Review – Fire Emblem: Three Houses

TRENDING

TERMINATOR: DARK FATE YA TIENE PRIMERAS REACCIONES
FRANCIS FORD COPPOLA ARREMETE CONTRA PELÍCULAS DE CÓMICS
JARED LETO YA NO SERÁ EL GUASÓN
SE FILTRA POSIBLE PRECIO DE PS5
POLÍTICOS CONDENAN RECIENTES ACCIONES DE BLIZZARD
DENTISTA GASTA $1 MILLÓN DE DOLARES EN JUEGOS
RESIDENT 5 TIENE PROBLEMAS DE FPS EN SWITCH
ÉSTAS SON LAS CINTAS ANIMADAS NOMINADAS PARA UN OSCAR
EL SWITCH SUPERA LAS 15 MILLONES DE VENTAS
POLLITOS EN FUGA 2 YA EN PRE-PRODUCCIÓN
BLIZZARD CANCELA EVENTO DE OVERWATCH EN NUEVA YORK
SPIDER-MAN Y VENOM PREPARAN CROSS-OVER
ZOE KRAVITZ SERÁ LA NUEVA CATWOMAN
¿VEREMOS CYBERPUNK 2077 EN SWITCH?
PRIMER VISTAZO AL NUEVO EQUIPO ROCKET

Excelencia por decreto real

Review Fire Emblem Three HousesLos videojuegos fueron una evolución natural de los juegos de mesa. El tener a una computadora asistiéndote siempre que tú quisieras pasar un rato de diversión, se terminó convirtiendo en un concepto que fundamentó a toda una industria del entretenimiento que por supuesto, desde hace ya un buen tiempo es mucho más relevante que la fuente de donde nació. Sin embargo, la esencia sigue presente y es sumamente palpable en subgéneros tan puros como lo son los RPG Tácticos, esto en gran parte gracias a quien le suele poner las manos encima para llevarlos a nuevos horizontes. Sin temor a equivocarme puedo asegurar que Fire Emblem, como franquicia, representa todo esto y desde el majestuoso Awakening, su nombre se ha convertido en sinónimo de excelencia, buen gusto y muy fino diseño de videojuegos. Intelligent Systems está de regreso con su proyecto más ambicioso hasta el momento. Fire Emblem: Three Houses es una épica y muy emotiva aventura que se ha quedado guardada en mi memoria para siempre y que claro, viene a reafirmar el enorme amor que tengo y siempre tendré por esta serie.

Es bien complicado decidir por dónde es correcto comenzar a hablar de algo de la envergadura de Fire Emblem: Three Houses, pues como te decía, estamos frente al título más grande que Intelligent Systems jamás haya hecho, al punto de que se necesitó de que estudios como Koei Tecmo entraran al ruedo para que el proyecto pudiera salir adelante. Por supuesto que al saber que la serie ampliaría considerablemente el tema de las relaciones personales y de desarrollo de personajes, más de uno no pudimos evitar sentirnos un poco preocupados al pensar que el núcleo de la saga, su combate, sería puesto un poco de lado. Qué equivocados estábamos, pues la realidad es que todo esto más bien se convirtió en una capa extra de la experiencia que vino a aderezar de manera muy importante temas de narrativa y de gameplay cuando de batallas hablamos. La integración entre estos dos pilares es simplemente fabulosa y logró que algo como Fire Emblem que según creíamos, había alcanzado su máximo potencial en el 3DS, encuentre nuevos horizontes ahora que ha debutado en el Nintendo Switch. 

Política, traiciones y pasión

Las historias dentro de los Fire Emblem siempre han sido cosa especial. Los relatos normalmente centrados en la realeza y política, suelen adoptar de muy buenas maneras elementos de fantasía medieval para lucir una narrativa que básicamente cualquiera pueda saborear sin problema, esto claro, por medio de elaborados guiones con personajes muy tridimensionales con los que uno terminando amando u odiando de alguna u otra manera. Los hechos que se nos cuentan en Fire Emblem: Three Houses parten de todos estos fundamentos, pero ahora se toman algunas libertades para desarrollar de mucho mejor manera a los personajes y hechos que se nos van presentando. No, ahora no estamos frente a un relato de un viaje fantástico, asunto que si bien, sí puedes extrañar al principio, termina saliendo por la ventana cuando te vas enterando de todo lo que hay detrás del argumento principal del juego.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.16.27 PM

Antes de pasar a contarte mucho más de lo que puedes esperar de la fabulosa historia que se nos relata a lo largo de las decenas de horas que Fire Emblem: Three Houses tiene para ofrecer, me gustaría poner de lado la pregunta de: “¿tengo que haber jugado otros juegos de la serie para entender la de éste?” La respuesta es un rotundo no. Al igual que las otras entregas de la serie, Three Houses vive dentro de su propio universo sin tener nexos verdaderos con sus antecesores. Claro que los guiños a pasados títulos están ahí, sobre todo en la parte musical, pero en términos de narrativa, no tienes nada de qué preocuparte si este título está siendo tu entrada a la saga de Intelligent Systems.

Ya que tenemos el famoso cuestionamiento fuera de la mesa, te cuento que la historia de Fire Emblem: Three Houses puede parecer por demás intrincada y rebuscada al inicio, pero créeme que conforme vas progresando, todo comienza a hacer clic y a caer por su propio peso. Eso sí, te recomiendo mucho poner atención a cada uno de los diálogos que se van presentando, pues en prácticamente todos ellos, se encuentra una pieza de este gran rompecabezas.

Fire Emblem: Three Houses está ambientado en un continente conocido como Fódlan, el cual, está separado por tres naciones distintas que viven en medio de una frágil paz. En el centro de todo esto tenemos a la Church of Seiros o Iglesia de Seiros, organización religiosa totalmente militarizada que básicamente funciona como capital de la alianza entre estas tres facciones y que dentro de ella, se encuentra el monasterio de Garegg Mach, el cual, hace las veces de academia militar para la formación de oficiales que estén al servicio de la Iglesia. Como te comenté, el equilibrio entre cada una de las facciones es complicado y conforme avanzas en la historia, te vas dado cuenta de cuáles son las intenciones de los personajes que componen a este lugar.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.16.43 PM

Después de cierto evento al inicio del juego cuando formamos parte de un grupo de mercenarios, nuestro personaje, Byleth, es invitado a formar parte de la plantilla de profesores del monasterio, esto luego de enterarte que Jeralt, tu padre, era capitán de un grupo elite de caballeros al servicio de la Iglesia de Seiros. A nuestra llegada a esta escuela que parece haber sido sacada de un cuento de J.K. Rowling, se nos introduce a las tres casas que la componen: The Black Eagles, Blue Lions y Golden Deer. Cada una con sus propias características, ventajas y desventajas. Fire Emblem: Three Houses se toma su tiempo para contarnos mucho más de las tres opciones, pues posteriormente tendrás que elegir a cuál unirte para ser su líder. Mi recomendación es que con calma, conozcas bien a cada uno de los integrantes de cada casa así como sus antecedentes e historia, pues servirá de mucho para que te vayas con la que más se ajuste a tu personalidad, además de que sus historias sirven muchísimo para entrar en contexto de todo lo que está pasando en este mundo.

Una vez que eliges a tu casa (yo me fui por los Blue Lions) poco a poco te vas dando cuenta de lo que está pasando con la Iglesia de Seiros y con la compleja situación política y social por la que atraviesa Fódlan. Es verdaderamente fabulosa la manera en la que Fire Emblem: Three Houses te va diciendo de manera sutil que no todos son quienes dicen ser. Sí, estamos frente a un relato que claramente toma inspiración de cosas como Game of Thrones en donde los personajes normalmente tienen intereses personales y que en cualquier momento, la cosa se puede poner de cabeza. Tal vez sientas que al inicio las cosas no están caminando demasiado del lado de la narrativa, pero de verdad, no sabes qué te espera cuando la primera parte del juego se acerca a su conclusión. Una de las cosas que mejor se hacen es presentar a personajes que no son ni totalmente buenos ni totalmente malos.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.18.25 PM

Algo que indudablemente me sorprendió de la historia de Fire Emblem: Three Houses y que seguramente notarás si eres veterano de la serie, es que en esta ocasión no se usa un viaje épico para narrar los hechos que están ocurriendo a nuestro alrededor. Definitivamente es un sentimiento que se extraña, sin embargo, se compensa con un montón de nuevos recursos narrativos que le vienen como anillo al dedo y que en ningún momento hacen que el juego se olvide de quién es en realidad; es decir, estamos frente a un relato de Fire Emblem en toda la extensión de la frase. 

Pasión, traiciones, amistades rotas, política y personajes entrañables de los cuales te enamorarás en poco tiempo, son solo algunas de las cosas que la historia de Fire Emblem: Three Houses ofrece. Tenía mucho tiempo de que no me envolvía tanto en la historia que me estaba contando un juego. Con el pasar de cada minuto, me interesaba más y más por saber qué es lo que estos personajes se traían entre manos, esto claro, gracias a un guión extremadamente bien escrito, sensacionales actuaciones de voz y varios recursos como frases incompletas que te revelan parte de algo muy importante.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.19.21 PM

Por cierto, el juego viene con texto totalmente localizado al español. Es posible poner las voces de los personajes tanto en inglés, como en japonés. Es importante decir que dependiendo del idioma en el que pongas el texto de Fire Emblem: Three Houses, será el nombre de los personajes. Sí, como normalmente sucede, los nombres no coinciden en inglés y en español, por ejemplo.

Adrenalina pura

Uno de los elementos a los que más ruido se le ha hecho previo al lanzamiento de Fire Emblem: Three Houses, es todo este nuevo sistema de relaciones sumamente complejo y lo que implicará dentro de la experiencia de la vida que nuestro personaje tenga fuera del campo de batalla. Como te comentaba, yo era de los que sentía algo de preocupación ante la posibilidad de que por darle fuerza a todo este asunto, el verdadero núcleo de la franquicia fuera puesto de lado o diluido. Te puedo decir que luego de todas estas decenas de horas jugando, el nuevo título de Intelligent Sistemas deja claro de dónde viene, teniendo como parte angular de su concepto y experiencia, fabulosas batallas que en más de una ocasión te tendrán al borde del asiento.

En caso de que no lo sepas o de que estés un poco perdido en el tema, te cuento que Fire Emblem: Three Houses es un RPG Táctico por turnos. En cada batalla contaremos con cierto número de unidades a nuestra disposición que podrán ser colocadas estratégicamente en puntos determinados del mapa en el que se desarrollará la acción. Consejo: tómate tu tiempo para colocar bien a tus unidades antes del enfrentamiento, no dejes expuestos a los healers, arqueros o magos. También es bueno que revises con calma qué armamento e ítems llevarán a la pelea tus personajes, pues vale la pena recordar, aquí, el desgaste de armas es acumulativo, no es como que esa espada se vaya a regenerar sola en la siguiente pelea, por ejemplo.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.11.07 PM

Para darle frescura a este estilo de diseño sumamente puro, Fire Emblem: Three Houses introduce un par de ideas nuevas que definitivamente funcionan pero que tampoco creo, vengan a revolucionar a este maravilloso subgénero. La primera es la introducción de los batallones. Al inicio, puede ser un poco confuso la funcionalidad de esta opción dentro del campo de batalla, pero con el tiempo y claro, leyendo la descripción de cada uno, empiezas a entender su razón de ser. Podríamos decir que los batallones son un habilidad extra que los personajes con el nivel correcto de autoridad, podrán usar.

Cuando te acercas a una unidad enemiga y tu personaje en cuestión tiene equipado cualquiera de los tipos de batallones que hay, el menú te descubre la opción de Gambit. Con ésta, podrás lanzar este ataque especial de batallón contra el enemigo. Existen diferentes tipos. Por ejemplo, usando a soldados convencionales de la Iglesia de Seiros, podrás ejecutar una carga contra el enemigo, pero ¿qué diferencia hay con hacer un ataque regular? En el ejemplo de batallón que usé, se puede generar daño de área si existen hasta otras dos unidades enemigas adyacentes y alineadas con el sentido de nuestro ataque , además de que en caso de pegar en su objetivo, esta agresión no dejará que las unidades afectadas se muevan en el siguiente turno. También existe otro tipo de batallón que sirve para subir la moral de nuestros aliados, etc.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.11.49 PM

Algo que es muy importante mencionar es que los batallones suben de nivel independientemente del personaje que los tenga equipados. También hay que decir que éstos se desgastan con el uso, por lo que usando oro, tendrán que ser repuestos si es que quieres que su efectividad siempre esté al máximo. Otra de sus funciones es la de romper los escudos de bestias de gran tamaño de diferentes tipos, pues Fire Emblem: Three Houses nos presenta este nuevo tipo de unidad que puede llegar a ser verdaderamente intimidante y que funciona de manera distinta a la de las unidades regulares que vemos en el campo de batalla. Por cierto, los enemigos también pueden usar batallones contra nosotros, así que ten cuidado.

Para comenzar, te cuento que estas bestias ocupan un espacio de 2×2 en el campo de batalla. Además, cuentan con cuatro escudos que los rodean y que claro, los protegen bastante de nuestras agresiones regulares. Para acabar con estas protecciones, es necesario atacar con un batallón. Para rematar, tenemos que estos monstruos cuentan con más de una barra de vida, asunto que combinado con los escudos, hace que aproximarse a cualquiera de ellas sea muy diferente. Otro tema que debes tener en cuenta es que sus ataques suelen hacer daño de área, así que ten mucho cuidado de ver qué unidades tuyas estarán a su alcance cuando llegue su turno de agredir. Sin lugar a dudas, este nuevo tipo de enemigo es un gran acierto de Fire Emblem: Three Houses, pues le añade ese sentimiento de estar en peligro tan importante para este tipo de juegos.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.11.13 PM

Fire Emblem: Three Houses introduce nuevas clases: Noble, Commoner, Brawler, Grappler, Fortress Knight y Warlock. La verdad es que ninguna la sentí como algo completamente diferente o que venga a cambiar la manera en la que actuamos dentro de un campo de batalla, pero no están mal. Un poco más adelante profundizaré en cómo es que ahora funciona el sistema de clases dentro del juego, pues se hicieron fuertes cambios que vale la pena revisar con su debido cuidado. Un cambio que sí notarás que hace diferencia es que ahora, después de atacar, las unidades montadas podrán moverse la cantidad de espacios que les hayan quedado después de la acción.

Otro comando que podemos dar cuando nos encontramos en batalla es el de Combat Arts, el cual, es básicamente lo mismo que las Weapon Arts que vimos siendo introducidas en Fire Emblem Echoes: Shadows of Valentia de 3DS. Estos son básicamente movimientos especiales que cada personaje va aprendiendo conforme sube de nivel. La gran mayoría de estas habilidades hacen mucho más daño que un ataque regular, pero ten cuidado, pues también generan un desgaste considerablemente más importante en el arma que utilices. Algo muy interesante de todo esto es que por ejemplo, los arqueros, pueden aprender un arte que les permite tirar a gran distancia. Es muy satisfactorio acabar con un enemigo que estaba parado a varias casillas de ti.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.10.23 PM

El terreno activo está de vuelta para los combates de Fire Emblem: Three Houses, probablemente teniendo más protagonismo que en cualquier otro juego de la serie. Lo anterior lo digo porque constantemente verás mapas con casillas especiales que le subirán los stats o dañaran a quien esté dentro de ellas. Bosques, montañas, agua, lava, arena y demás tipos de terreno, afectarán la visión que tengas de tus movimientos en el campo de batalla. Sin lugar a dudas, las peleas donde más tensión hay es en las que presentan neblina, pues no sabes de dónde llegará el enemigo.

Una gran adición al sistema de combate de Fire Emblem: Three Houses que más bien tiene que ver con cuestiones de interfaz es que ahora, cuando mueves unidades al campo que puede alcanzar el enemigo, cada una de sus unidades con alcance a las nuestras despliegan una línea roja hacia cuál van a atacar en el siguiente turno. Dicha linea es básicamente el agro, término usado para referirnos a la estadística que nos indica qué tan atractivo es un personaje a ataques enemigos.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.09.51 PM

El tema de agrupar unidades y cómo que éstas se relacionan en el campo de batalla, recibió algunos cambios sutiles en Fire Emblem: Three Houses, pero no tan sustanciosos. Ahora, para ser más efectivos con uno de nuestros ataques, tan solo basta con que alguna otra de nuestras unidades esté en una casilla adyacente o en posición de ataque respecto al enemigo. Si agredimos estando en estas circunstancias, haremos mucho más daño. De igual forma, en caso de usar a un batallón, esté podrá tener un boost si las unidades aliadas que nos rodean también cuentan con la habilidad, pues te repito, para usar batallones, tus personajes deben de haber alcanzado cierto nivel de autoridad. Regresando al tema, también posible juntar a dos unidades como si fueran una misma, solo que ahora, la unidad secundaria no ocupa un espacio dentro del campo de batalla, pues literalmente solo está como apoyo para la unidad a la fue asignada.

La dificultad siempre ha sido objeto de conversación cuando hablamos de Fire Emblem. Por el subgénero al que pertenece, estamos frente a juegos sumamente retadores que te exigirán usar el cerebro para salir adelante de los problemas que te irán presentando. La verdad es que en este apartado, la serie de Intelligent Systems ha tenido diferentes variaciones, pasando desde cosas imposibles como Conquest, hasta algo mucho más balanceado como Awakening. Uno de los objetivos de Fire Emblem: Three Houses era el de ser la puerta de entrada para algunos jugadores nuevos, por lo que retomó algunas ideas de su antecesor -Shadows of Valentia- para que la experiencia fuera un poco más accesible.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.08.59 PM

Durante las primeras horas de juego se te da el poder de rebobinar algunos turnos en caso de que hayas metido la pata, sobre todo si estás jugando con el Permadeath encendido, asunto que creo, todo el mundo debería de hacer, pues el concepto de perder para siempre a un personaje si éste cae en el campo de batalla, siempre ha sido parte esencial de la experiencia de jugar un Fire Emblem. Sí, definitivamente, el poder regresarte turnos para salvar a cierta unidad, hace más sencillo tu paso por este juego, pues solo en caso de haber cometido un grave error que sea irreparable, tendrás que reiniciar por completo una batalla. Mi consejo es que no te confíes ni abuses de esta opción, pues la dificultad del juego es progresiva.

Muy buena parte de tu éxito o fracaso en el campo de batalla estará dictado por qué tan bueno hayas sido administrando tu tiempo en el monasterio y haciendo otras actividades, pero en realidad, la victoria o la derrota llegan dependiendo de tus decisiones al momento de los enfrentamientos, sabiendo explotar las fortalezas de tus unidades y escondiendo correctamente sus debilidades. Fire Emblem: Three Houses es un juego que al inicio, sobre todo para los veteranos, se siente bastante sencillo, pero te repito, su dificultad tiene saltos inesperados, sobre todo pasando el primer acto. 

Batalla 5 y graficas en batalla

Probablemente mi única queja en materia de combates dentro de Fire Emblem: Three Houses es que ahora, en un intento por dar ese sentimiento épico de que estamos en medio de una verdadera batalla entre ejércitos, hay varios niveles en los que además de nosotros y el enemigo, hay una tercera facción. Esto causa que tengamos que ver un montón de enfrentamientos muchas veces completamente insignificantes y que terminan cortando el ritmo. Repito, esto solo se da en ciertas misiones, pero sí llega a ser un tanto molesto.

Las batallas de Fire Emblem: Three Houses son fantásticas. El sentimiento de encontrarte en medio de una guerra épica se siente más vivo que nunca gracias a ideas como la de los batallones. El diseño de niveles es simplemente magistral y viene a acentuar todas las posibilidades que nuestras unidades nos presentan. Intelligent Systems conoce perfectamente su negocio y de nueva cuenta, nos ha puesto ante una experiencia que suele tenerte con la adrenalina a todo lo que da, rezando porque ese siguiente ataque enemigo no dé en el blanco y una de tus queridas unidades caiga en el campo de batalla. Esta nueva exclusiva del Switch es ejemplo de la pureza del subgénero al que pertenece y probablemente, el mayor exponente nos haya tocado ver hasta el momento. 

Clases totalmente flexibles

La progresión es algo sumamente importante para cualquier Fire Emblem. Ver cómo es que nuestros personajes van cambiando y aumentando sus capacidades más allá de lo que pasa con la narrativa, hace que estos juegos sean bastante complicados de soltar. Sabiendo perfectamente que esto es una fortaleza de su franquicia, Intelligent Systems decidió ajustar la manera en la que nuestros personajes evolucionan y cambian de clase, convirtiendo a todo este sistema en una mecánica de juego tangible que la verdad, funciona mejor de lo que debería.

Algo que es importante mencionar antes de comenzar a tocar todo el tema de cómo es que los personajes de Fire Emblem: Three Houses va mutando conforme progresas en la historia, es que estamos frente a un juego altamente cargado de estadísticas y de stats de todo tipo, asunto que lo convierte en algo que además de mucha atención, tomará su tiempo entender. Dicho lo anterior, te cuento que además de tener los clásicos atributos de ataque, defensa, magia, resistencia, suerte, movimiento, etc, los personajes de este título tiene otro apartado de stats que dictan qué tan aptos son para cambiar de clase. Lo interesante de todo este asunto es que si bien, cada personaje está predeterminado a seguir cierto camino, el juego nos permite moldearlos a nuestro gusto. Por ejemplo, puede que un guerrero con hacha termine siendo un poderoso hechicero, o que un healer moldeé su camino para convertirse en un habilidoso espadachín. Al final, todo dependerá de nosotros los jugadores.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.13.28 PM

Los stats que dictan hacia qué clase se moverá cierto personaje están separados en categorías como el uso de espada, lanza, hacha y arco, además de otras como montura, vuelo, sabiduría, armadura, autoridad y conocimientos mágicos. Por ejemplo, para que un mercenario pueda evolucionar de clase y convertirse en un guerrero acorazado, primero deberá de subir sus puntos de armadura y de uso de hacha. Es importante mencionar que a su vez, las clases están separadas en cuatro niveles distintos: básicas, intermedias, avanzadas y nivel maestro. Entre más sofisticada sea la clase, más será la exigencia del nivel de stats necesarios para poder obtenerla, además de que claro, también es necesario un ítem conocido como Seal que ya habíamos visto en pasadas entregas de la serie.

Si todo esto te está pareciendo complicado, déjame contarte que la cosa no termina ahí. Para que nuestros personajes puedan evolucionar en clases más avanzadas, también es necesario que su nivel general esté en cierto estado. Con nivel general me refiero al número que dicta qué tan fuertes son en sus stats básicos de ataque, defensa, etc. Por ejemplo, si tienes a cierto personaje mágico con los valores suficientes en sabiduría y magia para convertirlo en un Mago Oscuro, pero no cuentas con el nivel general necesario de esta clase intermedia, éste no podrá cambiar hasta que no suba. Por cierto, este nivel general del que te hablo es el que va aumentando cuando entramos en combate y ganamos experiencia. 

Screen Shot 2019-08-02 at 12.13.15 PM

Ahora, algo sumamente interesante de esto que parece un verdadero enredo pero que créeme, con el tiempo aprendes perfectamente cómo es que funciona, es que para cambiar de clase, nuestros personajes deben de pasar un examen de certificación -completamente a doc al tema escolar de Fire Emblem: Three Houses-. Cuando decides hacer la evolución de clase, se nos coloca en un menú que nos indica cuál es el porcentaje de posibilidad de que ese personaje pase el examen y así, pueda cambiar su clase. Entre más esté preparado en los stats secundarios de los que te hablaba, más alto será su chance de superar la prueba. Ten en cuenta de que si por ejemplo, quieres que un arquero se convierta en caballero montado y sus stats de montura y uso de espada no son tan altos, el juego te avisará que su porcentaje de pasar es de menos del cien por ciento. Si falla, el Seal que uses se perderá. Mi consejo es mejor tomarte tu tiempo de preparar bien a la unidad en cuestión para que no tengas ningún problema.

Antes de pasar a contarte sobre la motivación, otra estadística que funciona como base para que nuestros estudiantes puedan subir sus conocimientos y así, puedan cambiar de clase, me gustaría recalcar que estos cambios no son definitivos. En cualquier momento podrás hacer que cierto personaje regrese a la clase que tenía. En realidad, el pasar un examen de certificación únicamente te abre la opción de ahora poder seleccionar la clase que hayas elegido en su momento.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.13.09 PM

Las maneras de subir el uso de espada, lanza, hacha, arco, montura, vuelo, sabiduría, armadura, autoridad y conocimientos mágicos, son bastantes variadas y normalmente tienen que ver con la vida fuera del campo de batalla, aunque por ejemplo, si cierta unidad está usando constantemente una lanza, su stat de uso de lanza, evidentemente también crecerá. Regresando a las formas más precisas y efectivas para hacer que estos stats tan importantes crezcan, tenemos a la motivación como otro elemento del que deberás estar muy pendiente. Por ejemplo, una de las cosas que puedes hacer en el monasterio como profesor, es la de impartir una lectura para tus estudiantes. Aquí, les podrás pedir de manera individual que estudien sobre los stats en los que estás interesados que crezcan para que puedan hacer sus exámenes de certificación y así, puedan cambiar a clases más avanzadas. El tema aquí es que para que nuestras enseñanzas sean más efectivas, nuestros personajes deben de estar motivados. ¿Cómo le haces para que su motivación no decrezca? Eso te lo contaré más adelante cuando hablemos de todo lo que puedes hacer fuera del campo de batalla.

Repito. Sé que todo esto suena rebuscado e innecesariamente complicado, pero te aseguro que después de unas horas jugando Fire Emblem: Three Houses, comenzarás a entender todo de mucho mejor manera. Lo que sí te digo es que requiere de tu atención y de tu interés, además de que en la siguiente sección de esta reseña me expandiré más en las actividades fuera del campo de batalla y que justamente van fuertemente ligadas con todo lo de la motivación y cambio de clases. La verdad es que no sé cómo es que Intelligent Systems llegó a la creación de todo este sistema de subida de nivel y cambios de clase, pero es sumamente adictivo estar pensando en cómo hacer para que ese personaje alcance la clase en la que lo queremos tener. 

Screen Shot 2019-08-02 at 12.13.34 PM

La compleja vida en el monasterio

No todo son peleas y batallas épicas en Fire Emblem. Prácticamente desde su inicio como franquicia, el tema de la vida en momentos de paz y relaciones entre personajes, ha sido uno de los pilares de la experiencia y sabiendo del enorme potencial de lo logrado en por ejemplo, Fire Emblem: Fates, Intelligent Systems decidió llevar todas estas ideas a un nuevo nivel, esto claro, tomando mucha inspiración de series como Persona, sobre todo para la forma de estructurar la manera en la que llevamos nuestro día a día.

La estructura de Fire Emblem: Three Houses está regida por un calendario, en donde podemos ver las actividades que tenemos a nuestra disposición. Como te había contado en la sección de historia, este título se centra en el monasterio de la Iglesia de Serios en donde nuestro personaje principal se desempeña como profesor. Esta escuela altamente inspirada en Hogwarts, puede ser explorada a placer para hacer varias actividades que tendrán un impacto directo en el desempeño de nuestras unidades, sobre todo en lo que tenga que ver con los stats que van relacionados con cómo es que vamos cambiando de clase a los personajes que integran nuestra casa.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.12.27 PM

Vale la pena mencionar que a diferencia de Persona, aquí el tiempo es más un aliado que algo por lo que te debas de preocupar. Sí, aprovechar los días que tienes en el monasterio es muy importante, pero no es como que alguien te esté correteando para que ejecutes tal o cual actividad. No te voy a mentir. Al inicio es sumamente complicado decidir en qué invertir tu tiempo, más cuando aún no entiendes del todo la forma en la que el sistema de clases funciona. Mi consejo sería que te dejarás llevar un poco por la corriente y vayas haciendo lo que te parezca importante. Una vez que superes la hora 15 ó 20 de juego, ya sabrás de qué forma aprovechar estas actividades fuera de batalla de mucho mejor manera.

Pero ¿qué tanto puedes hacer en esta escuela? Creo que primero hay que recordar que nuestras actividades están separadas en días que vemos representadas en un calendario. Te podría decir que los únicos días verdaderamente importantes son los lunes y domingos. Claro que en los otros pueden haber sucesos, sobre todo de misiones principales, pero en realidad, lo que depende de nosotros los jugadores, es lo que hagamos estos días que te menciono. Aclarado lo anterior, podemos pasar a desmenuzar lo que es nuestra vida fuera del campo de batalla.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.12.13 PM

Comenzando por los domingos, días que por cierto, son los más importantes para nuestros intereses, el juego te dará bastantes opciones. Antes de comenzar con nuestro día, se ta da escoger entre explorar, tomar un seminario, pelear o descansar. No te preocupes si al inicio no ves todas estas opciones disponibles, Fire Emblem: Three Houses es un juego increíblemente denso que te va dando las cosas poco a poco.

Si decides darte una vuelta por el monasterio, te toparás con que sus habitantes se encuentran haciendo diferentes cosas. Muchos de ellos tendrán quests opcionales para darte, los cuales, suelen limitarse a andar de mandadero. Las recompensas son desde armas y provisiones, hasta un aumento en tu relación con ellos, asunto que más adelante te servirá para poder reclutarlos. Sí, es posible que estudiantes de otras casas se unan a la tuya, o incluso maestros y otros miembros de la Iglesia. Ten cuidado en elegir con quién buscarás formar una alianza, pues además de que es necesario tener un buen nivel de relación con ellos, también se te pide tener ciertos atributos en los stats que te permiten cambiar de clase, lo cual, pues toma su tiempo.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.15.10 PM

Continuando con lo que puedes hacer con los otros NPC que habitan este lugar, te cuento que para mejorar la relación fuertemente con cualquiera de ellos, es posible invitarlos a una comida o a una fiesta de té, en donde inicia un curioso mini juego basado en títulos de cita en el que debes de mantener una conversación interesante. No te preocupes si todo este tema de andar “jugando a las muñecas” no te parece atractivo. La verdad es que resulta ser bastante opcional. Claro que si estás obsesionado con reclutar a cierto personaje, muy probablemente sí tengas que echar mano de estas actividades. Hablando de actividades, al inicio de cada domingo se te darán puntos de actividad, los cuales, se gastan cuando ejecutas alguna de ellas. Conforme tu nivel de profesor sube, estos puntos también aumentan. Entre las actividades dominicales dentro del monasterio también hay pesca, plantar semillas, entrar a un torneo de espadas o por qué no, entrenar con alguno de los otros profesores para aumentar los stats que te interesen.

Otra de las opciones que se nos da para pasar nuestro domingo es hacer alguna de las misiones secundarias que estén a nuestra disposición. Al inicio, estas batallas opcionales solo tienen el objetivo de que nuestros personajes suban un poco de nivel, sin embargo, unas horas después, te empiezan a aparecer unas que son representadas por un signo de admiración en color verde. Éstas son las buenas. Seguro recordarás que en Mass Effect 2 y Mass Effect Andromeda, nuestros aliados se acercaban a nosotros para pedirnos ayuda con algún pendiente que tuvieran, lo cual, desencadena una misión secundaria para saber más de ellos. Fire Emblem: Three Houses tiene exactamente eso y la verdad, son fabulosas, pues además de contar con su propio arco narrativo, tienen su propio diseño y forma en términos de gameplay. Te diría que tengas en cuenta que éstas caducan. No es como que las tengas que hacer luego luego, pero sí desaparecen si los días pasan y pasan y no las haces. Ten un ojo en tu calendario para que no te pierdas de ellas.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.09.12 PM

Para rematar, también es posible que nuestro domingo se pase tomando un seminario para mejorar nuestros stats o por qué no, tomando un merecido descanso. Al inicio puede parecer que descansar sea una oportunidad perdida y en efecto, te diría que durante las primeras horas no te des el lujo de desaprovechar este día, no obstante, cuando ya vas más avanzado, es importante que tomes en cuenta al menos un domingo al mes para que tus personajes descansen. Esto lo digo porque el descanso aumenta considerablemente su motivación que como te dije, es crucial para mejorar los stats que tienen que ver con el cambio de clase. El descanso también sirve para que el arma legendaria que consigues en los primeros capítulos, se regenere. 

Screen Shot 2019-08-02 at 12.15.54 PM

La forma en al que Intelligent Systems integró todo este sistema que probablemente cuenta con las piernas suficientes para ser un juego independiente, es verdaderamente fabulosa. Lo anterior lo digo porque además de que estas actividades son variadas y muy divertidas, logran hacerte sentir que su recompensa tendrá un impacto directo en el desempeño de tus tropas en el campo de batalla. Definitivamente es abrumador en un inicio, pues en más de una ocasión puedes pensar que estás desaprovechando oportunidades, pero conforme vas progresando, el panorama se va aclarando y empiezas a disfrutar la experiencia de mejor manera. Repito, Fire Emblem: Three Houses es un título denso que requiere de nuestra total atención.

Un mundo que te envuelve  

En términos de presentación, Fire Emblem siempre ha sido una franquicia muy curiosa. En Awakening se nos deslumbró con fabulosas cinemáticas estilo anime para contar las partes más importantes de la historia y a la vez, se tomaron extrañas decisiones como que los modelos 3D de los personajes no tuvieran pies. Three Houses es un juego que se ve y se escucha estupendamente bien la gran mayoría del tiempo, sin embargo, tiene un par de detalles que fueron difíciles de ignorar.

Al igual que en los últimos juegos de la serie, Fire Emblem: Three Houses echa mano de secuencias animadas para desarrollar su narrativa, mismas que nos siguen haciendo soñar con tener un anime de la franquicia. De igual forma, tenemos que buena parte de la historia se cuenta con conversaciones directas entre personajes con gráficas corriendo en tiempo real. Acá la cosa no pinta tan bien, pues a pesar de que el modelado de personajes es muy bueno y detallado, tenemos animaciones sumamente acartonadas que sí te sacan un poco de todo este drama que por cierto, está muy bien actuado por voces en inglés y japonés. De igual forma, durante estas charlas, es fácil notar lo mal logrados que están los fondos, luciendo texturas en muy baja calidad y objetos con bajo conteo de polígonos.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.19.06 PM

Cuando te pasas del lado de las batallas, la cosa luce mucho más familiar a lo que se nos venía presentando en el 3DS, solo que ahora, en lugar de que los personajes sean representados por bellos sprites 2D, tenemos modelos un tanto abstractos, pero bien logrados en tres dimensiones. Algo que me encantó es el detalle de que estas miniaturas de nuestras unidades, sí cambian dependiendo de la clase en la que se encuentren y del arma que tengan equipada. Otro punto importante es que ahora, el mapa se puede girar 360 grados y hacer un zoom casi a nivel de piso para ver con detalle en qué punto estamos parados.

Una de las razones por las que Koei Tecmo participó en el desarrollo de este juego, fue para animar y recrear las batallas que se dan a nivel de piso. Se hizo un fabuloso trabajo en las transiciones que tenemos de la vista táctica del campo de batalla, a la secuencia de acción cuando las unidades entran en combate. Ver a tus unidades o a los enemigos acompañados por un montón de otros soldados, sí consigue hacerte sentir que estás en medio de una batallas de proporciones épicas.

Screen Shot 2019-08-02 at 12.10.00 PM

Pasando al tema de la resolución, tenemos que Fire Emblem: Three Houses es un juego de resolución dinámica que constantemente está cambiando, tanto en su modo portátil, como cuando el Switch está conectado a la televisión. La verdad es que la gran mayoría del tiempo, el título se comporta bien en este apartado, pero en algunos momentos, sí llega a ser bastante evidente que la calidad de la imagen cae considerablemente.

De lado de la dirección de arte, Fire Emblem: Three Houses está completamente a la altura. El diseño de personajes, armas y prácticamente todo lo que ves en pantalla, es maravilloso. Chinatsu Kurahana y Kazuma Koda le dieron al clavo, mientras que Takeru Kanazaki, Hiroki Morishita y Rei Kondoh, se lucieron magistralmente en la composición musical, al punto de que me atrevería a decir que estamos frente al mejor soundtrack de toda esta serie que por supuesto, siempre se ha caracterizado por tener melodías entrañables. Se me sigue poniendo la piel de gallina solo de recordar algunas de las piezas que escuché a lo largo de mi aventura, sobre todo el arreglo del tema principal de Fire Emblem que aparece en la pantalla de inicio del juego.

Las limitaciones técnicas del Switch terminaron generando que la presentación de Fire Emblem: Three Houses no pudiera ser calificada como impecable. No me mal interpretes, tampoco es como que estos defectos me hayan sacado de la atmósfera en la que me encontraba, peo sí es algo que se nota y que claro, tenía que destacar en esta reseña. Al final, los aciertos gráficos y sonoros del juego son más grandes que sus equivocaciones, entregándonos un producto que indudablemente está a la altura de lo que todos los fans de la serie estábamos esperando.

Punto más alto del género

score95El medio vive momentos inciertos. La masificación de los videojuegos nos ha llevado a una fuerte segmentación del mercado, al punto de que desde hace ya un tiempo, términos como “gamer” han perdido por completo el sentido. Dicho asunto nos podría hacer pensar que aquellos proyectos que no le apunten a las decenas de millones de usuarios, están completamente condenados. La realidad es otra. Cada vez es más claro que estos nichos de mercado suelen ser suficientes para que cosas como los RPG Tácticos de producción mayor, puedan seguir existiendo, pues si bien, no somos muchos, los que estamos, somos sumamente fieles y dispuestos a apoyar de todas las formas posibles a esos juegos que nos están atendiendo de tan buena forma. Ejemplo de lo anterior es Fire Emblem: Three Houses, el cual, ha conseguido que el subgénero alcance nuevos horizontes y se coloque en el punto más alto que le hemos visto hasta el momento.

El trabajo de Intelligent Systems nuevamente es brillante. Sin duda alguna, Fire Emblem: Three Houses, junto con Sekiro: Shadows Die Twice, es lo mejor que he jugado en este 2019 que claro, pinta para tener un segundo semestre brutalmente espectacular. Una historia que te llena y mantiene al filo del asiento en todo momento, personajes entrañables que crecen ante nuestros ojos, batallas llenas de adrenalina, un diseño de mapas magistral, sistema de relaciones digno de un juego aparte y demás elementos, hacen de esta nueva exclusiva del Switch una aventura que estoy seguro, no se nos olvidará en un muy buen tiempo. Larga vida a Fire Emblem y a las grandiosas mentes que han estado detrás de él desde el inicio.

Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!