Review – Tom Clancy’s The Division 2

TRENDING

EL SWITCH PRO PODRÍA USAR PANTALLAS MÁS POTENTES
HALLE BAILEY RESPONDE A CRÍTICAS NEGATIVAS
REGGIE LE CONTESTA A TRUMP SOBRE ACUSACIONES DE VIDEOJUEGOS
DEATH STRANDING PODRÍA NO SER UNA EXCLUSIVA
DBZ: KAKAROT NO TENDRÁ DOBLAJE LATINO
ANGRY BIRDS 2 SE POSICIONA COMO LA MEJOR ADAPTACIÓN DE VIDEOJUEGOS
DEL TORO YA TIENE SU ESTRELLA EN HOLLYWOOD
DUCKTALES REMASTERED SE IRÁ DE TIENDAS DIGITALES
TRUMP CULPA A VIDEOJUEGOS POR VIOLENCIA EN EE.UU.
LA ESA LE RESPONDE A TRUMP ANTE COMENTARIOS NEGATIVOS
UN HOMBRE ROMPE SU PS4 PARA PROTESTAR
HILLARY CLINTON NO CULPA A LOS VIDEOJUEGOS POR VIOLENCIA
KOF 15 YA ESTÁ EN DESARROLLO

La gran sorpresa

Review Tom Clancy’s The Dvision 2Bungie simplemente no ha encontrado la manera de mantener relevante a su famoso Destiny, mientras que EA y BioWare fallaron rotundamente con Anthem recientemente. Si a estos dos factores le agregas que Ubisoft tampoco ha andado muy fino en los últimos años al momento de lanzar súper producciones y que claro, su propio intento en el subgénero de los loot shooters online fue bastante pobre hace unos años, tienes los ingredientes perfectos para el fracaso. Cuando tuve la oportunidad de probar en junio del año pasado durante E3 un build preliminar de Tom Clancy’s The Division 2, un fuerte sentimiento de que todo iba mal me invadió y claro, no tardé en expresarlo, asunto que probablemente ha servido para que mi catarsis y sorpresa con este nuevo título haya sido aún mayor. Sigo sin creer lo bien que la he pasado y seguramente pasaré, recorriendo la espectacular recreación de Washington DC que los suecos de Massive Entertainment construyeron para nosotros.

De primera instancia y desde que esta franquicia nació en 2016, muchos de nosotros no pudimos evitar sentir que había una fuerte falta de identidad, pues a diferencia de sus competidores dentro del subgénero, Tom Clancy’s The Division se desarrollaba en un ambiente realista después de una especie de fin del mundo… sí, nada original. El chiste duró poco y unos cuantos meses después de su lanzamiento, el primer loot shooter de Ubisoft tuvo que ser prácticamente enterrado, convirtiéndose en otra prueba de que nadie entendía cómo manejar este tipo de juegos. A pesar del golpe, el publisher francés dio luz verde para que Massive Entertainment comenzara con una secuela más grande y ambiciosa en todos los sentidos, esta vez dejando las invernales calles de Nueva York, para hacernos explorar la capital estadounidense. Te puedo decir que contra todos mis pronósticos, Tom Clancy’s The Division 2 es una muy sólida experiencia en todos niveles, desde su gameplay y diseño de escenarios, hasta la forma en la que maneja todo el tema del loot y demás elementos propios de su naturaleza como videojuego. Al menos para mi, la más grande sorpresa que me he llevado en mucho tiempo, no solo en este 2019.

Una devastadora epidemia

Desde aquel gigantesco éxito que Ubisoft se sumó hace ya varios años cuando durante un E3 mostró por primera vez supuesto gameplay de Watch Dogs, la compañía europea se aferró a un peculiar estilo en el que con material publicitario muy bien producido, tomaba alguna amenaza de la actualidad, la radicalizaba y llevaba a un ambiente de ficción en un futuro cercano, esto claro, con el objetivo de hacer lo más tangible posible la trama de su obra para los consumidores. Tom Clancy’s The Division 2 es una secuela directa de su antecesor y de nueva cuenta, toma todos estos elementos de los que te hablo para relatarnos una historia poco memorable, pero suficiente para los objetivos que se persiguen.

Los eventos de Tom Clancy’s The Division 2 se ubican siete meses después de aquellos que vimos en Tom Clancy’s The Division de 2016. El Green Poison, letal virus también conocido como la Gripe del Dólar, se comienza a esparcir en todo Estados Unidos después de haber arrasado con Nueva York durante un Black Friday. Ahora nos encontramos en verano y la población de Washington DC, incluidos los altos mandatarios del gobierno, se encuentran contra las cuerdas debido a la crisis. Aquí entramos nosotros como agentes de The Dvision, llegando a la Casa Blanca después de haber recibido una llamada desesperada de auxilio.

Tom Clancy’s The Division® 2_20190320103219

Luego de ayudar a repeler con éxito la agresión, descubrimos que los sobrevivientes se encuentran usando la Casa Blanca como base de operaciones para ayudar a la población civil y buscar si alguien del gobierno sigue con vida, incluida la presidenta en turno. Poco a poco se nos va explicando que conforme el virus comenzó a afectar la ciudad, comenzaron los verdaderos problemas y se formaron tres facciones sumamente hostiles que ahora luchan por el control de la capital sin importar el costo. Nosotros, como agentes de The Division, tenemos que ayudar a recuperar calle por calle y claro, descubrir más de por qué, Estados Unidos está sumido en lo que bien podría ser considerado un Apocalipsis.

El mayor reto en términos de narrativa contra el que se enfrentan todos los loot shooters online, es que cada uno de los que entramos a jugar, básicamente interpretamos al mismo personaje, nada más que compartimos el mundo con nuestros clones y aún así, la historia debe tener sentido. Para lograr esto, una de las pocas salidas que le quedan a los escritores es mantenernos al margen de los hechos más importantes; es decir, la mayoría del tiempo más bien somos espectadores y no tanto participes de lo que está pasando frente a nosotros. Como te decía al inicio de esta reseña, la historia de Tom Clancy’s The Division 2 está bien y cumple con su objetivo, pero de ninguna manera es una razón de peso para jugar este título.

Tom Clancy’s The Division® 2_20190319182625

Lo anterior te lo digo porque cosas como el desarrollo y tridimensionalidad de personajes, son casi inexistentes. Tenemos tres facciones enemigas cada una con su personalidad, pero con básicamente el mismo objetivo y sin intenciones tan claras de por qué hacen lo que hacen. De igual manera, nuestros aliados son seres planos y poco interesantes a los que da flojera conocer, siendo apoyados de vez en cuando por cinemáticas sumamente sencillas que aportan poco a quienes están buscando un relato de proporciones más importantes. Repito, la historia en algo como Tom Clancy’s The Division 2, es lo de menos. 

Adictivo shooter 

¿Falto de personalidad en la superficie? Tal vez, pero tan solo basta con jugar por unos minutos Tom Clancy’s The Division 2 para darte cuenta que todo su valor y en general trabajo, está dentro de sus mecánicas de juego, luciendo un shooter en tercera persona sumamente bien construido en todo sentido, esto para presentar un destacado gameplay que lejos de aburrirte con su repetición inherente propia del subgénero, produce una especie de adicción a la que es muy complicado resistirse. El fundamento del nuevo juego de Ubisoft es fuerte, sólido y sumamente bien pensado en cada uno de sus aspectos.

En caso de que estés un poco perdido, te cuento que Tom Clancy’s The Division 2 pertenece al subgénero de loot shooters online que Bungie básicamente inventó o al menos formalizó en 2014 con Destiny, y que en una primera instancia, parecía que se convertiría en un fenómeno popular de las proporciones de algo como Fortnite o Apex Legends actualmente; no obstante, una gran cantidad de malas decisiones a nivel directivo derivadas de sobre escuchar a su comunidad en gran parte, terminaron por poner en duda sobre si esta fórmula de verdad era viable. 

Tom Clancy’s The Division® 2_20190320104837

El fundamento del subgénero es bastante sencillo y tiene que ver con enfrascar al jugador en decenas de horas de combate a lo largo de “diferentes actividades” que normalmente concluyen con un premio. Este premio, botín o loot, es en buena parte la esencia de estos juegos, pues el sentimiento de progreso por obtener mejor armamento y equipo, es mucha veces lo único que impulsa al jugador a seguir jugando. Es aquí en donde desarrolladores como Bungie perdieron el rumbo, pues hicieron que consumir sus productos se volviera una especie de trabajo que no disfrutábamos pero que al final, nos recompensaba de alguna manera con loot.

Sí, Tom Clancy’s The Division 2 es increíblemente repetitivo, sin embargo, el trabajo que hace para disfrazar esa repetición, es brutalmente bueno. Nuestro agente cuenta con dos armas primarias y una secundaria que será nuestro último recurso en caso de quedarnos sin balas. Adicionalmente, contamos con granadas y con habilidades especiales para ayudarnos en el campo de batalla. Estos poderes son juguetes tecnológicos muy interesantes que se encuentran disponibles en los botones R1 y L1, al menos en la versión de PS4. Poder lanzar un drone armado que te ayuda a acabar con los enemigos, colocar una torreta defensiva o poner una mina inteligente que puede perseguir objetivos, son solo algunas de las opciones que tendrás a la mano para abrirte camino. Algunas funcionan muy bien y son divertidas, pero otras, sobre todo las defensivas, no me hicieron mucho sentido.

Al ser un shooter en tercera persona, el sistema de cobertura es de suma importancia. Tom Clancy’s The Division 2 también hace un gran papel en este apartado, pues la manera en la que le pedimos a nuestro personaje que se cubra usando cada uno de los elementos que vemos en los escenarios, se da de forma fluida y precisa. De todas las horas que llevo con el juego, tan solo recuerdo una o dos veces haber perdido porque el control no entendió el punto en el que quería que mi personaje se colocara.

Tom Clancy’s The Division® 2_20190324205805

La variedad de armas es gigantesca y cada una cuenta con su personalidad propia. Es completamente diferente disparar un rifle de asalto, que una escopeta de doble barril, por ejemplo. Ni por la manera en la que rebotan ni por el daño o distancia que pueden alcanzar. Tomar cualquiera de estas herramientas dentro de Tom Clancy’s The Division 2, genuinamente representa un proceso de aprendizaje por el que debemos de pasar como jugadores, pues uno de los chistes del juego es justamente saber elegir qué arma y skill me servirá para poder superar el reto que se me pone enfrente.

Otro punto que creo, hace del combate de Tom Clancy’s The Division 2 una verdadera estrella, es la variedad y comportamiento de los enemigos a los que nos enfrentamos. Cada facción tiene sus tipos de unidades, pero todas convergen en el hecho de ser sumamente agresivas y de actuar inteligentemente para ponernos en jaque. Muy rara es la vez en la que atrincherárte en un solo punto es una opción para salir victorioso, pues normalmente, los enemigos buscarán flanquearte y sorpréndete por diferentes puntos. Mi recomendación es que siempre estés muy al pendiente de tu radar y del audio para saber si alguien quiere ganarte la espalda. Un elemento adicional que me encantó del diseñó de enemigos del título es que la mayoría cuenta con un punto débil colocado en cierto lugar de su cuerpo que si lo llegamos a alcanzar con un disparo, causará estragos en el objetivo.

Tom Clancy’s The Division® 2_20190319184146

Un poco más adelante te contaré sobre la variedad de actividades y eventos con los que topas en Tom Clancy’s The Division 2, pero de manera esencial, te puedo decir que Massive Entertainment construyó un sensacional shooter en tercera persona a la que genuinamente cuesta trabajo quitarle las manos de encima. Cada combate es emocionante y significativo, además de que el sentimiento de daño que hacemos siempre que activamos cualquiera de las armas o gadgets que se nos ponen a la mano, es sumamente placentero.

Loot que simplemente funciona

La forma en la que se recompensa a los jugadores de un loot shooter se ha convertido en la gran incógnita de quienes se aventuran en el género, pues suelen encontrarse en complicadas encrucijadas como la de si recompensar de mejor manera a quienes más tiempo invierten, o buscar que los primerizos sientan que no es necesario jugar tanto para ganarse las mejores cosas; es decir, atiendo a mi audiencia más fiel, o intento que un público mucho más masivo me consuma. Por un lado tienes que esos hardcore probablemente nunca se vayan si se sienten reconocidos, pero por el otro, los más casuales encontraran muy difícil poder seguirles el paso. En todo este apartado, Tom Clancy’s The Division 2 hace un trabajo generalmente bueno, aunque hay cosas que se deberían de mejorar cuanto antes.

Cada pieza de equipo y armamento que viene dentro de Tom Clancy’s The Division 2, está separada por rareza con colores, así como por un nivel. Dichos atributos te indican qué tan avanzado es el elemento y qué tanto te ayudará en tu camino intentando recuperar las calles de Washington DC. Durante las primeras horas con el juego, me parece que la forma en la que se te van entregando los premios es la adecuada, pues cumple con el objetivo de hacernos sentir una marcada progresión y a la vez, mandar el mensaje de que lo mejor está por venir. Sumado a lo anterior, tenemos que nuestro personaje también sube de nivel por su cuenta recolectando experiencia por acabar con enemigos y cumplir misiones y objetivos.

Tom Clancy’s The Division® 2_20190321120232

Al menos en mi experiencia y opinión, las cosas se empiezan a sentir un poco extrañas cuando superas el nivel 10 u 11 en cuanto a la manera en la que el juego te empieza a presentar su loot. Puede que superes una de las misiones principales y acabes con un importante jefe y al final, se te den un montón de piezas inútiles que no le llegan ni a los talones a lo que ya vienes cargando contigo. De igual forma, es probable que en uno de los cofres que encuentras de manera aleatoria mientras exploras, te aparezca una preciada pieza que habías estado esperando. El elemento de suerte o random está bien, pero creo que en actividades de mayor importancia, también se debería de tener garantizado que vamos a obtener loot de buena calidad y sobre todo, útil.

Hablando de loot codiciado, tenemos que las Dark Zones están de vuelta. En caso de que no sepas de qué va este asunto, te cuento que las Dark Zones son lugares especiales dentro del mapa en el que normalmente se encuentran los premios más valiosos, pero en las que también, el riesgo es mucho más marcado. Dichas zonas contaminadas están delimitadas por paredes y además de poder encontrar enemigos controlados por la computadora, te puedes topar con otros jugadores que no sabes si serán tus amigos o tus verdugos. Lo interesante de todo este asunto es que si por ejemplo, encontraste un rifle de gran rareza y nivel, la única manera de sacarlo es por medio de una extracción vía helicóptero. Al momento de solicitar la salida, se alerta a todos los que estén cerca, indicándoles que probablemente, lleves contigo algo de gran valor. Aquí entra el PVP generado por la codicia ajena. Puede que de la nada, seas asesinado por otro jugador y despojado de ese loot que tanto trabajo te había conseguido encontrar o viceversa, que tú seas quien robe al prójimo.

Tom Clancy’s The Division® 2_20190324101211

La idea de las Dark Zones siempre ha sido genial desde el primero juego de la serie, pero creo que algo le falta y no sé bien qué. Lo de los puntos marcados en el mapa en donde podemos recoger loot de supuesta importancia están bien, pero me parece que sigue faltando ese elemento de verdad sentirnos en peligro cuando llevamos cargando algo de valor con nosotros. Al menos en mi tiempo con Tom Clancy’s The Division 2, no he sentido que estos espacios sean de verdadero peligro por la amenaza de otros jugadores o de enemigos de gran nivel. Ubisoft y Massive Entertainment sin duda alguna tienen entre sus manos un marcado distintivo con enorme potencial que hasta ahora, a mi parecer, no está siendo explotado de la manera en la que debería.

Del lado del endgame, Tom Clancy’s The Division 2 nos presenta buenos conceptos, pero tampoco nada que nos asegure muchas más horas de diversión. Una vez que superas todas las misiones principales y claro, llegas a nivel 30, se te permite volver a hacer estas actividades en una dificultad elevada para juntar mejor loot, nada más. No hay variantes de enemigos o alguna cosa que de verdad te haga querer volver a ellas. Vale la pena mencionar que al menos se tiene planeado un año de contenido extra para el juego, por lo que sería un error decir que la única fuente de vida en los siguientes meses será el endgame actual que tenemos. Seguramente el título seguirá mutando. Esperemos que Ubisoft haya aprendido muy bien de los errores de sus competidores para de verdad, mantenernos interesados.

Tom Clancy’s The Division® 2_20190319181108

Una de las grandes preguntas de este tipo de juegos tiene que ver con qué tan viable es poder jugarlos solos. Sin duda alguna, Tom Clancy’s The Division 2 está diseñado para pasarse con hasta tres amigos más y creo, es la experiencia que más te recomendaría, no obstante, de manera sorpresiva, el juego se comparta muy bien cuando estamos en solitario, además de que en las misiones principales, antes de entrar a la acción, se te da la posibilidad de hacer matchmaking con desconocidos para formar equipo. Dicho sistema funciona de muy buena forma. Yo no tuve problemas para utilizarlo. Lo único que me gustaría es un sistema de comunicación tipo el de Apex Legends en el que no necesites de un micrófono para expresar algo. De igual forma, su modo Conflict o de PVP directo, es bueno, pero nada especial con partidas de 4V4.

Toda la majestuosidad de DC

Diseño de niveles. La enorme y gigantesca importancia de tener un buen diseño de niveles en todo videojuego, sobre todo en los que la repetición es un elemento clave del diseño y del que por supuesto, lamentablemente cosas como Anthem olvidaron por completo. Me alegra comunicarte que si en algo se gastaron recursos durante el desarrollo de Tom Clancy’s The Division 2, fue en construir la versión ficticia de Washington DC en donde se desarrolla toda la acción, y con esto no solo me refiero a lo increíblemente real que luce la ciudad, sino por la manera en la que fue diseñado su mundo abierto, así como los lugares en donde se desarrollan los combates para impulsar el gameplay.

Si existe un impulsor de los mundos abiertos en la escena AAA de videojuegos, ese es Ubisoft. Prácticamente todas sus franquicias importantes se movieron a este modelo e incluso inventaron algunas de sus reglas. No te culpo si sientes que esta forma de diseño está gastada más allá de lo que Rockstar y Nintendo propusieron hace poco, sin embargo, también hay que aceptar que finalmente ha encontrado cierta estabilidad que seguirá complaciendo a quienes sí gustamos de estar persiguiendo iconos dentro de un mapa por horas.

Tom Clancy’s The Division® 2_20190322110415

Antes de pasar a contarte cómo es que está compuesto y estructurado el mundo de Tom Clancy’s The Division 2, así como de las actividades que podemos hacer en él, me gustaría hacer un fuerte énfasis en el espectacular trabajo que se hizo para recrear la capital de Estados Unidos. El nivel de detalle tanto en exteriores, como en interiores es algo imponente, esto en parte gracias a una gran dirección de arte que de verdad te hace sentir en medio de esta mítica ciudad en la que claramente ocurrió algo muy malo. Las calles se sienten saturadas y los edificios más icónicos te robarán el aliento. Es turismo virtual del bueno y de nueva cuenta, Ubisoft demuestra que sus estudios podrán ser lo que queremos, pero que en temas de representar lugares verdaderos, hay muy pocos que tengan sus maestría. Un Discovery Tour como el que vimos en Assassin’s Creed Origins, sería sensacional.

Continuando con elementos estéticos del juego y de su mundo, te cuento que gráficamente es excelente, tanto en términos de iluminación, animación, trabajo de texturas y claro, modelado de personajes y escenarios. Además, tenemos ciclo de día y noche así como clima dinámico. Seguramente te quedarás sin aliento al ver un atardecer lluvioso con el capitolio de fondo. Ni qué decir del trabajo en la parte de mezcla de audio y cómo es que se comporta de manera dinámica. No es lo mismo el ruido que produce un AK-47 siendo accionada en una plaza abierta, que al interior de un museo. Igualmente, la lluvia produce distinto sonido si está chocando con un techo de plástico, que contra uno de madera, por ejemplo. Ola Strandh regresa en la parte musical para entregarnos un gran soundtrack que sí te envuelve en toda la atmósfera de Tom Clancy’s The Division 2.

Tom Clancy’s The Division® 2_20190324193226

Ahora sí, ya que te conté que Tom Clancy’s The Division 2 se ve y se escucha increíblemente bien, creo que es buen momento para pasar a decirte cómo está construida su estructura. Como base, tenemos misiones primarias necesarias para poder progresar en la historia, además de secundarias que aportan bastante a la narrativa y que en ningún momento he sentido como genéricas o de relleno. Creo que un juego de mundo abierto bueno es aquel en el que muchas veces prefieres estar haciendo actividades de menor importancia, que progresar con lo que se podría considerar, la verdadera carne de la experiencia. El nuevo juego de Ubisoft es justamente eso.

Washington DC es un lugar no tan grande, pero sumamente denso que todo el tiempo te está distrayendo con actividades espontáneas y previamente diseñadas, normalmente recompensándote por tu curiosidad. Por ejemplo, además de poder liberar puntos de manos enemigas que posteriormente te sirven como zonas seguras y espacios para hacer fast travel, tenemos otras misiones que se dan de manera esporádica mientras recorremos las calles. Puede que doblando en una esquina, ta aparezca que una de las facciones enemigas está por celebrar una ejecución pública de civiles. Está en ti detener o no la atrocidad. Deshabilitar antenas que distribuyen propaganda enemiga, liberar prisioneros y demás objetivos, son solo algunas de las actividades “menores” que te esperan en Tom Clancy’s The Division 2. Lo sé, nada nuevo o innovador, pero sí muy divertido, eso te lo aseguro.

Tom Clancy’s The Division® 2_20190321113953

Sí, caminar por las calles de esta metrópoli virtual es todo un deleite, pero que creo que el mayor mérito, sobre todo en lo técnico del mundo de Tom Clancy’s The Division 2, son sus interiores. Gran parte de tu tiempo con este juego, te la pasarás recorriendo los pasillos de museos e icónicos edificios de DC. Lo impresionante es que sin pantallas de carga (en realidad muchas están ahí, pero son escondidas de maneras muy sutiles), entras a estos lugares absurdamente bien detallados y que le dan una atmósfera muy especial a toda la experiencia que estás teniendo. Lo mejor del asunto es que no todo se queda como un lugar bonito y ya, sino que también son espacios pensados para que los enfrentamientos siempre sean divertidos y en pro del gameplay.

Con lo anterior me refiero a la enorme importancia que hay en algo como distribuir objetos de cobertura en espacios que normalmente hacen uso de dos o más niveles de altura. El equipo desarrollador invirtió una gran cantidad de esfuerzos por hacer que cada enfrentamiento se sienta diferente y único, esto claro, usando algo tan elemental como jugar con la posición de los lugares en los que nos podemos cubrir, así como del diseño general de los espacios en los que nos encontramos, mismos que como te comentaba, suelen ser aprovechados por enemigos de maneras sumamente creativas. La repetición está ahí. Normalmente tenemos que llegar a un área y limpiarla de amenazas, pero de vez en cuando se nos ponen objetivos como el disparar a unos tubos de agua para apagar un incendio y así, abrirnos camino o hackear alguna computadora. Estas sutilezas combinadas con todo lo que te describo del diseño de los niveles, maquillan de una gran manera el hecho de que en realidad, siempre estamos haciendo lo mismo una y otra vez.

Tom Clancy’s The Division® 2_20190321174634

Ubi le dio al clavo

score-88Nosotros como críticos y analistas de este maravilloso medio solemos ser despiadados con quien no hace bien las cosas, incluso burlones, pero también nos toca reconocer cuando nos equivocamos al prejuzgar un obra más allá de que todas las señales apuntaran a su fracaso. Me puedo comer mis palabras. Tom Clancy’s The Division 2 es un juego que me ha maravillado en prácticamente cada uno de sus momentos gracias a un enorme amor y pasión puesta en sus complejos elementos, convirtiéndolo en el que para mi, es el mejor loot shooter online que se ha hecho hasta la fecha, al menos el que ha tenido el arranque más sólido y prometedor. Ubisoft y Massive Entertainment finalmente le dieron al clavo y sin duda alguna, tienen entre las manos a la más grande esperanza del subgénero. Claro que muchos dirán que lo importante no es llegar, sino mantenerse, pero tengo toda la confianza de que el paso de este título seguirá por el camino correcto.

¿Para quién es Tom Clancy’s The Division 2? Yo diría que para cualquiera. Por un lado tenemos una entrega que seguro encantará a quienes abandonaron Destiny 2 y simplemente no encontraron sustancia en Anthem, mientras que por el otro, hay una excelente entrada para quien nunca le ha dado una oportunidad a los loot shooters por cualquier razón. En mi caso, estoy frente a la más grande sorpresa que me ha regalado este 2019, y frente a un juego al que quiero regresar en cuanto tenga algo de tiempo. Ahora solo nos queda esperar a que Ubisoft y el estudio encuentren la clave para que su experiencia no pierda relevancia y finalmente tengamos una plataforma sólida y sustentable que pueda sobrevivir a la enorme cantidad de retos y amenazas que hay actualmente en la industria.

Pleca-Amazon-OK

Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!