Advertisement

Hoy se cumplen 10 años de Wii Fit

TRENDING

Durante la época del Wii, Nintendo cambió por completo la perspectiva que traía del GameCube; en vez de ataviarnos con títulos exclusivos para el jugador de antaño, decidió incursionar en el mercado casual al hacer de entregas como Wii Sports y Wii Party uno de los básicos para su consola. El control de movimiento cambió la manera en que jugamos gracias a Nintendo, por lo que su uso en un título de fitness era más que evidente, pero tomaría forma en lo que se llamó Wii Fit, lanzado exactamente hace 10 años en Japón.

Wii Fit es exactamente lo que su nombre indica, un programa de ejercicios que a través de minijuegos y secuencias de movimientos pretenden ayudarte a tener una vida más sana, a pesar de que muchas características de un programa tradicional de fitness se irían integrando en Wii Fit Plus y Wii Fit U. Asimismo, el juego se convirtió en uno de los más costosos para la plataforma, pues necesitaba utilizar la Balance Board, un dispositivo indispensable para cada una de sus funciones.

La Balance Board te pesaba y transmitía tus datos al software, el cual se encarga de calcular tu IMC (Índice de Masa Corporal) y determinar en qué estado te encuentras desde el peso bajo, pasando por el ideal y el sobrepeso. Eso sí, siempre se le criticó que nunca tomara en cuenta qué tipo de cuerpo tienes, es decir, qué tanto porcentaje realmente se constituía de masa muscular, pues se realizaba un conteo rápido sin contar esas condiciones especiales.

Pero lo que más te podía gustar de Wii Fit es que combinaba minijuegos como el fútbol, el esquí y hasta el baile con secuencias relativamente complejas del yoga; es decir que, si lo querías tomar en serio todo este entrenamiento, a pesar de no suplir a un ejercicio tradicional, al menos te permitía oscilar entre ambos enfoques para moverte. Así, tanto los más pequeños como los adultos podían encontrar su entrenamiento preferido sin apegarse a una serie de reglas estrictas, algo que incluso se sabe se llegó a utilizar en algunas instituciones para alentar a los adultos mayores a continuar con una rutina ligera de ejercicio.

Entre todo lo que nos dejó Wii Fit sin duda se vería plasmado con la inclusión de los Wii Fit Trainers en Super Smash Bros. para Wii U y Nintendo 3DS, dividiéndose en su parte femenina y masculina. Sus movimientos, claramente inspirados en las posiciones de Yoga que tanto nos harían sufrir en sus juegos originales, marcarían una diferencia en comparación a otros personajes, además de haber recibido su propia figura amiibo. Último, pero no menos importante, Wii Fit se colocó en la lista de los juegos más vendidos de Japón para inicios del 2008 con más de 2 millones de copias, año en el que también llegaría a nuestra región. ¿Será que veremos de vuelta a la franquicia en el Nintendo Switch?