Review – Bound

TRENDING

JUEGOS QUE CENSURARÍA EL GOBIERNO DE TRUMP
SWITCH NO TENDRÁ NETFLIX NI SERVICIOS DE STREAMING
SWITCH VENDERÁ 40 MILLONES DE CONSOLAS PARA 2020
¿TRUMP LE ROBÓ A BANE SU PRIMER DISCURSO COMO PRESIDENTE?
LLEGÓ UNA NUEVA FLASH SALE A LA PS STORE
CONOCE SNIPPERCLIPS, LO NUEVO DE SWITCH
PACHTER: SWITCH PODRÍA VENDER ENTRE 8 MILLONES DE CONSOLAS
ES OFICIAL, NO MÁS JUEGOS FIRST PARTY PARA WII U
PS4 LE VOLVIÓ A GANAR EN VENTAS A XBOX ONE EN N.A.
HANDS ON – LOS JUEGOS DE SWITCH
REVIEW – YAKUZA 0
YA LLEGÓ ARIANA GRANDE A FINAL FANTASY BRAVE EXVIUS
INFINITE WARFARE FUE EL JUEGO MÁS VENDIDO DEL 2016 EN NORTEAMÉRICA
BREATH OF THE WILD: LA AVENTURA DE NUESTRA VIDA
XBOX ONE YA VENDIÓ 26 MILLONES DE CONSOLAS
VENDIERON CARÍSIMO BOTELLA DE AGUA CON EL LOGO SWITCH
DESARROLLAN UN FIRE EMBLEM PARA SWITCH
PANTALLA DE SWITCH CONTARÁ CON TECNOLOGÍA HÁPTICA
L.A. NOIRE PODRÍA LLEGAR A NINTENDO SWITCH
ASÍ SE ESTÁ ANUNCIADO SWITCH EN TELEVISIÓN
10 COSAS QUE NOS PREOCUPAN DE NINTENDO SWITCH
SUPER MARIO ODYSSEY: ¿ESPERANZA O PREOCUPACIÓN?
VENEZUELA ES EL PAÍS MÁS CARO PARA COMPRAR CONSOLAS
HANDS ON – ZELDA: BREATH OF THE WILD EN SWITCH
ZELDA: BREATH OF THE WILD REQUERIRÁ 3 GB DE INSTALACIÓN EN WII U

Review_boundSanta Monica Studio de Sony es uno de los desarrolladores que más aportan propuestas al catálogo de exclusivas de las consolas de PlayStation y aunque lo que primero se nos viene a la mente al pensar en ellos es la aclamada y violenta serie God of War, quizá pocos recuerdan que fueron ellos quienes publicaron una de las experiencias más aclamadas entre el mercado de juegos independientes que llegó incluso a conquistar la cima de las listas de juego del año: Journey.

Cuando el estudio cambió de logotipo en los años recientes se comentó que querían que reflejara de mejor manera el amplio abanico de juegos que estaban desarrollando y publicando; para entonces la firma ya venía incubando para PlayStation y colaborando en el desarrollo de una buena cantidad de juegos exclusivos para las consolas de Sony realizados por talento de estudios pequeños que difícilmente hubieran estado en el spotlight por sí solos. Así nos hizo todo el sentido la presencia de ese logo con esquinas redondeadas que cambia de color según el juego que se esté publicando.

No todos los juegos que ha publicado Santa Monica Studio pueden considerarse como éxitos rotundos como fue el caso de Journey de Thatgamecompany; muchas experiencias se quedan más bien en el terreno de lo experimental y no podrían definitivamente recomendarse a cualquier tipo de público; en ese tenor estuvo por ejemplo Hohokum de Honeyslug que funcionaba perfecto como paseo audiovisual pero bastante limitado como videojuego causando opiniones mixtas.

Del lado de las propuestas bastante extrañas tenemos el juego que hoy reseñamos y que lleva por nombre Bound. Este título fue anunciado apenas el año pasado y lo pudimos probar en PlayStation Experience; forma parte de una serie de experiencias que ya están listas para funcionar PlayStation VR y su enfoque va precisamente como Hohokum más a exaltar los visuales y una propuesta muy alternativa más que ambicionar a convertirse en un juego que brille o revolucione por su gameplay.

Entender de dónde viene el desarrollador del proyecto nos ayuda a comprender su naturaleza. Plastic Studios es una empresa polaca surgida en 1997 que no hacían videojuegos sino que generalmente entran dentro de lo que se conoce como “demoscene”, subcultura de arte por computadora especializada en la creación de pequeños programas o “demos” para hacer demostraciones –valga la redundancia– de programación, arte o música. En este sentido, se entiende por completo el hecho de que Bound sea más arte que juego, en las siguientes líneas explicaremos qué puedes esperar de esta propuesta.

Bound_20160817013948

Sencillo juego de plataformas

Bound es un juego de plataformas en tres dimensiones, lo único que tienes que hacer es llegar de punto A a punto B en diferentes escenarios buscando la ruta en intrincados diseños que aunque poseen bastante verticalidad y un diseño bastante abstracto, nunca dejan de ser un pasillo orientado únicamente a llevarte a donde tienes que llegar.

Podemos decir que su diseño de niveles es bastante atractivo la primera vez que disfrutas del juego al incluir pasillos retorcidos, gravedad atada a una plataforma –como sucedía en Mario Galaxy–, montones de escaleras y momentos en los que la cámara se fija para que veas parcialmente lo que sucede logrando tomas bastante abstractas como entrar por una puerta y salir a otra zona completamente distinta y comenzar a caminar de forma invertida.

Conforme avanzas te das cuenta que el juego no cumple tanto como propuesta de plataformas “hardcore” al no existir momento alguno que realmente sea desafiante, pero al menos una vez que has completado el juego –lo que te llevará unas 4 horas haciéndolo con calma–  se abre una opción de speedrun con tablas de líderes, descarga de fantasmas y otras herramientas útiles si lo que esperas es un desafío. Quizá lo que ayuda más a los speedruns es que existen caminos alternos en los niveles; descubrir qué ruta es más rápida y aprender a surcar sus laberínticos niveles en los que hay ocasiones en que te llegas a perder es quizá el mayor logro de Bound como videojuego.

Fuera de lo anterior, podemos decir que al igual que propuestas anteriormente publicadas por Santa Monica Studio como Hohokum se queda casi del lado de ser un sugestivo viaje de impulsos visuales y auditivos más que apostarle a ser realmente videojuego destacable.

Quizá un error grave que llega a cometer el juego está en la imprecisión de los controles en varias situaciones, algo bastante molesto en un juego del género que Bound representa, fuero de ello podemos decir que funciona de forma correcta en la mayor parte de las situaciones pero tampoco llegando a destacar en gran medida.

Bound_20160817013306

Arte en movimiento

Cuando jugué Bound no dejé de pensar en la definición de arte que mi profesor en estudios de humanidades me enseñó. Arte es todo aquello que pueda provocarte emoción estética, entendiendo que ésta es un sentimiento que se manifiesta de diferentes formas después de los impulsos sensoriales que ejecuta la obra sobre quien la aprecia.

A nivel visual Bound es algo como nunca antes había visto en un videojuego con un estilo único, original y orgánico, algo como una pintura de arte abstracto en movimiento a la que me pude introducir y explorar.

Sus diversos niveles me llevaron a través de la materialización de varios sentimientos bien representados en el estilo de cada uno de los lugares que visité, la elección de su paleta de colores y todo el movimiento de sus gráficos a mi alrededor.

En Bound tomas el papel de una princesa que busca deshacerse del mal que azota a su reino; dicha princesa es una bailarina cuya captura de movimiento estuvo a cargo de Maria Udod que con movimientos elegantes siempre se desplaza de forma elegante. Las animaciones de la protagonista están entre lo mejor del paquete a juzgar por sus visuales; es positivo ver cómo reacciona la princesa a caminar despacio, correr, saltar y hasta bailar con la intención de repeler algunos peligros del ambiente con un listón parecido al que usan las atletas de gimnasia rítmica. La variedad de movimientos capturados para darle vida al personaje fue acertada y resulta en un espectáculo visual bastante agradable.

Bound_20160815212611

El diseño de los escenarios inspirado en corrientes del arte moderno como el suprematismo, concretismo y neoplasticismo se combina de forma adecuada con las melodías de Oleg Shpudeiko para transmitir diversos sentimientos al usuario que van de acuerdo a la historia que se relata a través de un mensaje que en un principio parece confuso pero se va aclarando con el paso de los minutos.

En resumen puedo decirles que la pasé muy bien con Bound a nivel de experiencia visual y ayudó mucho el completo modo fotografía que incluye un amplio abanico de opciones para capturar la estética que propone.

Bound_20160815212805

Comentarios finales

score-751Las poco más de 4 horas que me ofreció Bound fueron satisfactorias en términos generales, pues viniendo de lo aleatorio de No Man’s Sky como anterior título que reseñé en PS4 hasta su diseño sencillo pero abstracto se sintió completamente orientado a ofrecer sentimientos impresos por sus desarrolladores, aunque ambos títulos tengan impulsos visuales de amplio impacto.

La discusión de si son o no arte los videojuegos definitivamente no es el tema de esta reseña, pero sí puedo decirles que a nivel visual es muy original lo que ofrece Bound y logra transmitir esos sentimientos que provocan otros formatos artísticos de forma acertada. Su relato es interesante y todavía más interesante la manera en que se nos cuenta, me recordó a la historia abstracta que de manera muy contemplativa nos relató Everybody’s Gone to the Rapture de The Chinesse Room publicado también por Santa Monica Studio en PS4.

A nivel de videojuego podría haber algunas decepciones ante su simplicidad pues lo abstracto de sus niveles bien hubiera dado para desafiarnos con sus destellos de gravedad extraña en mayores desafíos de plataformas o con la integración de puzzles completamente ausentes. Lo anterior es el único, pero grave, error que le encontramos y que le descuentan puntos pues su duración no suena tan mal al ver el precio del juego y a nivel de experiencia visual, auditiva y narrativa nos deja con un experimento interesante que quizá pocos lleguen a conocer pero que bien podemos valorar.

Emilio Reyes
Llevando a la comunidad de Atomix las mejores noticias y contenidos especiales sobre videojuegos