Advertisement

Review – Microsoft Flight Simulator

TRENDING

Pasión por la aviación

Review Microsoft SimulatorHace poco más de 100 años, la idea de volar era considerada como parte de la fantasía popular. La evolución simplemente no nos sonrió al momento de decidir si íbamos a ser seres capaces de despegar los pies de la madre tierra. Lo que sí nos otorgó fue una imaginación sin límites y una voluntad que no sabe negarse a pesar de los enormes costos que tiene alcanzar algunos sueños. Así, a inicios del siglo XX, varios auténticos locos decidieron que era tiempo de literalmente emprender el vuelo para comenzar a conocer nuevos horizontes, asunto que claro, incluso nos ha llevado a explorar las mismísimas estrellas. Cómo no ser romántico con la aviación. Como serie, Microsoft Flight Simulator siempre ha partido de este tipo de ideas, razón por la cual, siempre nos ha mantenido cautivos a quienes encontramos tan fascinante la idea de volar y con su nueva entrega, esto no ha cambiado.

El salto entre lo que bien podemos llamar Microsoft Flight Simulator 2020 y lo que fue Microsoft Flight Simulator X de 2006, es abismal. 14 años han pasado desde que aquella entrega llegó como la versión definitiva del simulador de vuelo. Algo que hay que entender muy bien más allá del debate sobre si estamos o no frente a un videojuego, es que la saga de simulación de vuelo de los padres de Windows, es justamente una plataforma que va a ir evolucionando con el tiempo y sobre todo, con el esfuerzo de terceros. Así siempre ha sido y seguirá siendo. De hecho, tuve la oportunidad de platicar con un par de sus desarrolladores antes de esta reseña e hicieron un fuerte hincapié en esto. Entendido lo anterior, te cuento que este nuevo Microsoft Flight Simulator se presenta como una base sumamente sólida a la que se le ve un brillante futuro, pero también rodeada de varios defectos difíciles de ignorar, sobre todo cuando eres de los que va a clavarse en lo más profundo del producto.

¿Es un juego?

Me parece que lo más importante es comenzar con la pregunta que planteo en el título de esta sección: ¿Es Microsoft Flight Simulator un videojuego? La respuesta depende enteramente de nuestra definición de videojuego. La gran mayoría te dirá que sí, que estamos frente a un videojuego a todas luces, pues corre en una computadora y se puede disfrutar con un control de Xbox, tiene que ser un videojuego. Pero vamos, estamos en Atomix y aquí no podemos ser tan superficiales con estos temas. 

Me parece que si vamos un poco más allá, podemos decir que un videojuego es un conjunto de reglas bien establecidas en las que normalmente tenemos que cumplir con un objetivo. Sí, sin duda alguna Microsoft Flight Simulator tiene parte de esto, pero la realidad es que más bien lo podríamos definir como una especie de sofisticado juguete en el que los entusiastas de la aviación crean su propia diversión. No hay objetivos y las reglas son impuestas por la propia realidad. Por esto es que me parece complicado recomendar a cualquiera que consuma videojuegos, algo como lo que es este nuevo simulador de vuelo.

KINGHangar1

Con todo lo anterior en mente, te cuento que al igual que en otras entregas de la serie, los desarrollares de Asobo Studios consideraron que era buena idea tener ciertos retos o desafíos que hicieran que Microsoft Flight Simulator se sintieran más parecido a lo que es un juego tradicional. En el menú principal del simulador se te colocan opciones como la de retos de aterrizaje y vuelos de paseo. Comenzando por los primeros, tenemos tres diferentes categorías que van subiendo de dificultad de manera progresiva en las que se te coloca en la aproximación final de distintas partes del mundo en alguno de los aviones incluidos en esta primera versión del simulador. Dependiendo de la calidad de tu aterrizaje, será la cantidad de puntos que recibas. ¿Para que sirven esos puntos? Para nada en realidad, solo para ver qué tan buen trabajo hiciste.

De lado de los VFR o vuelos visuales predeterminados, tenemos buenas y malas noticias. La buena es que son rutas asombrosas con maravillosos paisajes que lucen mucho el motor gráfico sobre el cual está hecho Microsoft Flight Simulator, así como la tecnología de Bing Maps que se utiliza para generar buena parte del terreno. La mala es que solo hay tres de estas rutas. La verdad es que no me explico por qué es que si tienes un simulador tan enfocado en los vuelos visuales turísticos, no tienes rutas ya predeterminadas para que todos puedan hacer un sobre vuelo por los lugares más icónicos del mundo. Sí, tú mismo puedes armar estas rutas, pero primero vas a tener que investigar hacia donde volar para ver de cerca las pirámides de Guiza, por ejemplo.  Recuerda, Microsoft Flight Simulator es el único “videojuego” de mundo abierto en el que literalmente puedes ir a cualquier parte de nuestro planeta.

Una vez que completas estas opciones de las que te hablo te quedan dos caminos por tomar. El primero es hacer el micro curso de aviación incluido dentro de Microsoft Flight Simulator que está compuesto por ocho lecciones sumamente básicas para aprender lo más fundamental de volar un avión, o irte al Mapa Mundial para comenzar a crear tus propios vuelos. Si tienes el más mínimo interés de al menos saber cómo leer un altímetro, interpretar un indicador de actitud o conocer qué velocidad debes llevar durante una aproximación para poder aterrizar sano y salvo, te recomiendo ampliamente tomarte el tiempo para completar las lecciones. Si ya tienes experiencia o simplemente quieres dar una vuelta, también te las puedes saltar sin problemas.

FloridaStorm

Lo anterior me lleva a contarte un poco sobre las opciones de accesibilidad que tiene este Microsoft Flight Simulator. Así como sus antecesores, tenemos que entender a este simulador como un producto amateur pensado para aficionados de la aviación y para quienes no tienen ni idea de cómo se vuela un avión. De ninguna manera está diseñado como herramienta de entrenamiento real para pilotos. A pesar de lo anterior, el trabajo de realismo que se hizo con esta versión, puede que ponga en tela de juicio lo último que te menciono. Como sea, te cuento que existen opciones para todo tipo de aviadores. Si quieres no preocuparte demasiado y solo dar una vuelta por el centro de tu ciudad preferida, puedes encender todas las asistencias y volar será pan comido. ¿Quieres una experiencia más cercana a la realidad? Apaga todas las ayudas y siente cómo es que las corrientes de aire afectan tu trayectoria.

De mi lado te cuento que al ser entusiasta de todos estos asuntos y como lo he hecho desde que me aventuré en el tema de la simulación desde Microsoft Flight Simulator 98, decidí apagar prácticamente todas las ayudas y soportes. Te puedo decir que en esta nueva versión del simulador se hizo uno de los trabajos de sistema de físicas más impresionantes que me haya tocado ver, sobre todo con cómo es que las corrientes de aire y clima, impactan directamente el desempeño de nuestra aeronave. Sentir una fuerte corriente de aire que baja desde una montaña y empuja como un papalote a tu Cessna 152, solo se ve superado por el estar luchando con un viento cruzado mientras realizas una aproximación abordo de un sofisticado Airbus A320 Neo.

Regresando un poco a tema de las asistencias, te cuento que se agregaron dos que recomiendo enromente a pesar de que estés jugando con todas las opciones de ayuda apagadas. La primera es la del Listón de Rodaje o Taxi Ribbon. Esta opción te marca el camino que debes de seguir en cualquier aeropuerto para encontrar la pista que hayas insertado en tu plan de vuelo. La segunda es la de delegar las comunicaciones de radio a tu primer oficial o copiloto. Hay tanto qué hacer en la cabina de un jet moderno que la verdad, este par de ayudas sí las he tomado como bienvenidas.

A320_KJFK_RainyRunway

La nueva barra de herramientas es otra de las grandes adiciones de Microsoft Flight Simulator 2020. Desde aquí podrás cambiar cosas como el clima y hora del día en tiempo real, pedir servicios en tierra, delegar actividades a tu primer oficial virtual y por qué no, reconfigurar alguno de tus controles y cambiar entre las múltiples cámaras con las que cuenta el simulador. Estoy fascinando por lo práctica que es esta opción que siempre estará discretamente colocada en la parte superior de tu pantalla, dándote alcance a cualquier cosa que necesites dentro de la intrincada interfaz de usuario. 

Las opciones de controles es otra de las grandes dudas contra las que se enfrenta cualquier persona que quiere entrar a Microsoft Flight Simulator. Al tener anunciada una versión de Xbox One aún sin fecha, se puso especial énfasis en cómo es que funcionaba todo usando un control de dicha consola. Te puedo decir que el resultado es bastante bueno gracias al soporte nativo que existe, sin embargo, hay algunos problemas. El primero es el tema del acelerador. Usar los botones A y B para aumentar o disminuir la potencia de los motores es poco práctico, sobre todo cuando quieres hacer cambios rápidos en una aproximación. El otro problema que le veo a este mando es que para controlar los pedales y timón de dirección, se usan los gatillos. Suena como una solución viable, pero de alguna manera cualquier toque que hagas se siente sumamente brusco. Igualmente te recomiendo bajar mucho la sensibilidad del análogo izquierdo con el que le das comandos a las superficies de control del avión.

Pasando al tema del World Map, sección de Microsoft Flight Simulator en donde seguro pasarás la mayor parte de tu tiempo, te cuento que en temas de interfaz se hizo un espectacular trabajo. Antes de saltar a la cabina, aquí podrás elegir el equipo que vas a volar, así como su carga de combustible y peso en general. También podrás seleccionar de manera simple el tipo de vuelo y ruta que harás. Desde VFR sencillos, hasta complejos IFR con aproximaciones ILS y demás. Una locura para todos los nerds de la aviación que buscábamos una manera simple e intuitiva de armar un plan de vuelo para partir y llegar a cualquier aeropuerto alrededor del mundo, más si no sabes bien cómo se programa la FMS de la cabina.

Globe-IFRMap3

Ya para terminar y como queja que seguramente podrás pasar por alto. Tengo que decir que a la cabina del A320 Neo le falta por tener funcionales un montón botones y acciones, además de que creo, la manera en la que opera su sistema de piloto automático, es bastante brusca cuando tiene que hacer un cambio de rumbo o de altura. Esperemos que en el futuro estos asuntos se puedan corregir.

No, Microsoft Flight Simulator 2020 no es para quien está buscando un divertido juego de aviones. Ese no es el punto de la serie y esperemos, jamás lo sea. Microsoft Flight Simulator es para quien está buscando acercarse al muy complejo mundo de la aviación de una manera bastante amigable. Lo que sí podemos decir es que esta nueva versión es la que más lejos ha llegado en términos de realismo y a la vez, de accesibilidad para cualquier tipo de consumidor.

Absurdo nivel de detalle

Muchas veces con este tipo de proyectos y claro, dependiendo mucho de su presupuesto, los estudios se tienen que decidir entre darle prioridad al propio realismo de su simulador en la parte de físicas y comportamiento del mundo, o a cómo es que se ve y se escucha. Para fortuna de todos nosotros, en esta ocasión Microsoft abrió considerablemente la cartera para que la gente de Asobo pudiera poner atención en ambos aspectos, entregándonos un producto que no solo se siente como una simulación sumamente real de vuelo, sino que nos ha dejado con la boca abierta por el altísimo nivel de detalle que se le puso a su apartado audiovisual.

Antes de comenzar a platicarte más sobre todo esto, te cuento que hemos estados disfrutando de Microsoft Flight Simulator en una Predator Triton 500 con una RTX 2080, Intel Core i7 de octava generación y 32GB de memoria RAM, esto en una instalación sobre un SSD. A pesar de estas especificaciones, el simulador nos ha dado algunos problemas de rendimiento. Bajo un esquema de gráficas personalizado en donde la gran mayoría de los aspectos están en Medio con una que otra cosa en Alto, el juego se despliega a un framerate no mayor de 45 cuadros por segundo con caídas ocasionales. Nada demasiado grave, pero tampoco ideal.

DetailAndFidelity15

Sin ser un experto en la materia ni mucho menos, creo que es justo decir que estamos frente a un problema de optimización del software que espero, se pueda corregir pronto. ¿Qué tal se ve Microsoft Flight Simulator con las especificaciones gráficas que te menciono? Increíble, de verdad luce sensacionalmente bien, incluso te diría que si tu equipo lo llega a correr en Bajo a unos 30 cuadros, estás del otro lado. La realidad es que ni siquiera existe una gran diferencia entre las diferentes opciones gráficas. Mi consejo es que busques mejor framerate antes que otra cosa.

Entendido lo anterior, te cuento que Microsoft Flight Simulator es un autentico sueño para todos los amantes de la aviación y del paisajismo. El nivel de detalle que se ve en el modelado de cada uno de los aviones que vienen incluidos en esta primera versión del simulador, es totalmente absurdo. Ver cada uno de los remaches y materiales que componen al fuselaje de un Boeing 747-8oo, solo se ve superado por cómo es que las enormes alas del un 787-1000 se doblan con el aire cuando emprende vuelo justo como pasa en la vida real. Ni qué decir del trabajo que se hizo con las cabinas, mismas que si bien, aún cuentan con varios botones fuera de operación, lucen indistinguibles de sus contrapartes reales.

Muy probablemente, la verdadera estrella de toda la presentación de Microsoft Flight Simulator para la mayoría, será cómo es que se comporta el clima y cómo es que la iluminación cambia dependiendo de la hora del día. Probablemente estemos frente al simulador de vuelo que nos presenta los cielos más impresionantes que jamás hayamos visto, los cuales, se ven enmarcados por preciosos amaneceres y atardeceres. Mismo caso de gran parte del terreno y cómo es que lugares icónicos del mundo fueron recreados ya sea a mano, o con la tecnología de Bing Maps. No hay nada cómo pasearte por el centro de parís en un biplano o por qué no, atravesar el mar caribe para aterrizar en la hermosa isla mexicana de Cozumel. 

XO_CJ4_04

El sonido es otro apartado que me ha dejado alucinado. Mis oídos y creo que los de todos los amantes de la aviación, han quedado totalmente deleitados al escuchar los característicos sonidos de un Airbus A320 cuando está encendiendo su motores y dándole forma a todo su sistema hidráulico. Incluso puedes notar el intenso ruido que estos aviones hacen cuando tocan tierra y van rodando por la pista. Se te caerán los pantalones cuando escuches cómo es que los cuatro motores de un 747 aceleran para tomar vuelo. 

La verdad es que más allá de los problemas de optimización que aún presenta Microsoft Flight Simulator, simplemente no hay nada qué recriminarle en términos gráficos y sonoros. Asobo se voló la barda al punto de que podríamos decir que en realidad estamos frente al primer juego que se ve y se escucha como de siguiente generación. Por supuesto, esto viene a un costo de una instalación que de inicio, al menos consumirá 150GB de tu disco. Por cierto, recomiendo ampliamente instalarlo en una unidad SSD, esto reducirá los ya de por sí amplios tiempos de carga.

Brillante futuro

atomix-score-9011Desde que supe que una nueva versión de Microsoft Flight Simulator estaba en camino, sabía que al momento de que me tocara hacer una reseña, me encontraría con más de un dilema, pues como te lo expresé, difícilmente podemos catalogar a este producto dentro del mismo grupo en el que están los videojuegos tradicionales que solemos revisar en este sitio. Como sea, decidí centrarme en contarte mi experiencia y cómo me he sentido como un gran entusiasta tanto de la aviación, como de todo el tema de simuladores y demás. Quedo sumamente contento pero también, con una lista de deseos sobre cambios que me gustaría se hicieran en el futuro. Esta es una plataforma que irá cambiando con el tiempo y que sin duda, se le ve un futuro brillante.

¿Para quién es Microsoft Flight Simulator? Complicado cuestionamiento sobre todo para alguien que ve de esta forma el poder volar. Mi respuesta sería que si sientes algo de tentación por saber cómo es que operan estas fabulosas máquinas que surcan los cielos, le des una oportunidad al simulador, lo más seguro es que no te arrepientas, pues como te dije, me queda claro que desde que inició su desarrollo, la gente de Asobo tuvo en mente que un montón de personas sin ninguna clase experiencia con la aviación, iban a entrar. Por supuesto que también se vale que todo esto te parezca aburrido o poco interesante. De ser así, te diría que mejor te alejes, pues te repito, éste no es un videojuego tradicional ni mucho en el que tengas objetivos. 

 

Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!