Review – The Surge

TRENDING

CAPCOM VERÁ CÓMO APOYAR A SWITCH SEGÚN EL DESEMPEÑO DE USFII:TFC
NUEVO GOD OF WAR TENDRÍA EDICIÓN DE COLECCIÓN
PAPÁ SORPRENDIÓ A HIJO CON UN SWITCH DE VERDAD OCULTO EN UNO DE CARTÓN
EL PLAN MAESTRO DETRÁS DE MARIO + RABBIDS: KINGDOM BATTLE
BRAVOS DE ATLANTA PASAN BUENOS MOMENTOS CON SU SWITCH
REVIEW – ULTRA STREET FIGHTER II: THE FINAL CHALLENGERS
ACCIONES DE NINTENDO, LAS MÁS ALTAS DE LOS ÚLTIMOS 5 AÑOS
EL MUNDO ESTÁ ODIANDO EL NUEVO PÓSTER DE SPIDER-MAN: HOMECOMING
PRIMER ADELANTO DE LA SERIE DE CASTLEVANIA
MARIO KART 8 DELUXE Y SWITCH SIGUEN DOMINANDO EN JAPÓN
PRECIO DE XBOX GAME PASS EN MÉXICO, COLOMBIA Y CHILE
¿QUÉ PASA SI REMUEVEN UN TÍTULO DE XBOX GAME PASS QUE ESTABA JUGANDO?
5 TEORÍAS SOBRE EL RETRASO DE RED DEAD REDEMPTION 2
LOS PARTICIPANTES DEL “TORNEO DE FUERZA” EN DRAGON BALL SUPER
¡ATOMIX Y SAMSUNG TE REGALAN UN INCREÍBLE MONITOR CURVO DE GAMING!
FILTRADO ARTE DE MARIO + RABBIDS KINGDOM BATTLE
ACTORES DE DOBLAJE SE DECLARAN EN HUELGA CONTRA DUBBING HOUSE
MIDDLE-EARTH: SHADOW OF WAR NO LLEGARÁ A SWITCH
DAYS GONE, SE PRESENTARÁ “DE GRAN MANERA” ESTE E3
REVIEW – FIRE EMBLEM ECHOES: SHADOWS OF VALENTIA
RED DEAD REDEMPTION 2 RETRASADO PRIMAVERA 2018
POR TRAGEDIA FAMILIAR, ZACK SNYDER DEJA JUSTICE LEAGUE
MARIO KART, LA FRANQUICIA DE JUEGOS DE CARRERAS MÁS EXITOSA EN E.U.A.
PRIMER CHICA SUPER SAIYAJIN DEBUTARÁ EN DRAGON BALL SUPER
HABRÁ REBOOT DE LAS PELÍCULAS DE RESIDENT EVIL

Una agradable sorpresa que pocos esperaban y se une a la lista de juegos buenos de 2017

Cuando una fórmula es exitosa tiene sentido que varios la repliquen, y no se trata simplemente de que se hagan copias exactamente iguales a la obra inspiradora, sino productos que le inyecten su personalidad propia e ideas creativas a su propio juego. Ya vivimos la época de los juegos de mundo abierto y ahora que From Software se convirtió en tendencia por su serie Dark Souls y otros productos como Bloodborne, es lógico que en varios sentidos busque crear algo similar a lo que ya se le ha estado llamando “soulike”.

Hoy reseñamos precisamente uno de estos “soulikes”, y para su desarrollador no es la primera vez que se inspiran en la fórmula de los desafiantes RPGs de acción de From Software. Nos referimos a Deck 13, estudio alemán que en colaboración con CI Games –estudio polaco también encargado de la serie Sniper Ghost Warrior– desarrollaron para Bandai Namco el juego Lords of The Fallen que si bien no fue tan sobresaliente como las obras en que se inspiró ni fue un proyecto de altísimos presupuestos, por lo menos para muchos fue un juego correcto y satisfactorio.

Deck 13 –ahora completamente solos– se aliaron con el publisher francés Focus Interactive para lanzar una propuesta dentro del mismo género pero en un escenario sumamente distinto; el equipo alemán ahora se puso a investigar entornos industriales y maquinaria para crear un juego de este tipo dentro de una fábrica en un futuro cercano en el que tomamos el papel de un trabajador de la misma que se ve envuelto en una situación en la que todo lo que le rodea pareciera haberse descontrolado y se encontrará dentro de laberintos industriales buscando luchar por su supervivencia y al mismo tiempo siguiendo las pistas del suceso extraño que envuelve a la empresa llamada Creo y al caos que dejó encerrados a muchos en sus instalaciones derruidas llenas de peligros.

Para que entiendan mejor cómo luce nuestro protagonista y sus enemigos podemos recordar el papel que hizo Tom Cruise en la película The Edge of Tomorrow, y básicamente nos referimos a ello por un exo-esqueleto que ayuda a nuestro héroe y sus enemigos a levantar armas de grandes dimensiones y a aumentar en general las capacidades que podría tener cualquier humano promedio.

Debo decirles que en muchos sentidos me sorprendió que en menos de 7GB se nos presentara un juego como The Surge que si bien replica una fórmula efectiva, también tiene algunas propuestas interesantes que hacen que valga la pena revisarlo.

Vamos pues a hablar de lo que pueden esperar de The Surge.

¿En qué se parece a los Souls?

Al igual que en los Souls, The Surge es un juego que brilla por su reto, y en este sentido me parece que tiene más mérito imitar una fórmula que genera videojuegos desafiantes en lugar del caso de la imitación de montones de mundos abiertos genéricos que ya han inundado a la industria. ¿Qué elementos en general tiene The Surge que conocen quienes han jugado cualquier juego del género? A continuación los listamos:

-Diseño de niveles con pasillos estrechos y pequeñas arenas que se prestan para el combate, la veriticalidad también llega a ser una constante.

-Un solo checkpoint por nivel, conforme avanzas más bien desbloqueas “atajos” que te permiten saltarte zonas pues los puntos de reaparición suelen estar muy alejados uno de otro.

-Al morir dejas en ese sitio la moneda en la que se basa la progresión, acá se le llama chatarra tecnológica, y la diferencia principal con los Souls es que un indicador te señala qué tan lejos estás de tus ganancias perdidas y te pone un reloj que en caso de agotarse –puede extenderse eliminando enemigos– hace que pierdas definitivamente todo lo que has dejado.

-Enfrentamiento contra jefes colosales con sus propias debilidades y estrategias; nos queda a deber un poco The Surge al tener pocos de ellos pero aún así nos dejan memorables momentos cuando buscas cómo vas a derrotar algo que a simple vista parece imposible.

-Combate diseñado principalmente para enfrentar a los enemigos uno a uno con gran posibilidad de caer en caso de tener a más de dos.

-Amplia variedad de armas que cambian el sistema de combate.

-Carencia de asistencias como mapas o señales que te guíen hacia donde debes de llegar o un registro de misiones como tal; el juego te impulsa a explorar y encontrar el camino por ti mismo así como las cosas que necesitas hacer para ir pasando.

-Todos los enemigos reaparecen en sus respectivos lugares cuando mueres o guardas la partida en la zona segura.

-Barra de salud que se agota con unos cuantos golpes y barra de resistencia que tienes que vigilar en todo momento.

Morir una y otra vez en el laberinto industrial

Ahora que ya conocemos en qué se parecen podemos pasar a sus novedades, y que van mucho más allá de su escenario industrial y un poco futurista. Iniciemos con el combate, en el que en lugar de los ataques débiles y fuertes de los Souls tenemos también dos botones para atacar con golpes equivalentes en potencia pero en direcciones distintas (vertical y horizontal), tendrás que ser lo suficiente astuto para conocer la manera de comportarse de los rivales y a qué partes de su cuerpo entran mejor los ataques en determinadas direcciones. Combinar ciertas cadenas de ataques generan también algo parecido a combos que nos pudieran recordar un poco a los juegos hack’n’slash.

Tenemos armas a dos manos, armas ligeras a una sola mano o pesadas tanto de una mano como de dos, por cierto todas ellas suben de nivel tu habilidad por separado. Cada una de las armas desgasta de diferentes maneras tu barra de resistencia y tiene sus combos únicos al combinar ataques sucesivos en determinadas direcciones. La verdad es que quizá te quedes desde muy pronto en el juego con alguna de las armas que adquieras y quizá no explores todas las posibilidades que son bastantes, en muchas ocasiones es mucho mejor especializarse en una sola clase de arma y mejorar específicamente las que te acomoden que por andar experimentando te mueras a cada rato; al menos la variedad de armamento es suficientemente amplia como para que casi todos tengan algo con lo que se acomoden.

Todavía en el tema de las armas y el sistema de combate hay un asunto importantísimo que es original de The Surge respecto a la serie en que se inspira y tiene que ver con el desmembramiento de los enemigos y el aprovechamiento de sus restos. Como en casi todos los juegos es posible fijar la cámara en los rivales para tener mejor control de la situación, lo especial en The Surge es que puedes focalizar tus ataques en varias partes del cuerpo como cabeza, cuerpo, brazos y piernas, en la mayor parte de los casos luego de atacar lo suficiente a alguna de las partes del cuerpo podrás terminar la ejecución dejando presionado un botón para provocar una animación que no sólo es muy vistosa (y violenta), sino que termina desmembrando al rival y en el mejor de los casos dejando una pieza de chatarra útil para tu equipamiento.

Todos los rivales tienen la mayoría de sus partes cubierta con algún tipo de armadura como la que tú mismo usas, aunque el mismo radar corporal con el que los fijas te permite encontrar cuál de las extremidades o partes del cuerpo carece de armadura, de forma que  si focalizas ahí tus ataques será más rápida la eliminación, aunque en caso de que necesites chatarra específica para equiparte para los peligros posteriores quizá lo que más te convenga sea atacar una parte bien protegida pero que pueda dejarte mejor botín para fabricar la parte de armadura que estés buscando.

Hablando de la forma en que aprovechas lo que dejan tus enemigos al caer, tenemos que puedes fabricar armaduras para cubrir todas las partes del cuerpo que hemos mencionado anteriormente, lo interesante aquí es que dicha armadura no tiene que ser completamente rígida en el sentido de que todas las partes sean del mismo set, sino que puedes experimentar con distintos tipos de protección para cada parte del cuerpo según tus necesidades lo requieran y siempre lucirás completamente disparejo en la manera en que compondrás tu armadura. Estas mejoras y fabricación de equipamiento o actualización de las distintas armas sólo pueden hacerse en una pequeña sala única en cada uno de los niveles; equipar algunas piezas requerirá que tu exo-esqueleto tenga mayor nivel de energía que logras subiendo de nivel al invertir la chatarra tecnológica que obtienes casi por cualquier acción completada con éxito durante tu partida y que debes recuperar cuando la dejas tirada por haber muerto como ya se ha mencionado. Toda esa mecánica de pensar qué tipo de piezas necesitas para armar tu propio equipo y obtenerlas desmembrando rivales me agradó bastante y le da a The Surge un toque muy original.

Otra cosa que me agradó mucho es el tipo de enemigos a los que nos enfrentamos, si bien se repiten bastante en cada uno de los niveles y podríamos sentir que faltó un poco de variedad en ellos, puedo comentarles que además de humanos/máquina asesinos, también tenemos drones de distintos tipos, máquinas industriales inteligentes que buscan nuestra muerte y hasta asesinos mecánicos como una especie de arañas robóticas que prácticamente de un golpe te eliminan y se mueven con gran velocidad, sólo por mencionar algunos; como en todo juego del género debes conocer a cada tipo de rival, sus patrones de combate y sus puntos débiles, pero siempre está el factor que hasta lo que parezca mas débil o insignificante te provoque una de las muertes que son toda una constante a lo largo de la partida.

Los jefes son una gran sorpresa para bien aunque realmente sean pocos en la campaña si los comparamos con la enorme variedad que nos han dejado los Souls, y aunque una vez que aprendes la mecánica para vencerlos pudieran sentirse un poco más sencillos respecto a los que hemos cazado en otros juegos del género, créenos que en muchas ocasiones te costará horas estudiar a estos colosales rivales para saber exactamente cómo vencerlos. Otra cosa que me gustó de los jefes es que una de las recompensas que nos ofrecen es un arma especial que por lo general tiene uno de sus ataques emblemáticos (recordándonos un poco lo que pasaba en Mega Man), así sentir el poder de uno de los jefes una vez que lo has derrotado es sumamente satisfactorio.

Finalmente otro elemento que debemos mencionar sobre el gameplay y progresión de The Surge tiene que ver con una serie de implantes que colocas en tu exo-esqueleto según su capacidad de energía que va subiendo conforme subes de nivel con la chatarra tecnológica; estos modificadores también son variadísimos y se nota que nos dan para experimentar con un amplia gama de combinaciones y opciones; algunos te permiten recuperar salud fuera del centro seguro de cada nivel, otros mejoran tu resistencia, otros suprimen ciertos tipos de daño y muchísimas otras cosas más que, como les mencionaba, nos mantendrán un muy buen tiempo conociendo las distintas posibilidades y explorando los mapas para obtener mejoras cada vez más poderosas y efectivas.

En general The Surge ofrece una más que satisfactoria aventura de aproximadamente 35-40 horas con la posibilidad de New Game + que además de subir la dificultad nos ofrece enemigos que nunca enfrentamos en la primer pasada. Su historia tiene un buen misterio, aunque tampoco podemos decir que sea lo más interesante del paquete y llega a sentirse débil en muchos momentos; estamos ante un paquete que más bien brilla por todos los elementos que nos ofrece como un difícil RPG de acción.

Algunas cosas que pudieron ser mejores

Hasta aquí podríamos decir que es un gran juego que logra adaptarse muy bien a una fórmula muy segura y funcional con sus propios aportes, por lo que llega el momento de hablar de las cosas que nos provocan que la calificación que otorgamos hoy al juego no se acerca a la perfección y bajó algunos puntos.

Primero podemos comentarles que el juego corre en un motor propio que luce bien en términos generales tanto en escenas luminosas como en montones de pasillos obscuros, incluso la versión de PS4 que probamos corre sin mayores problemas y muy estable en cuestiones importantes como el framerate. ¿Entonces qué hay de malo en su presentación visual? Me topé con varios bugs molestos que sucedieron principalmente al destruir objetos como cajas de madera cuyos fragmentos por lo general quedaban flotando de forma muy extraña en el escenario o atravesaban muchos otros objetos que aparentemente lucían muy sólidos; además de ello no faltó quedarme atrapado en alguna zona por un bug, que alguno de los enemigos se suba a donde no debe, camine contra una pared  y otras cosas bastante ilógicas derivadas de algunos glitches que se tendrían que corregir.

En general estoy satisfecho con la manera en que están estructurados los niveles refiriéndome a su diseño laberíntico –en especial cuando nos llegan a dejar explorar zonas completamente obscuras únicamente con nuestra lámpara–, aunque lo que no me gustó mucho es lo parecidos que se pueden llegar a sentir los escenarios casi para todos lados donde volteas; está bien que se trata de zonas industriales que no tienen por qué ser tan diferentes entre sí, pero hay ocasiones donde la falta de referencias visuales significativas pueden llegar a hacerte sentir perdido o sentir tu partida demasiado repetitiva; cuando llevas mucho tiempo recorriendo pasillos prácticamente iguales enfrentándote una y otra vez al mismo tipo de enemigos puedes llegar a sentir una repetición que difícilmente se llega a sentir en los juegos en los que esta obra se inspira. Ese reciclaje continuo de elementos visuales no es tan positivo en un juego en el que no tienes otras referencias como mapas o indicadores por el mismo tipo de experiencia al que nos enfrentamos.

Como les he comentado anteriormente me gustó la variedad del combate con su amplio abanico de armas y novedades como concentrar ataques a distintas partes del cuerpo de los rivales, al mismo tiempo los combates contra máquinas y jefes fueron emocionantes pero debo reconocer que en varias ocasiones también pudo ser un poco impreciso. En cuestiones de desplazamiento el salto con el segundo click al stick de desplazamiento luego del sprint no siempre fue la mejor idea por el diseño de los niveles. Pasando al tema de fijar a enemigos no me gustó que no es tan intuitivo el hecho de cambiar el fijado de uno a otro de los rivales cuando estamos en batallas múltiples, algo que quizá tiene que ver con el conflicto del sistema de fijar partes del cuerpo pero que te puede llegar a costar algunas muertes por culpa de la cámara que seguro podrán llegar a desesperarte.

En conclusión podemos decir que el diseño de niveles es bueno pero no tan fino como el de los Souls ante esas ocasiones en que podemos perdernos ante lo repetitivo de sus entornos, sobre todo al buscar alguna de las misiones únicamente basados en alguna referencia verbal para poder seguir progresando, algo que llega a romper un ritmo muy bueno de avance que se tiene en los primeros niveles del juego. Por otro lado el sistema de combate tiene ideas frescas y que se ejecutan de forma satisfactoria para que el juego adquiera buena personalidad pero desafortunadamente no está tan bien pulido como el de los Souls en cuestiones de precisión y manejo de cámaras o fijación de enemigos.

Comentarios finales

Con un perfil muy bajo, The Surge es seguramente un juego que muy pocos esperaban pero que al final del día nos deja una buena sorpresa en la que sigue siendo notorio que no tiene la enorme producción que llegan a tener los juegos en los que se inspira, pero hace un gran esfuerzo por retomar a su manera una fórmula desafiante que funciona muy bien.

El juego quizá no llega a sorprender a nivel visual y su presentación se puede llegar a sentir muy genérica, pero podemos hablar de un título que aunque llega a tener sus bugs es bastante estable. Su sistema de combate pudo pulirse un poco más pero tiene mucha identidad con la focalización de ataques a distintas partes del cuerpo y el desmembramiento que además de ser muy vistoso funciona bien en combinación con un sistema de progresión eficaz y funcional.

El diseño de niveles no es tan fino como en los Souls y a diferencia de esos juegos en los que se inspira puede llegarse a sentir repetitivo sobre todo por las referencias visuales tan parecidas y los tipos de enemigos con los que nos encontramos en sus laberínticos pasillos industriales, pero fuera de ello se siente fresco pelear contra máquinas con interesantes patrones de ataque y con los jefes que en los juegos del género llegan a ser de lo más jugoso.

Su dirección artística y su música puede parecer muy poco especial y demasiado genérica, lo mismo podemos decir de una historia que no es lo más interesante del paquete pero sirve bien al objetivo de acompañar a una experiencia que se enfoca casi por completo a lo divertido que son los enfrentamientos y el peligro de perderlo todo en cualquier momento ante sus recurrentes muertes y su alta dificultad.

Al final del día me parece muy bien lo que ha logrado Deck 13 y la madurez del estudio que se sigue apegando a la fórmula de los “soulike”, al menos con todo lo que le inyectaron a The Surge nos dejan claro que el juego es mucho más que un clon de bajo presupuesto de la serie Souls en un escenario futurista, y más bien hacen notorio que le apostaron a darle su propia forma a su propuesta dentro de este género que brilla con suficiente fuerza entre una gran cantidad de juegos contemporáneos.

Recomendable si eres de los que disfrutan este tipo de juegos, aunque debes llegar a The Surge bajo la advertencia que el juego pudo haberse pulido un poco más en las áreas que ya hemos señalado con anterioridad para que no te lleves una decepción. Eso sí, prepárate para una buena sorpresa, un desafío con alto nivel de dificultad, unas 40 horas de su primer pasada y todo lo que quieras seguir explorando en su New Game + con sus respectivas variantes.

Aquí un poco de gameplay directo de Focus Home Interactive:

Emilio Reyes
Llevando a la comunidad de Atomix las mejores noticias y contenidos especiales sobre videojuegos