Review – Need For Speed

TRENDING

MOVIE REVIEW – STAR WARS: THE LAST JEDI
¡ES UNA REALIDAD! DISNEY COMPRA LA 21ST CENTURY FOX
PS4, LA CONSOLA MÁS VENDIDA EN ESTADOS UNIDOS EN NOVIEMBRE
SWITCH: LA CONSOLA MÁS BUSCADA EN GOOGLE DEL 2017
JUGAMOS PUBG EN XBOX ONE X
REVIEW – OKAMI HD
REVIEW – XENOBLADE CHRONICLES 2
GUÍA BÁSICA PARA HABLAR ‘STAR WARS’
BAYONETTA 1 Y 2 DE SWITCH CORRERÁN A 720P Y 60FPS
BILLS, HIT Y BLACK GOKÚ SE SUMAN A DRAGON BALL FIGHTERZ
HANDS ON – EL REMAKE DE SHADOW OF THE COLOSSUS
SWITCH YA VENDIÓ 10 MILLONES DE CONSOLAS
CAPCOM LLEVARÁ AL SWITCH JUEGOS QUE JAMÁS LLEGARON A CONSOLAS DE NINTENDO
SQUARE ENIX, INTERESADO EN LLEVAR JUEGOS PREVIOS A SWITCH
REVIEW – TLOZ: BOTW – THE CHAMPIONS’ BALLAD
YA LLEGÓ LA EDICIÓN 2017 DE #ATOMIXAGUINALDO
ESTO ES LO QUE PESARÁ BAYONETTA 2 EN SWITCH
COMCAST DECLINA EN LA CARRERA POR HACERSE DE LA 21ST CENTURY FOX
REVELADOS LOS SEIS PELEADORES QUE SE UNIRÁN A SFV
ANUNCIAN LA STREET FIGHTER 30TH ANNIVERSARY COLLECTION
HARTAS REFERENCIAS A JUEGOS EN EL TRÁILER DE READY PLAYER ONE
EDICIÓN ESPECIAL Y MÁS DETALLES DEL REMAKE DE SHADOW OF THE COLOSSUS
REVIVE LA CONFERENCIA DE PLAYSTATION EXPERIENCE 2017
REVELADAS LAS FUNCIONES ESPECIALES DE BAYONETTA 2 EN SWITCH
DEBATE: ZELDA: BREATH OF THE WILD, EL GOTY EN LOS GAME AWARDS
PRIMER TRÁILER PARA ALITA: BATTLE ANGEL

barrita

La sinceridad de un género

Atomix_NeedForSpeedDesde su nacimiento en 1994, Need For Speed ha pasado por un montón de cambios y mutaciones, cosa que evidentemente ha causado que se tengan bastantes altibajos. La búsqueda de identidad dentro un género con tanta historia como lo es el racing, no es cosa sencilla y después de haber hecho varios intentos, parece que la franquicia por fin ha encontrado su verdadero rostro, mismo que se siente sincero y bien aterrizado; no obstante, esto no quiere decir que estemos frente a la versión definitiva de la serie, pues gracias a lo muy calculado que está todo dentro del título, me quedó ese sentimiento de que existe mucho espacio para mejorar en el futuro.

Este nuevo Need For Speed no se anda con rodeos y se presenta tal y como es: un juego de carreras arcade lleno de acción que tiene como principales objetivos hacer que el jugador sienta adrenalina y fuertes emociones. Dicha honestidad se agradece enormemente, pues la verdad es que lo último que necesita esta industria es más de esa pretensión que en buena parte se ha levantado desde la escena independiente.

Queriendo entregar la experiencia definitiva

Reiniciar una franquicia de cualquier cosa es una tarea que se debe hacer con mucho cuidado, pues en ese intento por regresar al mercado con mucha fuerza, puede que se pierdan de vista las razones por las que en primer lugar, se decidió parar por un tiempo.

Como te comentaba en los párrafos anteriores, el principal objetivo de este año de descanso era definir de una vez por todas a la identidad e imagen de Need For Speed. Para conseguir esto, el estudio desarrollador decidió tomar todos los elementos que han hecho tan importante a la saga para mezclarlos dentro de un mismo título que busca ser la experiencia definitiva.

Need for Speed™_20151027180822

Después de varias horas con esta nueva entrega de racing arcade, me parece un poco exagerado decir que estamos frente a la obra perfecta de la franquicia, esto gracias a que aún existe mucho espacio para donde expandirse, asunto que por supuesto, si es bien manejado, puede ser algo por demás positivo.

Otro de los problemas tiene que ver con la forma en la que se desenvuelve el juego, misma que me parece un tanto rebuscada. La principal unidad para progresar en Need For Speed es la reputación, la cual, se obtiene superando diferentes eventos. La forma de conseguir dichos puntos está dividida en cinco grandes pilares: Speed, Style, Build, Crew y Outlaw. Cuando se nos dio a conocer esto, pensé que el juego tendría una gran variedad de retos y situaciones a superar, pero dentro de las primeras horas de juego, te puedes dar cuenta de que todo esto solo fue construido en pro de la narrativa.

Cada uno de los cinco pilares están representados por diferentes personajes, de los cuales, te platicaré un poco más adelante. Aquí, cada uno de ellos te ofrecerá participar en diferentes eventos para ir progresando en la historia. El problema se da cuando notas que estos supuestos estilos de juego, son solo imagen, pues el tipo de retos durante todo el juego, en realidad solo están divididos en dos grandes grupos: pruebas de drifting y de velocidad.

Como seguro ya te imaginaste, los retos de drifting tienen que ver con derrapar en diferentes áreas para generar la mayor cantidad de puntos. Estos eventos pueden ser en solitario, compitiendo con otros corredores o cooperando con compañeros. Creo que los dos primeros modos funcionan a la perfección, esto gracias los más que fantásticos controles del juego. Girar el auto en el punto exacto y comenzar a escuchar cómo empiezas a ganar puntos mientras luchas por mantener a la máquina en el punto justo de derrape, es un sentimiento verdaderamente extraordinario.

Creo que mi única queja del drifting tiene que ver con las pruebas en las que tienes que ir cooperando con la inteligencia artificial. Esto funciona casi igual que en las otras, solo que para sumar puntos, tienes que derrapar al mismo tiempo que tus compañeros, los cuales, normalmente van circulando a una velocidad verdaderamente baja y cuando chocan con algún otro auto, pues tendrás que esperar a que se recuperen. A mi parecer la idea es muy buena, la cosa es que la ejecución no fue la ideal.

Need for Speed™_20151027144057

Donde Need For Speed verdaderamente brilla es en sus eventos de velocidad. Tenía mucho rato de no jugar un título nuevo que logre de tan buena forma hacerte sentir que estás circulando a velocidades verdaderamente altas. Ese sentimiento de que en cualquier momento te estrellarás siempre está muy presente y la adrenalina que éste genera, es por demás disfrutable.

Cuando hablaba de la sinceridad que tiene este juego, me refería a que en realidad, creo que es más justo compararlo con cosas como Wipeout y F-Zero, que con Forza Motorsport o Gran Turismo. Lo anterior lo digo porque para tener éxito, muchas veces tienes que dejar de pensar y confiar completamente en tus instintos; es decir, al ir a más de 300 kilómetros por hora en uno de los freeways de Ventura Bay, tu única opción es que tus reflejos estén funcionando de manera correcta para esquivar lo que se te pueda presentar. Este juego es más de improvisar que de planear, entre más estés pensando en la siguiente curva, más te vas a estrellar cuando llegue.

Las pruebas de velocidad están divididas en las clásicas carreras de circuito y de llegar de punto A al B. También tenemos los famosos Time Trials en los que nuestro único rival es el reloj. Cada uno de estos eventos funciona de manera correcta y muy adecuada, dejándonos claro que Ghost Games tiene perfectamente definida la fórmula que hace tan divertidos a los Need For Speed.

Podríamos decir que existe un tercer modo de juego llamado persecuciones, el cual, ha sido parte fundamental en entregas pasadas de la serie. Aquí, no podremos jugar del lado de la ley. Esta decisión que por supuesto no me gusta, pienso que se tomó para no romper la narrativa del juego. También se nos dijo que fue por una cuestión del multiplayer. Como sea, la verdad es que es un punto negativo que se tiene que resaltar.

Need for Speed™_20151027185346

Hablando de cómo es que funciona todo esto en Need For Speed, la verdad tenemos que decir que se siente como una versión rebajada de lo que vimos en Rivals o Most Wanted. En esta ocasión, la policía intentará atraparte solo usando bloqueos en la calle, es decir, las púas o helicópteros no aparecerán. Estas fantásticas mecánicas de juego fueron removidas, haciendo que las persecuciones se sientan poco significativas por lo sencillas que pueden ser.

Need For Speed es un juego muy sólido que sabe perfectamente hacia dónde va y qué es lo que debe de hacer para alcanzar sus objetivos. La cosa es que en ese intento de hacer todo tan bajo las reglas, la innovación en materia de gameplay fue hecha de lado casi por completo. Te repito, en este juego solo existen pruebas de drifting y de velocidad con sus muy leves variaciones. Hay un evento en el que te dicen que grabarán un video en una sola toma de tus habilidades al volante, pero la realidad es que es justamente lo mismo: derrapa aquí y allá, gánale a estos tres o completa la pista en este tiempo.

Al final, lo anterior depende de cada quien, pues por un lado estoy seguro de que muchos fanáticos de la franquicia estarán muy satisfechos por lo bien que funciona todo, mientras que otros sentirán un poco cansado tener que progresar por medio de tan poca variedad de eventos.

Frostbite 3 en toda su gloria

Need For Speed Rivals lucía bastante bien cuando fue lanzado hace dos años, sin embargo, se seguía notando que el hecho de haber desarrollado versiones para consolas de pasada generación, lo habían frenado de su verdadero potencial gráfico. En este apartado, este nuevo Need For Speed no queda a deber de ninguna manera, demostrando que el Frostbite 3 no solo es un motor para hacer campos de batalla súper realistas, sino que también funciona para hacer uno de los juegos de carreras más impresionantes si hablamos de visuales y sonido.

Creo que la mejor manera de describir cómo se ve y cómo se escucha Need For Speed, es espectacular. Cada uno de los elementos que se presentan en pantalla lucen un trabajo verdaderamente importante. La cantidad de partículas que vuelan en el aire y el nivel de las texturas, solo se equiparan con el más que sobresaliente modelado de autos, el cual, podríamos decir que es verdaderamente fotorrealista.

Need for Speed™_20151027195559

Lo anterior lo digo por la siguiente razón. Los cinemáticos de Need For Speed están actuados por personas reales en escenarios reales, solo que hay momentos en los que se le agregan gráficos en tiempo real que por su excelente calidad, no se notan. La verdad es que nunca he sido un gran fanático de usar full motion video dentro de un videojuego, esto debido a que normalmente, las gráficas no tienen el nivel como para mezclarse de manera homogénea con el live action. Este juego demuestra que este concepto se puede lograr de manera muy satisfactoria. Los cambios de secuencias con actores reales a gráficas en tiempo real, son extremadamente sutiles, provocando que al final, todo sí se sienta unificado.

La iluminación y forma la que el agua se pega a la carrocería de los autos es otro de los puntos gráficos más fuertes del juego.

El rugir de los motores es por demás importante si se está buscando entregar una experiencia inmersiva, sobre todo si hablamos de un juego arcade que depende tanto del feedback auditivo para poder funcionar como se deber. Escuchar las revoluciones de esa máquina que supera los 500 caballos de fuerza, el rechinar de las llantas contra el asfalto o el turbo de tu motor funcionado cada vez que haces un cambio de velocidad, es algo que deleitará hasta al más exigente.

Need for Speed™_20151031080534

Hacernos sentir que vamos verdaderamente rápido es una de las cosas más importantes para Need For Speed, y gracias al poder de las consolas de actual generación, este apartado luce mejor que nunca. Ese efecto de la cámara temblando cuando estamos arrancando desde cero es sensacional, pues te hace sentir todo el poder de tu bólido. Los blurs en el horizonte y la forma en la que luces se van doblando cuando superas los 200 kilómetros por hora, son efectos que no solo hacen lucir muy bien a todo el juego en general, sino que ayudan a que la adrenalina se sienta en todo momento.

Si estás buscando un juego de carreras que te llene el sentido de la vista y el oído, te podemos asegurar que Need For Speed no te decepcionará bajo ninguna circunstancia, esto a pesar de que uno u otro bug menor aparecen mientras recorres las calles de Ventura Bay, nada de que preocuparte.

Controles finos y mecánicas muy bien logradas

Tengo la sensación de que cada vez que alguien menciona “juego de carreras arcade” más de uno piensa que se está hablando de un videojuego bastante simple pensado para que cualquiera lo pueda tomar. A pesar de que en efecto, esta descripción encaja bastante con el género, creo que lo mejor es ponerla dentro del contexto correcto. Decir que no estamos frente a un simulador, no quiere decir que el título en cuestión sea mediocre si hablamos de controles o mecánicas de juego. Simplemente nos estamos refiriendo a un estilo completamente diferente para interpretar al género.

Como serie, Need For Speed siempre se ha caracterizado por tener un muy buen control, pues la verdad cuesta trabajo pensar en un título de carreras funcional que no se pueda manejar bien. Esta nueva entrega hace que las ordenes que le damos a nuestro auto funcionen mejor que nunca. La forma en la que se siente cada una de las cuatro ruedas y el volante en nuestras manos, muchas veces hace que te olvides que tienes un control convencional de consola. La realidad es que conseguir esto es muy complicado para cualquier desarrollador. Si en cierta curva te saliste y terminaste estampado contra una pared, tú eres el único culpable de eso. ¿No derrapaste bien y perdiste el concurso de drifting? seguro que te hace falta más práctica o tu máquina simplemente no está a punto.

Need for Speed™_20151031080550

Las mecánicas de juego, las cuales ya te describí hace unos cuantos párrafos, está muy bien logradas en casi todo sentido. El único problema es que se sienten por demás calculadas, por lo que la idea de que salieran mal, sería completamente imperdonable. Se extrañan las persecuciones más sofisticadas y creo que la incursión de cualquier nueva idea en este apartado, le hubiera venido más que bien al todo el juego. Creo que al hablar de un reboot, Ghost Games tuvo muy en cuenta que una gran cantidad del público que jugaría este nuevo Need For Speed, sería su primera vez con la serie, no obstante, creo que se dejó un poco de lado que también, muchos de nosotros llevamos buen rato disfrutando de este tipo de entregas.

Need For Speed es un producto que si lo desnudamos por completo, podríamos decir que es un buen videojuego, divertido y funcional en sus controles. Creo que los fanáticos más añejos de la franquicia se pasarán unas primeras horas más que satisfactorias con este título, pero puede que un poco más adelante, comiencen a sentir que la cosa se torna repetitiva. En contraste, los nuevos a la serie se toparán con una experiencia fina y llena de emociones que seguramente los cautivarán.

Pasando horas en el taller

El tuning o modificación de autos es algo que hemos visto aparecer de manera muy intermitente en la serie, pues a pesar de que prácticamente en todo Need For Speed es posible meterle mano a nuestras máquinas, la profundidad de esto varía.

Como parte de la búsqueda de una identidad definitiva para la serie, este nuevo Need For Speed apostó por crear las herramientas e interfaz de personalización de autos más sobresaliente de toda su historia, funcionando para todo el que quiera entrar, esto sin importar si jugaste o no cosas como los Need For Speed: Underground.

Need for Speed™_20151029182203

Vamos por partes. Las herramientas de personalización están dividas en tres grandes áreas: visual, balance y performance. La primera de ellas te permite hacer que tu auto luzca justo como lo quieres; es decir, podrás cambiar su pintura, colocarle estampas, cambiar el diseño y tamaño de los rines, modificar las luces, colocarle un alerón, ponerle bumpers, entre otras cosas. El punto es que prácticamente, el único limite es tu imaginación. Obviamente cada uno de estos cambios tiene un costo, además de que una buena cantidad de las partes, se van desbloqueando conforme subes de nivel con la reputación.

A pesar de que es genial pasar horas colocando ese diseño en el lugar justo, la verdad es que las cosas se ponen más interesantes cuando haces modificaciones que impactan de manera directa el desempeño del auto. Los cambios en el balance del auto te permiten elegir entre dos estilos de manejo. Por un lado puedes hacer que tu coche esté pensado para el drifting y por el otro, puedes hacer que tenga un mejor desempeño en la pruebas de velocidad gracias a un handling más estable. El cambio en la presión de las llantas, la altura del auto respecto al piso o la posición de la suspensión, harán que el balance del mismo cambie.

Para que todo esto sea más simple para los que no sabemos tanto de mecánica, se añadió una interfaz muy clara que te va indicando cómo es que impacta la forma en la que se comportará tu máquina con cada cambio que le hagas.

Algo que me pareció más que sensacional y que creo, se debería de hacer más a menudo dentro del género, es que se crea un fuerte lazo entre el jugador y su coche. Lo que quiero decir es que al menos en mi caso, cada máquina que pasó por mis manos, no se sintió como algo genérico de lo que me quisiera deshacer inmediatamente, incluso te puedo decir que es completamente posible pasar toda la historia usando solo el primer auto que te dan, esto claro, haciéndole modificaciones.

Need for Speed™_20151029182345

Hablando de esto, creo que es buen momento de platicarte del performance. Puede que por fin hayas conseguido que tu coche luzca justo como tu lo querías y que su balance sea el prefecto, pero para poder triunfar en las calles, necesitas mucho más que eso. En este apartado, podrás hacerle mejoras a la máquina en diversos apartados como el sistema eléctrico, ventilación, enfriamiento, frenos, inyección de combustible, nitro, entre muchas otras. Cada vez que cambies alguna parte del motor, ésta tendrá un impacto en tres elementos: aceleración, velocidad máxima y caballos de fuerza. Algo muy interesante es que estas mejoras deben ser seleccionadas con cuidado, sobre todo cuando el auto ya ha recibido varias de ellas. Lo que quiero decir es que puede que mejores cierto aspecto, pero que éste no se lleve bien con otra parte que ya habías colocado y que en lugar de subir los stats, estos bajen.

Creo que lo mejor de toda la personalización que permite Need For Speed no tiene tanto que ver con la gran cantidad de opciones que le presenta al jugador, más bien creo que está justamente en eso, en como es que las presenta. El estudio desarrollador hizo un más que sobresaliente trabajo al construir herramientas claras que le permitan al usuario conseguir justo el resultado que está buscando. Prepárate para pasar horas y horas dentro del taller dejando a punto a tu preciada posesión.

La lluviosa y nocturna Ventura Bay

Los mundos abiertos se convirtieron en una constante de esta franquicia desde hace ya varios años. Con el pasar de cada entrega, hemos sido testigos de cómo es que los estudios de EA han sabido hacer mejores áreas en las que nos desempeñamos como jugadores. Need For Speed está ambientado en la nocturna y muy lluviosa Ventura Bay, ciudad inspirada en Los Angeles que tiene varios elementos que resaltar pero que en general, creo que le falta un poco de personalidad.

Ventura Bay está compuesta por diferentes distritos. En ella, recorrerás diferentes zonas industriales, urbanas y un poco de campo. Cada una de ellas está pensada para funcionar con todos los modos de juego, esto claro, con cierto sesgo hacia uno u otro. Por ejemplo, al norte del mapa hay un área montañosa que me recuerda mucho a lo vimos en Fast & Furious Tokyo Drift, y como seguro ya te imaginaste, es ideal para ir derrapando montaña arriba o montaña abajo. Lo interesante es que estas pistas en especifico, también funcionan muy bien en las pruebas de velocidad.

Need for Speed™_20151027145844

El centro de la ciudad está compuesto por calles mucho más cerradas y freeways ideales para probar los límites de velocidad de tu auto. Sin lugar a dudas, estas zonas son las que más disfrute de todo Need For Speed, pues como te comentaba casi al inicio de esta reseña, es cuando el juego se siente más fiel al género al que pertenece.

Con el objetivo de darle cierto ambiente de clandestinidad y la atmósfera que se diseñó en la parte narrativa, prácticamente todo el tiempo es de noche y con lluvia intermitente. Hay momentos en los que comienza a amanecer y el sol sale en el horizonte, pero pocos segundos después, la obscuridad vuelve. Esto se siente un poco extraño si me lo preguntan. La verdad es que me quedé con ganas de ver Ventura Bay de día.

Otro punto que vale mucho la pena resaltar tiene que ver con lo increíblemente vacía que se siente Ventura Bay. Lo anterior tiene una muy clara explicación, pues para poder circular por las calles de esta versión ficticia de LA a más de 200 kilómetros por hora, pues se necesita que no haya tráfico. Los pocos autos que circulan por las calles, solo sirven como meros obstáculos para complicar nuestro avance. Te recomiendo tener cuidado, pues si chocas a alta velocidad, tu auto explotará.

Need for Speed™_20151029180106

Ventura Bay se siente como un mundo bien integrado que resulta bastante divertido de recorrer. Cada una de sus rutas está bien diseñada y pensada para funcionar con los modos de juego, cosa que se agradece. Aún así, puede algunas personas lleguen a sentir que le falta un poco de personalidad y esencia en general.

Historia que sobra

Contar una historia por medio de un videojuego es una tendencia que vemos repitiéndose constantemente. Muchos logran cautivarnos gracias a lo especial que es este medio, sin embargo, también hay otros que se terminan sintiendo como películas mediocres que hubiéremos preferido no ver. Need For Speed es una serie que lleva ya mucho tiempo intentando introducir narrativa en sus juegos sin mucho éxito.

Para este nueva entrega, se invirtió una muy importante cantidad de recursos con tal de lograr de una vez por todas poder usar las carreras a toda velocidad para contarnos una historia. En esta ocasión, todos los cinemáticos fueron grabados con actores y escenarios reales, es decir, se combinó full motion video con gráficas en tiempo real, asunto que ya te describí con más detalle hace unos cuantos párrafos.

Need for Speed™_20151027143755

Aquí, como jugadores, siempre estamos en una perspectiva en primera persona, viendo cómo es que ocurren los eventos frente a nuestros ojos. Lo curioso es que como Link de The Legend of Zelda, este protagonista no habla. Desde el primer encuentro con Spike, Robyn, Manu, Amy y otro personaje misterioso que no te revelaré por obvias razones, te puedes dar cuenta de que la cosa está muy sobreactuada, al punto de que cada uno de los personajes se sienten como si fueran caricaturas.

La historia es de lo más simple del mundo. Todo comienza cuando en una carrera clandestina conocemos a Spike, un adicto a la velocidad con exceso de personalidad que  busca usarnos para ascender dentro de este mundo. Poco tiempo después nos presenta a su grupo de amigos, los cuales, son un montón de apasionados de los autos que también buscan tener un nombre en Ventura Bay.

La forma en la que se van desenvolviendo las cosas dentro de la historia se puede sentir un poco lenta, esto a pesar de la buena calidad de las cinemáticas. De alguna manera, siempre se nos tiene como en un estado de que algo importante está a punto de pasar, sin embargo, esto jamás llega. El final es por demás predecible y creo sin ser completamente mala ni mucho menos, la verdad es que la historia de este Need For Speed no tardará en ser olvidable.

Need for Speed™_20151027143106

Con el pasar de cada video y cinemática, no podía dejar de pensar en lo grandioso que hubiera sido que EA y Ghost Games invirtieran esos recursos en haber creado un nuevo modo de juego. Como sea, se comprende que por asuntos comerciales, se haya intentado contarnos una historia. Esperemos que en siguientes entregas se tengan personajes mejor escritos que se pueden desenvolver en una historia mejor desarrollada.

¿Y el multiplayer?

Al igual que hemos visto en un montón de otros juegos, Need For Speed intenta entregar una experiencia multiplayer online que se integre con el modo de un jugador prácticamente sin que el usuario se dé cuenta. Lo que quiero decir es que cuando estés conectado a PlayStation Network o a Xbox Live, jugadores de todas partes del mundo se podrán unir a tu mundo de manera muy sencilla para echar una carrera o cooperar contigo en un concurso de drifting, por ejemplo.

En general, podemos decir que este modo funciona bien, sin embargo, creo que aporta muy poco a lo que es el juego en general, incluso puede llegar a ser un poco molesto, esto gracias a que no todo el mundo está dispuesto a jugar como se debe. El punto es que puedes estar compitiendo en cierta prueba contra reloj y que de la nada, algún troll te choque para arruinar todos tus intentos por llegar a la meta en el primer puesto.

Need for Speed™_20151031083910

Podemos decir que el multiplayer de Need For Speed funciona correctamente y su idea en general es buena, no obstante, pienso que en su ejecución, no se consideró que darle demasiado poder a los usuarios, no siempre es una buena idea. Habrá que ver cómo funciona cuando todo el mundo tenga el juego entre sus manos. Imagino que juntarte con siete amigos más para correr por todo Ventura Bay, puede ser algo muy divertido.

Este multiplayer permite ocho jugadores al mismo tiempo.

Dando pasos demasiado seguros


atomix-score-75Need For Speed
es una muy buena entrega de esta serie que tantas horas de diversión nos ha regalado a lo largo de su extensa historia. El objetivo de definir de una vez por todas una imagen para la franquicia se cumple de buena forma con este juego, el cual, brilla por su control y sorprendentes gráficas. El gran “pero” llega gracias a lo calculado y poco arriesgado que se siente todo. La verdad es que nos quedamos con las ganas de ver un nuevo modo de juego o algo diferente en materia de gameplay.

Si eres fanático de Need For Speed y el año de descanso te pareció demasiado tiempo de espera, tienes que ir corriendo por este juego en cuanto tengas la oportunidad, sobre todo si posees ganas de presumir el poder de tu PS4 o Xbox One. En caso de que estés esperando grandes pasos en materia de innovación, puede que te lleves una decepción. Lo mejor es que nos queda claro que Ghost Games sabe bien cuáles son los elementos que hacen divertida a la saga, por lo que estamos seguros de que si sigue en sus manos, tendremos una siguiente entrega de muy buena calidad.

Alberto Desfassiaux
Editor de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!