Advertisement

Las mejores fusiones, uniones y más de Dragon Ball

TRENDING

En el anime de Dragon Ball Super, hemos visto que se han recuperado varios elementos que han conformado a la serie con el paso de los años (así como algunas sorpresas) entre los que encontramos a la fusión. En el Torneo del Poder de Super, las chicas del Universo 6 sorprendieron a todos cuando se unieron en la batalla contra Gokú y es por ello que recordamos otras ocasiones en las que el anime nos sorprendió con las fusiones, uniones, combinaciones y hasta asimilaciones.

Advertencia: Se incluyen spoilers potenciales de algunas sagas de Dragon Ball. Favor de proceder con cautela.

GOTENKS

A través de la danza de la fusión que se introdujo en la saga de Majin Buu, Dragon Ball Z cambió el panorama de los peleadores y sus niveles de poder, pues Gokú lo aprendió de los metamoranos una vez que entrenó en el Otro Mundo. Como característica especial de esta fusión, solo durará 30 minutos. Aquí, vemos a Trunks y Goten en su fusión perfecta, pues éstas pueden resultar mal, algo que de inmediato se ve reflejado en su estado físico, tras la tutela de Gokú y luego la de Piccoro.

GOGETA

Uno de los momentos que los fans de Dragon Ball han disfrutado, es en aquellos que Vegeta y Gokú han logrado compaginar a la perfección y, en este caso, se cumplió más allá de las expectativas. A pesar de que es un personaje exclusivo del anime y la película Dragon Ball Z: El renacer de la fusión, Gogeta es uno de los luchadores más poderosos que hemos visto en el universo de Dragon Ball, especialmente porque es capaz de alcanzar el estado Super Saiyajin 4 incluso. Mientras en Gotenks veíamos que su personalidad se decantaba por la rebeldía, aquí parece que ambas encuentran un balance muy curioso.

VEGETTO

La otra manera de realizar una fusión es a través de los aretes de Pothara, los cuales pertenecen a los Supremo Kaio-sama y consisten en utilizar uno y otro accesorio entre los personajes que planean unirse. Las condiciones de los aretes son diferentes a las del baile de los metamoranos, pues ambos sujetos deben estar en su fase “normal” y, curiosamente, el espíritu más fuerte es el que mantiene la personalidad del nuevo individuo por encima del que cuenta con un poder menor. Esta fusión dura 60 minutos y se explicaría muchos años después en Dragon Ball Super. Con Vegetto, los guerreros z estaban lidiando con Buu en Dragon Ball Z, en lo que comenzaría siendo una batalla donde el fusionado parecía tener las de ganar; sin embargo, la habilidad de Buu para absorber a sus enemigos complicó las cosas a tal punto, que Vegetto tuvo que sucumbir ante él. En Super, la nueva transformación de Vegetto iría de la mano con dos personajes: Zamas y Gokú Black.

ZAMAS FUSIÓN

El resultado de la fusión entre Zamas y Gokú Black, una de las sagas que comenzaron a darle sabor al anime de Dragon Ball Super. Aquí fue donde se descubrió el límite de tiempo de la fusión con los aretes de Pothara siempre y cuando no seas un Supremo Kaio-Sama. Es un enemigo que parece no importarle cualquier otra forma de vida y se proclama como el “Dios absoluto” de todos los universos, pelea en la cual Vegetto tendrá que convertirse en Super Saiyajin Blue.

KEFLA

La más reciente en el anime de Dragon Ball, ha traído nostalgia y sentimientos encontrados entre los fanáticos. Por una parte, esto supone una “trampa” para todos los involucrados en el Torneo del Poder, pues no se puede hacer uso de armas ni artefactos externos a la naturaleza de los guerreros de todos los universos, mientras que llevaría a la descalificación de Kale y Caulifla, las chicas saiyajin que hemos conocido en Super. Durante los episodios 113 al 115 de Dragon Ball Super, hemos visto a Kefla aumentar su poder de forma casi exponencial, al punto en que se espera ver a Gokú en la fase que sigue causando debate entre los seguidores: el Ultra Instinct.

SUPER 17

Otra de las creaciones para Dragon Ball GT, el Super 17 nace al fusionarse el Androide 17 con el Androide 17 del infierno, que a su vez iría absorbiendo a otros como el número 16 y número 18. Ya transformado en Super 17, luchará contra varios de los guerreros z y complicará las cosas al punto en que Dende y Piccoro ayuden al regreso de Gokú. El mismo héroe saiyajin terminará entrando en Super Saiyajin 4, combate en el que la psicología jugaría un papel importante por las naturalezas y orígenes contrastantes de los dos androides que conformarían a Super 17.

AKA

Este es un caso aparte de todo lo que hemos visto en Dragon Ball, pues se realiza por los hermanos Avo y Cado (un juego de palabras con comida, como es usual en el universo de Akira Toriyama) exclusivamente para la OVA ¡Hey! Gokú y sus amigos regresan de Dragon Ball Z. Primero habría de luchar contra Gotenks, para luego continuar con Gokú, en un combate que terminaría perdiendo.

ASIMILACIÓN NAMEKS

Una de las razas más interesantes que hemos visto hasta ahora es la de los nameks, que no solo pueden continuar su legado de manera asexuada, sino que cuentan con una especie de asimilación o “fusión” que vimos con Piccoro y Nail durante la batalla contra Freezer en Dragon Ball Z. Nail era un combatiente dedicado a la protección y, tras ver arruinada su misión, le pide a Piccoro que le permita unirse a él. Piccoro parecería no contar con ninguna alteración tras este proceso que prácticamente solo requiere de su autorización, pero después nos enteraríamos que sí existirían cambios ligeros en su personalidad.