Advertisement

Los cameos de Max Payne

TRENDING



maxy

Una de las producciones que generó una cálida recepción por parte de la comunidad gamer, marcando un hito en los títulos de acción y disparos fue Max Payne, franquicia creada por Remedy Entertainment que recientemente ha cumplido 20 años y viajaremos en el tiempo para recordar algunos detalles icónicos de este personaje.

Inspiración en películas: Largometrajes como Pulp Fiction, cintas de John Woo y por supuesto, The Matrix, sirvieron para dar vida a la trágica historia de este ex policía.

Todo queda en familia: En la primera parte, su creador, Sam Lake, buscó honrarse a sí mismo y colocó su expresión facial en Max Payne. De igual modo, la madre de Lake, sirvió como referencia para el render de Nicole Horne.

Cambio de rostros: En cada una de las entregas, Max Payne ha tenido diferentes apariencias visuales; para la secuela, el actor Timothy Gibbs le dio vida, mientras que para la tercera parte, James McCaffrey hizo lo propio. Conviene resaltar que el señor McCaffrey ha sido la voz en esta aclamada trilogía.

Más gore a la tragedia: Si bien la historia de Max Payne es extremadamente cruel por el asesinato de su esposa e hija, en cómics se explicaba que el agente policiaco perdió a sus padres a temprana edad y fue internado en un orfanato.

Bullet Time en el gaming: Si The Matrix estableció un antes y después en Hollywood con el efecto Slow Motion, Remedy fue pionero implementándolo en el ocio interactivo.

Easter Egg invocador de ratas: En el capítulo 2 del primer juego, si arrojabas una granada en la pared de ladrillos, aparecía un nuevo objetivo, haciendo alusión a que Max había desatado la guerra en contra de las ratas.

Recordando a Dopefish: Para los amantes de los títulos noventeros, les resultará conocido este enemigo proveniente de Commander Keen in Goodbye, Galaxy. En la primera aventura de Max Payne sale un póster con la leyenda “Dopefish Lives!”.

Pasión por los cameos: En Alan Wake, en el departamento del escritor, aparecen dos pistolas Beretta doradas, las armas preferidas de Max. Por otro lado, en Quantum Break, se muestra un video de Alan Wake en la carpa cerca del edificio de física, donde se ve a Sam Lake jugando Max Payne.

Amor por el piano: En todas sus entregas, Max Payne se ha tomado una pausa de su frenética venganza para tocar dicho instrumento musical.

Los cambios en Max Payne 3: La última parte no fue desarrollada por Remedy sino que el trabajo corrió a cargo de Rockstar Vancouver. Asimismo, se introdujo un sistema de cobertura para adaptarlo a las tendencias de los shooters más recientes.

Queja fallida contra el modo online: Los fans más conservadores de esta licencia, enfurecieron cuando supieron que Max Payne 3 tenía funcionalidades multijugador en línea, por lo que promovieron la campaña “Say No to Max Payne 3” para impedirlo aunque solamente pudieron recolectar 316 rúbricas.

A pesar del recuerdo de Max Payne en la industria, su 20° aniversario pasó relativamente desapercibido y no se vislumbran planes en el corto plazo de que Rockstar vuelva a sacar una nueva producción, sin embargo, siempre quedará la añoranza de que sean remasterizadas las primeras dos entregas o cuando menos, Max Payne 3 se integre al programa de retrocompatibilidad de Xbox.

Twitter | Instagram | Twitch: @iamjosecelorio


José Celorio