Advertisement

Los teraflops no reflejan el verdadero poder una consola

TRENDING



teraflops

Hace poco, Microsoft reveló todas las especificaciones técnicas del Xbox Series X, y una palabra que está sonando mucho en este tema es “teraflops”. La tecnológica americana ha confirmado que su siguiente consola tendrá muchos teraflops, pero para la persona promedio, eso no significa nada. Exactamente, ¿qué es un teraflop? ¿Cuántos teraflops tiene el Xbox Series X, y cuántos tiene el PS5? ¿Cómo se comparan estas consolas entre sí? En esta nota esperamos contestar todas esas incógnitas de la manera más sencilla posible.

Empecemos diciéndote qué es un teraflop, o TFLOP. Esencialmente, es una unidad matemática para medir el poder de una computadora. Sin entrar a muchos tecnicismos, un teraflop se traduce a la capacidad de una computadora para procesar tres mil millones de millones de cálculos por segundo. El Xbox Series X tiene 12 teraflops, lo que significa que puede soportar hasta 12 mil millones de millones de operaciones por segundo. Entre más teraflops hay, más cálculos complejos se pueden llevar a cabo por segundo, lo que representa una máquina más rápida con un mayor potencial gráfico. Los 12 teraflops del Xbox Series X son bastantes.

El día de hoy durante la conferencia presentada por Mark Cerny, arquitecto principal del PlayStation 5, se reveló que la próxima consola de Sony tendría una unidad de procesamiento gráfico (GPU) capaz de hasta 10.28 teraflops, poniéndola un poco atrás del Xbox Series X.

Ahora, veamos cuántos teraflops tienen las consolas actuales:

  • PS4 (Estándar): 1.84 teraflops
  • PS4 Pro: 4.2 teraflops
  • Xbox One (Estándar): 1.31 teraflops
  • Xbox One S: 1.4 teraflops
  • Xbox One X: 6 teraflops

Tal y como Cerny lo mencionó durante la conferencia, los teraflops no son la única unidad para medir el poder de una consola, pues únicamente miden un aspecto del GPU. A final de cuentas, todo depende de la optimización de cada sistema, pues de nada sirve tener más teraflops si todos los demás componentes de la consola no están optimizados para funcionar adecuadamente entre ellos.

Lo cierto es que no debemos preocuparnos mucho sobre este apartado, ambas consolas van a ser unas bestias, lo que significa que tendremos más grandes y mejores juegos para disfrutar. El PS5 y Xbox Series X compartirán tecnología muy similar, y la competencia entre Sony y Microsoft significa que el consumidor será quien gané sí o sí. Te recomendamos no preocuparte mucho por todo el apartado técnico, y solo disfrutar las grandes entregas que ambas marcas nos van a entregar.

Via: IGN 


Rodolfo León
Editor en atomix.vg Gamer, cinéfilo y amante de la cultura pop.