Advertisement

Review – Demon’s Souls

TRENDING

En exclusiva 

Review Demon’s SoulsLos cambios de generación ya no son lo que solían ser. Hace unos años, cuando llegaban nuevas consolas al mercado, había un fuerte corte que separaba a los consumidores entre quienes hacían el salto, y quienes se mantenían con lo que ya había. Si querías jugar Super Mario World necesitabas de un Super Nintendo sí o sí, mismo caso de Resistance en el PS3, por ejemplo. Ahora, la transición se da de manera mucho más suave, pues las compañías han entendido que abandonar a la base instalada de usuarios de la pasada generación, no es tan buena idea. Con la llegada del PS5 y los nuevos Xbox, la verdad es que podemos contar con los dedos de una sola mano a las verdadera exclusivas como por ejemplo, Demon’s Souls, juego que está de regreso con un completo remake estético que justo como esperábamos, nos ha dejado muy impresionados.

Definitivamente resulta curioso que un juego lanzado originalmente en 2009 para el PS3, sea la gran estrella de un estreno tan importante como el PS5; sin embargo, hay varios puntos que podríamos decir, explican esto. Lo primero y más importante es que estos relanzamientos en forma de remake, remasterización o como les quieras decir, son más que una tendencia o moda dentro del medio. Son toda una realidad que nunca se va a ir te guste o no. La segunda es que estamos frente a uno de los juegos más importantes de las últimas dos décadas, el cual, básicamente creó un subgénero completamente nuevo y se encargó de inspirar a un sin fin de títulos en todo el mundo. La leyenda de Hidetaka Miyazaki había comenzado y en este complicado 2020, Bluepoint Games trae de regreso a este auténtico clásico para darle la bienvenida al PlayStation 5.

¿Qué es Demon’s Souls?

Me parece que lo más prudente antes de pasar a contarte de manera concreta cuáles son las mejoras y cambios que se dan en este remake, es hablar de un poco de lo qué es Demon’s Souls como videojuego y de por qué se convirtió en uno de los más fluyentes e importantes de los últimos años. Por supuesto que si estás perfectamente familiarizado con esta obra, tal vez te debas saltar a la siguiente sección de esta reseña aunque uno nunca sabe cuándo puedes aprender algo nuevo.

Bien. Pues de manera completamente general y sin darle tantas vueltas al asunto, te cuento Demon’s Souls fue un juego lanzado hace 11 años como una exclusiva del PS3, la cual, fue publicada por tres compañías diferentes: Sony en Japón, Atlus en América y Bandai Namco en Europa, siendo esta última la que llegó a un acuerdo con FromSoftware para continuar con esta saga en lo que se convertiría en Dark Souls más adelante. Por cierto, los derechos de “Demon’s Souls” como tal, le pertenecen en su totalidad a Sony, es por esto que estamos viendo este remake como una exclusiva del PS5.

Demon’s Souls_20201111095958

De lado del videojuego, estamos frente a un RPG de acción con muchos elementos de Dungeon Crawler, sin embargo, la cantidad de aportaciones e ideas nuevas que Demon’s Souls pone sobre la mesa es tanta, que básicamente se creó un nuevo subgénero que ahora muchos llaman “Souls Like”. Cosas como que los enemigos se reinicien cada vez que regresas al Nexus (zona segura), que pierdas tu experiencia si mueres y solo tengas una oportunidad para recuperarla, un intrincado diseño de niveles conectados por muchos atajos, alto nivel de personalización, y por supuesto, un elevado nivel de dificultad acompañado por un enorme sentimiento de victoria cuando logras acabar con uno de sus imponentes jefes, son solo algunas de las cosas que FromSoftware hizo para comenzar a forjar a esta auténtica leyenda.

Si tuviéramos que elegir entre cuál es la gran diferencia entre Demon’s Souls y los Dark Souls, creo que tendríamos que tocar el tema del diseño de niveles. A pesar de que en este primer juego ya tenemos estos escenarios laberintescos llenos de inesperados atajos, no es como que estén interconectados entre ellos para crear a un gran mundo. De hecho, para viajar a cada una de estas áreas, debes de pasar por el Nexus, zona segura que básicamente es un hub en donde además, podemos subir de nivel, reparar y mejorar nuestras armas, y administrar nuestro inventario. Recuerda, este juego fue el primer paso de una serie.

Demon’s Souls_20201111102322

El desarrollo de Demon’s Souls lo podríamos catalogar como un accidente, pues su inicio simplemente no tenía rumbo. Cuando el proyecto estaba al borde de la cancelación, un joven programador llamado Hidetaka Miyazaki que había trabajado en varias de las entregas de Armored Core, lanzó un Pitch sobre su visión para este nuevo RPG de acción. Con poca esperanza en él, Sony decidió darle luz verde a FromSoftware para comenzar con la producción del juego. El resto es historia y ahora podemos hablar de de que el estudio también responsable de Bloodborne y Sekiro: Shadows Die Twice, se ha convertido en uno de los más queridos y sobre todo, respetado del medio entero.

Lo curioso fue que el reconocimiento de Demon’s Souls no fue instantáneo. No hubo una gran campaña de Marketing ni mucho, pues como te decíamos, la fe de Sony por esta nueva IP era tan baja, que ni siquiera se animaron a publicar fuera de Japón, se tuvo que recurrir a alianzas con las compañías que te mencioné para reducir un poco el riesgo de que el juego saliera de la isla. Este titulo se fue pasando de boca en boca y la realidad es que podemos decir que no fue sino hasta la llegada del primer Dark Souls en 2011, que el trabajo de Miyazaki se comenzó a convertir en toda la una leyenda del medio. Me parece, esa una muy importante razón por la cual, era crucial ya tener de vuelta al juego que construyó los cimientos de esta ahora franquicia.

Impresionante presentación y Quality of Life

Tocar a un clásico siempre puede ser un arma de doble filo. Podría parecer que aventurarse en algo como un remake o remasterización es una medida calculada y sin riesgos para los involucrados, sin embargo, hay que considerar lo delicadas que pueden ser estas obras en su hechura, esto sin mencionar lo tóxica que se ha vuelto la comunidad del medio últimamente. Hace un par de años, los tejanos de Bluepoint Games demostraron un especial talento al rehacer Shadow of the Colosuss para el PS4 de una manera que hasta la fecha, nos sigue sorprendiendo. Por tal motivo, cuando se presentó este nuevo rostro de Demon’s Souls y se nos dijo que ellos estarían detrás de todo bajo la supervisión de Japan Studio, nuestra emoción se elevó considerablemente.

Demon’s Souls_20201111102936

En esta ocasión, el reto para Bluepoint era mucho más considerable, pues no solo están tocando a uno de los grandes clásicos de esta era, sino que estarían estrenando a la nueva consola de Sony como una exclusiva total, es decir, tenían que ser el gran showcase de lo que el PS5 es capaz de hacer. ¿Lo consiguieron? Pues te podría decir que este remake de Demon’s Souls es una de las coas más impresionantes técnicamente que me haya tocado jugar, además de que los cambios y adiciones que se le hicieron para mejorar cosas como la llamada Quality of Life, lo convierten en un producto al que es mucho más sencillo regresar, esto claro, sin olvidarse ni por un segundo que parte importante de la magia de este juego, es justamente lo despiadado que puede ser con el jugador.

Vamos por partes. Lo primero que debes de saber es que este remake de Demon’s Souls te permite jugar en dos modos diferentes: uno de fidelidad gráfica y otro de rendimiento. El primero de ellos coloca el juego en una resolución nativa de 4K a 30 cuadros por segundo muy estables. El segundo nos pone en una resolución “dinámica” de 4K pero a 60 cuadros igualmente muy estables. ¿Mi recomendación? Vete por el modo de rendimiento. La verdad es que jugar algo como Demon’s Souls a 60 cuadros tan fluidos, es verdaderamente sensacional, además de que la baja en su resolución es casi imperceptible. 

Demon’s Souls_20201111162239

La palabra “remake” en esta nueva versión de Demon’s Souls aplica en un montón de sus apartados, sobre todo en el gráfico y sonoro. Tan solo basta con ver cualquier screenshot o imagen del juego para darte cuenta del profundo trabajo que Bluepoint Games hizo redibujando todos los assets visuales del juego, así como trabajando desde cero cosas como la iluminación y la animación. La manera en la que ahora se presentan todos estos escenarios cuidados hasta el más mínimo detalle, es verdaderamente impresionante, creando una atmósfera que para serte franco, no recuerdo que fuera tan profunda en el juego original. Otro elemento como los reflejos en charcos, la profundidad de campo y demás detalles, de verdad lo hacen sentir como juego de próxima generación y como esta primera probada de lo que el PS5 es capaz de hacer. Y justo ver todo esto corriendo sin problemas a 60 cuadros y en una resolución muy cercana a 4K, pues hará que tu boca toque el piso de la impresión.

Del lado del audio también se hizo un trabajo espectacular. Toda la mezcla del sonido del juego fue trabajada desde cero para aprovechar las capacidades 3D del PS5. Escuchar el aleteo de un dragón que se aproxima a varios metros de distancia para sentir como te rodea y luego aparece frente a tus ojos, es sin duda, uno de los momentos más especiales que los videojuegos me han regalado en este 2020. Además, la música de Shunsuke Kida fue grabada de nuevo con orquesta y coros, recibiendo algunos arreglos que creo, le vinieron súper bien. El soundtrack de Demon’s Souls se escucha más épico que nunca, y eso es mucho decir.

Demon’s Souls_20201111101332

Los cambios de este remake de Demon’s Souls no se limitaron a asuntos gráficos y sonoros. Bluepoint Games entendió que si bien, estaba trabajando con un gran clásico, la experiencia aún contaba con algunas asperezas que se podían limar para hacer nuestro paso un poco más cómodo. Creo que lo primero que te alegrará saber es que ahora es posible rodar en cualquier dirección y no solo en cuatro como en el juego original. Esto, tiene un impacto directo en el gameplay, uno completamente positivo, pues el poder ahora esquivar en cualquier dirección sumado a los 60 cuadros por segundo, hacen que te sientas en completo control de cada una de las acciones de tu personaje.  

Otro cambio que agradezco enormemente es que ahora, es posible mandar cualquier ítem que te encuentres directamente al Storage con el toque de un solo botón. Sí, se acabó eso de estar sufriendo por tener que abandonar cosas debido a que ya no puedes cargar más en tu inventario. Además, tenemos que ahora las armas tienen su propio indicador de durabilidad en el HUD y que ya es posible viajar entre las Archstones sin la necesidad de pasar por el Nexus. Digo, esto último puede sonar un poco insignificante, sobre todo si consideras que el juego carga en literalmente dos segundos gracias a la velocidad del SSD del PS5, asunto que indudablemente se aplaude, sobre todo en un juego en el que vas a morir muchas, pero muchas veces.

Demon’s Souls_20201111102712

Menús más claros y fáciles de navegar, filtros para cambiar el look and feel del juego -es posible ponerle uno para que se vea en blanco y negro-, así como un modo llamado Fracture que básicamente te pone los niveles en espejo, son otras de las nuevas opciones que vienen en este remake de Demon’s Souls, mismas que me parecen, en ningún momento le reducen reto a la experiencia, simplemente la hacen más cómoda de abordar y claro, un poco más moderna pero créeme, el juego se sigue sintiendo igual que como lo recuerdas en 2009.

El aprovechamiento del DualSense es algo que sí me decepcionó un poco. A pesar de que este remake de Demon’s Souls sí echa mano de la vibración háptica del nuevo control de PS5, no sentí que fuera aprovechada del todo. De igual forma, los gatillos adaptables no son usados de ninguna forma. Tal vez el aplicarlos para los golpes fuertes hubiera cambiado demasiado el gameplay, pero creo que para disparar flechas con el arco o simplemente jalar una palanca, hubieran sido detalles que nos habrían encantado. La verdad es que no sabemos bien por qué es que Bluepoint no aprovechó de mejor manera las impresionantes bondades de este mando.

Página dorada de la historia

score95Sobresalir en un medio que todo el tiempo está sorprendiendo con sus grandes ideas y experiencias memorables es muy complicado, ni qué decir de forjar un legado y dejar huella propia. Así, sin nadie que creyera en él, Hidetaka Miyazaki pasó de ser un simple programador, a una de las figuras más reconocidas de todo el medio, llevando a FromSoftware a convertirse en parte de la realeza. Todo esto se dio gracias a Demon’s Souls, juego que no solo revolucionó el género al que pertenece, sino que en realidad, creó el propio para influenciar a un sin fin de desarrolladores. La industria no sería la misma si este juego de PS3 no hubiera existido. Por tal motivo, el tenerlo de regreso debe ser razón de júbilo, más cuando está siendo la puerta de entrada a una generación de consolas completamente nueva.

¿Recomiendo jugar este remake de Demon’s Souls? Para serte franco me cuesta trabajo pensar en cómo alguien que compró un PS5 en día de lanzamiento, no haya tenido dentro de sus prioridades este juego. Me suena como a alguien que compró un Nintendo 64 y no Super Mario 64. Por supuesto que está el tema de lo complicado que puede ser abordar un juego tan despiadado, sin embargo, te puedo decir que esta dificultad a veces se puede exagerar. Sí, es un título sumamente complicado de dominar, pero mayormente justo, que como te mencioné, te brinda un sin igual sentimiento de triunfo cuando finalmente derrotas a ese jefe que te estaba haciendo la vida de cuadritos. Bluepoint Games lo volvió a hacer, pues nos entrega una espectacular versión renovada de un gran clásico, sin perder la esencia  que en primer lugar hizo tan especial a este juego.

Pleca-Amazon-OK

Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!