Advertisement

Periodista destapa graves prácticas laborales en IGN USA

TRENDING

New Project – 2020-06-23T114617.465

Lamentablemente, la industria de los videojuegos está plagada de problemas relacionados al crunch, la sobreexplotación, la falta de apoyo a los desarrolladores y otras graves prácticas laborales. Ahora, IGN de Estados Unidos se encuentra en el ojo del huracán ya que uno de sus antiguos editores de noticias destapó los malos tratos que recibió mientras trabajaba para la compañía.

Por medio de Twitter, Mitch Dyer, que anteriormente era editor de noticias para IGN y ahora trabaja para EA Motive en Star Wars: Squadrons, reveló las injusticias y abusos que sufrió en la empresa. A través de varias publicaciones en Twitter, Dyer compartió que durante su puesto entre 2012 y 2016, los gerentes de IGN, Tal Blevins y Steve Butts, abusaron psicológicamente de él y varios otros empleados.

Dyer asegura que cuando no estaban de acuerdo en algo, Butts y Blevins solían intimidarlo para que accediera a publicar la información. Durante los viajes de negocio, estos dos solían quedarse en habitaciones de más de 3 mil dólares, mientras que el resto del personal se hospedaba en una sola habitación de algún motel cualquiera. Butts y Blevins también forzaban a Dyer a añadir chismes a sus notas, con la finalidad de atraer más audiencia. Por ejemplo, cuando Amy Hennig abandonó Naughty Dog, Dyer fue forzado a escribir una nota con información falsa. Sony se dio cuenta de la nota y lanzó una fuerte advertencia contra Dyer, mientras que sus jefes se distanciaron lo más que pudieron de la situación. Esta misma nota también afectó severamente la reputación de Neil Druckmann y Bruce Straley, directores en Naughty Dog.

La situación laboral de Dyer también estaba en juego, ya que Butts y Blevins nunca quisieron darle una promoción hasta que “dijera que sí más veces”. De igual forma, cuando era tiempo de renovar su contrato, Butts y Blevins se negaban a darle una respuesta definitiva, por lo que Dyer frecuentemente se cuestionaba si iba a seguir dentro de IGN o si ya era hora de buscar otro trabajo.

“Cuando reporté la historia de Amy [Hennig] dejando Naughty Dog, Steve Butts y Tal Blevins forzaron chismes en la historia. Escucharon que fue una adquisición hostil. Yo no quería publicarla. Quise eliminar mi nombre de la historia. No me dejaron hacerlo.”

Adicionalmente, Kallie Plagge, otra ex-editora de noticias para IGN, corroboró la información proporcionada por Dyer con sus propias declaraciones. Plagge asegura que trabajó por muchos años para IGN sin esperanzas de convertirse en una integrante formal del equipo, ya que, de acuerdo con Butts y Blevins, “no se estaba esforzando lo suficiente como para formar parte de IGN“. Plagge sufría de abusos verbales constantemente, con Butts y Blevins diciéndole que nunca iba a llegar a nada porque “no sabía hacer bien su trabajo”. Como consecuencia, Plagge sufrió múltiples ataques de pánico, incluso años después de haber renunciado.

“No iba adecir nada porque tenía miedo pero al demonio. Me tomó años recuperarme de todo el abuso que sufrí en IGN. He escrito sobre un solo incidente, pero trabajar bajo Steve Butts y Tal Blevins fue una experiencia incomparable en términos de ser abusada.”

Butts y Blevins ahora se encuentran trabajando en una nueva firma consultora de videojuegos llamada LEVEL 74, pero después de todas las declaraciones hacia ellos y sus malos tratos, es muy probable que su cartera de clientes no vaya a crecer mucho.

Fuente: Mitch Dyer / Kallie Plagge


Rodolfo León
Editor en atomix.vg Gamer, cinéfilo y amante de la cultura pop.