasillos de la prepa, pisar el tatami de la casa de Juro, dar un paseo por la calle o claro, ver a uno de los gigantesco centinelas que pilotean nuestros personajes, son solo algunos ejemplos de cómo es que quedarás con la boca abierta apreciando el impresionante arte y gráficas de este juego. Algo que seguro notarás y en lo que se siente claramente el progreso desde Dragon’s Crown, es en el tema de la iluminación y cómo es que éste afecta de manera dinámica a los personajes y objetos del escenario. Esos atardeceres enmarcados por los rascacielos de la ciudad, son algo verdaderamente especial.

13 Sentinels: Aegis Rim_20200924152707

De igual forma, me gustaría recalcar el increíble trabajo que Yukiko Hirai y Emika Kida hicieron en la parte del diseño de personajes. Es impresionante cómo es que a personas promedio, se les dio tanta personalidad desde la parte visual. A pesar de que tenemos a 13 protagonistas que podrían ser considerados parecidos entre sí, en un par de horas sabrás distinguir perfectamente a cada uno de ellos, esto sin mencionar a la también fuerte cantidad de NPCs que son súper importantes para toda la historia.

Del lado de la música también tenemos logros sensacionales. Hitoshi Sakimoto, famoso compositor por haber sido quien también musicalizó a las otras obras de Vanillaware, además de haber trabajado en la serie de Valkyria Chronicles, está de regreso para endulzarnos el oído con grandes piezas. El músico le atinó perfectamente a las tonadas que suenan cuando nuestros personajes están en medio de una escena cotidiana, o cuando de la nada, algo épico sucede en la historia. Ni qué decir de toda la adrenalina y sentimiento de triunfo que te transmiten las melodías de batalla. Una autentica maravilla. 

13 Sentinels: Aegis Rim_20200924174108

Pasando al tema del combate y cómo es que el juego se ve cuando estás en batalla, te cuento se tomaron decisiones bastante interesantes. Lo primero es que como seguro ya apreciaste en nuestros screenshots y gameplay, todo cambia a una especie de grid con gráficas en tres dimensiones muy minimalistas, casi como si estuviéramos viendo todo desde una computadora dentro del juego… ¿será? Lo que te quiero decir con esto es que la cosa cambiar del detallado arte a mano de Vanillaware, a extracciones más abstractas de los centinelas y de los Kaiju. Ojo, para las conversaciones los personajes se presentan en sus formas artísticas y creo que se mezclan de gran forma con todo este 3D del que te hablo. En general, te puedo decir que la cosa funciona de muy buena forma y sobre todo, ayuda a que las batallas sean un lío bastante entendible para quien está jugando.

13 Sentinels: Aegis Rim es una pintura en movimiento. De verdad, constantemente me detenía a tomar un screenshot que francamente me encantaría tener colgado como un cuadro en mi casa. El equipo de George Kamitani volvió a hacer un impecable trabajo con la presentación audiovisual del juego, dejando claro lo especiales que son al momento de usar estos elementos para contar una gran historia y no, no me he topado con ni un solo bug o glitch durante toda la aventura.

Sublime trabajo

score95Vanillaware es un estudio sumamente especial y diferente. Su visión del medio y la interpretación de los géneros que usan para sus juegos, es algo que rara vez se ve en otros lados. El propio George Kamitani ha mencionado lo surreal que es para él que sus obras puedan ver la luz del día y con el caso de 13 Sentinels: Aegis Rim, mencionó que probablemente nunca pueda hacer algo parecido en el futuro. Por supuesto, el apoyo de Atlus ha sido esencial para que esto ocurra, sin mencionar su reducida, pero muy apasionada base de fans. Esta nueva propuesta es prueba de esa visión del estudio de Osaka y de lo importante que siguen siendo los videojuegos artesanales de autor, pues eso es justamente este producto, una experiencia curada hecha a mano por un grupo pequeño de desarrolladores que claramente aman lo que hacen.

Recomendar algo como 13 Sentinels: Aegis Rim puede ser complicado. No por la calidad del juego ni mucho menos, más bien por su naturaleza. Encontrar a un jugador que esté dispuesto a consumir un Point & Click que se mezcla con un RPG Táctico / RTS, puede sonar como algo poco probable. El tema es que cuando lo encuentras como es mi caso personal, tienes enfrente a un videojuego sumamente especial. Una apasionante y muy profunda historia, compleja narrativa no lineal, impresionante presentación audiovisual y un gameplay sumamente adictivo muy bien logrado, hacen del nuevo trabajo de Vanillaware una obra maestra que se une a su ya legendario legado. Sin duda, un título que estará en mi lista de lo mejor de este 2020.

Pleca-Amazon-OK

Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!