Feature – Ready Player One, la novela que deberías leer

TRENDING

NINTENDO: YA SE VENDIERON 2 MILLONES SWITCH SÓLO EN EUA
¿STAR WARS BATTLEFRONT II PARA SWITCH?
XBOX DEFIENDE SU OFERTA DE JUEGOS PARA LA TEMPORADA
PLAYSTATION PRESENTA EL MINI WIRE GAMEPAD
SONY MUSIC ENTERTAINMENT DISTRIBUIRÁ JUEGOS PARA SWITCH
OPINIÓN – CROSS-PLAY: LA BARRERA INVISIBLE ENTRE PS4 Y XBOX ONE
YA SE ESTÁ PRODUCIENDO LA PELÍCULA PORNO DE NIER AUTOMATA
YA PUEDES CAPTURAR VIDEO Y TRANSFERIR ARCHIVOS EN SWITCH
DIRECTOR DE GOD OF WAR DEFIENDE A LOS JUEGOS LINEALES
¿QUÉ ESTÁ TRAMANDO FREEZER EN DRAGON BALL SUPER?
SHADOW OF WAR DOMINA LAS VENTAS JAPONESAS
MARIO ODYSSEY SE QUEDA CERCA DE LA CALIFICACIÓN PERFECTA EN FAMITSU
FIRE EMBLEM WARRIORS YA TIENE TRÁILER DE LANZAMIENTO
EA CIERRA VISCERAL GAMES
PHIL SPENCER HABLA SOBRE LA EXCLUSIVIDAD DE CUPHEAD
DOOM LLEGARÁ AL SWITCH EL 10 DE NOVIEMBRE
CONOCIENDO LOS BLADES DE XENOBLADE CHRONICLES 2
SONY PRESENTA EL PAQUETE DE CONSOLA MÁS CARO DE LA HISTORIA
LOS TRAJES PREMIUM QUE LLEGARÁN A MARVEL VS CAPCOM: INFINITE
LA ANDROIDE 21 DE DBFZ PODRÍA LLEGAR AL ANIME
LAS 5 SERIES ANIME QUE MÁS ESPERAMOS: OTOÑO 2017
DRAGON BALL Z REVIVIÓ EN EL EPISODIO 111 DE DRAGON BALL SUPER
ENCONTRAR OFERTAS EN LA ESHOP DEL SWITCH ES MÁS FÁCIL
¿DRAGON BALL TENDRÁ PELÍCULA EL AÑO QUE VIENE?
BLAZBLUE CROSS TAG BATTLE TAMBIÉN LLEGARÁ A SWITCH Y PC

¿Por el orgullo gamer?

Sentir que pertenecemos a algo es muy importante para cualquiera de nosotros, razón por la cual, es muy común ver a personas gritándole a los cuatro vientos que son seguidores o amantes de tal o cual obra. Al ser un medio tan especial, los videojuegos levantan este tipo de pasiones todo el tiempo, asunto que se acentúa de manera muy marcada gracias a términos que han nacido producto del marketing como lo es “gamer”. Lo anterior no tiene nada de malo ni de bueno, tan sólo es algo que pasa y que es tomado por cada quien de distintas maneras. Como sea, celebrar nuestro amor por esas experiencias interactivas que tanto impacto han causado en nosotros no necesita de mayor justificación, sobre todo si al mismo tiempo, podemos hablar de cosas como películas, libros y música que también nos encantan. Ready Player One es una novela de 2011 escrita por Ernest Cline que justamente enaltece todo lo que acabo de mencionar, esto a través de una épica historia muy bien llevada que en realidad, puede ser consumida sin ningún problema por cualquier persona, esto sin importar tanto el cariño que le tengan a la llamada cultura popular, aunque claro, quienes hemos crecido con ella, encontraremos un libro muy especial.

El fin de semana pasado durante la San Diego Comic-Con, por fin se mostró el primer tráiler en forma de la adaptación cinematográfica de Ready Player One, la cual, está a cargo del mismísimo Steven Spielberg. Las reacciones, como era de esperarse, tuvieron diferentes matices entre la comunidad, con todo y que aún estamos un tanto lejos de poder ver el resultado final del proyecto. Uno de los asuntos que más ha llamado mi atención fue que algunos (la mayoría sin siquiera haber consumido primero la novela escrita) sintieron lastimado su “orgullo gamer” por alguna extraña razón, esto después de haber visto el avance en video. En mi opinión, algo como el libro de Ernest Cline no tiene la intención de fortalecer etiquetas tan efímeras y con tan poco significado actualmente como lo es “gamer”, más bien y como te comentaba, busca celebrar de una manera muy especial todas aquellas obras de la cultura pop que hicieron historia y que hasta nuestros días, hacen eco en la forma en la que algunos vivimos. El objetivo del siguiente texto no es el de defender a la cinta basada en esto, pues la realidad es que al no tenerla completa, no podemos decir si saldrá bien o mal, eso aún está por verse. Mi punto tan sólo tiene que ver con recomendarte un libro que considero bueno y que si estás en un sitio como Atomix, podría apostar a que disfrutarás mucho.

Está muy bien sentirte orgulloso de lo que te gusta, pero tampoco es que seas tan especial por eso y que por consiguiente, absolutamente nada te merezca. Tampoco es muy sano rechazar cualquier cosa que intente volverse masiva o más popular. Estoy seguro de que cuando los créditos de Ready Player One rueden, la mayoría diremos cosas como “el libro está mejor” y sí, seguramente el libro será mejor como siempre, no obstante, es no quiere decir que necesariamente se vaya a hacer una mala película.

Una historia sobre honor, perseverancia y amor

Ready Player One es un libro sumamente sencillo de leer, pues a pesar de que está repleto de referencias a la cultura popular bastante clavadas, principalmente de los años ochenta, su narrativa suele ir al grano sin darle tantas vueltas a las cosas, incluso hay partes que sí se llegan a sentir más apresuradas de lo que deberían, dejando claro que su autor tuvo la intención de que en su historia siempre estuviera pasando algo verdaderamente trascendente. Gracias a lo anterior, es muy fácil que pases por alto que los hechos que se cuentan son bastante lineales, asunto que por supuesto hace todo el sentido del mundo si tomas en cuenta que fuera de los diálogos, toda la historia se cuenta desde una perspectiva en primera persona, lo cual funciona de muy buena forma, pues sientes los eventos de manera muy íntima y casi como si tú mismo los estuvieras viviendo.

La historia de Ready Player One toma lugar en el año 2044 en un futuro distópico, en el que la realidad virtual ha dejado de ser una mera moda y se ha convertido en parte de la vida de prácticamente toda la sociedad; es decir, este tipo de tecnologías no sólo son para entretenimiento, también sirven para educación, placer (de todo tipo) y prácticamente todas las actividades que los seres humanos solían llevar a cabo en el mundo real. Todo esto se logra a través de una plataforma llamada Oasis, de la cual, jóvenes solitarios como el protagonista Wade Watts, son más que adictos.

Todos los eventos de este libro arrancan cinco años después de que James Halliday, legendario desarrollador de videojuegos, apasionado fanático de la cultura popular de los ochenta y creador de Oasis, muere, dejando un extraño testamento con él. Al no tener familia a quien heredarle su inmensa fortuna y parte de la compañía multimillonaria, el magnate decide que cuando llegue su hora, un magno concurso dentro de la plataforma de realidad virtual dará inicio. El primer participante en encontrar los tres easter eggs que ha escondido, se queda con todo.

A partir de ese momento, nace una subcultura dentro de Oasis de cazadores que básicamente dedican sus vidas enteras a encontrar estos easter eggs, sin embargo, han pasado cinco años desde que la competencia arrancó y nadie tiene pista de si quiera por dónde empezar. Aquí es en donde entra Wade, quien es un obsesionado de todo lo que tenga que ver Halliday y quien un día, logra lo que parecía imposible: encontrar el primer easter egg de Oasis para así, saltar a la fama e iniciar con la más grande aventura de su vida.

Durante todo su camino en busca de los easter eggs de Halliday, Wade se topa con muchísimas adversidades que incluso ponen en peligro su vida, pues la novela cuenta con un enemigo despiadado que no se detendrá hasta conseguir lo que quiere. Lo mejor es la forma en la que Ready Player One te hace sentir que los protagonistas están en algo más allá de un juego de realidad virtual muy sofisticado. De verdad consigue que este mundo se perciba como universo paralelo al que algún día tendremos acceso, asunto que por supuesto que se acentúa si tomas en cuenta todos los avances que recientemente hemos tenido con el famoso VR.

El problema de las licencias para la película

Siempre que se anuncia que cierta novela o libro será adaptado a la pantalla grande, existe un miedo inevitable de lo que será el resultado final, pues muchas veces, estas películas terminan quedándose muy cortas respecto a sus contrapartes literarias. Ready Player One parte de un problema bastante importante, pues como te comentaba, el libro está plagado de referencias directas a shows de TV, películas, libros, música y casi cualquier medio de entretenimiento pop de los años ochenta, por lo que llevar todo esto a la pantalla grande, seguramente fue un verdadero infierno de licencias por el pago de derechos que se tuvieron que hacer y, de acuerdo con lo que vimos en el primer tráiler, habrá cambios importantes.

Lo primero que uno nota es que en el avance te dicen que Wade vive en Columbus, Ohio, cuando en la novela, no se muda a esta ciudad sino hasta que la historia ya va avanzada. Otro elemento que llama la atención de manera inmediata es que el protagonista tiene bajo su control al Iron Giant, esto seguramente como parte de los premios que se les dan a quienes obtienen una de las llaves para acceder a los easter eggs. En la novela, en lugar de tener a este este personaje, Parzival elige a Voltron.

Podemos estar seguros de que buena parte de las referencias que veremos en la película de Ready Player One, no coincidirán con las que fueron presentadas en el libro, esto claro, por lo complicado que seguramente fue negociar a cada una de ellas con quienes tienen sus derechos actualmente. Esperemos que tanto Steven Spielberg (director de la película), como Cline, hayan llegado a buenos acuerdos para tapar los huecos narrativos que lo anterior dejará irremediablemente y que al final, no tengamos un guión con inconsistencias gracias a todo lo que sufrió en este sentido.

Vale la pena mencionar que muchas veces, las películas basadas en libros, deciden mantenerse no tan fieles a la obra original para hacer las cosas que mejor les funcionen dentro del medio en el que están y muchas veces, terminan siendo las que mejores resultados tienen. Sí, quienes lean la novela antes de ver Ready Player One, seguramente acabarán con un montón de quejas por los cambios que se hicieron, sin embargo, hay que tomar muy en cuenta una vez más que estamos frente a una reinterpretación y adaptación de algo, por lo que ciertos ajustes ya sean menores o mayores, son necesarios para que esta historia funcione en una película que seguramente superará por muy poco las dos horas de duración.

Uno de mis libros favoritos

Me cuesta trabajo pensar en alguien que ame todos los productos de la cultura popular y que no sienta cariño por algo como Ready Player One. Muchos pensarán que sólo estamos frente a una historia que vive de las referencias que hace y la nostalgia que éstas puedan causar, pero creo que la novela de Ernest Cline va mucho más allá, pues al final se sustenta de personajes ordinarios que hacen cosas extraordinarias y que en poco tiempo, se ganan un lugar muy especial en quien está leyendo. Incluso me atrevo a decir a que si eres admirador de la cultura popular pero todo este tema los ochenta no te parece tan atractivo, también pasarás un momento memorable con este libro, mismo que como te comentaba, es sumamente fácil de digerir hasta para quienes la lectura no es un hábito.

Te puedo decir que soy una persona que fuera de los cómics, no lee más de cuatro o cinco libros al año (la mayoría de ellos con temáticas de ciencia ficción, fantasía, thrillers o derivados), sin embargo, estoy seguro de que Ready Player One es una lectura de calidad que te cautivará desde su prólogo y que no te soltará de la mano hasta que llegues a su épico y emotivo final. Sé bien que hoy en día, elegir en qué invertir nuestro poco tiempo libre es muy complicado y que como videojugadores o cinéfilos, la idea de un libro puede no ser tan atractiva, no obstante, te puedo asegurar que con que le des 20 ó 30 minutos de tu tiempo a esta historia, será suficiente para que te enganches y no la quieras soltar.

Recomendación: Cada vez que se mencione alguna canción que no ubiques, ve y ponla en Spotify o donde mejor te parezca. Ayuda muchísimo.

Alberto Desfassiaux
Editor de Atomix. No me gustan los videojuegos... ¡adoro los videojuegos!