Advertisement

Review – No More Heroes III

TRENDING



Review No More Heroes IIILa industria de los videojuegos está llena de obras que bien pueden permanecer ocultas por muchos años, con una pequeña base de fans haciendo todo el ruido posible, solo para eventualmente crear una burbuja lo suficientemente grande para que parte de este medio reconozca un título, pero solo eso. Aunque la mayoría de estos casos provienen de los 80s y 90s, en los 2000s también tenemos un par de ejemplos que últimamente han ganado un grupo de seguidores bastante vocal. Aquí podemos encontrar el nombre de Goichi Suda, mejor conocido como Suda51, y No More Heroes, los cuales sobresalen por su estilo punk, gameplay que apela a la cultura de inicios de siglo, y una actitud que elige el estilo sobre la sustancia. 

La serie de No More Heroes comenzó con en el Wii, en donde se nos presentó una experiencia para adultos en una plataforma con un público objetivo totalmente diferente. El sexo, el exceso de violencia y las groserías son parte del ADN de esta franquicia, y algo que le han ofrecido un carisma que es capaz de llamar la atención de cualquiera que decida mirar a Travis Touchdown y compañía. Sin embargo, después del lanzamiento de una secuela en 2010, la serie entró en un largo silencio que puso el futuro de la propiedad en duda. Afortunadamente, en 2019 vimos Travis Strike Again. Si bien esta entrega no era una tercera parte, sí era el indicio de que Suda51 estaba preparando algo especial. 

14 años después de que Travis hizo su primera aparición en el Wii, el Nintendo Switch ha recibido lo que parece ser la última gran aventura de este mundo. No More Heroes III nos entrega la experiencia más grande hasta el momento, algunos elementos que se habían eliminado están de regreso, y se han introducido nuevas mecánicas. ¿Acaso este título es el mejor en la serie? ¿Las aventuras de Travis siguen siendo de nicho? ¿La mixta recepción que ha tenido el juego está justificada? Conoce las respuestas a estas y más preguntas en nuestras Atomix Review.

Travis Touchdown Strikes Again

La serie de No More Heroes nunca ha estado tan interesada en una narrativa general que abarque múltiples entregas. Suda51 se preocupa más por ofrecer una aventura irreverente con un principio y un final claro, aunque con una serie de momentos que tal vez se desarrollen en una posible secuela, y en esta nueva entrega no hay una gran diferencia. No es necesario haber jugado los tres anteriores títulos para entender la premisa basica de No More Heroes III, pero sí tendrás un mayor contexto sobre ciertos personajes y su relación entre ellos al experimentar las previas aventuras del personaje principal. Es un caso similar al de Jojo’s Bizarre Adventure, todo mundo dice que puedes comenzar en cualquier lado, pero todos sabemos que es necesario seguir un orden para disfrutar al 100% todo lo que se nos presenta. 

2021082719010700-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

A diferencia de otros juegos, en donde inmediatamente somos introducidos a Travis Trouchdown y a su conflicto en turno, No More Heroes III decide comenzar con Damon y Fu. El primero es un niño de la Tierra, y el segundo es un alien que llega a nuestro planeta por error. Después de una cinemática muy al estilo de E.T., el pequeño visitante regresa a su planeta natal, con la promesa de volver dentro de 20 años. Bueno, es 2021 y la palabra de este personaje se hace realidad, ya que en un solo instante, los cielos de Santa Destroy, una ciudad ficticia similar a California, se ven invadidos por una flota alienígena con el objetivo de dominar a la raza humana. 

Es aquí en donde nuestro usual protagonista, Travis Touchdown, entra en escena. Armado con un nuevo traje espacial, muy similar a un Gundman, decide hacerle frente a esta visita indeseada, y ponerle un fin al Príncipe Fu. Sin embargo, rápidamente se da cuenta de que las cosas no son tan simples. Al derrotar a uno de los lacayos de este villano, Sylvia, esposa del personaje principal, decide retomar su viejo trabajo como gerente de la United Assassins Association y asociarse con los invasores, para así crear el Intergalactic Superhero Ranking Tournament. De esta forma, el objetivo en esta ocasión es derrotar a 10 peligros alienígenas y restaurar la paz a nivel espacial. 

2021082800052200-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

Una vez más, la premisa no es nueva, ya que es algo que se usó en los previos No More Heroes, pero el contexto es algo que cambia radicalmente. Travis no está peleando por la gloria y la promesa de una noche de amor, o por venganza, sino por la seguridad de su hogar. Si bien su personalidad sigue siendo una motivada por la pasión carnal y el éxtasis de la batalla, hacer que defienda a la gente que lo tolera es una evolución natural para el personaje. Aunque se hace el intento de explicar algunos conceptos, o re contextualizar otros, como la United Assassins Association, el juego no hace un buen trabajo para presentarlos a un nuevo público. En más de una ocasión, aquellos que decidan entrar a la serie con esta entrega se sentirán confundidos y es algo que en ningún momento se soluciona. La historia que involucra a Fu se puede entender sin problemas, pero sin conocimientos de los tres juegos pasados, la relación entre los amigos de Travis y su mundo no tendrá mucho sentido.

El enfoque no está en la narrativa general que se nos presenta, sino en las interacciones entre los diferentes personajes y las pequeñas historias que se van presentando a lo largo de la aventura. Travis Touchdown y el resto de los habitantes de Santa Destroy son tan violentos, obscenos y, en general, unas malas personas, que es difícil crear un vínculo empático en donde puedas tomar en serio todo lo que sucede. Esto crea un ambiente de desconexión que hace que la vulgaridad, la sangre y las groserías que protagonizan cada escena sean sumamente graciosas y entretenidas. Suda51 no está preocupado por demostrar un lado corrupto del ser humano, o ser crítico sobre la crueldad en el medio, él nos presenta una versión interactiva de la estupidez que representaba MTV en los 90s y principios de los 2000s, una que bien puede ser considerada infantil, pero que dentro de un marco lleno de historias humanas que tratan de validar constantemente a los videojuegos como una forma de expresión artística, se siente como un aire fresco. 

2021082803082600-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

El conflicto que hay entre Travis y el Príncipe Fu es uno que está muy bien construido. A comparación de los primeros dos juegos de la serie, en donde el antagonista principal era solo un objetivo más en una larga lista de nombres, No More Heroes III le da un mayor énfasis a la relación entre estos dos personajes. Dos caras de la misma moneda, que están destinadas a enfrentarse. Este conflicto va escalando de forma considerada con cada capítulo, al grado de que nadie puede esperar un solo segundo más para ver a estos dos protagonistas enfrentarse hasta la muerte. 

Esto no quiere decir que el resto de los personajes secundarios no sean entretenidos. Todo lo contrario. Si bien Shinobu y Charlotte están de regreso, es Bishop quien se lleva el premio al mejor amigo de Travis. De igual forma, cada uno de los aliens e invitados sorpresa que protagonizan el final de cada capítulo son lo suficientemente memorables para que al menos uno se quede en tu cabeza, ya sea por lo ridículos que son, o por cómo juegan con las expectativas que tenemos. 

2021082817102000-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

Sin duda alguna, el mayor enfoque que le da No More Heroes III a la historia es un cambio bien recibido. No puedo decir que todas las ideas que Suda51 nos presenta están bien implementadas. Aquellos que no han disfrutado de los previos títulos en la serie estarán confundidos ante la falta de una explicación clara de algunos conceptos, y en más de una ocasión las motivaciones de los personajes parecen extrañas. Sin embargo, el constante énfasis en introducir nuevas ideas y personajes, la pasión por las luchas libres, las referencias a la industria de los videojuegos, la cultura pop, así como un amor por Japón, demuestran que No More Heroes III sigue conservando la esencia de la serie, y es algo que fácilmente puede conectar con muchas personas. En palabras de Suda51, esto es punk. 

Estilo sobre sustancia

No More Heroes no es reconocida por llevar los límites técnicos de una consola. Si bien el estilo visual presente en las entregas de Wii aún conserva el carisma y personalidad de su momento, cuando Travis Strike Again llegó al Switch, surgieron varias quejas ante el nuevo diseño de Travis y compañía. En esta ocasión, Grasshopper Manufacture, los desarrolladores, han decidido pulir un poco más del trabajo que vimos hace dos años, y lo llevaron a un nuevo nivel que parece le está pidiendo demasiado al Nintendo Switch en algunas ocasiones.

2021082913315900-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

El mundo abierto que se había abandonado en Desperate Struggle, la secuela, está de regreso y, cuando hablamos de una dirección artística, la ciudad de Santa Destroy nunca se había visto tan bien. Mientras que el primer juego nos presentó una urbe desolada, muy parecida a lo que vemos en el borde entre México y Estados Unidos, el segundo título introduce una metrópoli con más edificios y locaciones que, si bien no podemos visitar a libertad, si son bastante interesantes. Es así que No More Heroes III nos permite recorrer las calles de un mundo que se siente como una digna evolución de lo que vimos originalmente en el 2007.

En esta ocasión, no solo podemos visitar Santa Destroy, una ciudad que sigue conservando varios elementos vistos en previos juegos, como Beef Head, local para rentar videojuegos y películas en VHS, o Area 51, el cual tiene la ropa de moda, y en donde podemos ver cómo las grandes empresas han transformado esta desolada población en una urbe en constante crecimiento, esto gracias a edificios en construcción, una zona costera similar a la vista en Vice City, así como los extraños locales que se encuentran esparcidos en esta región; sino que también es posible visitar otras zonas completamente originales, como es el caso de Perfect World, una representación bastante interesante de los suburbios de Estados Unidos.

2021082722142000-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

Sin embargo, un par de las nuevas áreas presentes se reducen a simples desiertos o barrios destruidos que carecen de una fuerte personalidad y son sumamente genéricos. Aunque el pequeño Osaka que encontramos en Thunderdome es la mejor zona, visualmente hablando, no hay mucho que hacer aquí, y el espacio es tan pequeño que simplemente deseas más. Si bien no hay una explicación clara para esta disparidad en la distribución de regiones, considerando que el juego corre de forma horrible cuando exploramos estas diferentes locaciones, la decisión de reducir el número de elementos en pantalla parece clara. 

Desde una perspectiva técnica, Santa Destroy y sus zonas aledañas son un desastre. El frame rate en estas áreas cae constantemente y las ocasiones en donde se consiguen unos estables 30fps son raros. Al caminar las cosas no son tan malas, pero al momento de recorrer las calles en la motocicleta de Travis, prepárate para conocer a la sección que más sufre el juego, esto llega a niveles que no había visto desde Deadly Premonition 2. De igual forma, el pop up y texturas que nunca cargan adecuadamente son los grandes problemas del juego. Constantemente se puede ver cómo objetos y estructuras aparecer en un instante, y en locaciones como Call of Battle, secciones del mapa están representadas con bloques grises que cobran forma al estar casi pegados a ellos. Si bien estos problemas están más presentes en las primeras dos ciudades, esto se reduce un poco en el resto de urbes, pero esto es debido a que estas parecen un desierto con solo un par de NPCs y secciones con las que es posible interactuar.

2021082722425100-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

Fuera del mundo abierto y sus problemas, No More Heroes III desborda una personalidad en todos lados. La violencia está representando con sangre que parece sacada de una película de Quentin Tarantino, y cuando asesinamos a los diversos aliens que atormentan a Santa Destroy, somos recompensados con una explosión de colores y brillantina que parecen sacados de una piñata. Los diseños de los personajes también sobresalen en este apartado. Aunque Travis aún parece el hijo no reconocido de Johnny Knoxville que vimos en el 2007, el resto de los amigos del protagonista demuestran que el paso del tiempo no ha sido en vano, aunque otros, como Sylvia, se ven mucho peor, ya que parecen hechos con plastilina. Los 10 miembros del Intergalactic Superhero Ranking Tournament también merecen una ronda de aplausos, con el Príncipe Fu robando la atención cada una de sus escenas. 

Hay cientos de detalles que todos los fans de la serie podrán aplaudir. El cuarto, o más bien cuartos, del departamento de Travis siguen llenos de máscaras de luchadores y figuras de animes, pero ahora también hay una zona para los gatos que podemos recolectar a lo largo de la aventura. La ropa del protagonista tal vez no sea tan variada como lo visto en Desperate Struggle, pero aún conserva el distinto estilo kitsch que Suda51 parece admirar. Las animaciones siguen siendo irreverentes y cada golpe crítico que rompe a la mitad los enemigos se sigue viendo y sintiendo brutal.

2021082815065900-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

Sin duda alguna, esta entrega se siente como un experimento visual para Suda51 y Grasshopper Manufacture. En un momento podemos estar disfrutando del estilo tradicional del juego, el cual parece darle vida a figuras de acción de Travis y compañía, y momentos después entramos a un mundo con un filtro visual que le agrega un granulado a la pantalla para crear el efecto de estar en zona de guerra. Quizás al comenzar una pelea con un jefe dejamos de lado la brutalidad de este mundo, para entrar a un anime. No More Heroes III toma cualquier oportunidad que se le presenta para entregarnos una experiencia rara, la cual nunca decide estar quita y constantemente cambia su carácter sin preocuparse por cómo el jugador se pueda sentir al respecto. 

Al igual que en muchos apartados, la presentación visual de No More Heroes III parece dar un pie para adelante y dos hacia atrás. La dirección artística es impresionante y presenta una variedad que puede rivalizar hasta con los juegos indie más experimentales del mercado. Sin embargo, el mundo abierto se siente sacado de un juego de PS2 y, salvo las regiones de Santa Destroy, Perfect World y el pequeño Osaka, parece que recorremos desiertos con problemas de frame rate, texturas que nunca cargan adecuadamente, y escenarios que aparecen de la nada. Hay un gran potencial aquí, el cual es obstruido por las limitaciones de no saber manejar muy bien el poder del Nintendo Switch. 

Asalto sonoro

Hay pocas cosas que No More Heroes III hace impecablemente, y toda la presentación sonora es una de ellas. Si hay algo que parece mejorar entre juegos, es el soundtrack. El catálogo de rap y rock que encontramos en el primer juego se expandió al jazz y metal en la secuela, y en esta nueva entrega también podemos escuchar electrónica, pop y una fusión entre todos los géneros que proporciona una experiencia que rara vez experimentamos fuera de los juegos de ritmo. Al igual que en el apartado visual, Nobuaki y el resto de los compositores del título, toman todas las oportunidades a su disposición para entregar algo nuevo cada vez que es posible. Incluso el tema principal de la serie es usado en múltiples ocasiones como leitmotiv, con el trabajo que se hizo en ITADAKIMASU convirtiéndose en el ejemplo perfecto. 

2021082803153400-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

Junto a esto, el diseño sonoro es exquisito. La beam katana de Travis nunca había sonado tan bien, al grado de que en cualquier momento le puede llegar una demanda a Grasshopper Manufacture por parte de Disney, por lo similar que es un sable de luz. Cada desmembramiento no solo está acompañado de una lluvia multicolor, sino de una explosión sonará. Los golpes que inflige Travis al aplicar una llave de lucha truenan huesos y las patadas voladores que el protagonista usa para atacar se sienten como un golpe que bien podría dejar invalido a cualquier persona. La brutalidad no solo es visual, sino sonora también. 

Para acompañar el gran soundtrack y diseño sonoro, No More Heroes III sigue presentando un repertorio de actores de primer nivel, los cuales caminan una delgada línea entre una calidad que podemos esperar de las grandes producciones del medio, y algo que encontramos en una película Clase B. Robin Atkin Downes regresa para interpretar una vez más a Travis Touchdown. Si bien el guión no le da un trabajo con el suficiente material para demostrar las diferentes facetas de este personaje, como lo visto en Desperate Struggle, si podemos ver su lado más gracioso y amigable hasta el momento. Incluso su escena en donde comienza a rapear sin explicación alguna está bien trabajada. 

2021082817015700-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

Por otro lado, Noshir Dalal como Fu también es uno de los puntos más altos de este apartado. El actor sabe interpretar correctamente a un personaje desquiciado que en cualquier momento puede matarte a golpes, pero al mismo tiempo tiene un pequeño espacio en su corazón para sus aliados. Cada vez que Dalal y Downes comparten una escena, prepárate para disfrutar de una serie de insultos, burlas y una competencia masculina que parece una parodia de las películas de los 80s, pero es tratada de la forma más seria posible. 

No More Heroes es una serie que constantemente está en movimiento. En un juego puedes disfrutar de una cosas, solo para que en la secuela veas otras distintas. Sin embargo, el soundtrack y las actuaciones de voz son algo que siempre se mueve hacia arriba. Cada título presenta nuevas ideas, las cuales son tomadas y mejoradas por las nuevas entregas. Para No More Heroes III, el trabajo que Nobuaki y el resto de los compositores llevaron a cabo se siente como la cúspide del estilo que vimos originalmente en 2007, y no puedo pensar en una sola falla en este departamento. Háganse un favor, y escuchen todo el soundtrack en YouTube en estos momentos. 

Sencillo pero efectivo

Junto a la irreverente historia, el gameplay de No More Heroes siempre ha sido algo difícil de recomendar. Al nacer en una época en donde se agitaba el Wii Mote para imitar cualquier tipo de acción, el estilo de juego siempre fue sencillo. Más que tratar de imitar movimientos reales con una espada, como Red Steel lo intentó en su momento, el trabajo de Grasshopper Manufacture se limita solamente a una serie de direcciones que se usan cuando llega la hora de derrotar a un enemigo. De esta forma, la nueva entrega sigue conservando la misma esencia que vimos en el 2007, pero con un par de cambios que tratan de simplificar el ya de por sí sencillo control presente.

2021082719033800-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

En los primeros dos títulos tenemos un sistema de golpes fuertes y débiles, cada uno se ejecuta dependiendo de la inclinación del control. Estos sirven para atacar a los enemigos en sus puntos ciegos. En No More Heroes III esto sigue presente, pero tus contrincantes ya no requieren de una agresión en específico para que un rival quede al descubierto. En su lugar, esto se usa para extender un medidor de combos. Junto a esto, ya no es necesario mover, en este caso, el Joy-Con en diferentes posiciones para ejecutar los movimientos básicos. Sin embargo, aún es necesario realizar acciones determinados al momento de derrotar a un adversario.

El combate original sigue presente, pero ha sido modificado en diferentes sectores para ser más amigable con el jugador. Por ejemplo, ya no tienes a tu disposición un extenso catálogo de movimientos de lucha libre, sino que ahora solo puedes hacer un suplex. Si bien esto reduce el espectáculo visual que está acompañado de cada enfrentamiento, esto se convierte en un elemento más importante en el combate. Al aplicarle una llave a tu contrincante no solo harás más daño, sino que la batería de tu beam katana, tu principal arma en todo el juego, regresa al 100%, haciendo que cada batalla sea más dinámica, y el tiempo que pasas recargando esta herramienta sea reducido. 

2021082803122600-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

Sin embargo, No More Heroes III no solo son las mismas ideas del pasado, ya que también cuenta con una serie de novedades, ya que en esta ocasión se introducen dos elementos al combate. El primero de estos son las Death Skills, cuatro movimientos especiales que puedes usar para tener un mejor dominio del escenario. Cada una de estas habilidades están enfocadas en crear una serie de enfrentamientos dinámicos. Estas incluso se pueden combinar entre ellas para mantener tu combo y llegar hasta los triples dígitos en ciertas ocasiones. Pese a lo imponentes que estas se pueden llegar a sentir contra enemigos comunes, en los enfrentamientos contra jefes no hay una sensación de dominio, lo cual hace que estas peleas sigan conservando su reto.

Por otro lado, tenemos una serie de chips que ofrecen mejoras pasivas en el combate, como más vida o un mejor ataque. Puedes equipar hasta tres de estas, y hay una suficiente variedad para que cada jugador puede modificar a Travis a su gusto. Sin embargo, al final del día son tus propias habilidades en el combate lo que importa. Además de esto, elementos como la evasión perfecta y la ruleta de bonificaciones que obtienes al derrotar a un enemigo están de regreso, y juegan un papel fundamental en el combate.  

2021082816534700-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

Una vez considerados estos elementos, queda claro que, si bien la simplicidad a primera instancia sigue presente, hay la suficiente variedad para hacer que cada combate sea muy divertido, y esta es la clave del juego. A gran escala, la estructura general No More Heroes III sigue siendo la misma: derrotar a 10 jefes y listo. Sin embargo, la forma de acceder a estos combates regresa a lo visto en el título original, en donde primero necesitas cumplir una serie de prerrequisitos antes del evento principal, dejando de lado la aproximación directa que vimos en Desperate Struggle. Considerando lo criticado que fue esta decisión en el primer juego, Suda51 aprendió de sus errores y modificó las tareas a tu disposición para que estas no sean tediosas.

Para comenzar, necesitas completar tres peleas contra diferentes enemigos y mini jefes, para después tener acceso a una cuenta bancaria y depositar cierta cantidad de dinero para avanzar. A diferencia del primer juego, en donde llegabas a grindear por la moneda necesaria para progresar, No More Heroes III ofrece el efectivo que requieres con los tres enfrentamientos obligatorios, dejando el resto de las actividades como una forma de obtener recursos para construir chips o mejorar las habilidades de Travis.

2021082823580300-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

Al concluir un enfrentamiento ganas dos tipos de monedas, una enfocada al dinero que necesitas para avanzar con la historia, y la otra se usa para mejorar la vida, ataque y otras estadísticas de Travis. Cada tarea, ya sean las más de 50 misiones en donde tu enfoque está en derrotar enemigos, o las decanas de trabajos, como cortar pasto o cazar escorpiones, te recompensarán con todo lo que requieres para avanzar. La diversidad está presente desde el principio, y cada elemento se siente lo suficientemente distinto y divertido para evitar la fatiga de hacer una y otra vez lo mismo. Incluso estas labores siguen manteniendo la personalidad de la serie. No solo estás recolectando basura, sino que también peleas contra gigantes cocodrilos. 

Esto se extiende al mundo abierto. Varios trabajos requieren que busques diversos ítems, como los hijos de Jeane, cartas coleccionables de un videojuego de los 80s, y hasta a un imitador de Travis, esto a lo largo de Santa Destroy y los otros mapas. Esto hace que recorrer las diferentes zonas no sea tan tedioso y, hasta cierto grado, divertido, aunque los problemas técnicos siguen siendo un impedimento para de verdad disfrutar del mundo que se nos presenta. 

2021082723340000-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

Por otra parte, uno de los mayores problemas con No More Heroes III es su estructura. En lugar de recorrer un nivel visualmente interesante en donde tenemos que enfrentarnos a hordas de enemigos antes de llegar al jefe. Una vez cumplidas las tres misiones de prerrequisito, solo accedes a un vestíbulo genérico, para pelear contra el villano en turno. Todas las misiones secundarias ocupan la tarea de ofrecer una gigantesca lista de enemigos que derrotar, lo cual si llega a decepcionar. La serie siempre ha sido una que se ha caracterizado por jugar con las expectativas de los jugadores. En algunas ocasiones tendrías dos o tres niveles tradicionales, para después participar en una carrera hacía el jefe, o incluso solo tendrías un combate y ya. Esta variedad no está presente en la nueva entrega. 

Si bien la variedad en los niveles está ausente de No More Heroes III, las batallas contra los jefes siguen siendo tan raras y divertidas como en entregas pasadas. Una vez más, a Suda51 le encanta jugar con las expectativas del jugador, y en más de una ocasión el título te prepara para un enfrentamiento en particular, solo para entregarte algo que nunca hubieras imaginado. Una pelea contra un alien tiránico se convierte en un juego de las sillas, en un combate estilo JRPG, o en el inesperado regreso de un viejo aliado o villano clasico. Siempre es agradable ver qué tipo de sorpresas tiene No More Heroes III preparado. 

2021082817310600-3B9323BE064612AE11D6EFB8BC382C43

Los cambios que introduce No More Heroes III para simplificar y hacer más divertida la experiencia son buenos, pero no dejan de tener sus fallas. El combate sigue siendo sumamente adictivo de principio a fin, esto pese a ser un hack and slash fácil, y el uso de las Death Skill son una inclusión perfecta a la serie. Las tareas mundanas ya no son tan repetitivas, y algunas incentivan de forma correcta la exploración. Sin embargo, la estructura de cada capítulo hacen que el viaje hacía el jefe en turno sea repetitivo y pierda un poco de la magia que previas entregas en la serie desbordan. 

Un paso para adelante, y dos hacia atrás

score80No More Heroes III es un juego que en más de un departamento, toma un paso para adelante, y dos hacia atrás. El mayor enfoque a la historia y los nuevos personajes son un gran espectáculo que conservan la esencia irreverente y el carisma al que estamos acostumbrados, pero la narrativa es poco amigable para los nuevos jugadores, y en más de una ocasión olvida u omite detalles sobre previos eventos, al grado de que las motivaciones y personalidades de ciertos amigos de Travis se sienten inventadas al momento. El aspecto visual sigue conservando su personalidad, pero el apartado técnico es un problema que afecta al mundo abierto que se nos presenta.

Incluso el gameplay, el cual aún es divertido y cuenta con las suficientes novedades para hacerlo todavía más adictiva a la experiencia, sufre de problemas estructurales que vuelven monótona cerca del 50% de la aventura en general. Uno de los pocos apartados sin fallas es el sonoro, ya que el soundtrack y el trabajo de voces son espectaculares de principio a fin.

Si bien No More Heroes III puede ser difícil de recomendar para aquellos que no han tenido la oportunidad de experimentar previas obras de Goichi Suda, todos los fans de la serie estarán más que contentos con la nueva exclusiva de Nintendo Switch. Incluso puedo decir que este es el mejor trabajo del director y, sin duda alguna, es punk… al menos de acuerdo con la definición que Suda51 le ha dado a este término.

Pleca-Amazon-OK

Sebastian Quiroz
24 años. Editor en Atomix.vg. Consumidor de la cultura pop.