Advertisement

Review – Wonder Boy – Asha in Monster World

TRENDING



De importante serie

Review Wonder Boy – Asha in Monster WorldEl consumo de productos de Sega para muchos de los crecimos en México siempre ha sido un tanto extraño. Debido a la naturaleza de nuestro mercado, la idea de tener un Master System, Genesis, Saturn o Dreamcast en su momento, parecía inalcanzable, pues siendo niño o adolescente de clase media ya con una o más consolas de Nintendo en casa, el añadir más gaming a tu vida, era algo que a pocos papás gustaba. Por supuesto, cuando uno crece y quiere ponerse al corriente de lo que se perdió en el pasado, descubres un montaña de joyas y entiendes de mejor manera al medio. En 2017, quedamos maravillados con lo que Lizardcube hizo en Wonder Boy: The Dragon’s Trap, remake del clásico de Master System, Wonder Boy III: The Dragon’s Trap, reavivando un poco de la pasión por la serie de Wonder Boy y Monster World. Posteriormente, en una movida también sorpresiva, nos llegó Monster Boy and the Cursed Kingdom, entrega totalmente nueva de la serie que brilló intensamente. Ahora, nos encontramos en pleno 2021 y es turno de que Monster World IV regrese en forma de remake y bajo el nombre de Wonder Boy – Asha in Monster World ¿qué tan bueno fue el resultado?

Es importante mencionar que una vez más, Sega podría ser el menos involucrado en este producto, justo como pasó con los dos últimos juegos lanzados de esta serie que te mencioné en el párrafo anterior. A pesar de lo anterior, tenemos que Westone Bit, estudio que originalmente hizo y lanzó Monster World IV en 1994, está de regreso con varios de sus veteranos para este remake, esto bajo el liderato de desarrollo de Studio Artdink, quienes actualmente están trabajando en el esperado Project Triangle Strategy, exclusiva del Switch. Como te puedes dar cuenta, es una mezcla bastante compleja, más si le sumas el hecho de que tenemos a dos compañías involucradas en la parte de publicación: ININ Games y G Choice. Debió haber sido todo un malabar haber coordinado a tantas empresas para sacar un juego adelante. La buena noticia es que de manera general, tenemos un resultado mayormente aceptable, pero que para nada se acerca a lo conseguido en Wonder Boy: The Dragon’s Trap de 2017.

¿Qué es Monster World IV?

Antes de pasar a contarte mucho más de cómo está este remake y qué es lo cambia respecto al juego original, me parece interesante describirte qué es Monster World IV, pues puede ser bastante confuso cómo es que funciona la serie de la que viene, además de que estamos hablando de un juego que originalmente se lanzó en abril de 1994 para el Sega Mega Drive, y que no fue sino hasta muchos años más tarde (2012) que finalmente se estrenó en América y Europa por medio de la consola virtual de Wii con una traducción oficial. Sí, como te puedes dar cuenta, estamos frente a un título mayormente oscuro que probablemente, solo los fans más apasionados de Sega tenían dentro de su radar. Es por eso que no deja de llamarnos la atención que haya sido elegido para tener un remake completo.

De igual forma, entender bien cómo es que funciona la serie de Wonder Boy y Monster World puede ser un poco confuso. Lo primero que hay que decir es que sí, ambos nombres forman parte de un mismo universo, uno que arrancó en las Arcades en 1986 y que rápidamente se expandió hacia diferentes plataformas con mucho más juegos. ¿Qué lugar ocupa Monster World IV en todo esto? Pues básicamente estamos hablando del sexto juego de la franquicia, el más nuevo antes de que en 2018 saliera el increíble, Monster Boy and the Cursed Kingdom. 

E2MYw-kXsAoBvBB

Pero bueno, a todo esto ¿de qué tipo de juego estamos hablando? De manera general, tenemos que Monster World IV y por consiguiente este nuevo remake, es un juego de plataformas y acción con algunos elementos ligeros de RPG en el que tomamos el control de una niña llamada Asha, quien es elegida por el mundo espiritual para salvarlo luego de que éste se vea fuertemente amenazado por un gran peligro. ¿Por qué le pusieron “Wonder Boy” cuando el título es protagonizado por una niña? La respuesta es bastante simple: para unificar a la franquicia y hacerlo distinguible, sobre todo entre quienes confunden cómo es que funciona todo. A pesar de esto, seguramente habrá quien lo tache de ser una movida machista, pero te cuento que en realidad, Monster World IV es un juego que empodera fuertemente a la mujeres, teniendo a un protagonista femenino muy interesante que no necesita a nadie más para salir adelante. Sí, sobre todo en Japón y muchas veces contrario a su visión de géneros, desde hace mucho tiempo tenemos juegos importantes protagonizados por mujeres. 

¿Qué tan buen juego es Monster World IV? Pues te puedo decir que es excelente. Como te decía y debido a cómo fue que crecí, apenas me encuentro descubriendo las mieles de los Wonder Boy y Monster World, por lo que antes de comenzar con mi paso con Wonder Boy – Asha in Monster World, jamás había tocado este título. Por supuesto, en cuanto uno lo comienza a controlar y a pesar de sus gráficas actualizadas, te das cuenta que estás frente a un juego lanzado a mediados de los noventa. No me mal interpretes, esto para nada es negativo, simplemente tenemos que entender que las cosas funcionaban de diferente manera hace más de dos décadas. Como sea, es muy impresionante ver el nivel de creatividad en los escenarios y en general, lo divertido que es superar los retos que se nos van dando, pues a pesar de que mayormente estamos frente a un side scroller en el que hay que caminar de un lado de la pantalla a otro, también hay momentos en los que debes de explorar los niveles de manera no lineal, esto sin mencionar que los pequeños elementos que tiene de RPG, encajan a la perfección. 

E2MYwhHWEAA1FjF

Remake decente

Como te lo comentaba al inicio de esta reseña, este nueva fiebre por Wonder Boy comenzó en 2017 gracias al espectacular trabajo de Lizardcube con Wonder Boy: The Dragon’s Trap, remake en toda la extensión de la palabra que hacía que los gráficos de aquel juego lanzado a finales de los años ochenta, se vieran como nada. Estos franceses decidieron dibujar a mano cada uno de los assets del título, entregando una obra sumamente impresionante en lo visual que enamoraba a todo el que lo veía. Para Wonder Boy – Asha in Monster World, se tomó un camino considerablemente más modesto y menos impresionante, sin embargo, uno que deja resultados decentes pero poco sobresalientes, de hecho, con visuales un tanto planos por momentos. 

Ryuichi Nishizawa, creador y director de Monster Boy IV, está de regreso para colaborar directamente en este remake. De igual forma, Maki Ōzora, encargado del diseño de personajes, acompañó al proyecto. Para rematar, tenemos a Shinichi Sakamoto en la parte musical, quien básicamente arregló de nuevo todo el soundtrack para darle un toque considerablemente más moderno que la verdad, me ha encantado. Digo, el juego original ya contaba con un gran soundtrack, pero con estos cambios que se le dieron, se siente mucho más tangible y disfrutable.

E2MYxuhXoAU871p

Dicho lo anterior, te cuento que Wonder Boy – Asha in Monster World es una calca prácticamente exacta de Monster World IV. El juego, como ya te lo platicaba, no recibió cambios importantes en temas de gameplay, controles, diseño de niveles ni en ningún otro elemento que lo modifique como videojuego. Los cambios realizados se limitan a elementos visuales y sonoros. Para este remake se echó mano de Unity como motor gráfico, pasando de los sprites en dos dimensiones del título original, a modelos 3D con un estilo cel shade bastante bien logrado. El juego es sumamente colorido, sin embargo, algunos de sus escenarios se pueden sentir un poco planos. Me parece que le faltan algunos efectos visuales de ambientación como partículas, humo, efectos de calor y demás elementos le dieran un mayor volumen a la experiencia, pero en general, el juego luce bastante bien a 1080p en su versión para PS4. En Switch puedes esperar una resolución similar. Otra mejora bastante considerable que tenemos en este remake es que ahora, hay actuación de voz por primera vez, solo en japonés, pero las voces están ahí e indudablemente ayudan a que la experiencia y la historia que se nos está contando, cobren mucha mayor fuerza.  

Algo sumamente impresionante de Wonder Boy: The Dragon’s Trap como remake, es que nos daba la posibilidad de que con el toque de un botón, pudiéramos cambiar entre la versión nueva del juego y su versión original. Desafortunadamente, esto no es posible en Wonder Boy – Asha in Monster World, sin embargo, si compras una copia física de este título en Switch o PS4, se te incluye un port del juego original. Alguna buena explicación técnica debe de haber de por qué es que no se implementó el poder cambiar entre versiones en tiempo real, y mejor se optó por tener esta especie de nuevo SKU para lo que es Monster World IV. Me parece que fue una oportunidad desperdiciada que indudablemente le resta puntos como producto. Ojo, es importante recalcar que este port de la versión original de Monster World IV no se incluye en su versión digital, solo en la física que por cierto, viene dentro del cartucho de Switch, mientras que en el caso de PS4, es un código para descargarlo. Ni idea de por qué la diferencia.

E2MYxW-X0AYfYEm

Me hubiera encantado que de igual forma y como si pasaba con Wonder Boy: The Dragon’s Trap, tuviéramos un apartado dentro del juego que nos mostrara arte original, música o cualquier otro elemento del título en el que se basa este remake, pero no, no hay nada de eso, lo cual, lo convierte en un producto sumamente escueto y limitado si hablamos de contenido extra. Entiendo que uno de los grandes objetivos de un juego como Wonder Boy – Asha in Monster World es que quienes no jugamos el original en su momento, lo podamos hacer con un look moderno, no obstante, creo que también los fans de antaño son parte del mercado que busca este producto y a los cuales, sí siento que se les está dejando un tanto desatendidos.

Oportunidad para jugar un clásico

atomix-score-75Siempre es buena noticia que un viejo juego llegue a plataformas modernas, pues de esta manera, se permite que un nuevo grupo de jugadores, lo puedan disfrutar. Jamás es tarde para jugar algo e incluso te diría, es importante que dentro de lo que juegas regularmente, siempre le estés dedicando algo de tiempo a títulos lanzados hace 10, 20 o hasta 30 años, pues tener contexto y por consiguiente, cultura dentro de este medio, puede llegar a ser sumamente enriquecedor en más de un sentido. Sí, puede sonar como algo bastante random y que muchos están pasando por alto el hecho de que se esté lanzando un remake de Monster World IV, pero ya que entiendes de donde viene y lo importante que fue tanto para su franquicia, como para Sega en general, las cosas hacen mucho más sentido.

Sí, definitivamente, Wonder Boy – Asha in Monster World se queda muy, pero muy por debajo de lo conseguido en Wonder Boy: The Dragon’s Trap. Perdón que siga trayendo la comparación a la mesa, pero no se me ocurre otra manera de medir justamente lo que este nuevo remake está presentando. Entiendo que son equipos totalmente diferentes y visiones muy distintas con objetivos desiguales, pero me parece inevitable no recordar lo hizo Lizardcube hace ya cuatro años. Dejando de lado lo anterior, creo que este regreso de Monster World IV cumple de buena forma a secas, pues me hubiera gustado ver mucho más detalle en los escenarios que los hiciera ver menos planos, además de que la falta de contenido extra, se siente como una oportunidad altamente desaprovechada. A pesar de lo anterior, creo que los resultados son mayormente decentes y sí te diría que lo consideres, pues te repito, en esencia, estamos frente a un muy buen juego de esta querida saga.

Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!