Advertisement

Los 5 juegos mejor calificados del Xbox original

TRENDING



Buzz Xbox

El inicio de este siglo fue sumamente importante para el medio, pues a pesar de que Sega se retiraba finalmente como productor de Hardware luego de varios importantes fracasos comerciales, Microsoft tomaba su lugar como ese tercer jugador que intentaría hacerle frente al imponente dominio de PlayStation y de Nintendo. En honor a su tecnología de Direct X, el primer Xbox se convirtió en esa consola casera que más bien se asemejaba a una PC y que buscaría competir de tú a tú con dos empresas llenas de experiencia. El nacimiento de la marca fue sumamente interesante y su catálogo de juegos, mucho más nutrido de lo que algunos podrían pensar. Por tal motivo, acá te van los cinco juegos del primer Xbox que ostentan las calificaciones más altas en Metacritic.

Burnout 3: Takedown (94)

Hace 20 años el medio de los videojuegos era un lugar sumamente distinto al que tenemos hoy en día. Era una época mucho más simple en el que las producciones de las grandes casas desarrolladores, continuamente apostaban por ideas sencillas pero muy bien ejecutadas. Sin lugar a dudas, Criterion se estaba convirtiendo en una de las grandes joyas de EA gracias a su trabajo con Need for Speed y claro, a las locuras que estaban haciendo con Burnout, serie de juegos arcade de carreras en los que básicamente, nuestro objetivo era el de chocar coches para causar la mayor cantidad de daño posible… sí, así como lo escuchas. Burnout 3: Takedown llevó dicho concepto a nuevos niveles, además de que aprovechando todo el poder del Xbox original, se convertía en uno de los grandes showcases gráficos de la consola.

Tom Clancy’s Splitner Cell: Chaos Theory (94)

Aunque no lo creas, hubo una era en la que los juegos de Ubisoft no trataban solo de interminables mundos abiertos, de hecho, todo lo que se estaba haciendo con las series de Tom Clancy, tenía un fuerte apego narrativo. Después de dos fabulosas entregas que pusieron en el mapa a todo el universo de Sam Fisher y compañía, incluso convirtiéndolo en uno de los personajes del medio más reconocidos de aquel momento, llegó el momento de cerrar a la trilogía con Tom Clancy’s Splitner Cell: Chaos Theory, título que para nada decepcionó gracias a la gran forma en la que tomaba la base ya construida por sus antecesores y al mismo tiempo, proponía nuevas ideas muy buenas. Simplemente no había mejor juego de sigilo en ese momento, haciendo que justamente el subgénero tomara nuevos aires.

Ninja Gaiden Black (94)

Uno de los más grandes clásicos de la era del NES finalmente se animaba a hacer el salto al 3D. Tecmo, de la mano de los ahora famosos desarrolladores de Team Ninja, decidieron que 2004 era el año perfecto para el regreso de Ryu Hayabusa, y para sorpresa de todos nosotros, lo harían en la nueva consola occidental. Así es, hasta 2007 cuando el juego tuvo un port en el PS3, se mantuvo como una exclusiva del Xbox original, convirtiéndolo en una de esas grandes razones para tener la consola. Vale la pena mencionar que Ninja Gaiden Black es una especie de versión mejorada de Ninja Gaiden de 2004, pero básicamente es el mismo juego, pero con más contenido. El resultado es historia, pues se nos entregó un fabuloso hack & slash que en buena medida, sentó las bases que el género seguiría en esta nueva era.

Halo 2 (94)

El nacimiento de Halo y de un personaje como Master Chief, habían tomado por asalto a todo el medio. Microsoft había conectado un autentico Home Run al contratar a Bungie para hacer ese juego insignia del primer Xbox, consola que por supuesto, estaba necesitada de comenzar a forjar una identidad propia que le pudiera competir al enorme legado de Nintendo y PlayStation. Después del monumental éxito de Halo: Combat Evolved, los padres de Windows sabían que tenían una nueva mina de oro entre las manos, por lo que una secuela no se hizo esperar. Sí, Halo 2 tuvo sus detalles, pero al final terminó siendo todo lo que esperábamos de esa gran segunda parte. Además, podríamos decir que fue la puerta de entrada al gaming online para un montón de usuarios, esto al convertirse en el juego perfecto para lucir las capacidades de Xbox Live.

Halo: Combat Evolved (97)

Sí, Microsoft había tomado el arriesgado camino de competir en el duro mercado del hardware dedicado al gaming. Las alianzas que se habían formado eran importantes para el nacimiento de Xbox, sin embargo, la compañía sabía que necesitaba de una propuesta propia que los pusiera en el mapa y sobre todo, le comenzara a dar identidad a su marca. Para lograr eso, se toparon con un pequeño estudio llamado Bungie especialista en juegos de estrategia pero que en esta ocasión, se arriesgaría en llevar de manera definitiva los FPS a las consolas caseras. El resto es historia. Halo: Combat Evolved se convirtió en uno de los juegos más importantes e influyentes de todo el medio, siendo una página dorada para la historia de la industria y claro, dándole vida a la insignia más importante que Xbox ha tenido y que tiene hasta la fecha.