Advertisement

Review – Famicom Detective Club

TRENDING



Review Famicom Detective ClubGracias al internet y a la expansión de la industria, Japón ha dejado de ser la tierra mística llena de secretos y juegos con la que muchos crecieron durante los 80s, 90s y principios de siglo. Por lo general, si un título no sale de este país, tiene que ver más con problemas relacionados con la localización o clasificación. Cada vez es más común ver icónicas series de este territorio en occidente, incluso si tenemos que esperar meses o años para que esto se lleve a cabo. Sin embargo, no siempre nos pueden llegar los Yakuza o los Mother, en algunas ocasiones nos tenemos que conformarnos con los Famicom Detective Club.

Durante el último Nintendo Direct a gran escala, el cual se llevó a cabo en febrero de este año, la Gran N confirmó que después de más de 30 años como exclusivas del Famicom en Japón, la compañía estaba lista para darle una nueva oportunidad a la serie de Famicom Detective Club con un par de remakes de los títulos originales. Lo que más nos sorprendió de este anuncio, es que esta sería la primera vez que la serie llegaría a occidente. A diferencia de Mother 3, o algunos de los clásicos juegos de Fire Emblem, no habían muchas personas en nuestro territorio que exigían una localización de esta franquicia. 

Después de un par de meses de espera Famicom Detective Club: The Missing Heir y Famicom Detective Club: The Girl Who Stands Behind han llegado al Nintendo Switch en la forma de remakes que nos ofrecen una experiencia actualizada, pero conservando la esencia de los lanzamientos originales de Famicom. ¿Acaso esta serie es una de las joyas que se escondían en Japón? ¿Tenemos frente a nosotros un par de clásicos que todos los fans de Nintendo tienen que tener en su librería? Descubre la respuesta en nuestra Atomix Review.

Resolviendo un gran misterio 

La serie de Famicom Detective Club fue escrita por Yoshio Sakamoto, diseñador principal del original Metroid, y está conformada por un par de títulos que llegaron al Famicom a finales de los 80s, así como una tercera entrega que, lamentablemente, no forma parte de los remakes ya disponibles en occidente. Aunque existe un pequeño vínculo que entrelaza las historias de The Missing Heir y The Girl Who Stands Behind, cada título puede verse como su propia obra, con un principio y final específico y, como ya lo mencione, sin mucha relación entre ellos. 

Aunque el título original es The Missing Heir, el cual llegó al Famicom en 1988, en 1989 salió al mercado The Girl Who Stands Behind, el cual es considerado una precuela a los eventos de la primera entrega. Afortunadamente, no hay una gran narrativa general que nos obligue a terminar por completo ambas entregas. El único vínculo que nos ofrecen estas nuevas versiones, es la posibilidad de compartir nuestro nombre entre juegos.

2021051517410600-A6BB8CD6339CD2E1E78FF01124F9D721

El primero de estos, The Missing Heir, nos pone en los pies del protagonista, a quien podemos nombrar sin restricciones, un joven de 18 años que despierta en una playa de Japón sin memoria alguna. Después de reencontrarnos con Ayumi Tachibana, nuestra amiga, rápidamente se nos informa que somos un detective que forma parte de una agencia privada. Previo a los eventos que dan inicio al juego, somos encargados con resolver el misterio de la muerte detrás de Kiku Ayashiro, presidenta de una compañía importante de este país. Sin embargo, nuestra investigación nos lleva a toparnos con una persona que nos empuja de un acantilado, y al despertar no hay rastro alguno de nuestros recuerdos. 

A partir de este momento retomamos la investigación y continuamos cómo si el intento de asesinato y la perdida de la memoria no fueran un gran problema. Salvo un par de momentos importantes en la historia, este detalle es casi omitido en su totalidad. Personajes que supuestamente ya conocimos previamente al accidente solo actúan sorprendidos por un momento y  después comienzan a explicar todo una vez como si el contratiempo no hubiera afectado la relación que tienen con el protagonista. La historia bien podría no incluir este elemento y no habrían muchos problemas.

2021051718155600-ADD7ACD66446397B86C6A34F34C85B61

Fuera de este detalles bastante inconsistente, The Missing Heir nos presenta con una historia de asesinatos clásica, en donde tenemos frente a nosotros un problema base, y conforme investigamos más el caso, los detalles se aclaran y la trama da varios giros que nos harán pensar una y otra vez en el culpable y sus motivos. Para ser un juego de 1988, este título no se detiene al momento de mostrar asesinatos e implicar el uso de algún tipo de droga, algo que era raro hace 30 años, pero actualmente ya no es tan extraño. 

Si bien la historia es algo compleja, hay momentos en donde el ritmo se entorpece y las conversaciones se vuelven repetitivas, solo para después presenciar algún evento que cambia casi por completo la dirección de la trama. Estos son bastante comunes, sucediendo cada dos o tres capítulos, y tienen resultados mixtos. En algunas ocasiones alguna revelación será interesante e inesperada, obligándonos a repensar todo lo que ya sabíamos, y en otros casos estos momentos simplemente causan que la narrativa vuelva al punto de inicio, lo cual puede dar la sensación de que las últimas horas fueron desperdiciadas, y esto aplica para los dos remakes.

2021051719532600-ADD7ACD66446397B86C6A34F34C85B61

Por otro lado, The Girl Who Stands Behind fue publicado en 1989, un año después de The Missing Heir, y funciona como una precuela para los eventos de este primer título. Aquí somos introducidos formalmente al protagonista, y podemos experimentar su primer gran caso. Esta historia se desarrolla tres años antes, y tiene un par de cambios interesantes, aunque el objetivo es, al final del día, el mismo, es decir, resolver un misterio de asesinato. 

En esta ocasión, Yoko Kojima, una estudiante de secundaria en Japón, es encontrada sin vida cerca de un río. Rápidamente nos damos cuenta de que esto no fue un accidente, ya que unas marcas en su cuello indican que esto fue un asesinato. Después de este incidente, comenzamos una investigación en la escuela de Kojima, en donde nos encontramos a una versión joven de Ayumi Tachibana, y descubrimos que el fallecimiento de la chica está relacionado con un caso similar que sucedió hace 15 años. Esto da pie a una serie de investigaciones y conflictos que involucran un problema familiar, varias pérdidas, y la misteriosa aparición de un fantasma.

2021051517592600-A6BB8CD6339CD2E1E78FF01124F9D721

Los títulos de Famicom Detective Club juegan con la idea de alguna maldición o elemento sobrenatural como los responsables de las tragedias que necesitamos resolver. Sin embargo, al final del día estas cuestiones resultan ser solo sugestiones que benefician a los verdaderos responsables de los asesinatos. Sin duda alguna, este es un punto algo malgastado. Rápidamente nuestro protagonista y varios personajes deciden eliminar cualquier elemento fuera de este mundo, lo cual reduce el misterio que tiene cada aventura. Lo que bien podría ser un punto bastante interesante, es reducido a simplemente una revelación estilo Scooby-Doo, pero con un trasfondo más siniestro. 

Fuera de este elemento sobrenatural y el enfoque en resolver misterios de asesinatos, cada juego posee una serie de puntos que los hacen bastante diferentes. El primero de estos es el tono. Debido a que The Girl Who Stands Behind se lleva a cabo en la adolescencia de nuestro protagonista y se desarrolla principalmente en una secundaria, el enfoque está centrado en los elementos de misterio que rodean a un fantasma que atormenta a una escuela, dejando a los puntos más reales y los asesinatos para el final. Por su parte, The Missing Heir es el caso contrario. Desde los primeros capítulos el juego decide mostrarnos cuerpos sin vida y la supuesta maldición de la familia Ayashiro es reducida a un par de revelaciones para el final. 

2021051517522000-A6BB8CD6339CD2E1E78FF01124F9D721

Junto a esto, cada entrega se desarrolla en diferentes lugares de Japón, y nos ofrecen una serie de personajes secundarios bastante únicos. The Missing Heir nos permite recorrer la parte rural de las prefecturas que se encuentran a las afueras de Tokio, dando lugar a interacciones con personas más maduras, amigables y enfocadas en las tradiciones. Por otro lado, The Girl Who Stands Behind está enfocado en las calles de Tokio, las cuales están repletas de jóvenes y adultos que carecen de amabilidad.

Al final del día, la serie de Famicom Detective Club nos ofrece un par de interesantes, aunque algo tediosas, aventuras. Sin embargo, si solo puedes elegir uno, escoge The Girl Who Stands Behind. Aunque The Missing Heir puede tener un par de temas interesantes para un público maduro, la precuela tiene una mejor estructura y el elemento sobrenatural está mejor implementado. El título original puede ser algo más serio para algunos, pero sufre de varios momentos débiles y el uso de la pérdida de memoria es algo que rara vez tiene importancia. 

La belleza de los remakes

Mages es el estudio a cargo de estas versiones del juego y, sin duda alguna, hicieron un trabajo fenomenal al darle nueva vida a los sprites e ilustraciones de los títulos originales de Famicom. Los remakes de Famicom Detective Club nos ofrecen magníficas ilustraciones que parecen dibujadas a mano y cuentan con la suficiente animación para darle expresión a los personajes. Aunque el movimiento está limitado a un par de reacciones sencillas, los momentos más importantes de cada título cuentan con acercamientos y el dinamismo necesario para elevar cada escena a un nivel que Nintendo solo soñaba hace 30 años. 

2021051520540400-A6BB8CD6339CD2E1E78FF01124F9D721

Desde el diseño de los personajes, pasando por los pequeños detalles de cada escenario, hasta las diferentes locaciones que visitamos, Mages es capaz de llevarnos a un Japón moderno, aunque retro al mismo tiempo, que bien podría ser una versión en 2D de lo que hace Ryu ga Gotoku Studio con la serie de Yakuza, aunque a un nivel más reducido. Algunos de los escenarios son absolutamente excepcionales y muchos de los ambientes gozan de un gran detalle que incitan a la constante exploración.

Como ya lo mencione, cada entrega cuenta con una atmósfera visual diferente. En The Girl Who Stands Behind podemos ver un Tokio bastante tradicional, las calles, la escuela y los edificios que visitamos parecen sacados de algún anime enfocado en jóvenes estudiantes disfrutando de su vida en tranquilidad. Por otro lado, The Missing Heir nos presenta cementerios, playas y mansiones clásicas japonesas que no encontraremos en las calles concurridas de las grandes ciudades, sino en los diferentes pueblos a las afueras.

2021051615522900-A6BB8CD6339CD2E1E78FF01124F9D721

No estoy hablando de algo como el trabajo que Makoto Shinkai realizó con Your Name, película que también nos presenta un bello Japón, tanto rural como urbano, pero sí como lo que podemos encontrar en la obra más popular de Nagaru Tanigawa, La desaparición de Haruhi Suzumiya. El trabajo es impecable y uno de los mejores apartados que se realizó en estos remakes.

¿Y la localización?

Otro apartado que se ve sumamente beneficiado en estos remakes, es el sonoro. Junto a las ya clásicas composiciones regrabadas, tenemos la oportunidad de disfrutar de este título con voces en japonés durante toda nuestra aventura y con un guion completamente traducido en inglés.  

Si bien esto era algo de esperarse, especialmente considerando que por fin están llegando estos juegos a occidente, es una verdadera lástima que estos remakes no estén disponibles con voces en inglés y con un guion en otros idiomas. Aunque se puede hacer un buen caso en contra de tener un doblaje fuera del japonés, no ofrecer opciones para disfrutar de la historia en español u otro lenguaje es una decisión arcaica que no tiene lugar en un remake.   

2021051617270500-A6BB8CD6339CD2E1E78FF01124F9D721

Fuera de este gran problema, que bien podría ser el impedimento de muchos para disfrutar de estos títulos, el trabajo que realizó Mages en este apartado está a la par del grandioso estilo visual. Junto a las voces, cada juego nos ofrece un par de opciones para disfrutar el soundtrack. En el caso de The Missing Heir, podemos elegir entre las composiciones originales del Famicom y las nuevas del remake. Por su parte, The Girl Who Stands Behind también cuenta con la música del Super Famicom, además de las dos opciones previamente mencionadas. Sin duda un buen trabajo en este apartado, aunque pudo ser mejor.

Conversaciones de principio a fin

Al tratarse de una novela gráfica, el gameplay de los dos juegos de Famicom Detective Club se reduce a simplemente elegir el comando correcto para avanzar con la historia. Eso es básicamente lo que harás por el 95% de la aventura. Todas las conversaciones nos ofrecen una serie de opciones que se reducen a presionar a ciertos personajes para compartir más información respecto a los casos que se están investigando. Ya sea que tengas que cuestionarlos sobre su relación con algo o alguien, mostrarles un objeto, o simplemente señalar cierta parte de la locación en donde se encuentren

Cada diálogo terminará con una pequeña insinuación que te indicará qué opción elegir para avanzar con la historia. Aunque en algunos casos esto es bastante obvio, hay varios momentos en donde la única forma de avanzar será intentar todas las combinaciones posibles hasta que algo logre dar en el blanco. Junto a esto, el juego tiene el mal hábito de ser muy impreciso en la forma de continuar con la conversación. En más de una ocasión te enfrentarás a personajes que simplemente se niegan a hablar, y la única forma de avanzar será presionarlos usando el mismo comando de diálogo una y otra vez. Esto es especialmente frustrante en situciones donde tienes que insistir hasta cuatro o cinco veces para lograr tu objetivo.

2021051518032200-A6BB8CD6339CD2E1E78FF01124F9D721

Junto a esto, el otro 5% del gameplay nos exigirá investigar ciertas escenas del crimen e interactuar con los escenarios. Aunque esta es una opción que está presente en todo el juego, y en algunas ocasiones es fundamental para avanzar con las conversaciones, son estas secciones en donde de verdad puedes gozar del trabajo que se hizo para darle nueva vida a todo el juego. Sin embargo, algunos de los elementos fundamentales que forman parte de estos escenarios no logran destacar. Extrañamente, este es un problema que solo afecta a The Girl Who Stands Behind, ya que en The Missing Heir nos encontramos con porciones enfocadas en asesinatos, y seleccionar un cuchillo es más fácil que encontrar una identificación debajo de una bolsa. 

Eso es básicamente todo lo que harás en el juego. No hay una sola sección que modifique estos elementos. De igual forma, la única gran diferencia entre The Girl Who Stands Behind y The Missing Heir en este apartado, es que hay una opción de diálogo especial para cada juego, la cual está enfocada en los pensamientos de nuestro protagonista.

2021051519113400-A6BB8CD6339CD2E1E78FF01124F9D721

Al igual que muchos juegos de la época, como Metroid o el original The Legend of Zelda, en Famicom Detective Club hay secciones en donde la lógica simplemente no es suficiente y las guías son necesarias. Aunque optar por este camino puede ser visto malo hoy en día y puede limitar tu experiencia, si al final del día solamente deseas experimentar la historia, la cual es bastante buena en los dos casos, no hay nada malo en pedirle un poco de ayuda al internet, especialmente en las secciones en donde el juego cree que es necesario seleccionar la misma opción de diálogo una y otra vez sin parar hasta que alguien suelte la sopa sobre el asesinato de una pobre chica de secundaria.

Una oportunidad desperdiciada

A diferencia de lo que uno podría llegar a pensar, la serie de Famicom Detective Club está compuesta por tres juegos, The Missing Heir, publicado por Nintendo para el Famicom Disk System en 1988, The Girl Who Stands Behind, título que llegó a la misma plataforma en 1989, y la tercera experiencia, conocido como BS Tantei Club: Yuki ni Kieta Kako, estuvo disponible por medio del Satellaview en Super Famicom en 1997. De esta forma, es algo extraño que esta remasterización no incluya este tercera entrega. Esta hubiera sido la oportunidad perfecta para que la aventura protagonizada por Ayumi Tachibana por fin estuviera disponible, no solo para el público occidental, sino para todos los japoneses que no tuvieron la oportunidad de experimentar este caso cuando fue transmitido por satélite a finales del siglo pasado. 

Junto a esto, las remasterizaciones no cuentan con una gran variedad de agregados. Fuera de los diferentes soundtracks y una selección musical que se desbloquea una vez terminada la aventura, no hay mucho que hacer. Una selección de capítulos, una galería de imágenes y material inédito son elementos bastante sencillos que lamentablemente no están presentes en esta ocasión, lo cual se siente como una oportunidad desperdiciada.

2021051718154200-ADD7ACD66446397B86C6A34F34C85B61

Claramente se ve que Mages y Nintendo tenían la intención de llevar estos clásicos a una nueva generación. Sin embargo, esto fue todo, no hay una intención de ofrecer una experiencia más elevada, y la falta de una traducción en español y otros idiomas dejan en claro que solo se realizó el trabajo mínimo al momento de localizar estos juegos para occidente.

¿Un lanzamiento necesario para el Switch?

atomix-score-70 Para ser un par de juegos que estuvieron disponibles a finales de los 80s, la historia se ha conservado muy bien, aunque se siente simple en algunas ocasiones. El único aspecto que no se traslada de gran forma a la actualidad es el gameplay, el cual llega a sentirse arcaico en más de una ocasión.

El trabajo que se llevó a cabo para darle nueva vida a los escenarios y personajes por medio de fondos creados de forma espectacular y actuaciones de voz que acompañan todos los diálogos del juego, es uno de los principales atractivos de estos remakes. Sin embargo, el trabajo de localización deja mucho que desear. Junto a esto, los juegos carecen de algún tipo de agregado que siempre acompaña este tipo de lanzamiento, dando la idea de que Mages y Nintendo solo hicieron lo mínimo para llevar a la serie de Famicom Detective Club a un nuevo público. 

Ahora solo nos queda esperar a un localización de Mother 3 en 100 años.

Sebastian Quiroz
24 años. Editor en Atomix.vg. Consumidor de la cultura pop.