Advertisement

Ex ejecutivo de Bungie revela que la relación con Activision fue “mala desde el principio”

TRENDING



destiny

Después de que Bungie se separó de Microsoft en 2007, la compañía comenzó una relación con Activision que duro entre 2010 y 2019, en donde vimos el nacimiento de Destiny y su secuela. Sin embargo, Marty O’Donnell, ex miembro de la junta de Bungie y compositor, ha revelado que esta relación fue “mala desde el principio”.

En una entrevista con el youtuber HiddenXperia, O’Donnell explicó que él era parte de la junta directiva que tomó la decisión inicial en 2010, pero rápidamente algunos problemas surgieron en la relación entre Activision y Bungie. Esto fue lo que mencionó:

“Sabíamos que era un riesgo desde el principio, y luego resultó ser exactamente como pensamos que sería. Todos los que ya no trabajan para Bungie dirán: ‘Sí, fue malo desde el principio’”.

Añadió que aquellos que todavía están en Bungie que dicen que la asociación funcionó están siendo “políticos”. En sus propias palabras: “Eso es basura. He escuchado tantas respuestas escritas”. De igual forma, una de las anécdotas que comparte O’Donnell durante la entrevista, fue una cena que tuvo con el CFO de Activision, en donde compararon a Bungie con un ganso de los huevos de oro, con el CFO mencionando que “a veces no hay nada como un buen foie gras” (el controvertido alimento hecho por la alimentación forzada de gansos antes del sacrificio).

En 2014, O’Donnell fue despedido de Bungie debido a problemas con la IP de Destiny, aunque eventualmente logró demandar a la compañía de forma exitosa, él describe los problemas con la propiedad y Activision de la siguiente forma:

“La razón por la que fuimos con Activision no fue solo por el dinero, sino porque, como parte del contrato, no poseían la IP”.

Después de la separación con Microsoft, O’Donnell explica que esto era un punto que no fue negociable. El ex-ejecutivo de Bungie afirma que, a pesar de los términos de ese acuerdo, Activision pudo moldear la propiedad intelectual debido a las acciones del liderazgo de Bungie

“Activision no solo no tenía el derecho legal de meterse con la IP, sino que la única forma en que se les impediría meterse con la IP es si todo el liderazgo de Bungie dijera que no puede meterse con la IP. Y eso no es qué pasó. Y por eso me despidieron”.

Curiosamente, O’Donnell agrega que otros publishers estaban en la lista de candidatos para asociarse con Bungie durante este proceso, pero ninguno de ellos le permitió a Bungie retener la propiedad intelectual como lo hizo Activision. De hecho, O’Donnell mencionó que Bungie “casi volvió a Microsoft” después de independizarse de su antiguo propietario en 2007.

Afortunadamente, la historia parece que tiene un final feliz para Bungie. En 2019 se separaron de Activision, lograron conservar la IP de Destiny, y actualmente se encargan de la auto publicación del juego. Destiny 2 llegará a PlayStation 5 y Xbox Series X, y el juego todavía tiene un par de años por delante, ya que tendremos contenido nuevo cada año hasta, mínimo, 2022.  

Pleca-Amazon-OK

Vía: HiddenXperia


Sebastian Quiroz
24 años. Editor en Atomix.vg. Consumidor de la cultura pop.