Telltale Games ya fue demandado por uno de sus exempleados

TRENDING

PS5 BUSCA ELIMINAR TIEMPOS DE CARGA Y MOLESTOS PARCHES
LIGA SANTANDER SE JUGARÁ EN FIFA 2020 POR FUTBOLISTAS PROFESIONALES
LA PELÍCULA DE SONIC ADELANTA SU LANZAMIENTO DIGITAL
SE VUELVE A FILTRAR COD: MODERN WARFARE 2 REMASTERED
PESE AL CORONAVIRUS, EL DESARROLLO DE HALO INFINITE SIGUE EN PIE
NEW HORIZONS YA ES EL JUEGO MÁS VENDIDO DE 2020 EN AMAZON
UN IMPORTANTE PERSONAJE DEBUTARÍA EN THE MANDALORIAN TEMPORADA DOS
GAME OF THRONES TENDRÁ UN NUEVO JUEGO PARA CELULARES
GAMESTOP CIERRA SUS TIENDAS POR CORONAVIRUS
WARZONE YA SUPERA LOS 30 MILLONES DE USUARIOS
GOKU SE UNE A LA LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS
AQUÍ LOS CANDIDATOS PARA LA WORLD VIDEOGAME HALL OF FAME 2020
ASÍ LUCE EL DEVKIT DEL XBOX SERIES X
GDC HA SIDO REPROGRAMADA PARA EL VERANO
SE FILTRA TALES FROM THE BORDERLANDS 2

Demanda_TelltaleGames_despido

Sigue la telenovela sobre el cierre repentino de Telltale Games. Ahora ha salido a la luz el primer caso de un ahora exempleado del estudio que ha decidido demandar a la desarrolladora.

Vernie Roberts es el sujeto que se animó a demandar a Telltale Games “en representación suya y de sus compañeros trabajadores” por haber despedido abruptamente y sin ningún tipo de seguro a todos los miembros que laboraban en el estudio. Según expone el hombre, tales causas van en contra de la Ley de notificación y reajuste de trabajadores (WARN por sus siglas en inglés) que establece que “todo negocio con más de 100 empleados de tiempo completo deberá notificar 60 días por adelantado sobre cualquier plan de cierre o despido masivo.

Al haber despedido a toda su fuerza laboral (más de 275 empleados) de golpe, la demanda en turno aplica para el caso de un despido masivo que, en dicha ley, se explica que comprende un recorte de más de 50 personas (o un tercio de la fuerza laboral) de la empresa en un periodo menor a 30 días.

Si bien la demanda apunta a que Telltale Games tiene todas las de perder, existe una pequeña cláusula con la cual el estudio podría ampararse y que establece que las compañías quedarán exentas dar aviso de recorte en los 60 días estipulados por “circunstancias de negocios difícilmente predecibles”. No obstante, la defensa del estudio podría complicarse ya que el estado de California cuenta con su propia versión del acta WARN y en ella no se contempla la mencionada clausula.

Habrá que ver cómo se desarrolla este caso en el que, tristemente, dejaron a la deriva y sin apoyo alguno a más de 275 personas.

Fuente: Polygon