Advertisement

Review – Assassin’s Creed: Valhalla

TRENDING

Review Assassin’s Creed ValhallaLa siguiente generación ya está aquí. El Xbox Series X|S y el PlayStation 5 ya se encuentran en las casas de miles de personas en todo el mundo. Sin embargo, el lanzamiento de una nueva consola solo es tan bueno como los juegos disponibles durante sus primeros días, y en esta ocasión contamos con una sólida lista de opciones a nuestra disposición. Lamentablemente, los usuarios de la nueva plataforma de Microsoft carecen de una gran exclusiva first party. A falta de Halo Infinity, compañías como Ubisoft, Codemasters y SEGA necesitan ocupar un vacío que parece imposible de llenar.

Similar a lo que sucedió hace siete años, Ubisoft nos ha entrega un título que, aunque también se encuentra disponible en la generación que va de salida, se siente como una muestra de lo que nos depara un futuro no muy lejano. El mismo día que el Xbox Series X|S llegó a los anaqueles de las tiendas, un nuevo título de Assassin’s Creed acompañó su estreno. 

Valhalla se posiciona como el tercer título en una nueva trilogía para la serie. Después de la fatiga del público tras los lanzamientos de Unity y Syndicate, Ubisoft decidió tomarse más tiempo en el desarrollo del siguiente juego. De esta forma, en 2017 vimos la llegada de Origins, entrega que revitalizó a la franquicia con ideas y mecánicas frescas. Un año más tarde, Odyssey se encargó de mejorar algunos de los conceptos que introdujo su predecesor. Ahora, luego de otro receso de un año, Assassin’s Creed está de regreso. ¿Acaso Valhalla es el mejor juego en la serie? ¿Necesitas adentrarte en la nueva generación para experimentar este título? Descubre las respuestas a estas y más interrogantes en nuestra Atomix Review. 

Una saga imperdible  

Assassin’s Creed: Valhalla toma inspiración de la cultura nórdica, de los vikingos y sus historias de conquistas. Aunque el juego nos presenta con una aventura principal que se desarrolla a lo largo de 50 o más horas, la estructura se asemeja más a las sagas escritas en el siglo XII. Esto es una forma de decir que lo más interesante que tiene esta entrega para nosotros se encuentra en las grandes hazañas que suceden a la par de la narrativa  principal que Ubisoft nos presenta.

Valhalla nos pone en los pies de Eivor, una vikinga, o vikingo, quien, junto a su hermano, Sigurd, abandonan su tierra natal de Escandinavia, con la promesa de construir un gran reino en Inglaterra del Este durante el siglo IX. Sin embargo, su viaje no será sencillo y en el camino se encontrarán con otros grupos que se opondrán a los deseos de estos dos protagonistas. Eso no es todo, ya que desde las sombras se encuentra una organización milenaria que se opondrá al objetivo de nuestros vikingos principales. 

11-11-2020_8-20-54_PM-4iqegbyt

Como ya lo mencione, la fortaleza de la narrativa no recae en su aventura principal. Como todo buen juego de mundo abierto, Valhalla cuenta con varias historias que se desarrollan a la par de nuestro objetivo. Una vez ya instalados en Inglaterra, Eivor y su clan necesitan aliarse con reyes y tribus para fortalecer su presencia en estas tierras. Aunque existe la oportunidad de cumplir directamente con las misiones, o sagas, que involucran a Sigurd, te perderás de decenas de aventuras que involucran a algunas figuras históricas.

Desde restablecer el orden en un poblado corrompido por el gobierno local, pasando por la persecución de un rey a lo largo de toda su nación, hasta un conflicto entre diferentes grupos que culmina con una épica batalla en un castillo. La fortaleza de Valhalla en este aspecto se encuentra en el hecho de que las sagas no tienen que estar sujetas la gran historia del juego. Cada una cuenta con su principio, desarrollo y desenlace. Claro, estas historias tienen repercusiones en la narrativa general, pero no tienen el mismo peso que el conflicto principal de Eivor y Sigurd. Cada uno de los relatos, tanto principales como secundarios, se sienten como una temporada de un show, algo que no debería ser una gran sorpresa considerando que el título toma inspiración de la serie de Vikingos, así como del poema de Beowulf y segmentos de la historia real.

11-11-2020_8-20-50_PM-y2vuakb4

Junto a la aventura principal y a las sagas que hay a la par, también puedes disfrutar de algunas historias pequeñas que involucran a los habitantes de Inglaterra. La mayoría son inconsecuentes y las puedes terminar en menos de cinco minutos. Tal vez caminando por el campo te encontrarás con un hombre que sufre de un problema de ratas, así que tu tarea será encontrar una solución efectiva. Algunos casos son gracioso, otros tristes y en algunos ocasiones tu hacha podrá resolver el inconveniente de forma rápida y sencilla. Este tipo de misiones no son rimbombantes, pero podrás interactuar con algunos de los habitantes más únicos que este periodo nos ofrece.

Uno de los aspectos característicos de la serie de Assassin’s Credd, es el hecho de que podrás interactuar con personajes históricos. Aunque Valhalla sea una interpretación de textos escritos en el siglo XII por personas que no vivieron la migración nórdica a Inglaterra durante la Edad Media, Ubisoft ha hecho un gran trabajo en recrear este periodo y algunas de las personas más importantes de estos años. Tal vez esta cultura y sucesos no sean tan conocidos fuera del norte de Europa, pero esta entrega logra crear la suficiente curiosidad para ameritar una pequeña búsqueda para descubrir quién era Oswaldo de Bernicia y otras figuras similares.

11-11-2020_8-20-46_PM-uf55eozz

Sin embargo, no todos los aspectos que nos presenta la historia son buenos. El talón de Aquiles de la serie de Assassin’s Creed, al menos en este departamento, siempre ha sido tratar de involucrar a personajes de la actualidad. Aunque esta puede ser una buena justificación para enlazar todo los títulos de la serie, ver el conflicto entre los asesinos y la orden de templarios en pleno siglo XXI se llega a sentir forzado, algo que se puede notar en los últimos tres títulos de la serie.

La historia de Eivor y sus aventuras son mucho más interesantes que cualquier cosa que involucra a Abstergo y o cualquier amenza que planea destruir el mundo en pleno 2020. Afortunadamente, estos segmentos no son tan recurrentes como lo eran en el pasado, así que solo tendrás que someterte a un par de minutos de conversaciones aburridas que están más enfocadas en crear algún tipo de misterio, que resolver los 20 problemas con los que ya cuenta.

11-11-2020_8-20-50_PM-obruma3f

Pese a este problema, Assassin’s Creed: Valhalla es una gran saga. Dentro de todas las aventuras de Eivor y compañía, algunas reales otras ficticias, hay cientos de historias dignas de contar. Todos los personajes principales y secundarios cuentan con una gran personalidad con la cual rápidamente te podrás enamorar. Al término de mi aventura, todo lo que quería hacer era seguir recorriendo el campo en compañía de Eivor y, al final del día, ese es un sentimiento que no todos los juegos logran. 

La mejor forma de estrenar una nueva consola

Assassin’s Creed: Valhalla se encuentra en una posición bastante interesante. Debido a que es un título de lanzamiento para el Xbox Series X|S, este es uno de los juegos encargados de demostrar el poder visual de la nueva generación. Aunque puedes disfrutar de esta entrega en PS4 y Xbox One, si tienes acceso a una nueva consola, no dudes en probar esta versión.

Hablando de datos de duros, Valhalla corre en 4K a 60fps en Xbox Series X, 4K dinámico a 60fps en PS5, y 1440p a 30fps en un Xbox Series S. En esta ocasión, tuve la oportunidad de probar este título en el Series S, en donde, sí, la resolución no es tan alta en comparación con las otras consolas de nueva generación, pero cuenta con un gran desempeño visual. 

11-11-2020_8-20-51_PM-osexespn

Uno de los aspectos más interesantes de la nueva generación, es el uso del ray-tracing, tecnología que se usa para mejorar los efectos de iluminación y reflejos. Sin duda alguna, Valhalla es una muestra del poder visual que se puede obtener con esta tecnología. Estoy consiente de que los usuarios de PC han tenido acceso a esto por varios años, pero aquellos que siempre han jugado en consolas, ver el horizonte y disfrutar de un atardecer, o atravesar los ríos de Inglaterra mientras llueve y ves como el agua logra reflejar de manera impresionante todo lo que está a su alrededor, es algo que no puedes experimentar en un PS4 o Xbox One, ni en sus versiones mejoradas.

Desde la cima más alta de Noruega, pasando por los campos abiertos de Inglaterra, hasta una extravagante representación de Valhalla, Ubisoft ha creado un juego hermoso. Fácilmente te puedes perder por horas caminando o navegando, algo que resulta muy sencillo cuando activas el modo cinemático, el cual mueve la cámara de manera constante. 

11-11-2020_8-20-52_PM-1s4ezgsl

El juego es hermoso, y no hay mejor forma de describirlo. El aspecto visual es uno de los apartados más impresionantes del título. Sin embargo, cuando vemos más a detalle, nos encontramos con un par de problemas. Para comenzar, estamos hablando de una experiencia de mundo abierto desarrollado por Ubisoft, con todo lo bueno y malo que es significa. Al tratarse de un mapa gigantesco, es de esperarse una serie de problemas que pueden afectar tu travesía por estas tierras medievales.

Aunque se han reportado una gran cantidad de glitches durante los últimos días, puede decir que mi experiencia no se ha visto plagada de este infortunio, al menos en comparación con otras personas. Fuera del ocasional pop-up, o la constante carga de texturas mientras más me acerco a cierto lado, solo me tope con una pared que no llegó a carga de forma adecuada. De igual forma, en un par de ocasiones salte desde una montaña solo para atorarme en una rama y caer en el vacío. Esta experiencia dependerá mucho de cada persona, pero en mi caso, la versión de Xbox Series S es bastante estable.

11-11-2020_8-20-35_PM-remlbrtk

La cámara es uno de los aspectos que también sufre. En más de una ocasión trataba de mover cierto objeto, solo para que cabeza de Eivor se atascara en una estructura. No es un gran problema, pero es un aspecto que puede afectar la experiencia de más de una persona, y espero que sea resuelto lo más pronto posible.

Fuera de estos ocasionales inconvenientes, Assassin’s Creed: Valhalla cumple su objetivo de entregar una experiencia de siguiente generación, al menos en el apartado visual. Al tratarse de un juego moderno, contamos con un modo fotografía, el cual nos da una serie de herramientas que podemos usar para crear un par de imágenes bastante interesantes y compartirlas en redes sociales. Con una buena edición, podrías tomar una foto panorámica y engañar a más de una persona con un viaje falso a Inglaterra.

Cánticos nórdicos

Otro de los aspectos que siempre tiene un alto nivel de atención a detalle, es la música. No satisfechos con recrear visualmente regiones de Escandinavia e Inglaterra, Ubisoft ha hecho un fenomenal trabajo al capturar la esencia de una cultura y un periodo por medio de las melodías, sonido ambiental y la forma en que los personajes hablan.

11-11-2020_8-20-38_PM-n4mw230f

Podemos esperar un soundtrack compuesto de instrumentos clásicos de la época, con cánticos vikingos para acompañar tus largos recorridos por estas hermosas tierras,  y darle un toque especial a las batallas más impresionantes que el juego nos ofrece. Los momentos más calmados son aquellos antes de la tormenta. Previo a un ataque o saqueo, tus compañeros pueden comenzar a cantar y harán que tu trayecto hasta la siguiente iglesia llena de tesoros sea la única preparación mental que necesites. 

Al igual que otros títulos de mundo abierto, tus viajes también estarán acompañados del silencio. En más de una ocasión atravesarás el campo, solo acompañado de los sonidos emitidos por tus pasos, el escudo que cargas chocando con la gigantesca hacha en tú espala, y los animales que habitan estas tierras. Esto también ayuda en tu exploración, sin la intromisión de un constante soundtrack, podrás escuchar de mejor forma a las personas que piden ayuda a lo lejos, o a los intimidantes pasos que dan tus enemigos al rondar por los caminos más comunes.  

11-11-2020_8-20-39_PM-rtcudjf0

En cuanto al trabajo de voz, Magnus Bruun y Cecilie Stenspil hacen un fantástico trabajo como Eivor. Ya que tu personaje principal puede cambiar de sexo con tan solo presionar un botón, el guion es el mismo para los dos actores de voz. Aunque esto puede limitar en ciertos aspectos, la verdad es que cada uno de los encargados de este papel logra capturar una esencia única, pero que al mismo tiempo se siente similares cuando las comparas. Suena un poco raro, pero también es muy interesante.

El resto del elenco no se queda nada atrás. El experimentar el juego con actores que pueden hablar inglés con diferentes acentos lleva la inmersión al siguiente nivel. Las diferentes culturas se logran representar de gran manera, y en ningún momento tuve algún problema con esto. Incluso NPC’s que no tienen importancia en la historia, en más de una ocasión comenzarán a hablar en danés o inglés antiguo. Sin embargo, es importante mencionar que Assassin’s Creed: Valhalla no cuenta con un doblaje al español latino, solo al de España, pero la experiencia se puede disfrutar gracias a varias opciones de subtítulos. 

11-11-2020_8-20-46_PM-uiqbdnr1

Aunque por obvias razones es difícil replicar acentos e idiomas de hace más de 10 siglos, Ubisoft ha hecho un buen trabajo en este apartado. La música es fenomenal y logra capturar la esencia de los vikingos que Hollywood nos ha vendido por años. El diseño de audio es impresionante, y cada golpe de tus armas contra el cráneo de tus enemigos suena tan bien la primera vez, como lo hace en la vigésima ocasión. 

Refinando a la serie

Más que ser el juego de la serie encargado de demostrar de lo que son capaces las nuevas consolas, el trabajo de Assassin’s Creed: Valhalla se siente como uno enfocado en refinar los elementos presentados en Odyssey, y al mismo tiempo explora conceptos que seguramente veremos en el futuro de la franquicia. El primer Assassin’s Creed llegó en el 2007 y se sintió como el siguiente gran paso para los juegos de mundo abierto. ¿Acaso Valhalla logra sobresalir en un mundo post-Breath of the Wild, post-The Witcher III y post-Horizon Zero Dawn?

Assassin’s Creed: Valhalla logra elevar los conceptos que introdujeron sus dos predecesores y experimenta con nuevas ideas, a cambio de darle menor importan a otros elementos clásicos. 

11-11-2020_8-20-53_PM-5p4n0q0m

El juego comienza en Escandinavia, una tierra hostil y fría, en donde pasarás las primeras horas de tu aventura familiarizándote con el combate, la exploración y el contenido adiciona. Después de esto, llegarás a Inglaterra del Este, el cual está dividía en cuatro reinos, los cuales a su vez cuentan con diferentes regiones. Aquí es donde pasarás la mayoría de tu tiempo, resolverás problemas locales y creando alianzas para mejorar tu reputación.

Una de los elementos más importantes del juego son los saqueos a iglesias cercanas a los ríos que dividen estas tierras. En esta ocasión, no estarás solo en la aventura. Aunque en previos juegos contabas con varios aliados, prácticamente eras tú solo contra el mundo, desde Odyssey esto cambió. En el anterior título de la serie, tenías la oportunidad de participar en batallas a gran escala con ejércitos, en esta ocasión cuentas con tu hermandad de vikingos, los cuales te ayudarán para atacar poblados y castillos. 

11-11-2020_8-20-49_PM-nypet302

Ya no hay necesidad de aventurarte por tu propia cuenta. Incluso en las situaciones más complicadas, puedes llamar a tus camaradas y enfrentarte a cualquier problema sin algún tipo de complicación. Sin embargo, esto también hace innecesaria la necesidad de ser sigiloso y utilizar la ya icónica la daga escondida. En el pasado, ser descubierto era fatal, los enemigos te podrían derrotar de manera sencilla, pero en Valhalla el ser descubierto solo implica que tienes que matar a todos tus contrincantes.

De cierta forma, la serie de Assassin’s Creed se ha alejado más y más de sus conceptos iniciales, pero, en su lugar, el combate ha mejorado de gran manera. Ahora cuentas con diferentes opciones de armas, desde las ya clásicas hachas, pasando por espadas, hasta martillos gigantes que necesitas blandir con las dos manos. Cada parte de tu armamento, tanto ofensivo como defensivo, puede ser mejorado de diferentes maneras. De esta forma, el escudo y la ropa con la que empiezas puede ser de gran ayuda hasta en el último enfrentamiento.

11-11-2020_8-20-52_PM-a2vsxrlx

De igual forma, el juego te incita a experimentar, ya que cada set de armadura te otorgará un bonus. Tendrás que decidir entre las piezas que necesitas para conseguir una habilidad especial, o aquellas que te proporcionan la mejor defensa y ataque posible. Junto a esto, Valhalla cuenta con un sistema de loot rediseñado, en donde hay más calidad que cantidad. 

En muchos juegos de este tipo puede ser algo abrumador tener una inmensa lista de armas que se parecen entre ellas, con solo una pequeña diferencia. Afortunadamente, Valhalla no sufre de este problema. Tal vez no tengas un repertorio gigante de armamento, pero lo que hay te podrá servir de principio a fin. Mi consejo en este apartado, es encontrar lo que más te guste y mejorarlo. En mi caso, me encariñé con un mayal que, pese a ser algo lento al inicio de un ataque, puede hacer daño de manera contante y rápida. Nuevo a la serie, son movimientos que causan gran daño y puedes usar cuando la barra de resistencia de un enemigo se desvanezca, dejándolo susceptible a un devastador y brutal finisher. 

11-11-2020_8-20-48_PM-jdw5xren

Junto a esto, también tienes acceso a diferentes habilidades, de las cuales puede usar ocho al mismo tiempo. Estas las encontrarás a lo largo del mapa. Con algunas podrás lanzarte y golpear a un enemigo, otras te permiten escabullirte sin ser detectado, e incluso puedes llamar a diferentes animales para que te ayuden en combate. El repertorio es bastante grande y útil, pero al estar relegadas a ítems que encuentras a lo largo de tu aventura, es posible que más de una persona se pierda de todo lo que el combate nos ofrece.

Otro de los elementos que han sido mejorados a lo largo de los años y que cuenta con una gran presencia en Valhalla, es tu asentamiento. Aunque ya era posible construir un pequeño poblado desde Assassin’s Creed III, es en esta nueva entrega en donde por fin tiene un gran peso. Además de darte acceso a nuevas funciones, como la habilidad de pescar o personaliza a tu personaje, construir edificios con los recursos que obtienes de los saqueos, te permite experimentar de más misiones secundarias, así como proporcionarte con bonus en ciertos aspectos de tus estadísticas, como más poder, defensa, etc. 

11-11-2020_8-20-45_PM-ibijrbff

Pese al gran peso que tiene tu asentamiento en todo el juego, este aspecto aún es opcional. En ningún momento el juego te obliga a construir cierto edifico para progresar en la historia, lo cual será del agrado de aquellos que no desean invertir los recursos y el tiempo necesario. Sin embargo, al saltarse por completo este apartado, se perderán de mucho.

Uno de los grandes cambios que nos presenta Valhalla en comparación con sus predecesores, es la forma en qué maneja el contenido extra. En lugar de tener una larga lista de actividades secundarias que involucran a personajes ficticios y reales, el juego divide este apartado en tres segmentos diferentes. Ninguno de estos se siente obligatorio, pero son de gran ayuda al momento de explorar estas tierras, y ofrecen una serie de beneficios que puedes usar en el camino a tu objetivo principal.

11-11-2020_8-20-36_PM-xcr1ujke

Los gigantescos mapas del juego están llenos de puntos dorados, azules y blancos, cada uno representando una actividad en específico. El primero de estos está enfocado en los tesoros y grandes cofres del juego. Algunos son recursos necesarios para mejorar tu equipo, otros son habilidades especiales, y el resto son armaduras y armas. El segundo punto marca actividades semejantes a las misiones secundarias más tradicionales. Estas pueden variar desde escuchar a un NPC y resolver su problema, pasando por enfrentamientos hostiles, hasta aventuras alucinógenas. Las últimas son coleccionables más tradicionales, diseños de tatuajes para modificar el aspecto de Eivor, o algún mapa que te guiará a una riqueza oculta.

Lo mejor de esto, es que cada actividad adicional se siente como un pequeño acertijo que necesitas resolver, algo similar a las Shrines de Beath of the Wild. En varias ocasiones tu objetivo es bastante sencillo, pero normalmente la solución no será simple y tendrás que pensar de todas las maneras posibles para resolver el problema que te presenta un NPC, obtener un tesoro fuera de tu alcance o recolectar cierto pergamino. Es uno de los mejores aspectos del juego y se logra integrar de gran manera con la exploración. 

11-11-2020_8-20-53_PM-kmz1ztox

En su momento, estas “torres de Ubisoft” eran una maldición más que nada. Tu mapa se llenaba rápidamente con cientos de actividades por hacer y todo se sentía como una larga lista de objetivos por cumplir. En Valhalla este problema existe. Incluso cuando llegas al punto más alto de una montaña y te sincronizas con la región, tus tareas opcionales siguen siendo un misterio, solo explorando lograrás encontrar todo este contenido… o con la ayuda algunos mapas que puedes comprar en tu asentamiento. 

Al realizar cualquier acción, serás recompensado con experiencia. Subir de nivel no afecta tus estadísticas base, en su lugar, obtendrás dos puntos que puedes gastar en una serie de habilidades pasivas que te proporcionarán más vida, ataque, defensa, o mejorarán tu afinidad con cierto tipo de armadura. Aunque en papel esto suena interesante, tus opciones son tan inmensas, que es fácil perderse de algunas mejoras especiales.

11-11-2020_8-20-37_PM-mzwpvw5d

Esto no es todo. Además de todas las actividades paralelas y las sagas a tu disposición, Valhalla nos ofrece una serie de mini-juegos para ganar dinero, poner a prueba tus habilidades o simplemente perder el tiempo de la forma más divertida posible. Las más interesantes son las batallas de flyting, aquí dejas de lado tu hacha, y tu tarea será derrotar a tu enemigo con palabras. Ubisoft describe estos eventos como peleas de rap antiguo, las cuales pondrán a prueba tu ingenio. Después tenemos a mi actividad favorita: Orlog. Este es un juego de mesa bastante sencillo de entender, pero difícil de dominar, en donde la suerte puede ser tu alidada o tu peor desastre. Por último, puedes participar en una de las actividades más antiguas en la humanidad, emborracharte hasta perder la conciencia.

Al final del día, Valhalla sigue ofreciendo una experiencia similar a las últimas entregas de la serie, pero con un par de elementos refinados y otros nuevos. Los veteranos podrán comenzar sin ningún problema, y para aquellos que se adentrarán en el mundo de Assassin’s Creed por primera vez, el juego es bastante amigable y no hay concepto que sea intimidante.

Microtransacciones innecesarias

No todas son buenas noticias. Similar a varios juegos de Ubisoft, hay microtransacciones. No se alarmen, este aspecto es cero intrusivo y en ningún momento el juego esconde contenido sustancial detrás de un muro de paga. Lo único que puedes obtener aquí son una serie de elementos cosméticos para tu personaje, nave y armas. No hay razón alguna para gastar tu dinero real, y el juego lo sabe. Incluso es necesario ingresar a un menú totalmente diferente para tan solo considerar este aspecto.

11-11-2020_8-20-56_PM-xbhvhnns

Las microtransacciones se sienten innecesarias. No aportan algo sustancial, ni ofrecen elementos que de verdad sean interesantes para el usuario. Solo están presentes para atrapar a algún incauto que desee ver su nave vikinga como si fuera un unicornio.

Una gran bienvenida para la nueva generación

atomix-score-9011Assassin’s Creed: Valhalla es el mejor juego en la serie. Más que innovar en el género, logra refinar experiencias previas ideas y mira a los grandes juegos de mundo abierto con admiración y con el deseo de superarlos a su propio ritmo. Esta entrega es una gran forma de estrenar la nueva generación. El aspecto visual es impresionante, nos demuestra el poder del ray-tracing, y presenta un mundo sumamente bello en donde te puedes perder por horas y horas. El poder SSD del Series S hace que en cuestión de segundos vuelvas a la acción y las grandes pantallas de carga han quedado en el pasado. 

La historia de Eivor y compañía es interesante y te mantendrá al filo de tu asiento por más de 50 horas. La batalla de asesinos contra templarias es aburrida, y solo entorpece el flujo de la narrativa. El gameplay cuenta con buenas ideas, algunas mejor ejecutadas que otras. Este aspecto logra ser muy entretenido, y cuenta con el suficiente contenido para que tu aventura sea única y explores este mundo a tu propio ritmo.  

No hay duda alguna, Assassin’s Creed: Valhalla es fenomenal de principio a fin. Los usuarios de la siguiente generación no lo duden, esta entrega es una de las mejoras opciones para finales de año. Ubisoft lo ha logrado. Además, puedes acariciar perros y gatos, ¿qué más quieres?

Sebastian Quiroz
23 años. Editor en Atomix.vg. Consumidor de la cultura pop.