Hands On – Hundimos barcos piratas en Skull & Bones

TRENDING

DISNEY+ SUMA UN MILLÓN DE USUARIOS POR DÍA
¿VEREMOS EL NUEVO JUEGO DE BATMAN EL SIGUIENTE MES?
LOS SIMPSONS PODRÍA TERMINAR EN 2020
FANS QUIEREN A DANNY DEVITO COMO EL NUEVO WOLVERINE
ASÍ SERÍA BABY YODA COMO UN POKÉMON
¿QUICKSILVER VOLVERÁ AL MCU?
DOUG BOWSER NOS REVELA SU VIDEOJUEGO FAVORITO
CYBERPUNK 2077 YA ESTÁ EN SU FASE FINAL DE DESARROLLO
MODERN WARFARE DOMINA LAS VENTAS DIGITALES DEL AÑO
WARNER QUIERE MÁS PELÍCULAS DE VILLANOS DE BATMAN
¿EL SNYDER CUT DE JUSTICE LEAGUE REALMENTE EXISTE?
FALLEN ORDER ES TODO UN ÉXITO EN VENTAS
HALO INSPIRÓ EL CYBERTRUCK DE TESLA
THE MANDALORIAN ES LA SERIE MÁS POPULAR EN EE.UU.
GODZILLA VS. KONG SE RETRASA A FINALES DE 2020

Luego de que saliera Assassin’s Creed Black Flag surgieron los rumores fuertes de que Ubisoft estaba preparando una serie nueva enfocada en piratas  buscando que fuera una propuesta multijugador, como el anuncio no llegó pronto nos olvidamos de dicho rumor hasta que nos sorprendió el hecho de verlo materializado en E3 2017.

Skull & Bones es la nueva propiedad intelectual desarrollada por Ubisoft Singapur que se inspira en lo que vimos del combate naval de Black Flag pero ahora convirtiéndose en un juego completo. El título nos transporta al oceano índico en el siglo XVIII y nos da una perspectiva mucho más amplia que la que tuvimos en esas partes del juego de Black Flag, expandiéndose incluso a darnos la posibilidad de jugar combates navales en multijugador.

Pasaron cuatro años de desarrollo en los que el equipo de Ubisoft Singapur adaptó lo que se pudo de Black Flag y lo expandió para convertirse en un juego completo con mecánicas que describiremos en este artículo.

1. ¿Qué jugamos?

Participamos en una partida de 5v5 jugadores en la que el objetivo era destruir pequeños barcos dispersos por el mapa para obtener tesoros, inevitablemente en la partida llega el momento en que nos topábamos con el equipo rival a quienes era posible eliminar para poder quedarnos con sus recompensas.

Al final de la partida, el round lo ganaba quien lograba acumular la cantidad más alta de tesoros, aunque eso no era tan fácil si consideramos que para el final de la partida llegaba un momento en el que el mapa se veía invadido por enemigos y teníamos que escapar hasta una zona segura indicada en el mapa.

Saber si debes irte por el loot sencillo con las pequeñas embarcaciones o capturar las ganancias de los enemigos eliminándolos fue crucial en la estrategia del equipo en la que tomarse buen tiempo para escapar fue también algo inteligente para poder ganar.

2. Tres tipos de embarcaciones en el demo que jugamos

Una novedad importante respecto al combate naval de Black Flag fue tener clases de embarcaciones, cada una de ellas con sus propias ventajas y desventajas de gameplay.

Entre tres opciones que nos dio a elegir el demo, mi clase favorita fue el Bergantín navío especializado en ataque con giros ágiles  armas balanceadas. También probé la Fragata, un barco sumamente grande, pesado y lento en sus giros pero muy bueno en términos defensivos y en ataques con choque a otros barcos semejantes.

Finalmente una tercer opción disponible en el demo fue la Balandra de Guerra, una pequeña embarcación débil a los ataques directos pero sumamente útil por sus armas a distancia, con bonus de daño cuando se encuentra atacando anclada; esta embarcación de soporte fue útil para atacar las zonas más intensas de conflicto desde una distancia considerable.

Antes de iniciar la partida es posible ver qué utilizarán tus compañeros para que no te vayas a quedar con un equipo desbalanceado.

3. Ataque por distintos frentes y las nuevas mecánicas de juego

Llegamos a lo más importante, ¿qué tan diferente se siente a lo que vimos de combate naval en Assassin’s Creed? La verdad es que bastante, no sólo por el hecho de que estamos jugando con más personas en una sola partida en duelos competitivos, sino también por una serie de nuevas variables que se agregaron además de los diferentes tipos de embarcaciones.

La primera es el viento, podrás ver en el mini-mapa las flechas que marcan la velocidad y la intensidad del viento, deberás estar muy atento para aprovecharlo a tu favor. La segunda es qué tan extendidas tienes tus velas entre sus tres opciones y la posibilidad de lanzar el ancla, de ello dependerá mucho el control de tus movimientos y la velocidad.

Es muy notorio que así como el viento, el agua recibió fuertes mejoras en cuanto a su física, las olas violentas te podrán ayudar un poco a avanzar o a retroceder cuando el mar está muy picado.

Al igual que en Black Flag podrás atacar por cada uno de los lados, teniendo así cuatro flancos de ataque: babor, estribor, proa y popa, cada una con sus propias armas. En general tendrás la oportunidad de atacar a los rivales con un arma primaria y secundaria, y para volver más realista el ritmo del comabate puedes ver cómo la tripulación demora cargando de nuevo los cañones para que tengas una nueva oportunidad de disparar.

Una novedad en cuanto a los disparos la tenemos con el vigía que está apostado en lo más alto del mástil de la embarcación, cuando quieres ver cómo pinta el panorama en el mar, un botón te permite pasar al punto de vista de ese vigía teniendo además la posibilidad de lanzar un ataque a larga distancia, en el que tienes que calcular cuánto tardará en caer la bomba para que coincida con el rumbo que lleva la embarcación a la que quieras atacar.

4. Interfaz clara que favorece la navegación

Me parece que lo que nos permite que Skull & Bones se sienta un producto con potencial más que un solo modo de juego de algo que ya habíamos visto son todas las mejoras a la navegación que hemos mencionado y que se combinan con una interfaz que te permite tener control de la situación mientras armas tu mejor estrategia.

Las flecas del viento en el mapa y el indicador de a cuántos nudos estás navegando te ayudan en cuanto al desplazamiento. Ya en temas de combate es útil que la salud es independiente a cada lado de la embarcación y que además de disparar es posible chocar a los barcos para dañarlos, elemento por el que también tendrás que cuidarte de no chocar con los compañeros de equipo; algo muy interesante y que aumenta ese sentimiento pirata es la posibilidad de abordar a un barco que ya está débil poniéndote a su lado y oprimiendo un botón, lo que te permitirá rematarlo y arrebatarle todo su botín.

Comentarios finales: Luce sumamente prometedor

Skull & Bones fue otra de las abundantes sorpresas con las que Ubisoft se robó las miradas de E3 este año con todo mérito, es un producto sincero que no niega sus raíces de algo que ya conocíamos pero que tiene los ajustes necesarios para que sus combates sean lo suficiente profundos para sostener partidas en línea divertidas.

Nos queda muchísimo por ver como los contenidos que ofrecerá para disfrutar en solitario –algo que posiblemente sea tan poco relevante como la campaña de For Honor–, y sobre todo cómo funcionarán sus demás modos de juego. Mi único temor en este momento con Skull & Bones es que al momento de su lanzamiento le pudiera pasar como recientemente le sucedió a For Honor, que cause furor y que los jugadores lo abandonen rápidamente, pues claramente luce como una experiencia que dependerá de su comunidad para seguir activa.

 

Emilio Reyes
Llevando a la comunidad de Atomix las mejores noticias y contenidos especiales sobre videojuegos