Pasión por E3

TRENDING

DISNEY+ SUMA UN MILLÓN DE USUARIOS POR DÍA
¿VEREMOS EL NUEVO JUEGO DE BATMAN EL SIGUIENTE MES?
LOS SIMPSONS PODRÍA TERMINAR EN 2020
FANS QUIEREN A DANNY DEVITO COMO EL NUEVO WOLVERINE
ASÍ SERÍA BABY YODA COMO UN POKÉMON
¿QUICKSILVER VOLVERÁ AL MCU?
DOUG BOWSER NOS REVELA SU VIDEOJUEGO FAVORITO
CYBERPUNK 2077 YA ESTÁ EN SU FASE FINAL DE DESARROLLO
MODERN WARFARE DOMINA LAS VENTAS DIGITALES DEL AÑO
WARNER QUIERE MÁS PELÍCULAS DE VILLANOS DE BATMAN
¿EL SNYDER CUT DE JUSTICE LEAGUE REALMENTE EXISTE?
FALLEN ORDER ES TODO UN ÉXITO EN VENTAS
HALO INSPIRÓ EL CYBERTRUCK DE TESLA
THE MANDALORIAN ES LA SERIE MÁS POPULAR EN EE.UU.
GODZILLA VS. KONG SE RETRASA A FINALES DE 2020

Estamos en la temporada de E3 y el frenesí de noticias, y especulaciones, está a la orden del día de manera que sólo veía dos caminos, en cuanto a valor noticioso, uno de ellos sería el observar el cambio que ha sufrido el evento en los últimos años y cómo la masificación se relaciona con estas modificaciones. También en este sentido nos podríamos hacer los intelectuales y decir que la exposición está en decadencia y que ya no es viable como negocio… esto lo digo por casos aislados, ya que hay analistas de la industria que tienen buenas razones para argumentar lo anterior y a ellos les debemos el respeto que han ganado a través de los años.

Pero, como es de esperar, me he declinado por una segunda idea relacionada a la feria más importante del medio. Y es que sería hipócrita si negara que desde hace años llegadas estas fechas siento una emoción muy particular por lo que viene, a saber, aunque muchas de las cosas que veremos tardarán años en llegar no siento la necesidad de tenerlo de inmediato porque hay que saber disfrutar la trama tanto como el desenlace. Pero ni ustedes, ni yo, hemos llegado aquí para escuchar a un adulto joven hablar sobre porqué espera un evento, por lo que me permito pedir me excusen por la introducción tan larga, pero ésta tiene una razón de ser y es que todo lo anterior se trató sobre un sentimiento: pasión.

Creo que si hemos llegado aquí es porque nos apasionan los videojuegos, empero, creo necesario primero darnos una explicación de lo qué la pasión es:

A diferencia de la acción, la pasión no depende de la voluntad ni de la libre elección del individuo quedando, pues, al margen de la deliberación, de la consideración racional. La pasión es una afección que experimenta el individuo y a la que no puede sustraerse fácilmente. Podemos definirla como un estado afectivo que experimenta el individuo de forma duradera e intensa, que no ha sido elegido por él, y que va asociada a la sensación de estar sometido a un influjo que domina su comportamiento.

Cómo podemos ver no hemos elegido que el videojuego sea el medio por el cual experimentamos más sensaciones, sino que estamos bajo un influjo que va más allá de la voluntad humana, y vaya que hablar de algo que esté más allá de ella es entrar en un terreno prácticamente divino.

Los videojuegos son una industria multimillonaria, genera más dinero que la música y el cine, pero esa sólo es la vista de los negocios, que a mí no me podría interesar menos. Todo los años vemos producciones gigantescas que recuperan su inversión en pocos días; sin embargo, eso no mueve al medio… a esta forma de expresión la mueve la innovación, las ideas, las ganas de contar algo y hacer contacto con el otro… de llegar a eso que llamamos <<>>. En una sola palabra al medio lo mueve la: pasión. Si son aficionados de un equipo, de cualquier deporte, sabrán que esta pasión es como una cicatriz que llevas a todos lados y por más que intentes disimularla está ahí a la vista de todos, porque puedes cambiar muchos aspectos de tu vida; sin embargo, cuando realmente sientes los colores no puedes hacer nada y ahí toca sufrir, reír y ser parte de un algo, aunque esto tenga un trasfondo en el que cierto gran pensador ya nos ha dicho que nos refugiamos en esta masa porque somos incapaces de afrontar al mundo con voluntad propia… pero él lo decía con las naciones, porque también tenía una pasión desquiciada por la música y la pulsión que causaba en su ser.

Pero bueno, tampoco venimos a hablar de esa pasión deportiva que también está a flor de piel con el reciente campeonato de México y la final de la Copa de Europa. Sólo me permití hacer el apunte porque cuando se habla de este sentimiento casi siempre nos remiten a esta esquina que es casi común a todos.
Paralelamente a E3 en estos mismos días se celebran convenciones más modestas de creadores de videojuegos los cuales no están movidos, desde ningún punto, por el dinero y la fama. Lo que buscan estos jóvenes es expresar su entendimiento del mundo… desde juegos que llaman al movimiento político hasta títulos que exploran, y empujan, los límites de las mecánicas de juego. Muchos de ellos incluso influenciaran en los años siguientes a los AAA que usarán la inspiración de estas novedosas formas de juego para darnos algo distinto. <<Distinto>> es una palabra que cada vez buscan más los desarrolladores, y es que en un medio plagado de los mismos géneros cada año, tienen que buscar esa chispa que dé una identidad a sus juegos. El público es cada vez más entendido de las repeticiones y hace saber que ya no necesita clones de juegos con mecánicas idénticas.

Tampoco caeremos en el error de pensar que todas las mega producciones carecen de innovación y pasión por expresar algo, también ahí podemos ver la necesidad de crear y encontrar al semejante mediante la imaginación. Podemos ver como en las compañías más famosas hay rebeldes que retan la manera en la que entendemos el juego, tal es el caso de Yoko Taro el cual cambia de genero dentro de una misma obra sólo para demostrar los límites de la creación en el entretenimiento interactivo digital. Pero no está solo pues también Steve Fukuda quien empujo los conocimientos previos haciendo en Titanfall una experiencia de plataformas por momentos, lo cual fue aplaudido por la crítica en general pues demostró que dos de los géneros más famosos de los videojuegos aún son capaces de reinventarse.

Como los casos antes mencionados podemos encontrar muchos si nos ponemos en plan de investigadores, sólo para darnos cuenta que al final de la historia el mundo del videojuego está lleno de personajes que desean encontrar algo más… decirnos algo. Es conocido por todos que genios como Kojima, y los desarrolladores de Nintendo, se han separado argumentalmente de este proceso de creación artístico llegando a afirmar que no hacen arte sino entretenimiento, pero a veces el artista no se da cuenta que está haciendo resonar las emociones más profundas en los demás, es por eso que remarco que sólo lo dicen con palabras, pues en los hechos no hay duda que las historias que nos han dado son una expresión tan válida en lo artístico como cualquier sinfonía. No es que desde este lugar yo me atreva a contradecirlos… pero bueno es lo que se percibe y nada más que eso.

Pero hablemos de nuestra pasión, yo no sé si alguno de ustedes desarrolle… o quiera hacerlo, ojalá sea así pero por lo pronto lo que nos ocupa es ser jugadores del medio y experimentar cada nueva obra. Hace unos años, por allá de 2009, Juan José Campanella adaptó la novela <<El secreto de sus ojos>> que es por mucho mi película favorita – aunque este dato es irrelevante-. Lo que es relevante es que ganó un Oscar y expuso la idea de la pasión con dos de las escenas más grandiosas del cine, vamos a ver la primera que es la que resume mejor una pasión.

 

Ahora que hemos visto la escena podemos sacar algo de ahí y adaptarlo a nuestro tema, pues Benjamín está locamente enamorado de Irene y aunque sabe que no puede hacer nada de momento para estar con ella espera el milagro que cambie eso. De la misma manera nosotros sabemos que va a suceder, en su mayoría, tenemos una idea de los juegos que sí o sí van a estar presentes, porque lo están todos los años, también entendemos cuales son los títulos posibles a sorprendernos; sin embargo, esperamos ese momento milagroso que nos dé algo que no veíamos venir… ese juego que esperábamos y se rehusaba a entrar en escena. Nosotros como en cualquier pasión estamos ahí para esperar el minuto glorioso que nos haga saltar de felicidad y comenzar a contar los días para que llegue ese juego o esa consola.

Yo voy a dejar esto aquí, espero que la pasión nunca se termine y me gustaría saber qué es lo que más los emociona de E3.

Iván Román
Tres puntos donde dos lineas se encuentran.