El legado de Visceral Games

TRENDING

DISNEY+ SUMA UN MILLÓN DE USUARIOS POR DÍA
¿VEREMOS EL NUEVO JUEGO DE BATMAN EL SIGUIENTE MES?
LOS SIMPSONS PODRÍA TERMINAR EN 2020
FANS QUIEREN A DANNY DEVITO COMO EL NUEVO WOLVERINE
ASÍ SERÍA BABY YODA COMO UN POKÉMON
¿QUICKSILVER VOLVERÁ AL MCU?
DOUG BOWSER NOS REVELA SU VIDEOJUEGO FAVORITO
CYBERPUNK 2077 YA ESTÁ EN SU FASE FINAL DE DESARROLLO
MODERN WARFARE DOMINA LAS VENTAS DIGITALES DEL AÑO
WARNER QUIERE MÁS PELÍCULAS DE VILLANOS DE BATMAN
¿EL SNYDER CUT DE JUSTICE LEAGUE REALMENTE EXISTE?
FALLEN ORDER ES TODO UN ÉXITO EN VENTAS
HALO INSPIRÓ EL CYBERTRUCK DE TESLA
THE MANDALORIAN ES LA SERIE MÁS POPULAR EN EE.UU.
GODZILLA VS. KONG SE RETRASA A FINALES DE 2020

Uno más que la guillotina termina su ciclo de vida; sí, uno más que se une al camposanto de los estudios de videojuegos: Visceral Games cierra sus puertas. La noticia se daba a conocer en un momento en el que Electronic Arts tiene otros dos proyectos importantes relacionados a Star Wars, el juego de aventura en tercera persona realizado por Respawn Entertainment (conocidos por Titanfall) al igual que EA DICE, quienes están a punto de lanzar Star Wars: Battlefront II el 17 de noviembre. Las decisiones de este tipo nunca son fáciles, pero debemos entender que la industria de los videojuegos es un negocio, en el cual siempre habrá cabezas que terminen rodando.

Visceral Games venía de retomar un proyecto tortuoso conocido como Star Wars 1313 y que, aparentemente, ni con la ayuda de Amy Hennig y Jade Raymond, la escritora de la saga Uncharted y antigua ejecutiva de Ubisoft, respectivamente. Más allá de ello, el equipo había luchado contra muchas otras decisiones, fuera de su control, tal y como lo sería su incursión en la saga Battlefield. Pero vayamos a los años en los que Visceral Games trataba de buscar su propio camino.

Antes de portar el nombre por el que serán recordados, el equipo trabajaba bajo el título de EA Redwood Shores, una división de EA Games Label que hacía trabajos menores en 1998, para luego incursionar en el trabajo de grandes franquicias en la etapa del Xbox, PlayStation 2 y GameCube. En efecto, fue con la franquicia del espía inglés por excelencia, el 007, que empezarían a marcar el camino, mientras que, en 2003 y en pleno apogeo con las películas de Peter Jackson, trabajarían con The Return of the King y The Third Age, ambas inspiradas en The Lord of the Rings. EA Redwood Shores tendría nuevos retos producto de más alianzas entre Electronic Arts con productoras de cine y televisión; así, 2006 lanzarían la primera parte para The Godfather, el cual representaría su segundo juego en arribar a la séptima generación de consolas.

BUSCANDO SU LUGAR EN EL HORROR

The Godfather I y II fueron recibidos por la crítica de manera tibia, pero marcarían una pauta para crear The Simpsons Game (hecho incluso con el mismo engine) y que cambiaría de aires a la franquicia al enfocarse en un título de aventuras, con elementos de plataformas. Pero el momento decisivo estaba por darse, un cambio interno de alto calibre que se gestaría en un juego de horror. Dead Space nacería como un intento de secuela para System Shock, propiamente el tercer título, para luego ser desechado; según Glen Schofield, los planes cambiaron al mismo tiempo que Resident Evil 4 revolucionó al género de acción, por lo que quisieron hacer representar su visión sobre lo que es un juego de horror.

El primer Dead Space volteó las miradas del público y la crítica debido a lo visceral de su contenido; destazamientos, cuerpos cercenados y muchísima brutalidad lo pusieron en el mapa, pero con una trama y atmósfera que lo llevarían a considerarse como uno de los mejores títulos de horror, pese a ser su ópera prima en el género. Entre las mayores influencias para EA Redwood Shores tenemos a la franquicia Alien, iniciada por Ridley Scott, cuyos xenomorfos darían origen a los necromorfos; la nave Nostromo sería un claro punto de partida para el USG Ishimura, incluso con el diseño de H. R. Giger y sus combinaciones de rasgos embrionales con fósiles, así como criaturas primitivas, pero siempre letales. Dead Space recibió críticas alabando todos estos elementos y, pese a que el género de horror nunca ha sido el mejor en cuanto a ventas, se sabe que esta entrega alcanzó dos millones de copias.

UN NUEVO NOMBRE ACORDE A SU NATURALEZA

Tras el éxito y la crítica favorecedora, las entregas derivadas no podían hacerse esperar como en el caso del on-rail shooter Extraction (dedicado al control de movimiento) y el título de puzzles Ignition, mientras que la división de móviles para EA alcanzaría a lanzar una versión para estos dispositivos. Las primeras dos funcionarían como precuela y puente (respectivamente) para Dead Space y Dead Space 2, mientras que Dead Space 2 rompería con todo lo que ya habíamos visto en la historia de Isaac Clarke. La secuela llegó a las tiendas a inicios de 2011 con una tendencia inclinada hacia la acción, pero sin olvidarse de la brutalidad y violencia explícita que formaban ya parte del ADN de la franquicia. El modo de juego se puliría, mientras el aspecto gráfico estaría más elaborado; así, tras la salida de la segunda parte para The Godfather, EA Redwood Shores cambiaría de nombre: Visceral Games.

Con el horror ya en su carga genética, Dante’s Inferno llegaría a los anaqueles y pese a que no brillaría de la misma manera que el hijo pródigo de Visceral, quedaría en la memoria colectiva por su reinterpretación de la novela de Dante Alighieri. Mantener el mismo nivel en la franquicia se complicaría, por lo que Dead Space 3 se vio opacado por sus antecesores; cambiarían de aires inclinados hacia el shooter tradicional con la expansión End Game de Battlefield 3 y hasta hicieron lo propio en Army of Two con The Devil’s Cartel. Finalmente, en 2015 lanzarían lo que se convirtió en su último juego: Battlefield Hardline.

UN PROYECTO ESTRELLADO: STAR WARS

Como ya lo mencionamos, al retomar Star Wars 1313, todos esperábamos un nuevo peldaño en su escalera hacia el éxito, pero el desarrollo quizás no llegó a lo que EA tenía en mente. Básicamente, la compañía declaró que el cierre del estudio no afectará al juego de Star Wars que venían planeando desde hace mucho, para el que incluso contrataron a Amy Hennig, ex Naughty Dog, en una aventura lineal que tomaría elementos prestados de la saga Uncharted. Pero los planes no saldrían conforme a lo planeado y, si bien todavía no conocemos los detalles, se sabe que EA está buscando algo diferente que logre una ambientación inmersiva para el usuario.

En este punto, no nos sorprendería que sus antiguos miembros formasen equipos con una visión distinta a lo que estaban haciendo, incluso los llamados “sucesores espirituales” que tango éxito tienen en las plataformas crowdfunding. Y es así como muchos elegimos recordar a Visceral Games, por su mejor regalo para la comunidad: sus juegos.