Hands On – Impresiones beta Call of Duty: WWII

TRENDING

5 GRANDES OFERTAS EN CONSOLAS PARA EL BUEN FIN
10 GRANDES OFERTAS EN VIDEOJUEGOS PARA EL BUEN FIN
ZELDA: BOTW ELEGIDO JUEGO DEL AÑO EN LOS GOLDEN JOYSTICK AWARDS
FALLECE HIROMI TSURU, VOZ JAPONESA DE BULMA
SWITCH FUE LA CONSOLA MÁS VENDIDA DE OCTUBRE EN NORTEAMÉRICA
SWITCH ENTRE LAS MEJORES INVENCIONES DEL 2017, SEGÚN TIME
SUPER MARIO ODYSSEY, EL JUEGO MÁS VENDIDO DE OCTUBRE
GOTENKS, GOHAN ADULTO Y KID BUU SE UNEN A DRAGON BALL FIGHTERZ
LOS TRAVIESOS YA PUSIERON HOMEBREW EN EL SWITCH
EA APAGA TEMPORALMENTE TODAS LAS MICROTRANSACCIONES DE SWB2
FILTRAN IMÁGENES DEL TRÁILER DE AVENGERS: INFINITY WAR
MOVIE REVIEW – JUSTICE LEAGUE
MARIO ODYSSEY RECUPERA LA CIMA DE VENTAS EN JAPÓN
XBOX ONE X VS. XBOX ONE S: ¿CUÁL DEBERÍAS COMPRAR?
ESCUCHA HABLAR A PIKACHU POR PRIMERA VEZ
ASÍ APROVECHAN R.E: REVELATIONS 1 Y 2 AL SWITCH
AL XBOX ONE X LE FUE MAL EN SU ESTRENO EN JAPÓN
COCO ES YA LA PELÍCULA ANIMADA MÁS EXITOSA DE LA HISTORIA EN MÉXICO
LISTA COMPLETA DE NOMINADOS A THE GAME AWARDS 2017
¡ATOMIX FORMA PARTE DEL JURADO PARA THE GAME AWARDS 2017!
COMIENZAN A LLEGAR LAS CIFRAS DE VENTAS DEL XBOX ONE X
ZELDA: BREATH OF THE WILD SALVÓ A ALGUIEN DEL SUICIDIO
NINTENDO VUELVE A REGISTRAR A SUPER SMASH BROS.
YA SE PLANEA UNA PELÍCULA ANIMADA DE SUPER MARIO
REVIEW – STAR WARS: BATTLEFRONT II

Hablar del género FPS sin duda alguna es hablar de grandes franquicias en la industria de los videojuegos. No puedo pensar en sostener una charla sobre este tópico sin mencionar títulos como Doom, Quake, Wolfenstein y por supuesto la muy polémica serie Call of Duty.

No me malinterpreten, personalmente adoro esta franquicia. Me parece muy interesante la forma en la que aborda los conflictos bélicos para entregarnos títulos legendarios como lo es Modern Warfare. Sin embargo, como en todo lo bueno, también cuenta con dos o tres piedritas en el arroz, el cual es el caso de Ghosts.

Por ello, no es de sorprender que, cuando se anuncia una nueva entrega de la serie, la comunidad de videojugadores entra de lleno a la discusión sobre qué esperar del nuevo juego y cómo es que ha cambiado la marca CoD a lo largo de los años. Y no es para menos; después del imponente Battlefield 1 y el mediano éxito de Infinite Warfare, los chicos de Activision se vieron en la necesidad de regresar la franquicia a sus raíces y descartar ideas futuristas.

Es así que Sledgehammer nos trae una nueva, vieja propuesta, Call of Duty: WWII, un título que podría posicionar a la serie de vuelta en el corazón de los fans. Durante las últimas semanas, tuvimos la oportunidad de probar la beta de este juego y aquí te contamos qué tan bien se ve el próximo título de la serie.

Desintoxicando a los jugadores

Lo he dicho anteriormente: ¿Cómo ser mejor que otros estudios dedicados al mismo género? ¿Agregando elementos más futuristas que prácticamente rozan lo ridículo? La última entrega de CoD ha demostrado que ese no es el camino a seguir y, por ello, es necesario desintoxicar a los jugadores de las mejoras físicas, los propulsores y las armas futuristas tipo El Demoledor.

Empecemos hablando un poco sobre los necesarios y agradables cambios al gameplay. La premisa básica permanece: apuntar, disparar, lanzar granadas y moverse es bastante sencillo. Todo se realiza con los gatillos y las palancas, así que tanto los veteranos de la serie como los primerizos, experimentarán comandos responsivos y de fácil aprendizaje.

Ahora, lo que se siente bastante bien y agrega ese sabor “picosito” de los juegos clásicos, es la eliminación de elementos futuristas como los saltos con propulsores, las mejoras cibernéticas que te permiten correr por las paredes y hasta el deslizarse al ir corriendo. Si transpiras juegos como Black Ops III o Titanfall, tal vez te cueste un poco de trabajo adaptarte a las nuevas mecánicas, pero nada que un par de partidas no puedan solucionar.

Otro de los frescos cambios con los que cuenta WWII son las nuevas clases. Sí, son similares a lo que vimos en las entregas anteriores, pero entender las nuevas Divisiones es mucho más sencillo. Éstas son: Infantería, Expedicionaria, Blindado, Montaña y Aerotransportadora.

Cada una corresponde a la forma en la que se dividían los soldados en la época de la Segunda Guerra Mundial, de tal manera que cada una tiene su propio entrenamiento y habilidad. Por ejemplo, los soldados de infantería pueden realizar un ataque con la bayoneta, mientras que los de la división expedicionaria pueden utilizar cartuchos de escopeta incendiarios. Conforme aumentes el nivel de cada división, podrás desbloquear mejoras que serán muy importantes al momento del combate. También podrás elegir un entrenamiento básico, el cual no es exclusivo de alguna clase. Podría sonar confuso, pero una vez que lo veas en pantalla te será muy fácil de entender.

Las armas, otro clásico de la serie, están divididas por clases: ametralladora, submachine, escopeta, rifles, pistolas y explosivos; obviamente, mientras más utilices alguna, mejores aditamentos podrás añadirle. Me gustó que a pesar de ser una beta, la variedad de armas fuera bastante buena. Las rachas de puntos están de regreso, pero adaptadas a la época. Por ejemplo, en lugar de llamar un UAV, ahora podrás activar un reconocimiento aéreo. Es la misma gata, pero revolcada.

Seré honesto con ustedes: en general, el gameplay es muy divertido, como en los viejos tiempos. Sin embargo, hay algunos detalles que se pueden mejorar. Un ejemplo claro de ello son las reapariciones. Varias veces fui asesinado en racha porque aparecía justo enfrente de un enemigo; esto cambia la diversión por frustración, lo que te podría orillar a despertar al niño rata que llevas dentro.

Otro de los aspectos que podrían mejorar es el balance en las clases. Varias veces me dió la impresión de estar descargando un cartucho completo en un enemigo sin abatirlo cuando, de hecho, era lo contrario. Espero que el matchmaking sea mucho más balanceado en la entrega final, pues al momento de iniciar mis partidas, ya me estaba enfrentando a jugadores de nivel 20 que son más difíciles de vencer debido a la cantidad de mejoras que ya tienen desbloqueadas y las mañas que van aprendiendo.

Los modos de juego disponibles durante el período de prueba fueron Hardpoint, Domination, War, Moshpit –rondas campechanas de todos los modos, menos War– y mi favorito, Team Deathmatch. Los dos primeros no son nuevos en la franquicia y probablemente muchos estén familiarizados con su dinámica, pero si no tienes idea de qué tratan, aquí va una breve explicación: en el primero deberás defender un punto en el mapa Ymientras más tiempo esté tu equipo en él, más puntos acumulará; en el segundo debes dominar tres puntos en el mapa, el que más puntos controle, acumulará más puntaje. Y mi favorito no requiere mucha explicación: te enfrentas al equipo enemigo y gana el que más muertes acumule.

El nuevo modo y quizá el más divertido es War. En él, tendrás que defender como Nazi una serie de posiciones, o atacarlas como soldado Aliado. Si tu objetivo es atacar, tendrás que tomar una posición, construir un puente, destruir el arsenal enemigo y escoltar un tanque. Por ende, si tienes que defender, tendrás que evitar que los aliados tengan éxito en lo anterior. Aunque probablemente este modo se inspiró en títulos como Overwatch, el producto final goza de su propio estilo. Hay reapariciones ilimitadas, edificios para esconderte con tu rifle de francotirador o posiciones que te ayudarán a sorprender al enemigo con la escopeta. No me cabe la menor duda de que es el Call of Duty que más me ha divertido desde la serie Black Ops.

La Segunda Guerra Mundial, nunca se había visto mejor

Quedan pocos meses para su lanzamiento y tal vez el aspecto que tiene la beta sea muy similar al que podremos ver en la versión final. Si es así, me siento satisfecho con el diseño que Sledgehammer nos ha mostrado; sin embargo, sigo sin entender por qué no hay un salto gráfico más imponente, siendo que hay un gran punto de comparación con Battlefield 1.

No, no, no quiero decir que se vea horrendo como exámen de cálculo diferencial e integral, simplemente no hay algo visualmente destacable. Los efectos de luz no son despampanantes y la paleta de colores hace que el juego se vea opaco y con poca vida. Hubiera sido genial que el mapa fuera cambiando en tiempo real al caer una bomba o al explotar una granada, pero me temo que estamos un poco lejos de ver algo así.

En el apartado sonoro, no tienen idea de la exquisita sensación que se percibe al escuchar el resorte de un rifle M1 Garand al agotar su clip; no podía esperar algo que no estuviera a la altura de los orígenes de la franquicia. Me agradó mucho el poder escuchar explosiones a lo lejos, balas que pasaban cerca de mi cabeza y otros efectos que elevaban la verosimilitud de cada combate.

El diseño de los personajes está bien logrado, aunque creo que se puede mejorar pues el juego solo te permite seleccionar el rostro, el color de tez y el género de tu soldado. Espero que en el producto final podamos darle un toque mucho más personal y, de no ser así, que su apariencia cambie en relación al entorno.

Pero algo me queda claro: un juego inspirado en la Segunda Guerra Mundial nunca se vio y escuchó tan bien.

¿Qué esperar de la versión final?

Aunque Call of Duty: WWII no destaca en lo visual como me hubiera gustado, su clásico estilo de juego y sus adiciones lo postulan como un fuerte competidor para lo mejor de este año. No me quiero adelantar hasta no probar la versión final del juego, pero por lo que probamos en el multijugador, el resultado final pinta bastante bien. Sí, existen elementos con poca precisión histórica – ¿mujeres en combate durante la SGM? No lo creo, amigo – pero creo que son aceptables en pro de la diversidad e igualdad que impera en nuestros días. Recuerda que tendremos la reseña completa de Call of Duty: WWII cuando esté disponible el próximo 03 de noviembre en PS4, Xbox One y PC.

Rodrigo Martínez
Metalhead, gamer, comunicóloco y trollfriendly. Satánico productor de video de Atomix