Advertisement

Lo que vimos de Monster Hunter World nos sorprendió

TRENDING

Capcom es una de las empresas japonesas de videojuegos que ha encontrado la manera de sortear todos los desafíos que la industria ha tenido en su región. A pesar de que ha sufrido de una clara contractura desde hace ya varios años, esta marca ha seguido creando títulos al menos de sus franquicias con mayor éxito comercial. Para este E3 2017, los padres de Street Fighter traían un par de ases bajo la manga bastante interesantes entre los que destacaba Monster Hunter World, título revelado durante la conferencia de prensa de PlayStation en el marco del magno evento. Durante los días de show floor, Atomix tuvo la oportunidad de asistir a una sesión especial en donde Yuya Tokuda, director del nuevo Monster Hunter, nos mostró gameplay en vivo de este título. A continuación te contamos por qué es que salimos tan contentos de este encuentro.

Interfaces claras

Uno de los principales problemas de todo RPG japonés, tiene que ver con que muchas veces, sus complicados sistemas de progreso y administración de recursos, se ven representados por interfaces poco intuitivas que simplemente no nos dejan claro dónde está cada una de las cosas que necesitamos. Durante el gameplay que vimos de Monster Hunter World, tuvimos la oportunidad de apreciar algunos de los menús del juego, mismos que lucen un diseño bastante simplificado que seguramente está pensado para que no nos compliquemos demasiado con todas las posibilidades que un juego de este tipo tiene para ofrecer. Por supuesto que hasta no probarlo nosotros mismos no podríamos dar una opinión mucho más certera, pero lo que apreciamos, nos dejó con la sensación de que Capcom está poniendo especial cuidado en este aspecto del juego.

Batallas épicas

Vamos a lo bueno. Durante la demostración que tuvimos de Monster Hunter World, el director del juego no perdió demasiado el tiempo y rápidamente se embarcó en un quest especial para cazar a una enorme bestia. Luego de varios minutos siguiendo un rastro, dimos con el dinosaurio que apareció en el primer tráiler, dando inicio a una emocionante batalla de varias fases. En la primera de ellas, quien tenía el control se encargó de debilitar bastante a nuestra presa, esto con diferentes trampas que iba colocando a su alrededor. En cierto punto, el monstruo se enfadó obligándonos a retroceder incluso hasta nuestra base para modificar algo de nuestro equipo. De regreso a la batalla y usando a nuestro favor algunos elementos del escenario, por fin le pudimos cortar la cola a la bestia para después, rematarlo con una machine gun de alto poder.

Lo que más me impresionó de esta lucha fue su duración y cómo es que fuimos cambiando de escenario de manera completamente natural y casi sin que lo notáramos, esto sin mencionar que en cierto punto del enfrentamiento, apareció otro monstruo alado muy imponente que terminó por contribuir a nuestra causa. Me parece que si la mayoría de los enfrentamientos que tengamos en Monster Hunter World serán igual o más emocionantes que el que se nos mostró en E3, podríamos ya estar hablando de un juego que sin lugar a dudas competirá por ser de los más destacados del siguiente año.

Mundos muy densos

La exploración será muy importante para toda la experiencia que Monster Hunter World nos ofrezca a inicios del siguiente año, por lo que la forma en la que esté construido el mundo en el que se nos ponga, es de suma importancia. A pesar de que la demostración que vimos del nuevo juego de Capcom estuvo completamente enfocada en hacer lucir su sistema de combate, nos pudimos dar cuenta de que tendrá escenarios verdaderamente complejos con personalidad propia que los distinga uno de otro. Me pareció muy llamativo lo increíblemente densa que lucía la selva que recorrimos, con todo tipo de flora y fauna y con caminos distintos en cada uno de sus rincones. Otro punto muy importante es que los cambios que se dan entre una zona y otra, ocurren de una manera sumamente orgánica y natural, es decir, no te das cuenta cuando estás en una planicie y de la nada, ya estás explorando una cueva con un lago dentro de ella. Parece ser que en efecto, el mundo será protagonista en el nuevo Monster Hunter.

Gráficamente le falta

Uno de los problemas de probar juegos en E3 es que normalmente se nos presentan versiones muy tempranas de estos que distan bastante de lo que será el producto final. Sin lugar a dudas, Monster Hunter World es un título que se encuentra en sus últimas fases de desarrollo, sin embargo, la demostración que vimos nos dejó claro que aún le falta bastante trabajo en cosas como el aspecto visual, asunto que por supuesto resaltaba al ser mostrado en una pantalla gigante de más de cuatro metros de alto. El juego no se ve mal, pero es obvio que hay un tema con su resolución y la calidad de algunas de sus texturas. La verdad es que al menos lo que vimos, se queda muy lejos de otros juegos de mundo abierto que han salido recientemente. Esperemos que Capcom se tome el tiempo suficiente para refinar este aspecto de su nueva propuesta para entregar algo que cumpla con los estándares actuales de súper producciones de esta índole.

Un gran proyecto de Capcom

Me parece curioso que fuera de lo que vimos en E3, Capcom se ha mantenido bastante conservador en la manera en la que está hablando de Monster Hunter World, título que de verlo por unos minutos, nos deja claro que es un proyecto con grandes ambiciones en todo sentido. Entiendo que el verdadero potencial comercial del juego se encuentra en Japón, sine embargo, me parece que salir de nueva cuenta de las portátiles, es una sensacional oportunidad para que la franquicia encuentre nuevos fanáticos en todo el mundo. El juego sin duda alguna pinta muy bien. Ahora sólo nos queda esperar a que todos sus objetivos se cumplan y a que pueda concretar sus ideales tanto en lo artístico, como en lo comercial.


Alberto Desfassiaux
Editor en Jefe de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!