Review – NioH

TRENDING

COMUNIDAD, ES TIEMPO DE AYUDAR
ZELDA: BOTW SE LLEVA EL PREMIO MÁS IMPORTANTE DE LOS JAPAN GAME AWARDS
BETHESDA: DOOM CORRERÁ A 30FPS EN EL SWITCH
TENEMOS MATERIAL EN VIDEO DE DOOM EN SWITCH
NIER: AUTOMATA YA DISTRIBUYÓ 2 MILLONES DE COPIAS
MARIO + RABBIDS, EL THIRD-PARTY MÁS VENDIDO EN SWITCH
FEATURE – UN DÍA CON EL XBOX ONE X
¿ESTARÁ EN CAMINO UNA NUEVA VERSIÓN DE STREET FIGHTER V?
PES 2018 Y SWITCH LIDERAN LAS VENTAS EN JAPÓN
PRIMER TRÁILER DE LA PELÍCULA DE TOMB RAIDER
TENEMOS FECHA PARA LA NUEVA TEMPORADA DE CARD CAPTOR SAKURA
LA ANDROIDE NO.21 EN ESTE TEASER DE DRAGON BALL FIGHTERZ
HANDS ON – FORZA MOTORSPORT 7
LAS ACCIONES DE NINTENDO EN LO MÁS ALTO DESDE HACE 9 AÑOS
REVIVE LA CONFERENCIA DE PLAYSTATION DESDE TGS 2017
SQUARE ENIX REVELA LEFT ALIVE, UNA NUEVA Y MISTERIOSA IP
ASÍ LUCE EL PS4 PRO DE MONSTER HUNTER WORLD
CONFIRMADO, DRAGON’S CROWN LLEGARÁ A PS4
FINAL FANTASY IX YA LLEGÓ A PS4
REVIEW – MARVEL VS. CAPCOM: INFINITE
HAY UN JUEGO DE NES OCULTO EN TU NINTENDO SWITCH
REVELADOS LOS PERSONAJES DLC DE MARVEL VS CAPCOM: INFINITE
EL PESO DE SUPER MARIO ODYSSEY EN EL SWITCH
IT SE MANTIENE COMO LA PELÍCULA MÁS TAQUILLERA
PRIMER PÓSTER OFICIAL DE LA NUEVA PELÍCULA DE TOMB RAIDER
TOYS “R” US ESTÁ A NADA DE DECLARARSE EN BANCARROTA
LA NUEVA (E INCLUYENTE) CHICA SUPERPODEROSA
FALLECE JUGADOR EN TORNEO DE JUEGOS DE PELEAS EN MONTERREY
DRAGON BALL FIGHTERZ SUMA A UNA UNA NUEVA ANDROIDE

El samurai que tardó una década en estar listo

Al igual que The Last Guardian y Final Fantasy XV que pasaron por muchas cosas en su desarrollo a tal grado de tardar más de una década en producción, NioH de Koei Tecmo vivió un caso similar, pasaron 13 años desde que se anunció el proyecto original para llegar al resultado final que hoy llega con un perfil bajo a sorprender a la comunidad de jugadores contemporáneos como un juego de acción que viene a demostrar que hay un enorme talento en Team Ninja que nos entrega el que es en definitiva su mejor juego en muchos años.

Originalmente NioH, anunciado en 2004 bajo el nombre de Oni, iba a ser un tradicional JRPG desarrollado por Koei antes de su fusión con Tecmo en exclusiva para el PS3, su inspiración iba a ser un guión inconcluso del legendario cineasta Akira Kurosawa y sería acompañado de una película que dirigiría su hijo, Hisao Kurosawa.

Después de cuatro años de su desarrollo, su productor Kou Shibusawa, que ha seguido el desarrollo desde un principio, decidió desechar el juego como tradicional RPG y una vez que Koei se unió con Tecmo se decidió que el destino del título ya sin la película que se canceló iba a ser algo similar a lo que Omega Force ha hecho con la serie Dinasty Wariors.

Luego de cuatro años más de producción bajo esa idea, el juego cambió una vez más su concepto y sería el arma que Team Ninja usaría para demostrar su talento para desarrollar juegos de acción luego de dejar grandes decepciones con títulos como Ninja Gaiden 3. En este nuevo concepto el juego pasó a ser algo inspirado en juegos como la serie Souls, Omnimusha y Diablo transformándose en un RPG de acción desarrollado por el equipo que alguna vez dirigió Itagaki, y ya fue en esta ocasión que Shibusawa estuvo mucho más a gusto por lo que llegó a convertirse este proyecto.

De su concepto original de 2004 Nioh únicamente conservó el representar a un protagonista extranjero que llega a Japón a finales del período Sengoku (1600) –una etapa de guerra civil entre los diferentes clanes de dicha nación antes del período Edo con la unificación de la nación bajo el shogunato Tokugawa. Si bien el juego conservó la inspiración en su arte y sus animaciones recuerdos al trabajo de Kurosawa en el cine, siguió su propio camino al contarnos una historia originial inspirada en eventos y personajes reales mezclados con la ficción de la mitología japonesa al introducir seres sobrenaturales como los Yokai.

Después de tantos años en producción no podíamos esperar un resultado mediocre, Koei Tecmo y Team Ninja se tomaron todo el tiempo necesario para pulir los últimos detalles del juego que originalmente saldría en 2016 pero que terminó de ajustarse con el feedback que ofrecieron los usuarios en los diferentes demos y pruebas que se hicieron para que todo saliera bien y fue así que se retrasó hasta 2017.

Aquí estamos después de entre 12 y 13 años que se pusiera la idea para el proyecto sobre la mesa, tomamos el papel de William, un pirata inglés inspirado en el navegante William Adams que fue el primero de su nación en llegar a tierras japonesas y convertirse en uno de los pocos samurai occidentales que trabajó en alianza con el primer shogun del período Edo, Tokugawa Ieyasu.

Vamos a ver qué tiene para nosotros esta nueva exclusiva de PS4.

Gameplay: Mucho más que un ‘soulike’, un juego con mucha personalidad

Una vez que después de 8 años de su anuncio original supimos que Nioh ahora sería una exclusiva del PS4 y después de desechar varias ideas previas que ya hemos comentado, lo que más llamó la atención cuando vimos la revelación del gameplay del proyecto renovado fue su parecido a una franquicia que definitivamente ha dejado marcada a la industria de los videojuegos contemporánea: la serie Souls de From Software. Esto no es algo que se haya mantenido en secreto, incluso varios integrantes de Team Ninja han aceptado su admiración por From Software y su trabajo con la serie, además de que tampoco son los primeros en hacer un juego similar a los Souls que nos mantenga al borde del asiento tratando de superar complicados retos derivados de un muy responsivo sistema de combate muy personal y con amplio castigo al jugador.

Con lo anterior puedo decirles que todos los que disfrutaron de Demon’s Souls, Dark Souls y Bloodborne encontrarán en NioH algo con un sabor similar que puede satisfacer ese deseo de tensión y sufrimiento seguido de la satisfacción de superarse a sí mismo luego de una batalla que puede durar tardes, noches y hasta días completos en que estudiaste hasta el gesto más discreto de un jefe para predecir cómo va a actuar y así vencerlo. En NioH nos encontramos con similitudes muy marcadas a la serie de From Software como el cuidar tu stamina en cada encuentro, enfrentarte a jefes descomunales, caminar por laberínticos escenarios llenos de pasillos donde abres atajos a los checkpoints, dejar tus “ganancias” del combate al caer en el campo de batalla en una tumba que debes recuperar sin morir de nuevo para no perderlas y que todo lo que has matado vuelve a reaparecer tras asegurar un checkpoint.

En este sentido, podemos decir que efectivamente es posible en NioH sentir esa adrenalina que por años nos ha mantenidos atados a los Souls por algunas de sus mecánicas básicas que acá están replicadas, pero luego de varias horas de juego podemos ver que trasciende el ser un simple “clon de Dark Souls con samurais” para adquirir su propia personalidad.

Dicho todo lo anterior justificamos que existan las fuertes comparativas del juego con dicha serie, es más, quizá la forma más fácil de explicar su concepto a quien nada sabe de NioH es precisamente describiéndolo como RPG de acción que sigue mucho la línea que popularizó la serie Souls, pero así como tuvo inspiraciones en dicha franquicia es fácil sentirse en Diablo cada que recoges una pieza de armamaento o que exploras los “dungeons” de los Yokai, o que nos sintamos en Omnimusha con los escenarios que exploramos y los enemigos a los que enfrentamos. NioH, como todo proyecto, tiene influencias de productos que han funcionado, a lo largo de los años fue difícil encontrar el género y estilo general que adoptaría el juego, y si bien se optó porque fuera un RPG de acción ‘soulike’, tiene también en su esencia elementos que nos recuerdan otros emblemáticos productos, y, sobre todo, sigue un camino propio en el que es notorio dentro de su gameplay la buena mano que tiene Team Ninja para hacer juegos de acción que nos recuerdan por qué por muchos años estuvo al nivel de los mejores equipos de la industria.

Para entender mejor todo lo que le da personalidad a NioH como un juego que sigue su propio camino, será interesante revisar sus mecánicas principales en el siguiente apartado.

Una experiencia profunda, personalizable, difícil, creativa y con potencial a largo plazo

El prólogo de NioH sencillamente me voló la cabeza, no les voy a hacer ningún tipo de spoiler al respecto pero me encantó ver la manera en que William es motivado a hacer su viaje a Japón mientras se nos enseña la mecánica básica del juego que es fijar enemigos, de preferencia afrontar los combates uno a uno para no correr tantos riesgos, esquivar ataques o pararlos con la defensa y contraatacar hasta dejar al enemigo vencido sin quedarnos sin “Ki” (stamina) para evitar ser aturdidos.

En cuanto comienza la aventura de la historia que nos relata NioH seguimos el camino de William desde una pequeña isla cerca de la costa de Japón a la que llega desde Inglaterra, hasta adentrarse a las grandes ciudades de dicho país que para la época eran infiernos desolados por la guerra, y en este caso también por la invasión de los Yokai malvados que han llegado al mundo de los humanos al romperse el delgado equilibrio entre el Yin y el Yang. Las primeras horas del juego todo es peligro, tu equipamiento es frágil y hasta el enemigo que pareciera más frágil te llena de temor al pensar que si caes tendrás que repetir todo una y otra vez sin ningún tipo de progresión; es quizá esa etapa la que más nos recuerda a la serie de From Software.

Conforme va avanzando el juego las cosas cambian bastante, es cierto que la dificultad nunca se vuelve condescendiente –sobre todo hablando de sus tremendamente difíciles jefes–, pero cuando conoces el potencial de William en el su gran abanico de habilidades personalizables es cuando te das cuenta que puedes caminar más seguro y menos temeroso al estar respaldado por tu entrenamiento samurai, ninja y de mago onmyo.

Vamos a hablar pues de esos tres caminos para saber de mejor manera a lo que nos enfrentamos:

1) Camino guerrero del Samurai

De los tres tipos de entrenamiento de William es el más importante al ser la principal fuente de daño a cualquier tipo de enemigos; al llegar a Japón nos recibe una secuencia de entrenamiento en un Dojo donde se nos enseñan los principios básicos de las armas, tanto las que se usan a corta y mediana distancia como las que lanzan proyectiles para alcanzar a los enemigos a larga distancia.

En NioH tenemos cinco tipos de armas, cada una con sus fortalezas y debilidades pues si bien las ligeras nos permiten movimientos ágiles realmente dañan poco a los rivales y no tienen tantas posibilidades de aturdirlos; por su parte las armas más pesadas nos dan gran potencial de daño pero a costo de que un pequeño error puede dejarnos a merced de que un solo ataque de cualquier rival acabe con nuestra vida. Dicho lo anterior, NioH nos ofrece la espada, las espadas dobles, la lanza, el hacha y la kurasigama como armas a corta distancia, mientras que también hay arco, rifle y cañón de mano como armas a larga distancia.

Es realmente interesante la enorme cantidad de movimientos y posibilidades que se tienen para jugar, siendo que cada una de las armas tiene su propio árbol de habilidades progresivas que se van abriendo conforme mejoras los atributos del personaje gastando “amrita” o experiencia que dejan los enemigos caídos en el campo de batalla y que sólo aseguras al llegar a los santuarios, o bien, completando retos especiales que prueben tus habilidades con cada una de las armas o misiones secundarias que te otorguen puntos de habilidad como parte del botín.

Algo que me gustó mucho del árbol de progresión es que hay habilidades tanto activas como pasivas, es agradable que el juego te deja equipar las habilidades activas con las que realmente te acomodes en varias de las defensas, de manera que al final del día el combate se siente completamente personalizado y hay muchas posibilidades por conocer a lo largo de tu aventura.

En el combate con las armas es muy interesante que tienes tres tipos de defensa: alta, media y baja. La defensa alta te permite ataques más potentes pero más lentos y poco defensivos, la media como su nombre lo indica busca el equilibrio entre las otras dos y finalmente la baja es la más ágil y defensiva pero también la más débil.

Debo confesarles que en un principio no es muy fácil realmente percibir la diferencia real entre combinar los distintos tipos de arma y sus tres defensas, es incluso posible que ni siquiera necesites hacer cambios en varias horas de juego en lo que te acostumbras a las mecánicas básicas del mismo. En mi caso lo que sucedió fue que el toparme con jefes que me costó mucho trabajo vencer fue cuando por fin me convenció de que necesitaba combinar diferentes armas con distintos tipos de defensa, de manera que el juego mismo me fue llevando a un ritmo en el que utilizo el arma y la defensa que más me acomodan para cada una de las situaciones específicas, de manera que, por ejemplo, uso armas pesadas como el hacha en situaciones de vencer a enemigos pequeños y débiles de un par de tajos mientras que prefiero ser paciente con defensas bajas y armas más ligeras como la espada cuando tengo enfrentamientos con rivales mucho más grandes y complicados aplicando el “lento pero seguro”.

Finalmente algo que no podemos ignorar en el sistema de combate de NioH es el “pulso de ki” algo que se siente muy original dentro del juego. Como les hemos mencionado anteriormente la barra de Ki es básicamente cuánta stamina tienes antes de quedar aturdido, algo que ayuda a que el combate sea más dinámico es que dependerá de tu timing en el combate que no lo pierdas con tanta facilidad. Además de esquivar y hacer combos, después de cada acción hay un botón que presionado exactamente después del combo te permite realizar el “pulso de ki” que te permite recuperar más rápido tu stamina y además disipar algunas maldiciones de los enemigos en el campo de batalla que pueden drenar el ki de forma gradual. Pasa igual que con las tres defensas, en un principio quizá no lo veas tan útil pero con el paso de las horas te acostumbrarás por completo a esta dinámica que ofrece una posibilidad más a su pulido gameplay que se siente bastante original y con personalidad propia.

En cuanto a la progresión, además de decidir cada nivel ganado en qué estadística de William mejorar los puntos, tenemos un sistema de loot que nos recuerda mucho a Diablo al ir tomando las armas y armaduras que sueltan los rivales que por lo general tienen mayores rarezas, habilidades y capacidades entre más duro sea el enemigo a vencer o el ‘calabozo’ a explorar.

Por todas las posibilidades que NioH proporciona en su combate que realmente se adapta con todas sus opciones a un sistema completamente personalizable y una progresión muy cómoda es quizá que la mayor parte de la experiencia del juego a nivel de gameplay es muy sólida.

2) Camino ágil y estratégico del Ninja

Aunque NioH hereda muchas cosas de Ninja Gaiden del mismo Team Ninja en su jugabilidad –tanto como las abundantes comparaciones con la serie Souls– es un juego mucho más estratégico en el que el “botonazo” muy difícil es la respuesta para resolver un combate, es precisamente en esa planificación de abordar las situaciones donde entra el camino de tu entrenamiento como ninja.

Más que apostarle al sigilo, el camino estratégico del ninja te proporciona algunas herramientas arrojadizas como shurikens y kunais en tu arsenal, que si bien no hacen tanto daño como para matar a un enemigo te permiten distraerlo de un grupo para apartarlo y acabar con ellos uno a uno. También tienes trampas y esencias venenosas o paralizantes que puedes rociar sobre tus armas para que sean más letales y efectivas contra el enemigo.

Entre todas las piezas de equipamiento con las que cuenta el juego tenemos sets completos de vestiduras de ninja, mismas que te harán muy ágil y potenciarán tu Ki al estar muy ligeras, afortunadamente las encontrarás con diferentes niveles de protección a lo largo de tu camino pero siempre son débiles en contra de las armaduras samurai; como sea tienes la opción de optar por completo por el camino del Ninja si esa tu elección sacrificando otros puntos como la defensa en pro de la agilidad.

c) Camino espiritual y místico del Mago Onmyo

Si la mayoría de los rivales del juego no son humanos sino Yokai, era necesario también combatirlos con elementos sobrenaturales, por lo que la magia y toda la mitología de Japón también se encuentran implementadas a tu favor dentro de tus opciones de juego.

Lo primero y más importante en este ámbito es tu espíritu guardián, inicialmente podrás elegir entre uno de tres animales espirituales que se encuentran asociados a una habilidad en específico y un elemento (poder-resistencia-evasión y fuego-agua-viento), posteriormente el hacer misiones de la campaña y principalmente tareas secundarias es lo que te permite ir desbloqueando otros espíritus guardianes entre los que puedes cambiar siempre que estés cerca de un santuario. La ventaja especial del espíritu guardián es un toque que le da mucha personalidad a Nioh y es básicamente un súper poder que te otorga invulnerabilidad por unos segundos dentro del combate con tus armas potenciadas por el elemento al que corresponde el espíritu; de esta manera deberás siempre estudiar muy bien cada uno de los escenarios para saber qué guardián es el que te conviene llevar por su afinidad elemental. Para poder desplegar esta habilidad especial es necesario cargarla mediante el combate, puedes también usar piedras de amrita cristalizada para cargarla en situaciones desesperadas en las que ese recurso muy poderoso es quizá lo último que te queda para llevarte la victoria en una difícil batalla en la que ya no hay manera de curarte y estás al borde de la muerte

Como RPG es bueno también ver todas las posibilidades que dan las afinidades/debilidades elementales, desde tu protección personal con accesorios o habilidades de alguna pieza de equipo en tu arsenal, hasta la manera en que tus habilidades ofensivas dañan a los rivales según sus puntos débiles. Además de hacer mucho daño con la habilidad de tu espíritu protector, existen talismanes para dotar a tus armas con poderes elementales específicos y hasta disparos mágicos que aunque no son tan potentes como los shurikens sí te pueden servir de distracción o para quitar esa última raya en la barra de salud del rival.

Historia y diseño: El obscuro y mítico país del sol naciente

Imagínate caminando en medio de una pequeña aldea de pescadores, en medio de un bosque neblinoso en la montaña, en una venenosa mina en las profundidades de la tierra o un abandonado templo de madera a las orillas del mar… la dirección de arte de NioH casi siempre nos lleva por escenarios muy obscuros y lúgubres porque la naturaleza del juego y la guerra de clanes así lo exigen, pero realmente hay una gran atención a la dirección de arte para hacernos sentir en ese Japón lleno de magia, castillos y templos de madera a inicios del siglo XVII. Lo mismo podemos decir de la atención a los detalles en cada pieza de armadura, cada arma y cada enemigo espiritual incluyendo los descomunales y temibles jefes.

Bajo la lluvia, en una noche despejada o incluso atrapado dentro de una fuerte nevada, el juego nos presenta varias situaciones en las que vamos marchando con los aliados de Tokugawa Ieyasu hasta el centro de la nación buscando la unificación de los clanes bajo un mismo mandato.

Me gusta mucho el que este juego nos haya puesto en el papel de William para afrontar esta aventura  pues como jugador occidental que aunque conoce un poco los acontecimientos de la historia real que se retrata en el juego, quizá no estoy tan acostumbrado a la riqueza mitológica-cultural de dicha nación. Me gusta que si un castillo está infestado de malos espíritus, se responde con una leyenda en la que es el rencor y sentimiento de venganza de los caídos lo que provoca esas situaciones. Me gusta que así como William no conocía absolutamente nada de ese lugar al que llegó, yo como jugador ajeno a esa cultura puedo también hacer ese viaje como extranjero a lo desconocido y dejarme llevar por su magia y elementos sobrenaturales como parte de sus tradiciones y forma de ver el mundo.

A diferencia de otros títulos con propuestas similares, en NioH no tenemos un solo mundo interconectado, sino más bien misiones tanto principales como secundarias. La campaña principal básicamente va mezclando elementos y personajes históricos de la campaña de Tokugawa Ieyasu que culmina con la instauración de su shogunato, las misiones principales nos dejan en un Punto A y en los laberínticos y muy buenos diseños de cada uno de los niveles vamos buscando la batalla final con un difícil jefe que culmine la tarea que se persigue en un Punto B. También hay misiones secundarias que por lo general atienden a tener una mejor relación con los personajes que a lo largo de la campaña vas conociendo, y como les mencionaba anteriormente suelen tener algunas jugosas recompensas como espíritus guardianes nuevos o piezas raras de armamento.

En general la atmósfera histórico-mitológica que envuelve al juego se vuelve interesante, quizá la historia que nos relata llega a carecer de profundidad o sorpresas sustanciales una gran parte del tiempo, pero esa combinación de lo real con lo sobrenatural le sienta muy bien al juego en el que como he mencionado anteriormente, realmente nos sentimos ese extranjero que se empapa de la cultura obscura de esa nación en guerra, y eso es definitivamente un aspecto positivo.

Libre de problemas técnicos mayores y completamente localizado

Del lado técnico, la verdad es que poco podemos quejarnos de lo que ofrece NioH. El juego luce bien en términos generales en un motor gráfico propio, con ese toque brillante muy característico de Team Ninja. Es bueno para el jugador que NioH ofrezca la opción de dar prioridad al framerate corriendo a 60fps y bajando un poco la resolución, o bloquearlo a 30fps mejorando los gráficos; también hay una tercera opción en la configuración que te permite que el juego decida a qué dar prioridad según la situación.

En mi caso opté por la opción de los 60fps sin problemas mayores en térmios generales, con excepción de un escenario bastante saturado de elementos donde sufrió un poco el framerate, tuve una partida muy cómoda y agradable de forma estable.

Los menús del juego son claros y su interfaz sencilla, el juego se presenta con algunas partes en inglés y otras en japonés pero completamente localizadas con textos y menús en español si así deseas jugarlo.

Complemento: Juego en línea a largo plazo y otras actividades

No podemos dejar de mencionar que el componente en línea fue también considerado para NioH. Básicamente como funciona es que existe la puerta al Reino Yokai en la que con un amigo o un desconocido pueden cooperar para explorar lugares en busca de recompensas y difíciles retos.

También existe la guerra de los clanes, en la que te puedes afiliar a alguno de los grupos que estaban en conflicto en Japón en la época en la que se desarrolla el juego. Este modo de juego lo que te permite es ir acumulando –al lado de todos los que pertenezcan a tu clan– puntos por derrotar espíritus de otros jugadores que quedan sobre el campo de batalla y que por lo general presentan desafíos fuertes; al final de cada temporada se premia a los ganadores que reciben la recompensa que su clan tenga asignada por su victoria.

Si lo tuyo es desafiar todas tus habilidades como jugador sin tener que ver con otras personas también existe la opción de jugar misiones especiales diseñadas con niveles de dificultad muy altos pensando en quienes ya acabaron el juego que se desbloquean al ir terminando la campaña en distintas regiones. Además de ello hay muchos títulos que se otorgan por tus hazañas en diferentes campos que además te premian con puntos que te permiten potenciar las habilidades de William y como sucede en todos los juegos contemporáneos hay una larga lista de Trofeos, muchos de ellos ocultos, para que busques hasta el más mínimo secreto que hay tanto en los escenarios de la campaña como en los de las misiones secundarias.

De acuerdo con el director del juego es posible acabarlo en 40 horas y también puedes hacerte el reto de pasarlo únicamente con los puños de William sin equipar absolutamente nada. Estamos seguros que si a esas 40 horas le sumas todas las veces que morirás una y otra vez ante sus retos, quizá la agonía sea mucho más larga proporcionándote una gran inversión si eres de los que quieren hacer valer hasta el último centavo pagado con tiempo de juego.

Lo que pudo haber sido mejor

Muchos podrán preguntarse, ¿NioH tiene algo de malo? Realmente la respuesta sería un sí con todo y las bondades que hemos mencionado.

Como en muchos juegos de esta naturaleza, no a todos encantará la variedad de enemigos que tenemos por derrotar; si bien el diseño de niveles es muy bueno, los laberínticos escenarios están llenos de rivales que se repiten bastante a lo largo de la mayor parte de las misiones; un poco más de variedad en este ámbito le hubiera sentado bien al juego

Algo que también pudo haber sido mejor es que una gran cantidad de misiones secundarias quizá son necesarias para liberar espíritus pero se sienten repetitivas y hasta tediosas al hacernos visitar de nuevo escenarios que se reciclan en los que tenemos que hacer algo similar a lo que se hizo la última vez que pasamos por ahí; así, algunas de esas actividades secundarias pueden sentirse de relleno.

En general, los enemigos suponen un buen reto aunque no a todos hizo completamente feliz la manera en que reaccionan las inteligencias artificiales a situaciones específicas. También me parece que con todo y el balance que en general se siente en el juego hay algunos picos en los que se puede simplificar bastante y otros en los que se llega a complicar a niveles infernales.

Comentarios finales: Gran sorpresa completamente recomendable

Les aseguro que NioH quizá no fue tan esperado como otros juegos que citaba en la introducción que también pasaron por más de una década de planeación, y me gusta que a pesar de todos los géneros que tocó y todos los cambios que tuvo a lo largo de su desarrollo terminara siendo el resultado que Koei Tecmo y Sony Interactive Entertainment nos presentan en esta exclusiva.

El tocar los diversos elementos de su gameplay que va adquiriendo más sabor con el paso de decenas de horas de práctica, nos dejan claro que a pesar de todas sus inspiraciones, NioH es un juego con mucha personalidad que viene a limpiar el nombre de Team Ninja que ellos mismos han manchado en etapas que sus juegos no han alcanzado la calidad que pueden esperar sus consumidores.

En una época post-Ninja Gaiden, es sumamente positivo ver de Team Ninja nuevas propiedades intelectuales como NioH, pues con este RPG de acción nos han demostrado que el equipo tiene potencial para hacer otras propuestas que siguiendo distintos rumbos a los que tuvo su juego de acción que los lanzó a la fama. Todavía tienen mucho por aportar en cuestiones de diseño de gameplay fino y profundos juegos que nos aportan horas y horas de diversión frenética.

Puedo comentarles que mi sesión de juego de casi una semana de desveladas y estrés ante los retos que no podía pasar, ha sido una de las más complicadas entre mis reseñas, pero también es incomparable el sentimiento de poder lograr algo que inicialmente se ve casi imposible de superar, algo que precisamente nos ha vuelto muy adictos a series como Souls de From Software. Es bueno que NioH no se aferra sólo al recurso de su dificultad para presumir ser un reto no apto para cualquiera, también nos ofrece una muy presentable aventura en la que se disfruta ser ese extranjero en una tierra donde la historia y el mito se mezclan de una manera agradable.

Puedo decirles entonces que NioH es ya quizá la sorpresa más grande en los pocos días que lleva el año y ya nos entregó una gran cantidad de títulos memorables en enero –REVII, ToB, Gravity Rush 2, Yakuza 0–. 2017 nos espera con sorpresas que pintan todavía para ser más grandes pero quedamos con el grato sentimiento de que NioH posiblemente sea un juego del que se esté hablando entre las listas de lo mejor del año.

En general, NioH es impresionante en varios de sus elementos ofreciéndonos niveles hermosos y desafiantes en una experiencia muy personalizada. A pesar de las comparaciones con la franquicia Souls, NioH es un gran título muy divertido y lleno de personalidad, realmente Team Ninja nos entregó un juego memorable con un gran sistema de combate y mecánicas sólidas que nos permiten recomendarlo ampliamente.

Emilio Reyes
Llevando a la comunidad de Atomix las mejores noticias y contenidos especiales sobre videojuegos