Review – Windjammers 2

TRENDING

Review Windjammers 2Cuando hablamos de una escena competitiva, usualmente pensamos en Call of Duty, League of Legends o Street Fighter. Sin embargo, esta comunidad ha demostrado que básicamente todo título que cuente con un apartado multiplayer, puede ser elevado a esta liga. Pokémon, Super Smash Bros., hasta Tetris, títulos que fueron pensados para un público casual, actualmente tienen un fuerte grupo de personas que han llevado los límites de lo posible a un nuevo nivel. De esta forma, los desarrolladores se han dado cuenta de esta industria, y han decidido apoyar a estas competencias de diferentes formas. Es así que no debería ser extraño escuchar que Windjammers, la gema oculta de las arcades en los 90, está de regreso con una secuela que claramente está diseñada para este mercado. 

Windjammers fue un juego de arcade desarrollado por Data East, el cual llegó a las Neo Geo en 1994. Pese a que este título contaba con una base de fans decente, especialmente en Francia, no fue sino el 2017 que más personas tuvieron la oportunidad de experimentar esta entrega, esto gracias a un port para PS4 y PS Vita. El gameplay usualmente es descrito como una versión moderna de Pong!, ya que el objetivo es lanzar un disco de frisbee a la portería de tu contrincante. La popularidad de esta experiencia fue tan grande, que el trabajo de Data East ha participado en varios torneos de EVO, dejando en claro su posición dentro del mundo competitivo. Ahora, después de 28 años, una secuela ha llegado a nuestras manos, no solo prometiendo más del divertido y adictivo gameplay que los fans pueden esperar, sino un mayor enfoque para aquellos que desean convertirse en los mejores lanzadores de discos virtuales.

La secuela está a cargo de DotEmu, uno de los estudios más amados de los últimos años, y se posiciona para ser uno de los juegos competitivos de nicho más interesantes de este mercado. ¿Acaso Windjammers 2 es todo lo que los fans del primer título han estado esperando? ¿Qué tan amigable es esta entrega para aquellos que desean volverse profesionales? Conoce las respuestas a estas y más interrogantes en nuestra Atomix Review. 

Camino a la cima

En más de un sentido, Windjammers 2 es un juego de arcade de los 90, pero con una fecha de lanzamiento de 2022. Uno de los apartados en donde esta idea tiene más sentido, es en su campaña de un solo jugador. En lugar de ofrecer una aventura que le dé un trasfondo a los diversos personajes presentes, que funcione como un tutorial, y sea un viaje entretenido para todos aquellos que están interesados en este mundo atrapado por siempre en los 80, la secuela nos entrega un clásico modo arcade que puedes terminar en unos 20 minutos.

2022010917425700-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

Si no tienes la intención de jugar en compañía de otras personas, ya sea de forma en línea o local, tienes a tu disposición un modo arcade, en donde puedes elegir uno de los 10 personajes disponibles, y completar cinco diferentes partidas. Cada una de estas rutas está acompañada de una simple cinemática final, muy al estilo de Street Fighter II, la cual revela un poco de la historia de cada jugador, como la vida romántica de K. Wessel, o las fechorías de S. Delys. No esperen algo excepcional. El mayor reto proviene de la dificultad. Incluso en el modo fácil, Windjammers 2 cuenta con una inteligencia artificial bastante agresiva, que te exige estar al tanto de los controles y la forma en que cada escenario funciona. 

Es algo lamentable que en pleno 2022 no se ofrezca un modo arcade sustancial. No estoy pidiendo algo como Golf Story o algún tipo de campaña elaborada. Sin embargo, claramente había un espacio para presentar algo llamativo. La estructura de este apartado deja mucho que desear. En lugar de construir un torneo que se sienta como una copa, en donde cada partida construye hacia un clímax para cada personaje, el título se limita a poner al jugador frente a cinco oponentes al azar, y ya. Fuera de un par de escenarios con el logo de “Torneo”, no hay algo que de verdad transmita la sensación de que estás en una competencia de alto nivel. 

2022011120041300-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

Al final del día, el modo arcade se reduce simplemente a un elegante tutorial que te exige aprender los conceptos básicos del juego de una forma bastante brusca. Fuera de su gameplay, no hay algo sustancial que insista al jugador a regresar una y otra vez. Las diferentes historias que puedes desbloquear al ganar el torneo con algún personaje son carismáticas, pero en varias ocasiones no se sienten como una recompensa adecuada para lo difícil que algunos enfrentamientos llegan a ser. No es terrible, ya que es una buena forma de disfrutar del maravilloso estilo de juego que Windjammers 2 tiene para nosotros, pero no es el punto de venta, y está más que claro.

Un verano en los 80

Pese a que la década de los 80 está muy alejada de la actualidad, esta época es preservada con el consciente colectivo por medio de una estética en particular. Comerciales de Pepsi en donde la playa, el sol, la arena y la diversión eran los protagonistas. Esa es una sensación que ya no existe, pero productos nostálgicos tratan de traerla de regreso. Es aquí en donde entra Windjammers 2. Aunque el primer título llegó al mercado en los 90, claramente estuvo inspirado por una generación en donde la música de Madonna y TOTO eran algo sumamente común.

2022010917474900-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

Aunque en el mundo real pasaron casi 30 años, en el universo de Windjammers no pasó ni un solo día entre las dos entregas, al menos esteticamente hablando. De esta forma, la secuela no trata de romper terreno nuevo al momento de hablar de diseños de personajes y escenarios. Aún seguimos viendo un verano infinito, en donde los bikinis y los trajes de baño son lo único que un humano puede portar. Sin embargo, al tratarse de un deporte, los personajes cuentan con unas vestimentas que poseen elementos que le agregan un profesionalismo adicional, como rodilleras, cascos y prendas que usualmente vemos usar a los patinadores profesionales. Junto a esto, destacan características visuales que representan la nacionalidad de los personajes. 

Algunos de estos, como S. Ho, dejan en claro la inspiración de su nación, China en este caso. El resto de los personajes cuentan con detalles visuales bastante carismáticos. Por ejemplo, el pelo de S. Delys tiene con los mismos tonos de la bandera de Francia, J. Raposa y H. Mita tienen los colores de Brasil y Japón, respectivamente, en sus trajes. Sin embargo, también hay casos en donde esta filosofía en el diseño no está presente. J. Costa no posee algo de español, aunque al menos podría pasar como un europeo genérico, pero H. Max no dispone una sola característica que indique que tiene sangre de Canadá, ni siquiera una hoja de maple en su ropa. 

2022010917444500-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

Si bien la idea del diseño de personajes respeta mucho el trabajo de Data East, las animaciones presentes son de primer nivel, y cuentan con el sello de calidad que tanto ha caracterizado al trabajo de DotEmu en los últimos años. Cada personaje se mueve de una manera única y logra transmitir un alto grado de personalidad con tan solo verlo parado. 

Detalles como el cabello de S. Delys y H. Mita moviéndose de arriba hacia abajo mientras se mecen en una posición similar a la de un combatiente en una pelea, o el rebote de la gigantesca panza de H. Max que se produce con cada golpe que recibe de un frisbee, logran que el jugador pueda sentir que no solo está controlando a dos palos que defienden una portería, sino a dos humanos que cuentan con una complexión única. Esto es algo que no solo tiene un peso en el gameplay, sino que es un elemento visual que deja en claro el tipo de rol que cada personaje tiene en el campo. 

2022010919262500-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

La increíble atención a detalle y las espectaculares animaciones no solo se limitan a los personajes principales, sino que los escenarios y los diversos espectadores de cada partido son tratados con el mismo cariño por el cual DotEmu es reconocido. Los diversos campos se sienten con toda la vida que les es posible. Ni en los mejores comerciales de los 80 las playas se veían tan bien. La arena es de un amarillo que las hace parecer de oro. Cada uno de los niveles cuentan con un estilo visual que los hace resaltar inmediatamente. Por ejemplo, el depósito de chatarra se siente como un callejón en donde Michael Jackson podría bailar. Por otro lado, el casino destaca por sus grandes luces y bien podría hacerle frente al hogar de Balrog en Street Fighter II

Cada escenario cuenta con un público que le da una mayor vida a las competencias. Si bien los primeros niveles solo poseen a un par de espectadores, los cuales van desde trajeados que buscan escapar de su oficina, hasta playeros, la gran competencia al final del modo arcade de Windjammers 2 es un evento observado por cientos de personas. Desde las animadoras que apoyan incondicionalmente a cada jugador, pasando por hombres de negocios apostando a favor o en tu contra, hasta simples fanáticos que no pueden perderse del último partido. 

2022011120253100-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

DotEmu una vez más ha demostrado el gran sello de calidad que tanto ha caracterizado a sus trabajos en el pasado. Si bien es cierto que algunos detalles no son perfectos, como los personajes del fondo que se repiten constantemente, o los jugadores que carecen de elementos visuales que determinen su nacionalidad, nada de esto demerita el fantástico trabajo que se llevó a cabo aquí. 

Honrando al pasado

Para acompañar la fantástica presentación, Windjammers 2 cuenta con un soundtrack fenomenal, el cual toma como base el trabajo original de Seiichi Hamada y Tomoyoshi Sato, los compositores del primer título, y elevan este apartado a un nuevo nivel. Si bien el resultado es muy similar a lo que vimos en 1994, este aún conserva la esencia de emoción y competitividad que tanto caracterizó al juego de Data East.

2022011120043900-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

El bajo, la batería, el teclado y la guitarra eléctrica son las estrellas aquí. Cada una ocupa un espacio esencial al momento de crear el ambiente playero perfecto. Las composiciones bien podrían hacerle frente al trabajo de Devo por su estilo new wave, con un toque de synth pop que puede cautivar al oído de todos los fans que recuerdan a este pasado como la mejor época de todos los tiempos. 

Junto a esto, contamos con un diseño sonoro de primer nivel. Uno de los detalles que llama mucho la atención, es que cada uno de los 10 personajes habla su idioma correspondiente. Esto se reduce a solo un par de expresiones, pero esto quiere decir que J. Costa sí habla español. Si bien la calidad es moderna, cuenta con un efecto que hace que este apartado tenga un resultado similar a lo que escuchábamos en las arcades clásicas, lo cual le da un toque nostálgico que muchos pueden apreciar.

2022010918452900-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

Sin embargo, son los frisbees los que se llevan la mayor atención. Al tratarse de un juego en donde constantemente estamos lanzados estos objetos, la sensación de velocidad y poder quedan marcados con ráfagas de audio que representan a estos discos rompiendo la barrera del sonido, o levantando el polvo del piso. Cada vez que un frisbee pega con la pared y sale rebotando, puedes sentir como el escenario retumba de una manera que sí transmite la idea del deporte extremo que Windjammers representa.

Sin embargo, no todo es perfecto. Si bien el trabajo original se logra mantener, esto hace que la secuela no tenga como tal una identidad sonora al momento de hablar de composiciones nuevas. Todo se siente muy similar al trabajo de Hamada y Soto, al grado de que la única diferencia entre los dos juegos es su calidad de audio. Esto no es completamente malo, ya que, como ya lo mencione, la música funciona de buena manera para transmitir la emoción de este deporte virtual, pero no hay algo que eleve sustancialmente esta experiencia.

El deporte del verano

Si hay algo que caracteriza a Windjammers, es su gameplay. La idea de un deporte de frisbee no es algo alejado de la realidad, pero nunca podrá llegar a los niveles que esta serie ofrece. El enfoque del primer título estuvo en proporcionar una experiencia competitiva de primer nivel que funciona bajo la idea de “fácil de entender, difícil de dominar”, y esto es algo que en la secuela se expande sustancialmente. El estilo de juego fácilmente se puede describir como una versión moderna de Pong!, en donde una persona trata de anotar un disco en la portería del otro jugador. Sin embargo, esto se complica cuando hablamos de poderes especiales, las características de cada personaje, el tipo de escenario, los obstáculos presentes, las físicas, y las diferentes formas que existen para ganar cada partida.

2022010918282900-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

Al igual que un deporte real, hay un sin fin de factores que cada persona tiene que tomar en cuenta para obtener una victoria. Cada jugador controla la mitad de una cancha, y el objetivo es anotar con el frisbee en lo que podría ser descrito como la portería. La partida llega a su fin cuando alguien alcanza los 15 puntos o el tiempo especificado se termina. Lanzar un disco es tan sencillo como solo presionar el botón indicado, pero la fuerza y trayectoria dependerá de la forma en la que muevas el stick. Un golpe directo es rara vez efectivo. Es así que la clave está en el rebote y el ritmo que tengas con tu oponente. Gracias a que cada escenario cuenta con paredes sumamente resistentes, puedes arrojar el frisbee a un muro, hacer que choque y cambiar su dirección por completo, lo cual puede engañar a tu contrincante. Junto a esto, cada personaje tiene un dash que le permite viajar la distancia suficiente para atrapar todo tipo de tiro. 

Esto son los conceptos básicos. Defiendes al hacer el dash hacia la dirección correcta, y atacas al lanzar el disco. Sin embargo, también es posible realizar una serie de acciones especiales que harán que cada enfrentamiento sea más complicado. Una de estas es la habilidad de disparar el frisbee en curva, hacer que gire de una forma que rompe las leyes tradiconales de la física, o incluso puedes arrojarlo hacia arriba. También es posible golpearlo de tal forma que regrese a tu oponente con una mayor velocidad. Por último, cada personaje cuenta con una habilidad especial, la cual se activa cuando una barra única está llena y, al usarla, usualmente garantizas una anotación. 

2022011018382600-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

Una de las técnicas esenciales son los movimientos cargados. Estos solo se pueden realizar cuando el frisbee está en el aire, y tú te encuentras debajo de él. De esta forma, tu personaje comenzará a juntar energía, muy a la Dragon Ball, y podrá realizar un tiro bastante fuerte, el cual puede ser la clave de la victoria en más de una ocasión. Junto a esto, si tu barra especial está llena, podrás realizar un lanzamiento único que visualmente es similar a tu ataque más fuerte, pero no cuenta con el misma poder.

Aunque los tiros cargados y especiales pueden sonar como algo que garantiza una anotación, y en la mayoría de los casos esto sucede, es posible detenerlos y continuar con un partido. Incluso, con el poder suficiente, tienes la habilidad de regresarle a tu oponente su tiro especial con todo y la misma fuerza. Aquí es donde Windjammers 2 nos pide entrar en un ritmo único. Entre arrojar, hacer el dash y realizar los lanzamientos especiales, rápidamente entras en lo que se denomina como “la zona” y, con el oponente correcto, incluso puedes llegar a ver partidas en donde alcanzas el tiempo límite, y nadie anotó. Es una sensación especial que demuestra que el trabajo de DotEmu fue creado para jugarse de una forma competitiva. 

2022011119174000-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

Junto a todo lo que rodea al gameplay, dos actores que son sumamente importantes son los personajes y escenarios. Cada uno de los 10 jugadores a nuestra disponibilidad posee una velocidad y fuerza diferente. Por ejemplo, H. Max es un obeso que se mueve sumamente lento en la cancha, pero cada uno de sus lanzamientos viaja muy rápido, mientras que J. Raposa es exactamente el caso contrario. Tu estilo de juego determinará tu elección. ¿Deseas tener un mayor control de la cancha? ¿O quieres que tu contrincante no pueda detener el frisbee que le lances? Lo mejor de todo es que, al tomar en cuenta todas las habilidades y tipos de tiros, no hay una elección correcta o errónea.

Por otro lado, cada escenario puede verse muy similar, pero cada uno cuenta con un elemento en particular que los diferencia del resto. Claro, están presentes las clásicas playas y estadios, los cuales son muy sencillos en su diseño, pero otros, como el depósito de chatarra, cuentan con dos tablas a la mitad del campo, las cuales modificando tu estrategia con el rebote. De igual forma, cada portería cambiará de alguna forma u otra. La estructura básica son tres puntos por cada esquina, y cinco en el centro. Sin embargo, estos intercambian de posición, o modifican su tamaño. Aquí destaca el caso particular del casino, el cual genera una puntuación al azar con cada ronda. 

2022010919205500-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

Si bien uno podría ver a Windjammers 2 a la distancia y decir que es lo mismo que el original, solo que con una nueva capa de pintura, esto no es verdad. No solo se han introducido más personajes y escenarios, sino que varios elementos del gameplay son completamente nuevos, y los que están de regreso cuentan con un par de cambios y mejoras. Sin embargo, no todo es perfecto. El mayor problema que tiene la secuela es que no cuenta con una buena forma de enseñarle al jugador cómo es que funcionan estas mecánicas. 

No hay algo que te explique de manera didáctica cómo lanzar los discos y realizar todos los movimientos especiales. Claro, hay un apartado específico que te dice cómo jugar, pero esto se reduce a una presentación de power point, y es cero formativa, dejándole al jugador la tarea de investigar por su propia cuenta cómo dominar los conceptos de Windjammers 2. Esto es una tragedia, ya que un título que ofrece un gameplay enfocado en el multiplayer, y el cual cuenta con una base competitiva, necesita de un tutorial como el de cualquier otro juego de peleas, en donde sea posible practicar y dominar los conceptos básicos.

2022010918340900-21DC03BFE107E0DF698DBA19E3840A27

Sin embargo, esta falla no le quita el mérito a Windjammers 2. Esta secuela se juega de una forma fantástica. Incluso el modo arcade, el cual es bastante sencillo, es algo que no puedo dejar de jugar, ya que el gameplay de esta entrega es tan adictivo que siempre deseo seguir compitiendo. Lamentablemente, debido a la naturaleza de jugar antes de que este título esté disponible para el público en general, no pude probar el apartado online, pero no puedo esperar para adentrarme en él y enfrentarme a todos los competidores posibles. 

Here comes a new challenger!

score-88Windjammers 2 es todo lo que una secuela de este tipo debe de ser. Si bien hay fallas al momento de hablar sobre el contenido de un solo jugador, y la falta de un buen tutorial puede afectar la curva de aprendizaje, la base de toda la experiencia es un fenomenal gameplay que cualquiera puede entender y disfrutar. La fórmula sigue siendo la misma, pero cada tuerca de este engranaje ha sido apretada de tal forma que todo funciona sin algún problema.

Visualmente, DotEmu deja en claro todo el talento que tienen, y no puedo esperar a ver qué harán con Las Tortugas Ninja y Metal Slug. La música, aunque en más de una ocasión se llega a sentir como solo versiones mejor trabajadas de las composiciones originales, siguen siendo fenomenales, y son el acompañante perfecto para la sensación veraniega que este título transmite. Windjammers 2 tal vez no sea un juego de peleas, pero cuenta con todos los elementos para brillar en la próxima entrega de EVO.

Pleca-Amazon-OK

Sebastian Quiroz
24 años. Editor en Atomix.vg. Consumidor de la cultura pop.