Advertisement

Review – Guilty Gear Strive

TRENDING



El eterno género

Review Guilty Gear StriveHay tradiciones que nunca morirán. A pesar de que uno podría decir que desde mediados de los años noventa, los juegos de peleas vinieron a menos gracias a la caída de las arcades, la realidad es que el mercado siempre se ha mantenido muy vivo y con grandes deseos de seguir consumiendo cosas nuevas. Por supuesto, las consolas pasaron a ser la casa de este icónico género y a lo largo de las últimas dos décadas, no solo hemos visto cómo es que los grandes representantes como Street Fighter, The King of Fighters o Tekken, siguen siendo sumamente relevantes para la industria, sino que incluso, han nacido nuevos clásicos en esta era post época dorada. Guilty Gear es una de esas series que podríamos poner dentro de esta categoría, pues desde que vió la luz del día por primera vez en 1998, se convirtió en un producto de culto que todo amamante del Fighting conoce de alguna u otra manera. Más de 20 años han pasado desde que Arc System Works se posicionó en el mapa y es tiempo de que Sol Badguy, Ky Kiske, Millia Rage, I-No, Faust y compañía, regresen a la arena de peleas para demostrar quién es quién.

Si bien, podríamos considerar a los juegos de pelea como uno de los géneros más icónicos del medio gracias a que cuesta trabajo pensar en alguien que no lo ubique perfectamente sin importar qué tanto juegue, la realidad es que siempre han sido productos muy de nicho que pocos están dispuestos a consumir de la manera correcta. Claro que existen aproximaciones como la de Super Smash Bros. que le dio un giro a la fórmula para básicamente crear un subgénero nuevo pensado para las masas, sin embargo, en su forma más tradicional, los famosos fighting games siguen siendo una cosa bastante intimidante para quien no suele dedicarles tanto tiempo. Ahí está la gran pregunta para cualquier estudio que busque triunfar con un nuevo título de estos en la actualidad. ¿Qué tanto me concentro en satisfacer a mis fans más hardcore, y qué tanto busco hacer mi juego accesible para nuevas audiencias? Guilty Gear Strive se topó con esta encrucijada pero al final, me parece que la supo sortear de una gran forma, pues además de ser un juego que se ve como nada de lo que hay allá afuera, presenta mecánicas sumamente profundas pero que indudablemente cualquiera con algo de voluntad, puede abordar.

Fighting para todos

Siempre que uno se sienta a jugar un juego de peleas que no conoce, tiene dos opciones: dedicar un tiempo a aprender sus mecánicas generales y algunos movimientos especiales de uno de sus personajes, o aplicar la siempre fiel “botonazo loco a ver qué pasa”. Es una complicada decisión, pues una requiere de un compromiso y tiempo de nuestra atención, pero la otra casi siempre asegura que luego de un poco tiempo, comience el aburrimiento, pues a nadie le puede parecer interesante apretar botones aleatoriamente sin entender nada de lo que está pasando en pantalla.

Desde que fue anunciado en EVO 2018 y posteriormente mostrado de manera formal en EVO 2019, muchos quedamos completamente enamorados por cómo es que se veía en movimiento Guilty Gear Strive. Por supuesto, Arc System Works ya tenía una gran fama de hacer que sus juegos de peleas se vieron como nada, gracias a cosas como las últimas entregas de BlazBlue, Persona 4 Arena y más recientemente el súper exitoso, Dragon Ball FighterZ. A pesar de lo anterior, esta séptima nueva entrega de la línea principal de Guilty Gear, lucía como el siguiente gran paso en muchos apartados, no solo en el gráficos, pues de alguna manera, el equipo desarrollador justamente encontró ese balance entre hacer un gran juego lleno de complejidad para los más experimentados, y un título que cualquiera pudiera tomar sin tanto trabajo.

ggstrive-ino-screen

No te voy a mentir. Mi principal atractivo de querer tener algo como Guilty Gear Strive tenía que ver con su apartado gráfico, pues sabía que al ser un nuevo título de una saga tan de culto, lo más probable es que me iba a topar con un juego que me pediría mucho de mi tiempo si es que lo quería aprender a jugar, cosa que no estaba muy dispuesto a hacer. Finalmente, Amazon decidió entregarme mi nuevo juego de PS5, lo instalé y lo empecé a probar. “¿Saltar al modo arcade inmediatamente? No, tengo desde el PS2 que no toco un Guilty Gear, veamos qué opciones me da para poder aprender, no quiero aplicar el botonazo loco”, pensé frente a mi televisión.

De esa forma me encaminé al modo de misiones que viene dentro del título. Esta modalidad es básicamente un muy elaborado tutorial para aprender desde lo más básico de Guilty Gear Strive, hasta complejas técnicas dignas de un competidor de EVO. Mi sorpresa comenzó cuando me di cuenta de que cuando hablaban de fundamentos de juego, lo hacían de la manera más literal posible, pues estas misiones comienzan a enseñarte desde cómo es que te debes mover de un lado al otro en la arena de batalla. Cuando me di cuenta, ya llevaba un par de horas completando estos retos y sin notarlo, ya comenzaba a hacer complicados comandos con Sol Badguy. Sí, las clases del juego lo habían conseguido, pues con muy poca experiencia en la serie y básicamente dos pies izquierdos siempre que se trata de juegos de peleas, me sentía en control de lo que mi personaje estaba haciendo.

guiltygear-strive-millia-vs-sol-screenshot

Ahora era momento de saltar al modo Arcade para ver si lo aprendido ya podía ser aplicado. El inicio fue rudo y un tanto complicado, pues seguía pensando demasiado en cómo meter los comandos para que mi personaje se moviera como uno se lo pide. Antes de que te espantes, te cuento que la gran mayoría de movimientos que tienen los personajes de Guilty Gear Strive, se reducen a hacer hadoukens (U en el control) seguidos o invertidos cambiando de botón de ataque. No digo que sea algo súper sencillo, pero créeme que si yo pude, casi cualquiera que tome el control entenderá qué es lo que está pasando. Por cierto, el modo Arcade de Strive tiene la particularidad que dependiendo de cómo te vaya en el primer combate, será el camino que tomes. Si ganas la pelea en dos rounds, te manda por el modo difícil. Si ganas, pero perdiste uno de los rounds, vas por la dificultad de en medio. Interesante sistema, indudablemente.

¿Qué hay del modo historia? De primera instancia te cuento que sí, Guilty Gear Strive sí viene con un modo historia, de hecho, uno que representa a su nombre de la manera más literal posible. Lo anterior lo digo por que el modo historia de este juego se reduce a una serie animada separada por capítulos en donde no hay ningún tipo de enfrentamiento o pelea. Sí, así como lo lees. Le pones play y las cinemáticas comienzan a rodar. De acuerdo con la gente de Arc System Works, se tomó esta determinación porque nunca les ha hecho mucho sentido el poner peleas entre los hechos que se están intentando contar. Como sea, te cuento que la historia de Strive continúa con los eventos que dejó Guilty Gear Xrd. Mi recomendación es que veas algún tipo de remembranza de esta historia, pues el juego no hace ningún esfuerzo por ponerte en contexto si es que eres nuevo.

guiltygear-strive-screenshot-jan2021

Pasando al tema del multiplayer, modo en el que seguramente los más clavados pasarán la mayor parte de su tiempo, te cuento que hay sentimientos un poco encontrados. Lo primero que hay que decir es que siempre que arrancas Guilty Gear Strive, éste comienza a hacer comprobaciones con los servidores de Arc System Works, proceso bastante común para cualquier título con funcionalidades online, el problema es la enorme cantidad de tiempo que esto tema. Hay veces que hasta casi cinco minutos tardé en ya estar en el menú principal del juego. La mayoría de las veces mejor opté por desconectar de internet el PS5. Una vez que logras entrar y seleccionas el modo de multiplayer online, te topas con un curioso sistema de lobbies para empezar a echar la reta con desconocidos.

Antes de todo esto, el juego te pone en una pelea de prueba para checar tu nivel y colocarte en el grupo que se considera adecuado a tu habilidad de juego. Quedé sorprendido de no haber sido puesto en el nivel más bajo. A partir de ese momento y luego de crear a un avatar que te representará en el ciberespacio, se te da la opción de comenzar a pelear en partidas rankeadas o casuales. Durante los primeros días de juego, la verdad es que sí me costó bastante trabajo encontrar emparejamientos, pero conforme el tiempo ha pasado, la cosa ha mejorado sustancialmente. Lo mejor es que suelen ser partidas sumamente limpias y libres de lag, asunto crucial para este tipo de juegos. 

guiltygear-strive-screenshot-jan2021-6

Esta primera versión de Guilty Gear Strive llega con un roster de 15 peleadores para seleccionar. De este total, tenemos a dos debutantes: Nagoriyuki, un vampiro samurai bastante imponente que tiene el poder de absorber la sangre de sus oponentes para aumentar su poder de ataque, y Giovanna, unidad especial de la policía quien es acompañada por su espíritu en forma de lobo. De ahí en fuera, puedes esperar a ver viejos conocidos como Sol Badguy, Ky Kiske, May, Axl Low, Chipp Zanuff, Potemkin, entre otros. Por ahora, se tiene anunciada una expansión que traerá a cinco peleadores extra. En mi opinión, este roster inicial está bien, pero creo que tampoco es un número espectacular. Muchos aseguran que Arc System Works suele abusar del DLC con sus más recientes juegos, postura que es complicada no compartir.

En temas de mecánicas de juego como tal, puedes esperar un nuevo Guilty Gear en toda la extensión de la palabra, pues cosas como la barra de tensión para ejecutar especiales, así como la barra de burst para defenderte, están de regreso. Lo que sí es una novedad pero que no necesariamente impacta al gameplay, es que ahora, puede haber una transición de arena durante un combate. En caso de que tu oponente o tú mismo salgan disparados con ls fuerza suficiente a un extremo del nivel, éste se romperá y los llevará a una nueva zona, justo como pasaba en Dragon Ball FighterZ, por ejemplo. Como te digo, nada que afecte la manera en la que juegas como tal, pero sin duda un añadido interesante que agrega variedad en la parte visual.

guiltygear-strive-screenshot-jan2021-2

Que Guilty Gear Strive sea una excelente juego de peleas creo que a nadie sorprende. Lo que sorprende es el gran trabajo que se hizo para que una experiencia tan hardcore y densa, pudiera ser abordada por casi cualquier tipo de jugador. Creo que lo único que le podríamos criticar a Arc System Works sobre su más reciente obra, es que por momentos se llega a sentir brutalmente calculada y segura, es decir, no se nota que haya habido un intento mucho más arriesgado por llevar la fórmula a un nuevo nivel y que esta entrega en particular, aportara mucho más al género. Claro que me podrán decir “si no está roto, no lo arregles”, no obstante, pienso que siempre que llega una nueva iteración de cualquier tipo de videojuego, es un gran momento para que todo se mueva hacia adelante.

Magistral uso de Unreal

Como te lo decía hace unos párrafos, la verdad es que la principal razón por la que al final, decidí gastar en un juego como Guilty Gear Strive fue por su apartado gráfico. Sí, puede ser una razón muy superficial, pero creo que también ya es momento de dejar de intentar engañarnos a nosotros mismos y aceptar que como siempre ha sido, la parte visual y auditiva de cualquier título es de suma importancia pues al final, justo de esa manera en como interactuamos con la obra que se nos está presentando, con la vista y con el oído. La buena noticia es que sí, Arc System Works lo volvió a hacer.

Básicamente desde la era de los 16 bits, se han hecho múltiples esfuerzos por hacernos sentir que estamos jugando con una serie animada de televisión. No sé qué es exactamente que hace tan mágica a la idea de poder controlar una caricatura. Este sueño dio un giro bastante importante cuando hace no mucho, se comenzó a usar una nueva técnica para generar gráficas conocida como cel shading, la cual, como su nombre lo indica, se echa mano de sombras para darle volumen a modelos en tres dimensiones, lo cual, suele dar como resultado un efecto de caricatura bastante tangible. Con el paso de los años, esta forma de crear visuales ha venido mejorando sustancialmente, teniendo a Arc System Works como uno de los estudios que mejor lo interpretan, para prueba, Dragon Ball FighterZ o Persona 4 Arena.

guiltygear-strive-screenshot-jan2021-4

En Guilty Gear Strive volvemos a ser testigos del gran dominio que estos japoneses tienen sobre el cel shading, solo que ahora, es llevado a un nuevo nivel. Antes que nada, te cuento que el título en su versión para PS5 corre a una resolución de 4K y 60 cuadros por segundo totalmente estables, asunto que por supuesto, lo hacen lucir como nada. Del lado del PS4, también puedes esperar muy buenos resultados a ese mismo framerate, solo que en 1080p. La verdad es que simplemente no hay nada qué reprocharle ni recriminarle al juego en lo técnico. Todo fluye y funciona como debería. Tal vez me hubiera gustado que se usara más la vibración háptica del DualSense aprovechando que ya tenemos una versión nativa de nueva generación.

A pesar de que en efecto, el nivel de detalle tanto en los modelos de personajes, como en los fondos de los escenarios harán que tu quijada toque el piso por lo bien que se ven, la realidad es que lo que hace que Guilty Gear Strive se vea tan impresionante, es la calidad y limpieza de su animación. Utilizando una absurda cantidad de cuadros de animación para cada movimiento y gesto de los personajes que vemos en pantalla, se logra tener justo lo que te hablaba: una caricatura que podemos controlar. Si a esto le sumas un montón de efectos de todo tipo y detalles en cada uno de los rincones de la imagen que se nos está presentando, tienes como resultado un videojuego que se ve como nada de lo que hay allá afuera.

ggstrive-giovanna-vs-nagoriyuki.JPG

Me sigue pareciendo impresionante a lo que se está llegando actualmente con el Unreal Engine 4, motor que podríamos pensar que está cerca de cerrar su ciclo de vida ya que el Unreal Engine 5 está muy cerca, pero pruebas como Guilty Gear Strive, Final Fantasy VII Remake, Scarlet Nexus y demás, me hacen pensar que sobre todo para producciones no tan grandes, va a seguir siendo el preferido entre los desarrollares. Otra cosa que me llama enormemente la atención es como incluso en Japón, no solo han sabido adoptar esta tecnología estadounidense, sino que la han hecho propia y la han modificado al punto de que ya es bien complicado distinguir qué juegos están hechos con Unreal y cuáles no.

Serie de culto

score-88Me parece que siempre debe de ser motivo de alegría cuando una serie de culto que es apreciada por un mercado reducido, pero sumamente fiel, lanza una entrega completamente nueva. Creo que si justamente hablamos de series de peleas de culto, Guilty Gear podría encabezar cualquier lista, pues a pesar de estar lejos de los números de Street Fighter y otros grandes, su fanaticada es una que estará siempre ahí sin importar lo que pase. La buena noticia es que Arc System Works entiende perfectamente esto y sabe muy bien cómo atender a su base de fans. La otra buena es que además de estar entregando un digno representante de su serie, también se preocupó porque nuevas audiencias lo puedan tomar y disfrutar.

Guilty Gear Strive es un juego sumamente sólido en sus mecánicas y forma general, además, coloca sobre la mesa una presentación visual y sonora que no solo pone en entredicho lo que otros desarrolladores están haciendo con técnicas de cel shading, sino que demuestra que el Unreal Engine 4 aún puede dar mucho de sí. Si eres fan de los juegos de pelea, te diría que estamos frente al mejor representante en un largo tiempo y si fuera tú, ya lo tendría dentro de mis prioridades. Si por el contrario, no sueles consumir a este género, pero el tema gráfico y sonoro te llaman la atención, te diría que le des una oportunidad, pues te aseguro, te vas a topar con un juego tremendamente divertido de jugar sin importar tanto tu habilidad o experiencia. 

Pleca-Amazon-OK

Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!