Advertisement

Probamos el Razer Huntsman Mini

TRENDING



Por: José María Chapell (@JoseChapell)

Huntsman Mini

Las opciones de compra que existen en el mercado de periféricos para computadora es cada vez más grande. Algunas pueden ser demasiado específicas: mouses con cierta cantidad de botones, más o menos dpi, o teclados mecánicos con algunas funciones particulares que buscan satisfacer a los usuarios más exigentes dependiendo el género de juego al que quieran enfocarse. Esta vez hemos tenido la oportunidad de probar el Huntsman Mini de Razer, teclado recortado que viene como variante del ahora mayor representante de la marca.

El teclado es una de las principales cuestiones a considerar cuando nos encontramos armando nuestro set de pc gaming (obviando el hardware interno propio de la máquina). La decisión final puede variar hasta en si te gusta o no te gusta que suene como un tipo click de mouse a la hora de presionar cada una de las teclas. Es por eso que es importante revisar las opciones que existen en el mercado actual. Razer siempre se ha caracterizado por ofrecer lo mejor a sus consumidores, y esta vez no es la excepción. El Huntsman Mini presume desde unos fantásticos acabados en los plásticos, hasta switches ópticos con los que buscan reducir al máximo cualquier rastro del odiado input lag.

Screen Shot 2021-01-28 at 1.06.20 PM

Sin duda alguna el tamaño importa, e incluso la primera pregunta que surgió al verlo fue, “¿Que tantas limitantes me va a dar un teclado recortado? o en su defecto ¿Qué beneficios?”. 

Los teclados recortados nacen a partir de la necesidad específica de los jugadores de first person shooters para poder tener un mejor espacio en sus escritorios, puesto que al jugar este género, es necesario tener el teclado de forma ligeramente inclinada, lo cual ayuda a mantener la muñeca en una posición más cómoda y relajada, por lo que un teclado recortado se vuelve una buena opción para optimizar el espacio en el escritorio y de esa forma, aumentar el desempeño al momento de jugar de manera competitiva.

Cuando una persona realiza un cambio de periférico siempre suele ser un poco extraño por la memoria muscular que vamos desarrollando con el tiempo. La cuestión es que al cambiar a un teclado recortado, ese sentimiento se amplifica considerablemente. Sin embargo, tras unas horas de uso, todo comienza a ser más natural y se siente mejor. Las teclas comienzan a encajar de buena forma en los dedos y el feedback que ofrecen los switches del Huntsman Mini es bastante notorio. Siempre que generas una presión necesaria, la tecla reacciona de manera inmediata, incluso podría decir que el sonido tipo click que producen, llega a ser una de las mejores formas para saber si estás presionando de manera correcta una de las teclas. 

https—hybrismediaprod.blob.core.windows.net-sys-master-phoenix-images-container-h43-had-9066498457630-huntsman-mini-black-3

El principal videojuego con el que probemos este teclado fue World of Warcraft, y podría decir que para la cantidad inmensa de keybindings que son necesarios, el teclado pudo cumplir bastante bien mis necesidades. De igual forma, lo pude probar en Cyberpunk 2077, Valorant y Apex Legends, trío de títulos en primera persona en los cuales el teclado realmente brilla y te permite maximizar el uso de tu mouse por el espacio que libera.

Como en todo lo que suele ser de gaming, el Huntsman Mini cuenta con espectro en backlight bastante amplio con su Chroma RGB, llegando a los 16.8 millones de combinaciones de color. Igualmente permite guardar hasta cinco perfiles distintos, lo cual es bastante útil si sueles estar cambiando entre varios juegos. Otro aspecto a tomar en consideración,  es que los keycaps están diseñados para tener una muy buena durabilidad, evitando que se llegue a borrar la letra de cada tecla o terminen con un acabado brillante, dándole un mayor tiempo de durabilidad en general al teclado. Por último, me gustaría mencionar el pequeño detalle que permite desconectar el cable usb-c que va al teclado, lo cual lo hace muy versátil tanto para limpieza como para transporte. 

El problema llegó en el momento en el que busqué usar el teclado para algo más que solo jugar. A pesar de que cuenta con muchísimas funciones extras sobre las mismas teclas, el Huntsman Mini no deja de sentirse muy limitado, y en ocasiones es necesario acudir a otro para poder cumplir funciones muy básicas para un teclado del rango de precios al que pertenece. 

El Huntsman Mini es un muy buen teclado compacto en términos generales, sin embargo, no deja de lucir como un gran capricho para algunos jugadores. En caso de que busques un teclado que te pueda cumplir en todos los ámbitos con un alto desempeño, no dudaría en recomendar al hermano mediano de la familia, el Razer Huntsman Tournament Edition, que se encuentra a tan solo $10.00 usd de distancia e incluye la mayoría de las funciones básicas de las que el Mini carece.

Pleca-Amazon-OK


Invitados Colaboradores