Review – OlliOlli World

TRENDING

Review Olli Olli WorldCuando hablamos sobre juegos de deportes, usualmente se nos vienen a la mente experiencias enfocadas en simulación, aquellas que tratan de ser lo más apegadas a la realidad que se pueda. Aunque títulos como FIFA, MLB The Show y NBA 2K son los encargados de dominar este mercado, ocasionalmente la industria decide salirse de lo establecido, y nos entrega algo más arcade, similar a lo que vimos en los 90s. En este sentido, es muy probable que el nombre Tony Hawk’s Pro Skater sea el más popular. Si bien el hombre halcón no ha tenido una experiencia original en años, la escena independiente se ha encargado de mantener con vida la flama que Neversoft prendió a finales del siglo pasado. Aquí es en donde entra OlliOlli, una franquicia que nació en el 2015, y que por fin nos ofrece una nueva aventura enfocada completamente en la diversión. 

Hace siete años, Roll7, un estudio independiente de Inglaterra, nos entregó el primer OlliOlli, un título arcade de patinaje. Además de tomar un par de lecciones del libro de Tony Hawks’s Pro Skater, este trabajo en 2D decidió agregarle un par de ideas de los runner, para así crear una experiencia que, sorpresivamente, cautivó a más de uno. En 2016, una secuela se encargó de refinar todos los elementos originales. Ahora, en febrero 2022, en un mes cargado de lanzamientos, llega OlliOlli World, la tercera entrega en la serie, el cual no solo se ha encargado de expandir en todos los elementos posibles, sino que lleva al trabajo de este equipo a una nueva dimensión.

OlliOlli World ya está entre nosotros, y la propuesta de Roll7 una vez más está enfocada en la diversión, así como en el dominio de niveles creados con el objetivo de presentarle un buen reto a todos los fans de los juegos de patinaje y los runner. ¿Es OlliOlli World la entrega definitiva de la serie? ¿Qué tan bien son manejadas las nuevas mecánicas que nos presenta este título? Descubre las respuestas a estas y más interrogantes en nuestra Atomix Review.

Un mundo Radical

En más de un sentido OlliOlli World es una celebración a todo lo que representa el patinaje. De esta forma, Roll7 ha creado un mundo en donde este deporte es básicamente lo que rige a esta sociedad. Esta entrega nos introduce a Radlandia, una nación compuesta por cinco diferentes zonas, en donde cada habitante de esta isla vive de esta actividad extrema. En la cima encontramos a cinco Dioses, así como a un mago que se encarga de mantener un balance entre los ciudadanos comunes, y estas entidades místicas. Sin embargo, es momento de que alguien más tome este papel. Aquí es en donde el jugador entra en escena. Como nuevo residente de este país, nuestro objetivo es cumplir una serie de retos, y ganarnos el favor de estas deidades, para así convertirnos en el nuevo Skate Wizard.

OlliOlli World_20220206161637

Aunque la premisa suena muy interesante, esta es solo una excusa para ofrecernos diferentes regiones para patinar. En ningún momento nuestro valor como mago en entrenamiento es cuestionado ni algo por el estilo. Radlandia es un lugar tranquilo, en donde el concepto del odio parece que no existe. Todos son recibidos, y amados sin importar su apariencia física, lo cual es un gran mensaje. Sin embargo, no todo es perfecto en este mundo. Uno de los errores que comete OlliOlli World está en su guion y en las conversaciones. Todas las interacciones que hay con los diferentes personajes son innecesarias, y en varias ocasiones se llegan a sentir como adultos tratando de hablar con una juventud a la que no entienden, como el famoso meme que seguramente se les viene a la mente. 

No los culpo si para la segunda o tercera conversación deciden saltarse el diálogo que se ofrece al principio y final de cada nivel. Sí, esto elimina un poco del carisma que desborda en esta entrega, pero no se estarán perdiendo de algo sustancial. Radlanida, como concepto, es bastante interesante. Sin embargo, no hay una gran uniformidad en este mundo. Los diferentes distritos no se sienten conectadas, y bien pudieron ser secciones en un menú, en lugar de un mapa colorido al estilo de la Tierra de Ooo.

OlliOlli World_20220206233115

Al final del día, este es el aspecto que menos peso tiene en la experiencia general. Sí, la idea de Radlandia, y una comunidad abierta a cualquier tipo de persona que disfrute de patinar, son interesantes, pero un diálogo aburrido y repetitivo terminan por estropear el mundo que Roll7 ha creado. Afortunadamente, de aquí en adelante, OlliOlli World logra llevar a cabo todos sus demás cometidos de una forma bastante exitosa.

El hogar de la diversidad

OlliOlli World inmediatamente llama la atención por su apartado visual. A diferencia de las previas entregas en la serie, las cuales utilizaron un estilo pixel art en 2D, este título opta por un mundo en 3D, con nuevos diseños y colores vibrantes que le dan vida al mundo de Radlandia de una forma que bien podría dar pie a una serie animada en un futuro. Junto a esto, una clara inspiración en caricaturas como Adventure Time hacen que el nuevo trabajo de Roll7 logre sobresalir en el mercado actual.

OlliOlli World_20220207163457

De igual forma, el juego cuenta con una gigantesca lista de opciones de personalización. OlliOlli World no te pide elegir el sexo de tu personaje, por lo que tienes a tu disposición todas las herramientas necesarias para expresarte sin algún tipo de restricción. Cabello, color de piel, complexión física, vestidos, trajes, gorros, playeras, tatuajes y muchos elementos más están a tu disposición para crear el habitante de Radlandia más llamativo posible. Por si fuera poco, a lo largo de la aventura podrás obtener más elementos cosméticos que expanden sustancialmente el catálogo disponible. Por otro lado, también eres capaz elegir entre una serie de animaciones para ciertos movimientos, las cuales no tienen alguna repercusión en el gameplay, pero agregan un nivel adicional de individualismo.

Sin embargo, es el mundo del juego el que se lleva las palmas en este apartado. Cada una de las cinco regiones principales logran sobresalir por un tono en particular. Desde las playas rosas, pasando por los desiertos naranjas, hasta las fábricas grises, el mundo de Radlandia se siente vivo hasta en el más pequeño de sus rincones. Por si fuera poco, el uso de gráficas en 3D hacen que esta sección se nutra de una forma que era imposible en las entregas pasadas. Los fondos de cada uno de los niveles están llenos de detalles. Trabajadores construyen patinetas, familias gozan del sol, un oso nada por una corriente y aliens disfrutan de una fiesta. Estas son algunas de las postales que podrás encontrar a lo largo de la aventura.

OlliOlli World_20220208183016

Extrañamente, las primeras tres secciones del juego se sienten muy uniformes visualmente. Me refieres a que durante el reocorrido por el desierto solo exploras el desierto. No hay alguna cueva o algo que le dé una variedad visual a lo que atravesamos. Afortunadamente, esto no es el caso con las últimas dos secciones, en donde sí se puede ver una evolución con cada nuevo nivel. En el caso de la fábrica, por ejemplo, comenzamos a las afueras de las instalaciones, pasamos por una línea de ensamblaje, y salimos por un basurero químico. Bien se pudo hacer algo similar con la playa, bosque y desierto, pero lo que se nos presenta, es bastante sencillo.

Al final del día, OlliOlli World demuestra que Roll7 ha creado un mundo sumamente llamativo por su apartado visual. Las herramientas de personalización dejan que la imaginación del jugador logre volar con gran libertad. Aunque más de la mitad de los distritos disponibles se llegan a sentir uniformes después de un rato, las últimas dos zonas son viajes espectaculares. Junto a esto, los diseños de los niveles son coloridos y cada una de las rutas posibles nos ofrece un recorrido que es emocionante de principio a fin. 

Creando una atmósfera

Similar a Tony Hawk’s Pro Skater, OlliOlli World utiliza un soundtrack que se asemeja más a una lista de canciones que puedes crear en Spotify, que a una selección concreta que se utiliza en momentos específicos. Esto no es malo. Si bien no hay algún tema que logre resonar a lo largo de la aventura, o nos acompañe por los mayores retos que ofrece el juego, el trabajo que está presente es uno muy bueno.

OlliOlli World_20220207165303

No vemos canciones licenciadas de pop, punk, rock y metal. En su lugar, OlliOlli World recopila composiciones que bien podrían ser parte de una selección de lo-fi hip hop, y que fácilmente uno escucharía en un bar o restaurante en donde cada noche un DJ diferente, más que animar a la gente, se encarga de crear el ambiente adecuado. Esa es la descripción perfecta para el soundtrack. Más que enfocarse en proporcionar el acompañante indicado para las secuencias más retadoras del juego, el trabajo que todos los compositores aportaron está dedicado a formar una imagen completa de Radlandia.

Por otro lado, OlliOlli Word destaca especialmente en su diseño sonoro. La madera derrapando en las diferentes superficies, las ruedas aterrizando en el asfalto, y los golpes que recibe el personaje principal al caer suenan reales. Esto es algo que se puede apreciar especialmente en el DualSense del PS5, ya que el control emite estos sonidos a la perfección, creando una mayor inmersión que sí te hace sentir como si tuvieras una patineta en las manos.

OlliOlli World_20220207160257

Aunque puede llegar un momento en donde mejor decidas utilizar tu propia lista de canciones para avanzar por el juego, Roll7 ha creado un espectacular apartado sonoro. La música, si bien no es emocionante como lo podemos ver en otros títulos de patinaje, sí proporciona una atmósfera más tranquila que le da vida al mundo de Radlandia. Junto a esto, el diseño sonoro que tiene la patineta y todos los caminos que puedes recorrer son de primer nivel. Esto no solo ofrece una mejor inmersión, sino que hacen que todos los alocados trucos que puedes hacer se sientan y se escuchen muy bien.

Diversión al extremo

Si hay algo que OlliOlli World hace casi a la perfección, es su gameplay. Más que un juego de deportes, el trabajo de Roll7 es un plataformero en 2.5D, con elementos de runner. Aunque este título mejora sustancialmente lo visto en las previas entregas, son las nuevas ideas las que logran sobresalir, y le agregan un mayor dinamismo a los retadores escenarios de Radlandia. El enfoque, una vez más, está en llegar al final de un recorrido. No hay algo que te impida dirigirte de la forma más rápida a la meta. Sin embargo, la diversión se encuentra en cumplir con una serie de retos que expanden sustancialmente el tiempo que puedes pasar en una patineta. 

OlliOlli World_20220208224003

Aquí encontramos retos de dos tipos. Los primeros nos piden juntar una cierta cantidad de puntos antes de llegar a la meta. Para lograr esto, es necesario tener un dominio de todos los trucos y habilidades que tenemos a nuestra disponibilidad. Una de las mejores decisiones que tiene el juego, es que todo lo que puedes hacer ya está desbloqueado de forma inmediata, aunque OlliOlli World va ofreciendo tutoriales justo cuando son necesarios, ofreciéndole así a los veteranos las herramientas que tanto conoce, y evitando un bombardeo de información a los nuevos usuarios. Junto a esto, una opción en el menú te dirá exactamente cómo realizar cada uno de los movimientos disponibles. Básicamente, todo lo que puedes hacer se realiza con el stick izquierdo, mientras que los triggers y el stick derecho ofrecen soporte adicional, eliminando así la necesidad de memorizar complicadas combinaciones de botones.

Pese a que en los primeros niveles puedes obtener una gran puntuación con un par de trucos, conforme vas avanzando, estos objetivos se vuelven más y complicados, al grado para que cuando llegues a los últimos escenarios, serán requeridas cifras de hasta siete dígitos, y la única forma de lograr este cometido, es creando un combo que tengo un multiplicador gigantesco. Esto no solo exige un dominio del control, sino un gran conocimiento del camino, y que seas capaz de enlazar todas tus acciones en una sola cadena ininterrumpida. Si esto se te llega a complicar, no hay una sola penalización por no cumplir con estos retos. 

OlliOlli World_20220208212723

Mientras que estos objetivos están enfocados en tu dominio de las mecánicas de OlliOlli World, el segundo tipo de retos son impuestos por Mike, uno de los personajes secundarios de la aventura principal, y exigen que explores cada uno de los niveles que el juego tiene para nosotros. Gracias a que esta entrega está en 2.5D, Roll7 ha creado una serie de escenarios complejos que juegan constantemente con la profundidad para crear rutas de diferente dificultad. Ya no solo tienes que estar al tanto de viajar en la parte superior o inferior, sino que gracias a la inclusión de las rampas, eres capaz de tomar caminos únicos, y en algunas ocasiones entrar en un bucle infinito en donde puedes juntar muchos más puntos. De igual forma, todos los recorridos ahora cuenta con algunos ítems que puedes recolectar, personajes que puedes conocer, y objetivos específicos que puedes cumplir.

Aunque el objetivo sigue siendo llegar a la meta, algo que bien puedes realizar de una forma bastante lineal, esta gran diversidad en las rutas hace que la rejugabilidad se extienda sustancialmente. Por si fuera poco, cada uno de los niveles ofrece algún obstáculo que necesitas superar usando los movimientos que tienes a tu disposición. Es así que tus habilidades no solo se limitan a crear una puntuación enorme, sino que son usadas para atravesar y explorar todos los escenarios de la mejor manera posible. El ejemplo perfecto son los cristales que solo se pueden destruir con un grab, pero también hay escaleras que atraviesas con un manual, o muros que necesitas escalar utilizando un wallride. Esto eleva sustancialmente la experiencia, y demuestra que las mecánicas diseñadas por Roll7 han llegado a una cúspide que supera a sus predecesores.

OlliOlli World_20220207163738

Sin embargo, no todo es tan perfecto como suena. Ocasionalmente, el juego nos presenta un par de bloques que nunca son explicados, lo cual resulta en una constante experimentación que se vuelve tediosa hasta descubrir cómo atravesar este muro. Esto es algo muy extraño, ya que por lo general Roll7 ofrece una buena explicación de todo lo que han creado para OlliOlli World. Junto a estos ocasionales inconvenientes, algunos de los retos por calificación en las últimas zonas se vuelven extremadamente difíciles, pidiendo que obtengas millones de puntos. Fuera de estos problemas, la experiencia que aquí se nos presenta es una de primer nivel.

OlliOlli World es, sin duda alguna, una de las experiencias más divertidas que puedes encontrar en estos momentos. El diseño de niveles es adictivo, el reto va escalando de una forma natural, y los objetivos adicionales le agregan la pizca de dificultad que todos buscan. Los trucos que tienes a tu disposición son usados en todos los aspectos posibles, y son la extensión perfecta para el tipo de runner en 2.5D que Roll7 ha creado para nosotros.

Un mundo de patinetas

atomix-score-9011OlliOlli World es una celebración del patinaje. El mundo que se nos presenta, el aspecto visual, la música y el estilo de juego dejan en clara la pasión que el estudio británico tiene por este deporte. Radlandia es una carismática nación con personajes divertidos, pero que al final del día son muy olvidables y las conversaciones que ofrecen son irrelevantes en la mayoría de los casos. La dirección artística, aunque pudo ser mejor al momento de construir las cinco regiones principales, tienen una distintiva identidad, y la personalización hace que cualquier persona se pueda representar virtualmente. Aunque el apartado sonoro no es tan fuerte como muchos esperarían, lo que aquí se nos ofrece crea la atmósfera perfecta para el tipo ambiente que se está buscando y, por si fuera poco, el diseño de audio sí te hace sentir como si estuvieras sobre de una patineta de madera.

El gameplay se lleva las palmas. Cada una de las acciones disponibles se sienten muy bien. Todos los trucos y movimientos no solo sirven para juntar grandes cantidades de puntos, sino para avanzar y explorar los niveles que el juego tiene para nosotros, y funcionan de maravilla con el cambio a una perspectiva al 2.5D. No lo duden, denle una oportunidad a OlliOlli World, no lo lamentarán. 

Pleca-Amazon-OK

Sebastian Quiroz
24 años. Editor en Atomix.vg. Consumidor de la cultura pop.