Review – Dying Light 2 Stay Human

TRENDING

Review Dying Light 2 Stay HumanTomando al mundo por sorpresa

Por allá de 2015, Techland tomó al mundo por sorpresa con el lanzamiento de Dying Light, un juego de mundo abierto de zombies que inicialmente pasó un tanto desapercibido. La premisa de este título no llamó para nada la atención durante sus primeros días en el mercado, pero una vez que se corrió la voz y más gente empezó a ponerle las manos encima, fue cuando en realidad todos nos dimos cuenta de la verdadera joya que este estudio polaco había creado. Si bien es cierto que el tema de los zombies y el mundo abierto era un espacio bastante explorado en la industria, la incorporación del parkour y una interesante mecánica de día/noche hizo que Dying Light destacará por encima de otros juegos similares. De hecho, este título siguió recibiendo apoyo durante cinco años después de su lanzamiento, incluso cuando su secuela ya había sido anunciada en 2018. Tras la incertidumbre, Dying Light 2 finalmente está aquí, y si te estabas preguntando si en realidad vale la pena, pues has llegado al lugar adecuado ya que aquí responderemos ésta y más preguntas que puedas tener sobre la nueva propuesta de Techland.

Dying Light 2 atravesó un complicado tiempo de desarrollo, en parte por la pandemia, y por lo ambicioso que estaba resultando ser este nuevo proyecto. Tras haber sido retrasado indefinidamente a principios de 2020, la gente empezó a preocuparse por el destino de este juego, y con justa razón. Los rumores se salieron de control, pues incluso se especuló que Techland había sido adquirido por otra compañía, y que Dying Light 2 podría haber sido cancelado. Al final todo esto resultó ser completamente falso, y aunque el juego fue retrasado por una última vez a finales de 2021, su lanzamiento está justo a la vuelta de la esquina. ¿Valió la pena la espera, y todos esos retrasos? Creo que al final mi respuesta es sí, y a continuación te explicaré el por qué Dying Light 2 no solamente es uno de los juegos más ambiciosos que he experimentando en años recientes, sino que también es uno de  que expande y mejora en prácticamente todos los elementos del original.

Han pasado 15 años…

Mientras que en el mundo real pasaron siete años entre el primer Dying Light y su secuela, en este universo creado por Techland han pasado 15 años desde los acontecimientos del título original. Así es, la historia de Dying Light 2 se desarrolla una década y media después de la aventura protagonizada por Kyle Crane, y ¿es necesario haber jugado el original para entenderle a esta segunda parte? Yo te diría que la respuesta es un no.

Definitivamente hay referencias hacia el primer juego, y verás el regreso de ciertas caras familiares, pero la historia de Dying Light 2 cuenta con su propia base y de hecho, tiene un protagonista completamente nuevo: Aiden Caldwell. De igual manera, si nunca jugaste el primer Dying Light, yo te recomendaría que lo hicieras simplemente porque es un fantástico videojuego.

Dying Light 2: Stay Human_20220125123306

Una vez que arrancas Dying Light 2 por primera vez, tendrás oportunidad de ver una breve cinemática que te explica un poquito sobre el estado de este mundo. Conocerás el por qué las cosas están como están, y qué fue lo que provocó el declive de la sociedad en este universo post-apocalíptico. Algunos de los personajes que te encuentres a lo largo de la aventura también harán referencia a los acontecimientos del primer juego, pero como te decía antes, en realidad no es tan importante que estés familiarizado con ellos.

Aiden es un Peregrino, que en este mundo es alguien que viaja entre distintas ciudades, que vive en la intemperie y que normalmente no suele permanecer en un mismo lugar por mucho tiempo. Estos Peregrinos necesitan de grandes habilidades de supervivencia para enfrentarse a todos los peligros de este mundo, así que evidentemente el parkour y el combate serán una importante parte del gameplay. Como protagonista, Aiden hace un gran trabajo interactuando con los distintos personajes de este mundo, y el actor que da vida al personaje también lo hace muy bien. Al igual que en el primer juego, Aiden no es uno de esos héroes silenciosos, por lo que podrás escucharlo al platicar con otros NPCs, lo cual también es una importante mecánica para la narrativa.

En Dying Light 2 conocerás a un montón de personajes, los cuales cuentan con personalidades únicas que logran diferenciarlos entre todos ellos. Sí, algunos de estos personajes tachan varios estereotipos que ya hemos visto un sinfín de veces no solamente en los videojuegos, sino también en otros medios. Pero a pesar de esto, es fácil sentir empatía por algunos de ellos y el tema de las relaciones personales está bastante explorado aquí.

Dying Light 2: Stay Human_20220129154126

La historia hace un buen trabajo explicando las motivaciones y personalidades de cada personaje, particularmente con Aiden. Inicialmente, el juego te dará una vaga idea sobre el objetivo de este protagonista, pero a lo largo de la aventura verás flashbacks que te explicarán en realidad el por qué se comporta de esa manera y por qué hace lo que hace. Otros personajes, evidentemente, no están tan desarrollados, pero creo que el cast secundario cuenta con la suficiente profundidad como para verlos más que ‘otros simples NPCs’.

De hecho, Dying Light 2 es un juego con muchos momentos emocionales que te dejarán boquiabierto, y muchas de las decisiones que tomes realmente te harán cuestionarte si en verdad hiciste lo correcto. Y es que sí, es posible darle forma a la historia dependiendo de tus decisiones, las cuales creo que sí tienen un impacto significativo en la forma en la que se desarrolla el mundo y la gente que habita dentro de él. Estas decisiones no solo impactan la historia, sino también el gameplay y más adelante te explicaré el por qué.

Aun con todos estos momentos emocionales y secuencias épicas de acción, la narrativa puede llegar a ser un tanto inconsistente. Como te decía antes, hay momentos sumamente emocionales que esperarías que tuvieran mayor impacto en la historia, pero parece que los personajes involucrados en ello rápidamente se olvidan de lo sucedido y siguen sus vidas como si nada. A veces me daba la sensación de que estos personajes solo reaccionaban a ciertos acontecimientos cuando a la historia le convenía avanzar, y no porque realmente encajara con las personalidades de estos personajes.

Dying Light 2: Stay Human_20220129232006

Un fluido y profundo gameplay

Como te decía al inicio de la reseña, el parkour fue uno de los elementos principales para el primer dying light, y obviamente, este concepto regresa para la secuela pero con muchas mejoras. El parkour en Dying Light 2 se siente tan bien, que me es difícil explicártelo con palabras. Y es que se trata de una combinación de unos increíbles controles, con un fluido movimiento que rara vez se ve interrumpido sin importar qué tantos errores cometas.

Prácticamente cada estructura dentro del juego es escalable, con algunas raras excepciones, pero lugar que ves en el mapa o mundo abierto, lugar que podrás visitar y seguramente, escalar. Los controles son responsivos, precisos y aunque de inicio podría ser complicado acostumbrarte, una vez que lo haces te sentirás como todo un experto en el movimiento y combate de Dying Light 2.

El mapa de la ciudad está repleto de diferentes obstáculos y tejados por donde podrás trasladarte, y aunque el juego sí cuenta con un sistema de fast travel, yo casi nunca lo utilice debido a lo divertido que se sentía el parkour. Puedes realizar todo tipo de brincos y acrobacias para moverte con mayor facilidad por esta enorme ciudad, y conforme avances, desbloquearás habilidades adicionales que le dan una mayor fluidez al parkour.

Dying Light 2: Stay Human_20220130115932

Si bien estos comandos requieren de una ejecución manual por parte del jugador, el juego también cuenta con distintas animaciones automáticas que tienen como objetivo conservar la fluidez del movimiento y generarle al usuario esta sensación de que en todo momento tiene el control. Estas animaciones funcionan muy bien y creo que al final sí logran cumplir con su meta, lo cual nos da como resultado un sistema de parkour en primera persona que será difícil de superar.

Además de la exploración, este sistema también está integrado dentro del combate, el cual también trae consigo mismo varias mejoras que lo hacen una experiencia mucho más divertida, frenética y gratificante.

Al igual que en el primer juego, el combate en Dyinng Light 2 está enfocado en armas cuerpo a cuerpo, y aunque eventualmente será posible conseguir pistolas, metralletas y demás, en donde el juego realmente brilla es en esas tensas peleas melee contra zombies y humanos.

Dying Light 2: Stay Human_20220128095752

El sistema de crafting está de regreso, con un sistema separado por tiers y colores. Ciertas armas tienen ranuras de modificaciones para que puedas alterarlas a tu gusto. Por ejemplo, puedes tener un machete electrificado, un bat con púas o un martillo en llamas. Al utilizar cosas como hachas o espadas, podrás mutilar y hasta decapitar a los enemigos, mientras que los martillos y tubos podrían aturdirlos y sacarlos volando.

Los enemigos de este juego ahora cuentan con su propio nivel de resistencia, parecido a lo que hemos visto en años recientes con títulos como Ghost of Tsushima y Sekiro. Para drenar la resistencia de los enemigos deberemos esquivar sus ataques o contrarrestarlos a tiempo, y una vez que lo hagamos, quedarán vulnerables para recibir un fuerte golpe.

Ofensivamente tenemos ataques fuertes y débiles, y defensivamente tenemos acceso a un dash pero también podemos bloquear. Al bloquear un ataque enemigo, si lo hacemos de forma perfecta, drenaremos gran parte de su resistencia y dependiendo del enemigo y arma, podríamos acabar con él sin muchos problemas.

El juego combina el parkour con el combate ya que eventualmente desbloqueas habilidades como una patada voladora, la cual hace una gran cantidad de daño pero no es tan fácil de ejecutar. Conforme avances y progreses, desbloquearás puntos de experiencia para las categorías de parkour y combate, así que no es como que el juego te obligue a elegir entre una de las dos.

Dying Light 2: Stay Human_20220128101832

Evidentemente, tú podrás elegir el estilo de juego que más prefieres, y cualquiera de las dos estrategias es perfectamente viable. Podrás matar a cualquier enemigo que se te ponga enfrente si así lo deseas, o también puedes evitar el combate a como de lugar y también resulta ser una estrategia viable. El mundo de Dying Light 2 se presta a la perfección para cualquiera de estos dos estilos de juego, y sí, también es posible combinar ambos sin algún tipo de repercusión.

Antes de poder subir de nivel tus habilidades, será necesario que cuentes con la cantidad requerida de resistencia o de salud. Conforme explores, encontrarás estos caches del gobierno que contienen unas medicinas especiales para aumentar alguno de estos dos atributos. Entonces si prefieres utilizar el parkour para lidiar con los objetivos que el juego te pone enfrente, querrás aumentar tu barra de resistencia que a la vez desbloquea nuevas habilidades en esta categoría.

De hecho, cada una de tus acciones en Dying Light 2 aporta de una u otra forma hacia la progresión del jugador, por lo que incluso si solamente vas explorando la ciudad, recibirás pequeñas cantidades de experiencia por hacerlo. Debido a que este juego tiene mucho por hacer y ver, constantemente estarás siendo recompensado por salirte del camino obvio y explorar zonas que normalmente no harían mucho sentido.

Dying Light 2: Stay Human_20220125123156

Un vasto y hermoso mundo que ruega por ser explorado

El primer Dying Light se desarrolla en una ciudad ficticia conocida como Harran, pero para esta segunda entrega, nos hemos traslado a otro lugar conocido únicamente como La Ciudad. Este lugar ha sido infestado por zombies, por lo que únicamente hay dos facciones tratando de luchar por el control de esta ciudad: los Peacekeepers y los Sobrevivientes.

Los Peacekeepers son una especie de milicia que busca mantener la paz dentro de La Ciudad, incluso si eso significa tener que matar a gente inocente. Básicamente, son un grupo radical cuyo único objetivo consiste en asegurarse que nadie se meta con ellos, cueste lo que cueste. Por otro lado tenemos a los Supervivientes, que como su nombre lo indica, es gente que sobrevivió a este apocalipsis y que solamente quieren seguir adelante con sus vidas en La Ciudad, despreocupándose por los problemas ajenos.

Ambos grupos tienen sus puntos positivos y negativos, por lo que como tal, no hay uno que sea más bueno o malo que el otro. Al final, dependerá del jugador elegir con quién quiera aliarse, y dependiendo de su decisión, también cambiará el mundo a su alrededor.

Dying Light 2: Stay Human_20220125205819

El mapa de Dying Light 2 está plagado de puntos de interés y actividades por completar, sin embargo, en ningún momento yo llegué a sentirme abrumado por ver todos estos íconos en pantalla. Una vez que terminas el tutorial, es posible investigar cualquier parte del mapa que te interese, sin embargo, estas zonas están divididas por nivel y no te conviene explorar las de nivel más alto.

Conforme avances en la historia desbloquearás nuevas zonas y actividades, aunque también es posible encontrarte con misiones secundarias al explorar La Ciudad. Olvídate de las infames fetch quests en Dying Light 2, puesto que cada misión secundaria tiene su propio set de objetivos únicos, y muchas de ellas incluso tienen una secuencia con su propia mini historia.

Terminar estas misiones secundarias no solamente te recompensará con puntos de experiencia, sino que también existe la posibilidad de que recibas algún arma o accesorio. La personalización también juega un importante papel dentro de Dying Light 2, y podrás cambiar cada parte de tu atuendo.

Dying Light 2: Stay Human_20220125204250

La ropa no solamente sirve para verte bonito en Dying Light 2, pues dependiendo de la rareza de tu equipo, podrías recibir diferentes beneficios a tus ataques a distancia o de cerca, así como ciertas bonificaciones para el parkour. Así que como puedes ver, el juego te permite customizar tu propio estilo de juego desde la vestimenta, hasta el dónde asignes tus puntos de habilidad.

Además de las misiones secundarias, hay distintas actividades que podremos realizar dentro de Dying Light 2, y dichas actividades cambian dependiendo de si sigue habiendo luz solar o no, porque como probablemente ya sabes, las cosas se vuelven mucho más difíciles una vez que se hace de noche, pero también aumenta la rareza de las recompensas.

Estas actividades van desde investigar bodegas o estaciones de metro abandonadas, hasta rescatar a un grupo de supervivientes o acabar con determinada cantidad de enemigos. Si bien este tipo de actividades no aportan demasiado a la historia, los jugadores que quieran maximizar sus estadísticas o la rareza de su equipo en el menor tiempo posible ciertamente querrán prestarles atención.

Dying Light 2: Stay Human_20220130130421

Una de las actividades más interesantes tiene que ver con el sistema de facciones. Eventualmente llegará el punto en que podrás retomar torres de agua o plantas eléctricas, y una vez que lo hayas hecho, podrás asignar una de las dos facciones para que tomen el control de esa zona en específico. Por ejemplo, si asignas esa zona a los Peacekeepers, habrá más trampas en las calles para los enemigos y generalmente hablando, más opciones defensivas. Si eliges a los Supervivientes, habrá lianas, tubos y más herramientas de movilidad esparcidas por el mapa.

En realidad no existe una opción correcta o incorrecta, ya que depende totalmente del estilo de juego de cada jugador. De hecho, ni siquiera es necesario que te afilies por completo con alguna de estas dos facciones, ya que si lo prefieres, también puedes dividir equitativamente los territorios o de plano asignarle todos a la facción que tú desees. Esto también tendrá un impacto en la historia del juego, por lo que te recomiendo considerar cuidadosamente tus alianzas. Por cierto, estas decisiones son permanentes y si crees que ya arruinaste tu partida con alguna de ellas, no tendrás de otra mas que empezar desde cero.

Salir de noche nunca había sido tan peligroso

Uno de los puntos más fuertes de Dying Light era que durante la noche, los zombies se volvían mucho más peligrosos y agresivos, pero también era más fácil conseguir recompensas mucho más valiosas. Ese concepto regresó para la secuela, pero con una interesante modificación que ciertamente le da un giro mucho más intenso a la mecánica.

Por razones que prefiero no decirte, el protagonista del juego no puede pasar demasiado tiempo en la oscuridad, esto aplica para interiores sin luz como para la noche. De hecho, tendremos un temporizador que nos indicará cuánto tiempo tenemos para explorar las zonas oscuras. Es posible prolongar este temporizador al consumir ciertas sustancias del juego, como vacunas, hongos o al estar expuestos ante la luz ultravioleta. Si dicho temporizador llega a cero, nuestro personaje morirá.

Dying Light 2: Stay Human_20220125123935

Mientras que en el día los zombies caminan lento, y atacan con mucha flojera, en la noche se vuelven sumamente ágiles y peligrosos, sin mencionar que también nos encontraremos con variantes más poderosas que incluso pueden atacar a distancia. Sin embargo, salir de noche también tiene sus ventajas, especialmente si lo que buscas es mejorar tu equipo o loot.

Cada vez que derrotes a uno de estos zombies especiales, podrás recoger una especie de trofeo de su cadáver. Este trofeo te sirve para fabricar objetos raros, o mejorar los que ya tienes. Para ayudarte a recolectar diferentes materiales, tendrás acceso a un escáner que activas presionando el stick derecho del control y que resaltará todos los objetos con los que puedes interactuar o recoger en pantalla.

En el día la gran mayoría de zombies, al menos los peligrosos, se estarán escondiendo dentro de las casas y apartamentos, por lo que será mucho más efectivo explorar estas zonas en la noche cuando estén más desalojadas. El sigilo es más importante que nunca al momento de explorar estos interiores, ya que podría haber zombies “dormidos” dentro de estos lugares, y si decidimos atacarlos lo más probable es que vayamos a despertar a todos ellos.

Dying Light 2: Stay Human_20220125193928

Para movernos de forma sigilosa tenemos distintas herramientas a nuestra disposición. Podemos eliminar a los enemigos sin alertar a los demás gracias al uso de takedowns, pero si preferimos ser lo menos letales posibles, también podemos distraerlos utilizando monedas o granadas de señuelo.

Para resguardarnos de la oscuridad tendremos acceso a diferentes zonas seguras en donde podremos depositar o recolectar objetos en nuestro almacén personal, así como dormir para esperar el amanecer y recuperar nuestra salud en el proceso. Conforme progresemos podremos desbloquear nuevas zonas seguras al terminar ciertas actividades secundarias, las cuales normalmente involucran completar un puzzle ambiental o algo por el estilo.

Dying Light 2: Stay Human_20220129190829

Técnicamente impresionante, pero…

Una de mis más grandes preocupaciones respecto a Dying Light 2 era que, después de tantos retrasos, el juego fuera a estar plagado por varios problemas técnicos. Sabemos que la pandemia obligó a muchos estudios a trabajar remotamente, y aunque todos entendemos que esta fue la decisión correcta, también significa que el proceso de control de calidad ha quedado un poco descuidado.

Acá tenemos tres diferentes modos para elegir, al menos en PC y consolas de nueva generación: el modo de resolución que te permite jugar a 4K, el modo de ray-tracing que añade esta función y el modo performance que sacrifica ciertos elementos visuales a favor de 60FPS estables. Pues bien, me alegra decirte que, sin importar cuál de todos ellos elijas, Dying Light 2 es un juego tan bien optimizado, que no deberías tener problemas técnicos tan graves con ninguno de ellos.

Dying Light 2: Stay Human_20220125113705

Al tratarse de un proyecto tan ambicioso, era de esperarse que Dying Light 2 fuera a debutar con varios problemas técnicos y sí tiene algunos, y al menos uno que yo tuve que soportar, involucraba a las cinemáticas del juego. Me perdí una buena parte de la historia debido a que muchas veces los personajes no hablaban durante las cinemáticas, solamente se movían y caminaban pero hasta ahí. Tampoco podía ver los subtítulos, así que no entendía qué estaba pasando. Afortunadamente, esto fue resuelto con un hotfix días después de haber recibido el código de reseña, pero para ese entonces, siento que ya me había perdido unas cuantas secciones importantes de la historia.

Fuera de eso, tuve unos cuantos bugs y glitches en donde los enemigos podían atravesar texturas o que de plano eran inmortales. Estos últimos no fueron tan frecuentes, pero de todos modos considero importante hablarte de ellos. De igual forma, tuve problemas completando ciertas misiones secundarias, pues me aparecía como si ya las hubiera completado y por consecuencia, me era imposible interactuar con los NPCs para progresar. Luego había misiones que de plano desaparecían de mi quest log y no sé si esto se debía a que yo avanzaba en la historia o si era un error.

El año pasado en particular, tuvimos muchos juegos que finalmente empezaban a sentirse como auténticas experiencias de nueva generación, y a pesar de que Dying Light 2 también estará haciendo su debut para PS4 y Xbox One, su versión next-gen tiene uno de los mundos abiertos más hermosos que he visto en años recientes y la verdad es que el apocalipsis nunca se había visto tan bien.

Sí, muchos de los interiores tienden a repetirse y no te sorprendas si llegas a ver al mismo NPC repetidas veces, pero son parte de los sacrificios que debes tolerar al jugar algo de esta escala, además de que la gran mayoría de veces estarás más preocupado haciendo parkour que viendo qué traen puesto los otros personajes.

Ocasionalmente llegue a experimentar caídas en los fotogramas por segundo, pero lo extraño es que sucedían en los momentos más improbables. Podría estar peleando contra 10 enemigos al mismo tiempo como si nada, pero el simple hecho de abrir un cofre o ir corriendo por los techos provocaba una notable caída. El juego se estabilizaba rápidamente, por lo que en realidad nunca fue algo que me afectara tanto.

Dying Light 2: Stay Human_20220129204314

El diseño de sonido también está bastante detallado y el juego se escucha sumamente bien incluso si no estás utilizando audífonos. De hecho, yo te recomendaría que sí los uses ya que te ayudarán a determinar con mayor facilidad la posición de los enemigos, algo que es particularmente útil en situaciones que requieren de sigilo. Además, escuchar cómo se revienta la cabeza del enemigo cuando lo golpeas con un martillo es una sensación indescriptible.

Por el lado del PS5, el juego hace uso total de las funcionalidades del DualSense, por lo que sentirás resistencia en los gatillos dependiendo del tipo de ataque que hagas, además de que la vibración también será diferente según la acción que estés haciendo en ese momento.

Tampoco experimenté tanto pop-in de texturas, además de que la distancia de dibujado te permitirá ver casi el otro extremo de la ciudad, para que así puedas planear una ruta óptima hacia tu siguiente objetivo. Eso sí, algunas texturas tardaron en cargar y otras de plano nunca lo hicieron, pero este problema no es tan notable especialmente si decides jugar en alguno de los modos que favorezca la resolución o calidad.

Dying Light 2: Stay Human_20220130115648

Vale la pena destacar que Dying Light 2 tendrá un modo cooperativo en donde podrás explorar el mundo abierto con hasta cuatro personas más, pero durante este proceso de reseña yo no tuve acceso a él así que no podría decirte qué tan bien funciona la conectividad, si es que hay lag, o alguna otra pregunta que podrías tener respecto a este apartado.

score-88Techland lo hizo de nuevo

Dying Light 2 es justamente lo que todos estábamos esperando, y mucho más. Techland ha logrado mejorar prácticamente todos los elementos del juego original, además de presentarnos con nuevas ideas que encajan a la perfección dentro de esta fórmula que desde el primer título ya se sentía bastante refinada.

El parkour es fluido y se siente increíblemente bien en las manos, mientras que su frenético sistema de combate te mantendrá al filo de tu asiento en todo momento. La combinación de estos dos elementos, junto a un extenso mundo abierto, hacen que explorar y recorrer este mundo sea verdadera gratificante.

La ejecución de la historia pudo ser mucho mejor, y a pesar de estar repleta de emocionales momentos, también hay partes de ella que parecen haber sido escritas de último momento y con prisas. Su apartado técnico también llega a sufrir en varias ocasiones, pero generalmente hablando, sigo impresionado de que un juego tan ambicioso y grande logre mantenerse tan estable incluso en los momentos más gráficamente demandantes.

Si fuiste fan del primer Dying Light, o aun si nunca lo jugaste, esta secuela es un título que simplemente no te debes perder y al menos para mí, ya entró en mi lista de lo mejor de este año. Una vez más, Techland demostró todo su talento y habilidad con esta nueva entrega, que ante mis ojos, ya se convirtió en uno de mis favoritos.

Pleca-Amazon-OK

Rodolfo León
Editor en atomix.vg Gamer, cinéfilo y amante de la cultura pop.