Review – Splatoon 2

TRENDING

XENOBLADE CHRONICLES 2 NO LLEGA AL TOP 10 DE VENTAS EN REINO UNIDO
REVIVE EL STREAM DE 30 ANIVERSARIO DE MEGA MAN
¿POR QUÉ SERÍA UNA BUENA IDEA VER SANGATSU NO LION?
LOS VIDEOJUEGOS QUE SE LANZAN EN DICIEMBRE
TORIYAMA REVELA EL SECRETO DETRÁS DEL SÚPER SAIYAJIN
AQUÍ ESTÁ EL ESPECTACULAR TRÁILER DE BATMAN NINJA
LA PRIMERA IMAGEN DE ROBIN PARA LA SERIE TITANS
PERSONA 5 YA VENDIÓ 2 MILLONES DE COPIAS
SWITCH FUE LA CONSOLA MÁS VENDIDA EN BLACK FRIDAY, CYBER MONDAY Y THANKSGIVING
SUPUESTA FILTRACIÓN DE EA NOS ADELANTA UN NINTENDO DIRECT
TRÁILER DE INFINITY WAR FUE VISTO 230 MILLONES DE VECES EN 24 HORAS
FECHA DE LANZAMIENTO Y DETALLES DEL CEREAL DE MARIO
¡CONOCE AL EDITORS’ CHOICE DE NOVIEMBRE!
EA BUSCARÁ LLEVAR MICROPAGOS A STAR WARS: BATTLEFRONT II
MIRA EL TRÁILER DE AVENGERS: INFINITY WAR
REVIEW – FIRE EMBLEM WARRIORS
SEMANA DE POKÉMON Y SWITCH EN LAS VENTAS JAPONESAS
DIRECTOR DE INFINITY WAR EXPLICA EL CAMBIO DE LOOK DE THANOS
DISNEY SEGUIRÍA AVANZANDO EN LAS NEGOCIACIONES PARA COMPRAR FOX
MIRA LOS COMERCIALES NAVIDEÑOS DEL NINTENDO SWITCH
ACCIONES DE EA SE DESPLOMAN TRAS LA POLÉMICA DE LAS LOOT BOXES
OMEGA LABYRINTH Z SÍ LLEGARÁ A OCCIDENTE
DESPIDEN AL PRODUCTOR DE SUPERGIRL TRAS ESCÁNDALO SEXUAL
REVIEW – HORIZON ZERO DAWN: THE FROZEN WILDS
SWITCH EN CAMINO A SUPERAR AL WII
CREADOR DE NARUTO HABLA SOBRE LA RELACIÓN ENTRE NARUTO Y HINATA
REVISANDO LOS RUMORES SOBRE DEVIL MAY CRY V

Regresaron los calamares ¡con nuevos peinados!

Han pasado solamente 2 años entre la primera y la nueva entrega en la serie de Splatoon. El juego que produjera Hirashi Nogami junto con varios directores jóvenes en Nintendo pasó de ser una apuesta en el Wii U a convertirse una de las franquicias clave para impulsar la primera etapa del Switch. Esto no es poca cosa, en la actualidad son contadas las nuevas propiedades intelectuales que logran acaparar tal nivel de atención y si consideramos la pequeña base de usuarios de la pasada consola de Nintendo el mérito es mucho mayor. Ya he podido jugar Splatoon 2 y aquí comienza esta reseña.

Durante el periodo de entrevistas que dieron Shigeru Miyamoto y Eiji Aonuma para promocionar The Legend of Zelda: Breath of the Wild, el creador de Super Mario detallaba brevemente cómo estaban sucediendo las cosas en Nintendo en términos generacionales: mientras que los creadores veteranos se enfocan a pulir “el esqueleto” de un juego, o sea, sus mecánicas, los jóvenes están más aptos a trabajar en el aspecto “decorativo”, es decir, la forma en la que el juego se expresa en términos visuales y sonoros.

La serie de Splatoon es el mejor ejemplo de lo anterior. Sí, se trata de Third person shooter con muchos elementos de plataformas pero su mecánica más importante es la de disparar tinta en variadas superficies y poder moverse dentro de ella. Todo lo que gira a su alrededor, llámese personajes y niveles, debe ser lo suficientemente atractivo como para impulsar al jugador a querer experimentarla. Lo mejor es que la fórmula ha funcionado y el fenómeno de los niños y calamares creció tan rápido que posiblemente sus mismos creadores no lograron imaginar lo que sucedería luego de su lanzamiento en 2015.

En realidad las cosas han ido muy rápido para la franquicia, Splatoon comenzó a cocinarse en 2013 y 2 años después ya estaba en consolas; para 2015 el Nintendo Switch ya se estaba preparando por lo que un juego que había causado tanto revuelo a pesar de las bajas ventas del Wii U era sencillamente una apuesta segura. Las cabezas del proyecto cambiaron un poco, Seita Inoue y Shintaro Sato se convirtieron en directores junto con Yusuke Amano reemplazando así a Tsubasa Sakaguchi. El primero había sido el director de arte en la primera parte, el segundo fue el programador del famoso prototipo tofu que luego se convertiría  en el juego que conocemos.

Con las bases tan firmes que dejó la entrega inicial, Splatoon 2 es una secuela que perfecciona su fórmula y le otorga al juego los elementos necesarios para hacerlo sentir como una versión mejorada de su predecesor. Hagamos memoria: las críticas más fuertes a Splatoon en su lanzamiento se centraban en la falta de contenido, mucho de lo que ahora es natural ver en Splatoon 2 (desde modos de juego hasta armas) representó todo un proceso que sólo quienes jugaron el título de Wii U lograrán entender. En este sentido bien podríamos decir que todas aquellas actualizaciones gratuitas fueron haciendo camino hacia lo que ahora podemos disfrutar como un título que se siente completo desde el inicio.

¿Qué hace a una segunda parte una buena secuela? ¿Debe reinventarse por completo? ¿O es que debe tomar lo que funcionó y no funcionó para pulirlo o repararlo? Seguro tendrás una respuesta para cada una de estas preguntas y en el caso de Splatoon 2 es el perfeccionamiento de lo establecido lo que lo convierte en una continuación bien lograda. Antes de hablar de los elementos estéticos empecemos por los modos de juego. Qué vamos a jugar, pues.

Tal como sucedió en la primera parte, el modo para un jugador en Splatoon 2 es una gran escuela de cara a la competencia real del juego: sus batallas en línea. Sus desarrolladores ya habían dicho que funcionaría igual que la aventura original y en su estructura es así: de nuevo tenemos 5 mundos con una variedad de niveles y un jefe final. Antes de cada aventura estaremos en una suerte de hub en donde tendremos que ir resolviendo pequeños puzzles para desbloquear los escenarios. Siendo breve la fórmula es la misma pero sin duda hay mejorías.

Debo confesarles que si ustedes jugaron Splatoon en su Wii U y están familiarizados con el tema de entintar el camino los verdaderos retos comenzarán a partir del tercer mundo. Para quienes jueguen por primera vez les aseguro que la aventura cuenta con una curva de aprendizaje muy tranquila. Pero no quiero malinterpretaciones: poniendo el tema de la dificultad de lado, el diseño de niveles de Splatoon 2  es tan bueno e incluso mejor que en su versión original. Esto tiene que ver mucho con las armas: anteriormente (y sin contar a los amiibo) sólo usábamos una Splattershot de lo más básico para todo, en esta ocasión tendremos a cada clase de arma a nuestra disposición.

Lo anterior es genial ya que los niveles están pensados para aprovechar las características de cada una, así, por ejemplo, los Dualies (las nuevas pistolas dobles) serán requeridas para etapas frenéticas en donde tendremos que disparar a diestra y siniestra mientras que los Chargers nos serán útiles en niveles en donde usaremos su disparo a distancia como grapling hook para alcanzar plataformas lejanas. Todo lo anterior le viene bien al juego y al jugador, al primero por las muchas nuevas posibilidades en el diseño de cada escenario y al segundo porque a final de cuentas siempre nos servirá aprender a usar cada clase del equipo disponible. Como experiencia personal les digo que yo nunca usé Chargers en Splatoon pero tras completar el modo de un jugador en Octo Canyon al menos me siento mucho más hábil al momento de utilizarlo.

Seguro hay quienes tienen interés de hallar más profundidad en el universo de los calamares y los pulpos y sorpresivamente Nintendo se animó a trabajar mucho más en el lore de su franquicia. Resulta que las acciones de la comunidad tuvieron un efecto en la historia de Splatoon 2 y los resultados del último Splatfest afectaron la narrativa del juego. Como se pudo leer en Las Historias Calamarciñas, Callie (Mar) y Marie (Tina) se distanciaron luego de que la segunda fuera ganadora del gran concurso. Ahora Marie es nuestra guía y su participación en la aventura es invaluable: sus comentarios siempre son atinados y finalmente podremos sentir que estas idols cuentan con una personalidad increíble.

Con una gama de nuevos obstáculos y enemigos, el modo para un jugador es muy divertido aunque, una vez más, no es el centro de nuestro juego ni pretende serlo. Ahora vayamos con algo completamente nuevo: Salmon Rush.

Anunciado durante un Nintendo Direct previo al E3 2017, este modo no es sino un juego de hordas en donde tendremos que acabar con oleadas de enemigos que progresivamente van aumentando su dificultad. Este modo le queda estupendamente bien al título y retoma el elemento cooperativo de una manera caótica y divertida.

Quienes hayan vivido el modo horda en Gears of War o su equivalente zombie en Call of Duty sabrán que la experiencia de colaborar con amigos frente a una amenaza no-humana es bastante divertida. En alguna ocasión Hisashi Nogami comentaba que él y su equipo disfrutaban mucho jugar otros shooters por lo que tomar y adaptar (splatonizar si existiera el verbo) un modo ya calado y garantizado sólo puede ser positivo para el jugador. Y no digo splatonizar en balde: Splatoon 2 toma los elementos de las hordas que le son útiles y agrega los propios como tener que recoger los huevecillos de pescado que sueltan los enemigos para llevarlos a una canasta en nuestro mapa. Cada partida cuenta con 3 oleadas.

Por el momento sólo hay 2 mapas disponibles en Salmon Rush y no podremos jugar siempre (en línea). Dentro del hub principal en Inkopolis/Cromópolis encontraremos un local que nos dice los horarios y fechas de las próximas aventuras. Para quienes busquen jugar este modo con sus amigos les tenemos la buena noticia de que podrán hacerlo de manera local desde el establecimiento llamado The Shoal/El Remolino.

Cuando Splatoon era sólo un prototipo de tofus la idea fundamental era un combate territorial 4v4 en donde ganaba quien pintara la mayor cantidad de un mapa en cierto tiempo, así pasaron los años y el concepto evolucionó al Turf War que todos conocemos. Cuando inicien Splatoon 2 y quieran jugar en línea lo único que podrán hacer es jugar este modo en donde quien pinte más gana. Llegando al nivel 10 tendrán acceso a los combates rankeados que rotarán los siguientes minijuegos Splat Zones (esencialmente un King of the Hill), Tower Control (en donde transportamos una torre a la zona enemiga) y Rainmaker (esencialmente un Capture the Flag) que pudimos probar en el título de Wii U; posteriormente, una vez que alcancen el rango –B en sus duelos competitivos podrán acceder a las nuevas League Battle/Combate de Liga que nos deja formar un equipo con amigos para competir por la cima de una pirámide (ésta se reiniciará cada 2 horas). Cada minijuego tuvo algunas modificaciones menores, por ejemplo, ahora en Tower Control tendremos que superar varios checkpoints en donde la torre se detendrá antes de llegar a la meta.

Además de lo anterior Splatoon 2 cuenta con las maravillosas Online Lounge que llegan tras la crítica hacia la falta de un chat de voz en el juego. A través de la aplicación (que llega el 21 de julio a móviles) de Nintendo Online y SplatNet 2 podremos hacer salas con nuestros amigos en redes sociales para competir en línea y comunicarnos conectando un par de audífonos con micrófono a nuestro dispositivo móvil y consola. Sé que aquí vendrán muchas preguntas de su parte pero tristemente, a falta de servidores activos, ésta ha sido una función que no he podido experimentar así que tendremos que esperar unos días para que podamos discutirla a profundidad.

Como otros juegos de Nintendo Switch, Splatoon 2 da soporte a varios esquemas de controles. En esta ocasión podremos jugar con los Joy-Con separados, con el modo perrito, con el Pro Controller y con los Joy-Con unidos al Switch. Hace tiempo alguien me preguntaba si se podían usar los Joy-Con de manera horizontal… y la respuesta es no. Al ser un shooter la mejor experiencia va a ser con el Pro Controller por la pura comodidad.

Jugar con los Joy-Con separados me tomó tiempo (más considerando que usaba al voluminoso GamePad en Splatoon). Al final me acostumbré y puedo confirmarles que funcionan de manera óptima pero tras varias horas de juego mi mano derecha, encargada de apuntar y disparar, terminaba bastante cansada. Lo cierto es que el rango de movimiento de los joystick del Switch es menor que el de los del GamePad por lo que quizá deban hacer varias pruebas de sensibilidad hasta encontrar su favorita. En este mismo rubro y si piensan utilizar los controles de movimiento la recomendación es bajarle mucho a la sensibilidad e ir subiendo poco a poco hasta hallar la precisión ideal.

En términos de sensaciones contamos con la tecnología del HD Rumble. Las vibraciones en los controles le añaden profundidad a nuestra experiencia y su uso me resulta atinado: sentiremos que algo anda mal con una vibración particular al pisar tinta enemiga; cada que hagamos un mega salto podremos experimentar su velocidad; cuando derrotemos a alguien sentiremos cómo muere, incluso tendremos sensaciones cada que haya explosiones aledañas, etc. Son detalles pequeños pero valiosos al momento de sentir las emociones de un combate.

Tal como sucedió en la primera parte, en Splatoon 2 tendremos un hub principal en donde podremos transportarnos a distintas locaciones. Ya les he contado acerca del establecimiento para jugar Salmon Run y del espacio para armar retas locales. Por supuesto que no puede faltar el Lobby en donde tendremos disponibles todas las actividades multijugador y Marie en Kimono nos llevará al Hero Mode, o sea, a las aventuras de un jugador.

Por supuesto no podía quedarme sin mencionar las tiendas de ropa. La serie de Splatoon le ha dado un peso clave al tema de los atuendos de sus Inklings y desde muy temprano en su desarrollo sabían que cada niño-calamar debería tener un sinfín de opciones para lucir lo más cool posible. Podremos volver a comprar calzado, playeras y sombreros de distintas marcas y con distintas habilidades que nos ayuden en los combates. Con excepción de Sheldon/Jairo todos los locales son distintos y sus vendedores tienen tanta personalidad como los que conocimos en el primer juego. Mi favorita es Flow/Iris, de la tienda de artículos para la cabeza porque…hippie.

El diseño de vestuario tiene tanta personalidad (sobre todo el calzado) que solamente podemos celebrar al equipo de arte detrás. Aunque hay ropa que está de regreso hay muchas cosas nuevas en los estantes y seguro llegarán más con futuros DLC. Por su parte, el diseño industrial de las armas sigue contando con esa magia plasticosa de Splatoon; todo el armamento que regresa ha recibido modificaciones estéticas y de funcionamiento, además nos sigue sorprendiendo que haya armas tan ingeniosas como la nueva Splat Brella, que no es sino una sombrilla y el Clash Blaster, un Blaster equipado con crayolas.

Pero dejamos el área departamental y volvamos a la calle para hablar de 2 personajes interesantes: Munch/Enrizo y Crusty Sean/Adolfrito. El primero es un erizo que nos ayudará a modificar nuestro equipo, tal y como sucedía antes pero con algunas sorpresas adicionales. Ahora tendremos mucha más libertad de agregarle las características que deseemos a nuestro atuendo: cada que tengamos nueva ropa podremos quitarle sus perks para luego ponérselas a otra. Así no todo se quedará en la suerte al momento de cambiarle habilidades a lo que vistamos.

Crusty Sean ha dejado su local y abrió un Food Truck que nos ayudará con comida para ganar más monedas o  experiencia en las partidas en línea y con bebidas, que nos facilitarán la tarea de obtener las habilidades que deseemos. Para adquirir estos ricos productos necesitaremos boletos especiales, algunos de los cuales se pueden hallar en el modo para un jugador.

En general Inkopolis Square se siente mucho más vivo que la plaza anterior. La plaza está llena de detalles visuales y sonoros que la convierten en un lugar donde todo niño y calamar quisieran estar. Hay pósters, videos con publicidad, música y hasta una máquina para bailar al más puro estilo de DDR. Sin duda se trata de un hub mejorado.

Estamos conscientes de que el Nintendo Switch no es la consola más poderosa en el mercado pero no hay duda en que visualmente Splatoon 2 luce mucho más vivo que su antecesor. Corriendo a 1080p y 60FPS en el modo TV y a 720p en el modo portátil, no hay momento en donde lo frenético de una partida se sienta lento.

Quienes gusten de los detalles notarán lo genial que lucen los reflejos en esta ocasión. Los anteojos de Crusty Sean y Sheldon, son buenos ejemplos de lo anterior. La tinta ahora luce mucho más colorida e incluso notarán ciertos brillos parecidos a la diamantina en el modo para un jugador. Los escenarios, claro, también han mejorado mucho en la riqueza visual, en el modo para un jugador podremos ver que Octo Canyon y sus respetivos niveles se sienten mucho menos vacíos que en Splatoon y dentro de los mapas de multijugador también encontraremos detalles que seguro nos llamarán la atención, como los pósters de moda.

Los Inklings mismos se sienten mucho menos acartonados que antes. Desde el comienzo, cuando estamos personalizando a nuestro personaje, los invito a ver cómo se mueve y sus expresiones. Esto, claro, también se puede notar en la plaza y cuando nos estamos probando ropa. En general todo el departamento visual en Splatoon 2 muestra una clara mejoría.

Llegamos a la parte final de nuestra reseña y seguro celebrarán que no haya dicho la palabra Peluches en todo el texto. Enhorabuena. Retomemos la pregunta de las secuelas: ¿Splatoon 2 es una buena segunda parte? Para mi gusto definitivamente lo es. El juego mejora y que los desarrolladores hayan tomado cartas en asuntos muy puntuales de la crítica demuestra su interés por hacer de su título algo disfrutable para la mayor cantidad de personas.

Las mecánicas básicas no cambiaron porque no tenían que cambiar. Sin embargo algo que se le puede criticar al juego es que siga restringiendo algunas cosas: como el hecho de que Salmon Run tenga horarios. Algo que de plano destaca por su ausencia es un modo con pantalla dividida, sería genial poder compartir Joy-Con y jugar con un amigo al lado, pero quizá se deba a un tema de framerate el hecho de que esta función no esté presente, vaya, ni en el modo Horda.

Por ahora contamos con 8 escenarios para las rotaciones. El número es mayor que el de la primera entrega pero seguimos sintiendo que podríamos tener más. Lo bueno de los niveles es su diseño y aquellos que están de regreso, como Moray Towers, que ahora cuentan con unos rieles para andar de aquí para allá a toda velocidad. Posiblemente, con todos los DLCs gratuitos, tengamos al final unos 16 mapas a nuestra disposición. Quizá el único problema aquí es que tenemos que esperar 2 horas para un cambio de mapa y es algo triste que tengamos que salirnos al Lobby para poder cambiar nuestras armas.

Nuestro Hero Mode nos dará por lo menos unas 6 horas de diversión lo cual no es malo considerando que no es la parte esencial del título. Algo que no mencioné antes tiene que ver con el diseño de sus jefes. Ya que tendremos que enfrentarlos con armas específicas les aseguro tendremos combates muy entretenidos.

Junto con Mario Kart 8 Deluxe, Splatoon 2 es ahora la mejor opción multijugador en el Nintendo Switch. Quienes lo hayan jugado en Wii U se encontrarán con nuevos elementos que cambiarán su forma de experimentar la franquicia: el hecho mismo de que todas las armas tengan poderes nuevos (que van desde misiles, mangueras perfora paredes y hasta una nube de tinta) modificará mucho la forma en la que jugamos. Si a eso le agregamos los otros detalles que antes he mencionado, no hay duda de que la pasaremos bastante bien.

Tomará tiempo para que veamos un posible Splatoon 3 pero con su secuela esta franquicia se consolida como una de las más importantes de la segunda década de nuestro siglo. El fenómeno de los niños y los calamares seguirá tan vivo como lo ha hecho en los últimos años y con el gran impulso que lleva el Nintendo Switch no hay duda de que podrá llegar a más personas. Si eres de los que piensan que el Switch en 2017 solamente se trata de Mario y Link tengo que decirte que otro título que no puede faltar en tu biblioteca es Splatoon 2.

Aureliano Carvajal
Feature Editor en Atomix. Más cercano a Liverpool que el propio Ringo. Pro Pokémon tipo planta