Advertisement

Opinión – ¿Es necesaria la diversificación de Nintendo?

TRENDING

El mundo se está moviendo más rápido de lo que podríamos pensar. Cada vez es más común ver a grandes empresas de todas las industrias haciendo distintos esfuerzos para diversificar sus portafolios de negocio, pues depender de una sola rama, puede ser bastante arriesgado. Nintendo, al ser una compañía con más de un siglo de historia, ha pasado momentos verdaderamente complicados para adaptarse a la modernidad del medio y, apenas en este último par de años, hemos comenzado a ver acciones concretas de cambio en sus filosofías para hacer negocios.

El día de ayer 31 de enero por la tarde, la Gran N soltó tres anuncios que podrían parecer menores, pero que si uno se detiene a analizarlos un poco, con todo y la breve información que tenemos hasta ahora, te puedes dar cuenta de que estamos frente a una empresa muy diferente a la que veíamos hace cinco o seis años. Poner en manos de terceros a sus amadas propiedades intelectuales siempre ha sido un volado en el que las cosas han salido a veces bien, pero a veces terriblemente mal, pero sin duda alguna, es un riesgo que se debe correr para poder seguir subsistiendo.

Vamos por partes. Actualmente, Nintendo se encuentra en una cómoda posición financiera por el gran éxito que está teniendo el Switch, sin embargo, en el pasado hemos sido testigos de que cualquier posición privilegiada que la marca pueda alcanzar, es sumamente frágil ante cualquier paso en falso que se dé, ejemplo de lo anterior fue todo lo que pasó con el Wii U después de que el Wii rompiera varios récords de venta. Debido a lo anterior, Tatsumi Kimishima, CEO de la compañía, ha tomado la batuta para no sólo depender de su negocio base, postura que por supuesto, arrancó con la gestión de Satoru Iwata.

Después de saber que Nintendo tendría su propia área dentro de parques temáticos de Universal y por supuesto, toda la polémica por la publicación de juegos en celulares, se nos anunció que Mario también tendrá su propia película animada, además de Mario Kart hará acto de presencia en dispositivos móviles. Si a esto le sumas la confirmación del servicio online de paga que estará llegando en septiembre de este año y por supuesto, el importante crecimiento de mercancía disponible de la marca en muchísimos puntos de venta más, tenemos una clara radiografía de que la diversificación de los de Kyoto es más que una realidad.

Fuera del importante riesgo que significa poner a Mario y compañía en manos de desarrolladores de contenido ajenos a Nintendo, tenemos que tomar en cuenta que la diversificación no siempre trae resultados positivos en lo financiero. Por ejemplo, basta con ver lo que pasa en Microsoft y Sony, en donde las afectaciones que sufren cualquiera de sus ramas, terminan afectando al resto del aparato corporativo. Sería verdaderamente peligroso que alguna de las nuevas vertientes de Nintendo, no empiece a funcionar y con tal de mantenerla a flote, otras divisiones comiencen a verse dañadas.

Claro que quienes llevamos consumiendo y amando las obras de Nintendo por más de 20 años, sentimos que la identidad de la marca está en peligro justamente porque cientos de terceros le pondrán las manos encima, probablemente no con el cuidado que estas icónicas franquicias se merecen. Regresando a la pregunta del título de esta columna de opinión, creo que financieramente hace mucho sentido diversificar su portafolio, pero indudablemente, hay un riesgo inherente en todas las vertientes que esperemos, los famosos “trajeados” sepan resolver conforme se les vaya presentando.


Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!