Review – Pokémon Legends: Arceus

TRENDING

Review Pokémon Legends ArceusEl Nintendo Switch no solo ha sido una de las plataformas más exitosas de la Gran N, sino que nos ha entregado algunas de las mejores experiencias provenientes de esta compañía japonesa. En 2017, año en que esta consola llegó al mercado, vimos el lanzamiento de The Legend of Zelda: Breath of the Wild y Super Mario Odyssey, dos títulos que totalmente revitalizaron a estas populares franquicias. Aunque ambas tuvieron sus ideas únicas, este par se caracterizó por ofrecer un estilo de juego abierto, uno en donde el jugador tiene el control total de su progresión. El trabajo que Hidemaro Fujibayashi y su equipo lograron crear el más representativo de estos cambios, aunque lo que produjo Yoshiaki Koizumi no se queda nada atrás. Ahora, a cinco años de este suceso, Nintendo una vez más está apostando por este cambio, solo que en esta ocasión enfocado en Pokémon.

Por años, los fans se han quejado de que la línea principal de Pokémon se ha quedado estancada en un ambiente de conformidad, en donde cada nueva generación avanza un paso, pero retrocede otros dos. Mientras que ILCA nos entretuvo con los remakes de Diamond and Pearl, Game Freak se estaba preparando para el lanzamiento de Pokémon Legends: Arceus, el cual desde su revelación dejó en claro que se trataba del siguiente capítulo en esta franquicia con más de un cuarto de siglo en existencia. Aunque esta entrega se puede considerar un spin-off, aquí se nos presentan ideas que se estuvieron cultivando en los últimos años, así como un par de conceptos interesantes que bien podrían definir el camino que seguirá Pikachu y compañía en un futuro.

Con una aproximación que podría ser definida como el Breath of the Wild o el Monster Hunter Rise de Pokémon, Legends: Arceus nos presenta una extensa región para explorar a nuestro ritmo, alejada de varias de las convenciones de la franquicia y con una serie de cambios que bien podrían convertirse en elementos comunes en las próximas generaciones. ¿Es Pokémon Legends: Arceus el gran juego que los fans habíamos estado esperando por años? ¿La idea del mundo abierto que se nos presenta aquí vale la pena? Descubre las respuestas a estas y más interrogantes en nuestra Atomix Review.

Un mundo de mitos y leyendas

Por ocho generaciones, cada juego de Pokémon ha seguido una estructura muy similar. Conseguir las medallas de gimnasio, vencer a la Elite Four, derrotar a una deidad de este universo, y convertirnos en los campeones de alguna región. Aunque se podría decir que las aventuras de Alola rompieron un poco con este esquema, la verdad es que solo sustituyeron un paso por otro. Pese a que esto da pie a una serie de títulos que se enfocan más en conceptos únicos, como el torneo de Galar, la verdad es que nunca ha existido un elemento narrativo que de verdad logre atraer a los jugadores, ya que al final del día, todos sabemos qué sucederá. Por su parte, Legends: Arceus decide enfocarse en uno de los conceptos que siempre han estado presente en las entregas principales, pero nunca al nivel que a muchos nos gustaría: los mitos y leyendas de este mundo.

2022012820394400-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

El juego comienza de una forma poco ortodoxa para la serie. En lugar de ser un niño o niña de 11 años con el objetivo de convertirse en el mejor entrenador del mundo, Legends: Arceus nos presenta a un protagonista de 15 años en la región de Hisui. Alejada de la modernidad a la que estamos acostumbrados, este nuevo paradero se asemeja al periodo Edo de Japón. Aquí, nuestro objetivo como miembros del Equipo Galaxy no solo es completar el que bien podría ser el primer intento de un PokéDex, sino descubrir qué causó la apertura de una grieta espacio-tiempo, la cual ha causado que algunas criaturas especiales pierdan el control. Para esto, será necesario recorrer cada rincón de esta nación, conocer a diferentes personajes importantes, y aliarnos con todos los monstruos de bolsillo posible.

En la región de Hisui existen diversos pokémon que son considerados Señoriales, esto debido a su poder y majestuosidad. Usualmente, estas criaturas son pacíficas y coexisten con los clanes de Diamond y Pearl, grupos que por años han estado en guerra, pero que por fin han entrado en un periodo de paz, pero no de aceptación. Cuando la grieta espacio-tiempo apareció en los cielos, cinco de estas imponentes bestias fueron dominadas por la furia, dejando a estas áreas sin un Señor capaz de protegerlas. De esta forma, nuestra tarea es aliarse con los respectivos líderes y guardianes de cada grupo, para así restablecer el orden en estos territorios.

2022012822523200-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Aunque a gran escala esto significa que cada una de las cinco regiones principales sigue una estructura marcada, el enfoque está en las pequeñas aventuras que cada zona ofrece. Calmar a Kleavor en los Campos de Obsidiana es importante, pero también lo es conocer la relación que cada guardián tiene con el orden natural de Hisui. Resolver el problema Señorial en las Costas de Cobalto es una urgencia, pero descubrir un amor prohibido al estilo Romeo y Julieta, es más atractivo. El juego cuenta con un par de tramas que hacen que cada recorrido por el mismo camino no se vuelva aburrido conforme avanzamos en la historia. Sin embargo, esto también significa que por gran parte del viaje no se sienta el peso de nuestras acciones. 

Durante las primeras 15 horas, curar a los pokémon Señoriales es lo único que importa y, si bien algunas historias pequeñas sí ocurren, el arco narrativo se siente en una pausa gigantesca hasta que logres cumplir con este objetivo. Afortunadamente, una vez que la lista está completa, el juego se vuelve mucho más interesante. Sin dar spoilers, Legends: Arceus decide entrar en un territorio bastante gris para la serie, y se tomaron algunas decisiones que el pasado nunca se hubieran considerado. Junto a esto, la presencia de las leyendas y los mitos que abundan en Hisui se vuelve más importante.

2022012900391600-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Pokémon Legends: Arceus no solo juega con la idea del espacio-tiempo con fines en su historia, sino que estos dos conceptos son usados al momento de hablar de su ubicación espacial y temporal. Hisui es la versión antigua de Sinnoh, la región en donde se dice que el mundo de Pokémon se formó. De esta forma, el juego toma algunos de estos elementos y los pone al frente de una forma que las últimas entregas principales han dejado de lado. Sin embargo, el mayor problema que nos presenta este título en este apartado, es que una vez que la aventura principal llega a su fin, no hay un sentido de que todo ha terminado, y eres libre de hacer lo qué desees. En su lugar, la verdadera resolución del conflicto, la naturaleza del personaje principal, y la exploración mitológica de este mundo, son relegados a contenido post-game. Claramente, se ve que Game Freak trató de entregarnos otro Delta Episode, pero esta aventura extra, más que un epílogo, es el capítulo que concluye la trama. 

Por otro lado, Legends: Arceus hace un fantástico uso de su época. Al posicionarnos en un periodo tan antiguo, es interesante ver cómo esta civilización interactúa con su mundo. Algunas de las misiones secundarias que podemos realizar parecen bastante sencillas en el exterior, en el hecho de que solo nos piden capturar y mostrar algún pokémon, pero también nos muestran el miedo que esta sociedad le tiene a estas bestias, o la curiosidad que se genera al ver cómo es que estos seres pueden ser usados por el bien de un pueblo. El jugador sabe cómo es que esta relación funciona en la actualidad, pero es más cautivador ver cómo algunas de las reacciones y curiosidades que se nos presentan. Uno de los detalles que más llamó mi atención, fue una tarea enfocada en descubrir por qué los niños juegan cerca de los Driftloon en la noche. Claro, sé que esto es una referencia al hecho de que estos fantasmas raptan a los menores que se pierden, pero ver el origen de esto es algo que fue de mi agrado. 

2022012918285300-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Pokémon Legends: Arceus tiene sus problemas. La tarea de tranquilizar a los cinco Señores de cada zona se puede llegar a sentir repetitiva cuando sabes exactamente cómo es que cada una de estas misiones se va a desarrollar, causando que la progresión durante la mayor parte de la aventura se sienta lenta. Junto a esto, la verdadera conclusión de la trama principal está oculta detrás de una serie de tareas que, pese a ser entretenidas, tienen el mismo nivel de atención de cualquier post-game de la serie principal, es decir, son cortas y con muy poco trasfondo. 

Sin embargo, Hisui es una región mágica que será del agrado de todos los fans. Más que la aventura principal, son los pequeños momentos los que le dan vida a este mundo. Los clanes de Diamond y Pearl, así como el Equipo Galaxy, se sienten naturales a lo que se nos presenta, y proporcionan una mirada al pasado que no sabía deseaba de Pokémon. Junto a esto, el mayor énfasis que se le da a las leyendas es algo que también va de la mano con la región y el tipo de historia que se nos ofrece. Al final del día, Pokémon Legends: Arceus toca terreno nuevo, algo que los fans habíamos pedido por años, pero claramente hay espacio para mejorar en varios apartados. 

Limitado por el hardware

Pokémon Legends: Arceus sufre de un problema que aqueja a muchos juegos del Switch. Por un lado, la dirección artística es muy llamativa, con un apartado visual que claramente toma inspiración por el estilo Ukiyo-e, algo que se puede apreciar de mejor forma en la forma en que el cielo, ya sea de día o noche, se ve. Junto a esto, todos los personajes y pokémon que habitan Hisui cuentan con una peculiaridad cel shading que los hace sentir de plastilina, esto es especialmente notorio cada vez que llueve o nieva, ya que estos elementos se ven reflejados en la vestimenta. Sin embargo, las limitaciones del Switch hacen que estas intenciones no logren concretarse de una forma adecuada. 

2022012901555800-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

En su lado técnico, Legends: Arceus sufre serios problemas de pop in. Aunque los inconvenientes de frame rate son escasos, algo que sorprende considerando la forma en la que la Wild Area de Sword and Shield sufría por esto, muchos objetos solo se van a visualizar hasta que te encuentres cerca de ellos. Pasto, arbustos, pokémon y algunas estructuras no existen a la distancia, lo cual puede afectar severamente la exploración, ya que a primera instancia podría parecer que no hay algo interesante frente a ti. Fuera del magnífico cielo que continúa con el estilo Ukiyo-e, Hisui es una región con caminos, montañas y lagos sin detalles que les den vida. Todo es uniforme y hacen que esta región no se sienta tan viva como Game Freak lo hubiera deseado. Junto a esto, la dirección artística pierde un poco su encantó cuando el juego corre a una resolución dinámica en modo de TV. Sin embargo, el modo portátil alivia un poco esto al correr a 720p.

Uno de los puntos en donde la serie siempre brilla, es en los diseños de personajes y pokémon, y esta entrega no es la excepción. El viaje al pasado no solo se limita a pequeñas interacciones y guiños al jugador. Visitar esta antigua faceta de Sinnoh nos permite conocer caras que ya conocemos, pero de diferente manera. Uno de los detalles más carismáticos, es que este título juega con nuestras expectativas. A lo largo del viaje nos toparemos con caras conocidas que se parecen mucho a Bertha, Candice, Cynthia, Cyrus, Flint, Mars, Rowan, Volker y más. Claramente, aquí interactuamos con los descendientes de estos aliados y enemigos. Es interesante ver cómo es que la fascinación por las leyendas de Sinnoh de la campeona de esta región provienen de un mercantil. 

2022012912304700-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Sin embargo, son los pokémon los que se llevan la corona en este apartado. Siguiendo la mecánica que fue introducida en Alola, en Hisui podemos ver variantes únicas de ciertas criaturas. Estas versiones de algunas bestias clásicas llaman mucho la atención. El Arcanine que aquí se encuentra se asemeja mucho a los leones Fu de la mitología china. Wyrdeer por fin le da la majestuosidad a Stantler que siempre se mereció. Junto a esto, otras bifurcaciones en el camino evolutivo muestran una faceta única de esta región. Al no existir la tecnología que caracteriza Scizor, Kleavor nos muestra cómo un Scyther que vive en los bosques se llegó a ver en un momento. Incluso Basculegion se siente como parte de esta época, y la razón de su extinción es una extensión natural de este concepto.

Lamentablemente, y como ya lo mencione, es el Switch el que no deja que la región de Hisui logre cumplir con su objetivo visual. La dirección artística y los increíbles diseños son opacados por errores técnicos y una serie de inconvenientes que obstruyen el potencial que aquí se nos presenta, entregando un producto que podría dejar a más de una persona con un mal sabor de boca. 

El sonido del pasado

Un apartado en donde Pokémon nunca decepciona, es en la música, y en esta ocasión, Legends: Arceus brilla más por los elementos presentes, que por algunas de las omisiones más llamativas. Go Ichinose una vez más está de regreso como compositor, en un trabajo que se encarga de crear obras originales, y ofrecerle un nuevo aire a composiciones clásicas. El visitar a una versión antigua de Sinnoh no solo se limita a una serie de referencias visuales, sino que el soundtrack está lleno de tonadas semejantes a lo que podemos encontrar en los originales Diamond and Pearl. Desde los temas de pelea contra entrenadores que utilizan fragmentos de las batallas contra líderes de gimnasio, pasando por detalles como la flauta haciendo el mismo sonido de la pantalla de inicio de los títulos de DS, hasta versión únicas de trabajos ya conocidos, pero con una serie de instrumentos y ritmos que están apegados a la época.

2022012902375800-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Si bien esto podría verse como una falta de identidad, esto es todo lo contrario. Hisui sí se siente como una versión antigua de Sinnoh gracias a su soundtrack. Junto a esto, Legends: Arceus toma inspiración de Breath of the Wild al momento de recorrer las vastas zonas de esta región. En más de una ocasión estarás acompañado solo de tus pasos y el ruido que hacen los arbustos con el aire. Junto a esto, ocasionalmente podrás escuchar un piano leve que repetirá las mismas tonadas una y otra vez hasta formar una canción más típica para la serie. Sin embargo, al entrar en combate se pueden apreciar las clásicas tonadas de acción que tanto caracterizan a los enfrentamientos de la serie. 

La cereza en el pastel son los pokémon. No solo los rugidos y gruñidos suenan de forma espectacular, sino que funcionan como una advertencia ante algún peligro inminente, o una pista que nos guía a un enfrentamiento único. Claro, si eres fan de la serie rápidamente podrás identificar quién hace qué, pero si este es tu primer juego, los quejidos que acompañan tu viaje son un gran indicador de lo que sucederá unos pasos adelante. Como detalle especial, Pikachu ahora sí tiene un grito tradicional, y no solo dice “Pikachu”, lo cual es algo que aprecio mucho.

2022012919032500-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Sin embargo, no todo es perfecto. Si bien no hay algo malo con lo que Pokémon Legends: Arceus nos presenta en este apartado, la ausencia de un doblaje sí llega a afectar la experiencia principal. Similar a Breath of Wild, este título cuenta con una historia más cinemática, con varias secuencias que claramente se beneficiarían por una voz humana. No pido un trabajo extenso, solo uno que cubra algunas de las secciones más emocionantes, para así dejar en el pasado las simples reacciones de asombro genéricas con textos y textos de diálogo que pueden matar la atmósfera del clímax u otro evento importante. Aun así, el soundtrack logra mantener la experiencia en los lugares más altos.

Una merecida evolución

Aunque la historia y la presentación ya ofrecen un salto en comparación con lo visto en la línea principal de la serie, es en el gameplay en donde los verdaderos cambios brillan, demostrando que Pokémon Legends: Arceus es el paso hacia adelante que los fans hemos estado esperando por años, pero aun así este título no se libra de sufrir de un par de errores en el camino. Pese a que la fórmula tradicional de combatir y capturar criaturas de bolsillo sigue presente, estos dos elementos han sido modificados sustancialmente. Es aquí en donde la idea de un mundo semi-abierto entra en escena, destruyendo así viejas concepciones de la franquicia.

2022012820511300-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Similar a Monster Hunter, Pokémon Legends: Arceus cuenta con un área principal, en este caso, el pueblo Jubilife. Aquí es donde tenemos acceso a diferentes tiendas, y encontramos la mayoría de las sidequest, es decir, esta es la base que sirve para ofrecer todas las preparaciones antes de salir a explorar Hisui. Una vez listos, es momento de seleccionar una de las cinco zonas principales que se pueden visitar. Debido a que no estamos hablando de un mundo abierto como tal, el jugador está limitado a solo investigar un gigantesca terreno en particular, y solo uno. Esto significa que es imposible viajar del norte a sur, o de este a oeste en esta versión antigua de Sinnoh.

Cada una de las zonas principales cuenta con un bioma diferente, el cual alberga una gran variedad de pokémon. En Sword and Shield, las Wild Areas nos mostraron cómo es que estas criaturas pueden caminar en un ambiente libre. Aunque la muestra que Galar ofrece es bastante limitada, Legends: Arceus lleva este concepto al siguiente nivel. Los encuentros random no existen, y tú tienes el control total de cuándo y en qué momento iniciar un enfrentamiento salvaje. En todo momento es posible observar a las diferentes criaturas caminar, volar, nadar o simplemente existir en la vasta región de Hisui. Cada criatura tiene un comportamiento único. Algunos son amigables y se acercarán a ti, otros tendrán miedo y huirán, mientras que el resto son intrépidos e intentarán iniciar una pelea con cualquier cosa que vean en su camino. Aunque la mayoría de los monstruos de bolsillo caen en estas tres conductas, en la mayoría de las ocasiones no sabrás cuáles son agresivos, temerosos o estarán felices de verte, hasta que decides investigar por tu propia cuenta.

2022012923284100-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Aunque a primera instancia esto puede sonar como una simple curiosidad que le da más vida a este mundo, las conductas de cada pokémon juegan un papel sumamente importante al momento de capturarlos. Tomando como base lo visto en Pokémon Go y Let’s Go Pikachu/Eevee, ya no es necesario entablar una pelea para atrapar a una de estas bestias. Con tan solo lanzar una pokébola podrás ampliar tu colección y completar el PokéDex. Claro, esto no siempre es una garantía. Algunos pokémon necesitan que algún ítem los distraiga, como una baya, otros requieren que los noques al lanzarles bolas de nieve, mientras que unos necesitan que sí te enfrentes a ellos. También tienes la posibilidad de ocultarte en el pasto para acercarte sin ser notado, y aprehender por la espalda, o esperar a que se duerman. Aquí es en donde el conocimiento de los veteranos entra en acción de una forma que por fin ha dejado de ser información estilo Wikipedia, y se transforma en algo útil.

Por otro lado, aquellos que no tienen una librería en su mente, la investigación empírica entra en acción en la forma del PokéDex. Este objeto ha dejado de ser una simple recopilación de información, y genuinamente se siente como una guía que el jugador va creando a lo largo de la aventura. Uno de los puntos que más sustentan esta idea, es el hecho de que ya no basta con tan solo capturar un pokémon. En su lugar, ahora es necesario atrapar cierta cantidad de la misma especie, derrotarlos en el campo de batalla, ver cuáles son sus movimientos, y más. Todo esto puede sonar cansado cuando hablamos de completar el juego, ya que al final del día es más trabajo pesado, pero esto por fin le da vida a un elemento que nos ha acompañado desde la creación de la serie.

2022012912573000-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Continuando con el mundo semi-abierto que nos presenta el juego, cada zona ofrece una libertad gigantesca. No hay algo que te impida recorrer a tu gusto el mapa que cada área presenta. Una vez que logras obtener los pokémon que te permiten surcar los cielos, escalar montañas y atravesar cualquier lago y mar, tienes a tu disposición un vasto mundo en el que te puedes mover sin algún tipo de restricción. Sin embargo, en realidad no hay mucho que hacer más allá de capturar a las diferentes criaturas que habitan este mundo. 

Los juegos de mundo abierto no son extraños al Switch. Además de Breath of the Wild, tenemos ejemplos como The Witcher 3, Xenoblade Chronicles 2, Shin Megami Tensei V, y más que demuestran que esta consola es capaz de presentarnos extensos mundos con un sin fin de locaciones por explorar. Lamentablemente, Pokémon Legends: Arceus difícilmente entra en esta descripción. Si bien las cinco zonas son lo bastante grandes y libres, no hay un solo elemento que de verdad nos incite a hacer algo más que solo capturar monstruos de bolsillo. Solo hay dos pueblos, y son muy pequeños, no hay calabozos, puzzles y no existe un solo punto de interés que llame la atención.

2022013017082600-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Todos los mapas son terrenos que llegan a sentirse vacíos, en donde solo los árboles adornan el horizonte. Puedes ver una cueva a la distancia, pero no hay algo que amerite entrar a ella. La piedra gigante escondida en el campo, es solo eso y nada más. Fuera de los puntos de referencia que ya conocemos de Sinnoh, como los tres lagos de los legendarios, no hay algo nuevo que le de una fuerte identidad a Hisui. Esto no quiere decir que no haya un intento, ya que el juego nos trata de presentar a las zonas de los pokémon Señoriales como áreas majestuosas que sobresalen del resto, pero caen en el mismo problema de que no hay algo sustancial que amerite visitarlas, fuera de su obligada relación con la historia principal. 

Sin embargo, esto es solo la mitad del juego. Legends: Arceus también ofrece una serie de modificaciones al combate. Si bien este apartado no es el enfoque principal de la experiencia, se han incluido un par de cambios, tanto temáticos a la época, como aquellos enfocados en hacer la vida del jugador más amena. Respecto al primer punto, encontramos detalles como el hecho de que no existen las PC para guardar pokémon, lo que significa que tenemos que ir a un corral para seleccionar a nuestro equipo, y esto solo se puede hacer en Jubilife. De igual forma, la forma en que eliges los cuatro movimientos principales ha cambiado sustancialmente. Ahora puedes ingresar a un menú específico, y seleccionar los ataques que desees en cualquier momento, y esto es algo que espero veamos en futuras entregas, ya que es súper útil.

2022012922203000-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Por otro lado, el mayor cambio que ofrece este título en este aspecto, es la inclusión de movimientos ágiles y fuertes. Una vez que tu pokémon domina cierto ataque, será capaz de elegir entre estos dos estilos. Esta mecánica es similar al sistema de Bravely y Default, en el sentido de que el golpe ágil cuenta con una fuerza reducida, pero permite que tu siguiente turno llegue más rápido. Por otro lado, la segunda opción hace que el impacto sea más severo, pero tendrás que esperar más para tu próxima acción. Esta es una idea interesante que puede hacer que algunos combates sean bastante sencillos. Sin embargo, espero que esto no sea algo recurrente en futuro, ya que también hacen que los enfrentamientos sean más tediosos.

A comparación de otros juegos en la serie, Legends: Arceus es bastante retador. No solo tu personaje puede sufrir de daño al interactuar con pokémon agresivos, sino que las mecánicas de los estilos, acompañados con una inteligencia artificial agresiva y un aumento de poder en básicamente todos los movimientos, hacen que una simple pelea te ponga contra las cuerdas si no prestas la suficiente atención. Por si fuera poco, esta entrega cuenta con enfrentamientos múltiples de uno contra tres, en donde pasarán varios turnos de solo recibir daño, y serás incapaz de defenderte, creando una dificultad poco natural que en más de una ocasión se siente injusta. 

2022012915394000-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Otro de los puntos que no logran concretarse de forma adecuada, son las batallas contra los pokémon Señoriales. Más que un enfrentamiento tradicional, o algo similar a lo que vimos en los retos de Alola, estos combates utilizan la mecánica de lanzar objetos a estas criaturas. Esto da como resultado una serie de peleas bastante sencillas que carecen de la estrategia que caracteriza a la serie, y terminan por ser más aburridas que entretenidas. 

Pokémon Legends: Arceus es un juego robusto, uno que toma las mejores ideas de los títulos principales, y los mezcla con una exploración que no se había visto antes en la serie, o al menos no a este nivel. La libertad que tiene el jugador al momento de realizar las misiones principales y secundarias es de un gran nivel. Viajar por la región de Hisui, ya sea a pie o montado en Wrydeer, es algo con lo que muchos hemos soñado, y la realidad no está tan alejada de todos esos videos creados por fans. El nuevo sistema de combate es rápido, y los cambios a la personalización de tu equipo son un paso hacia la dirección correcta, una en donde la facilidad no está dictada por la inteligencia artificial, sino por las herramientas a tu disposición. Capturar criaturas de bolsillo combina de muy buena forma los conceptos tradicionales con Pokémon Go y Let’s Go

2022012923121800-7CBCCE282CD36658AB28471FB4791102

Sin embargo, no se pueden omitir los errores. Aunque las cinco áreas son bastante grandes, no hay algo más que solo capturar criaturas de bolsillo. No existe algo que recompense la curiosidad de los jugadores, fuera del ocasional pokémon alpha, versiones más grandes y fuertes de algunas bestias ya conocidas. Junto a esto, es hasta la cuarta y quinta área que en verdad tienes a tu disposición las herramientas para explorar este mundo sin algún tipo de restricción natural. Aunque el combate cuenta con ideas originales, estas han provocado una dificultad artificial que puede arruinar la experiencia de más de una persona. 

Al final del día, el mundo que nos presenta Pokémon Legends: Arceus es un experimento con más aciertos que errores, pero estos baches en el camino terminan por entorpecer algunas de las mejoras presentes.

Mirar al pasado para avanzar al futuro

score-85Pokémon Legends: Arceus sí es el siguiente paso de la serie. Sin embargo, este paso no es firme. Pese a que este es un spin-off, claramente puedo ver a Game Freak implementado una historia más complicada, como la que se muestra en el acto final, acompañado de varios cambios al gameplay para hacer la vida del jugador más fácil, pero sobre todo, un extenso mundo que podemos explorar, el cual recontextualiza la relación que existe entre el jugador y los monstruos de bolsillo, en futuras entregas de la línea principal. Lejos han quedado los años de una aventura en 2D con enfrentamientos random, un futuro brillante nos aguarda.

La historia tiene sus puntos fuertes, pero la estructura repetitiva durante los primeros dos tercios puede aburrir a más de uno. Junto a esto, la verdadera conclusión está oculta detrás de varias barreras que usualmente son opcionales. La dirección artística es fuerte y logra encapsular la época antigua gracias a diseños memorables. Sin embargo, las limitantes técnicas nos entregan un vasto mundo con problemas de texturas y pop in constante. La música es espectacular, utilizando a su escenario principal para tomar fuerza, pero es evidente que la serie ya debe de comenzar a hacer uso de voces para los momentos más importantes.

El gameplay, más que ofrecer una experiencia que logre rivalizar con los grandes juegos de mundo abierto que encontramos en el Switch, es una muy buena lista de ideas que necesitan mejorarse. Las cinco áreas principales tienen biomas llamativos, pero no ofrecen algo más que solo capturar pokémon. El sistema de combate cuenta con una serie de conceptos interesantes, pero que terminan por ser abusados por la inteligencia artificial para ofrecer una dificultad poco balanceada. El único aspecto que cumple su función sin problemas es la captura de monstruos de bolsillo. Utilizar tu entorno, tu ingenio y tu conocimiento de la serie da como resultado una cacería de primer nivel que cumple con el sueño de muchos, y le da un mayor peso a la PokéDex.

No tengo idea de hacia dónde irá la franquicia en un futuro. La respuesta que muchos quieren escuchar, sería mejorar en todos los apartados de Pokémon Legends: Arceus y entregar la experiencia que todos deseamos en el siguiente título. Sin embargo, Game Freak ha demostrado en múltiples ocasiones que son capaces de dar un paso hacia adelante y dos hacia atrás, así que no me sorprendería si el siguiente juego termina estando más apegada a Sword and Shield que a Legends: Arceus. Al final del día, como fan que ha seguido a Pikachu y compañía por casi 20 años, puedo decir que estoy emocionado por lo que llegará. 

Pleca-Amazon-OK

Sebastian Quiroz
24 años. Editor en Atomix.vg. Consumidor de la cultura pop.