Review – Fatal Frame: Maiden of Black Water

TRENDING

NUEVO TRÁILER DE RE3 REMAKE
AQUÍ EL ACCESORIO SECRETO DEL N64
ARRESTAN A JOAQUIN PHOENIX
STUDIO GHIBLI YA TRABAJA EN DOS NUEVOS PROYECTOS
XBOX SERIES X NO TENDRÁ EXCLUSIVAS POR UN AÑO
CYBERPUNK 2077 SUFRE FUERTE RETRASO
GOKU (ULTRA INSTINCT) LLEGARÁ A DB FIGHTERZ
HBO CANCELA WATCHMEN
¿HORIZON: ZERO DAWN EN PC?
MORBIUS FF CIERRA SERVIDORES ESTE AÑO
ANUNCIAN EXPANSIÓN DE HISTORIA PARA THREE HOUSES
METRO REDUX LLEGA AL SWITCH
PRIMER GAMEPLAY DE JOKER EN MK11
BYLETH ES EL NUEVO PERSONAJE DE SMASH
QUENTIN TARANTINO SE ALEJA DE STAR TREK

Atomix_review_FatalFrame_MaidenOfBlackWaterHan pasado 10 años desde que vimos un Fatal Frame de manera oficial en nuestro continente. Desde su nacimiento en 2001, la franquicia se posicionó rápidamente como uno de los pilares sobre los que se construyó el género survival horror, pero de manera extraña no logró estallar en ventas como otras series del tipo.

Con tal de atender al mercado entusiasta del género, Nintendo adquirió la mitad de los derechos de la franquicia en 2012, logrando que tanto las entregas principales como los spin-off se publicaran por la compañía japonesa y exclusivamente en sus consolas. A un año de su lanzamiento original en Japón, recibimos en América Fatal Frame: Maiden of Black Water en Wii U, en un formato únicamente digital y con un peso aproximado de 16GB.

Una de las razones por las cuales el creador de la franquicia Makoto Shibata decidió unir esfuerzos con Nintendo fue para aprovechar el potencial de sus consolas. No me refiero al poder técnico, si no a la experimentación con distintas tecnologías y herramientas como la segunda pantalla del GamePad y el control de movimiento, principalmente. Alrededor de estos elementos giran el concepto y la jugabilidad de esta entrega, y el resultado en cuestión de mecánicas es impecable.

En esta nueva edición se integran elementos arcade. Progresamos a través de episodios  que duran entre treinta minutos y dos horas, y dependiendo de nuestro desempeño nos dan una calificación. La utilización de objetos curativos y el gasto excesivo de munición -que en este universo son rollos fotográficos- afectan el cómo nos califican. En cualquier momento podemos revivir cualquier episodio seleccionándolo desde el menú principal y podemos comprar objetos que nos ayuden pero sacrificando nuestro puntaje final.

128456_WiiU_FatalFrameMaidenOfBlackWater_scrn10_E36_result-2

La historia gira en torno a tres protagonistas: Yuri Kozukata, con la capacidad de rescatar gente de una realidad alterna y oscura en la que habitan los fantasmas, Ren Hojo, un escritor amigo de Yuri en búsqueda de inspiración para su próxima obra, y Miu Hinasaki, hija de la protagonista de otros Fatal Frame, Miku Hinasaki. En cada episodio utilizamos a un personaje diferente, y somos testigos de cómo sus historias se expanden y se entrelazan para formar la narrativa principal.

Los hechos ocurren durante una noche alrededor de la Montaña Hikami, donde Yuri habita  y atiende un bazar de antigüedades. Se dice que la montaña está maldita y que en ella habitan espectros malignos que invitan a la gente al suicidio. Varias leyendas giran el torno a esta entidad pasiva, como la sucesión de un rito donde se sacrificaron doncellas, la desaparición de personas poseídas por los fantasmas de dichas chicas, y la cereza del pastel es un deslave que acabó con la vida de decenas de personas que allí habitaban.

WiiU_FatalFrameMaidenOfBlackWater_scrn01_E35-1

Controlamos en la mayoría de los episodios a Yuri, quien hace el papel de investigadora y resuelve casos para encontrar principalmente a su mentora desaparecida, entre otras víctimas. Evidentemente, la Camera Obscura está de vuelta, con más características y modificaciones que nunca para expandir las posibilidades de combate, mismo que nos hace utilizar el GamePad como pocos juegos de la consola lo han logrado.

Mientras recorremos variados y lúgubres escenarios como hoteles en ruinas, estaciones de teleférico, túneles, bosques o lagos, encontramos fantasmas que se lanzan al ataque. Para enfrentarlos es necesario levantar el GamePad a la altura de nuestros ojos y presionar un botón para entrar al modo fotografía. Con la segunda pantalla en frente, podemos realizar distintas acciones como hacer lock on en la cara de nuestro objetivo, apuntar con el control de movimiento -o con los sticks si no somos fans de la característica-, mover el GamePad de manera horizontal, vertical o en distintos ángulos para capturar tantos puntos vulnerables como sea posible y seleccionar potenciadores o rollos para ser más efectivos en nuestros ataques.

fatal-frame-maiden-of-black-water_004

El combate funciona de manera impecable. Justifica al 100% el potencial de la plataforma y nos hace verdaderos partícipes de la acción. A lo largo del juego encontramos distintos escenarios de pelea con entidades como niños que van en grupo y corren muy rápido alrededor de nosotros, doncellas con cabellos como cortinas que nos obligan a retroceder para capturar tanto espacio como sea posible o fantasmas sin piernas que zigzaguean en el suelo haciendo más difícil capturarlos con la lente, entre muchos otros.

Como muchas obras de ficción relacionadas con los fantasmas y las maldiciones, los traumas del pasado son parte de la identidad de nuestros protagonistas, de quienes vamos conociendo más conforme avanzamos en la historia, aunque sólo a través de textos o imágenes. Es una lástima que las actuaciones dejen mucho qué desear y los personajes carezcan de una verdadera participación que nos haga sentir una conexión con ellos. A lo largo de 13 horas de juego escuchamos muy escasos diálogos, y como en otros títulos del género, sólo conoceremos más de la narrativa a través de libros, notas, imágenes y demás sucesos en los escenarios que poco tienen que ver con el desempeño de las estrellas.

128443_WiiU_FatalFrameMaidenOfBlackWater_scrn05_E366_result

Contrario a lo anterior, el equipo de Koei Tecmo se lució al otorgarle personalidad a los escenarios. Cada lugar que visitamos a lo largo de la Montaña Hikami es completamente distinto al anterior, pero todos por igual expiden una sensación lúgubre y escalofriante con tintes de misterio. Un cuidadoso nivel de detalle se percibe en cada pincelada de los niveles que recorremos, se sienten como pinturas sacadas de la mente de un artista brillantemente incómodo. Los fondos de árboles se pierden en tonalidades grises que se cierran sobre nosotros, las laberínticas mansiones y sus eternos pasillos no repiten ni una textura en las paredes y aunque regresemos a los mismos lugares, en cada ocasión habrá uno que otro elemento que nos haga sentir especialmente de nervios.

Regresando a los contrastes, si bien la dirección de arte es de aplaudirse, no lo es así la parte gráfica. Es ridículo que en pleno 2015 nos ofrezcan un juego exclusivo de una plataforma de octava generación con gráficos tan anticuados. Fuera de los modelos de los personajes y todo lo que tenga que ver con el agua (elemento alrededor del cual giran las mecánicas y la narrativa del juego), las texturas lucen un aspecto deprimente, como si las hubieran retocado de un juego de PlayStation 2. Durante toda mi experiencia no podía creer que muebles, puertas, árboles, edificaciones y demás elementos de los escenarios se vieran tan mal. Definitivamente fue algo a los que mis ojos no daban crédito.

128451_WiiU_FatalFrameMaidenOfBlackWater_scrn02_E38_result

Otro elemento difícil de tolerar es el control de los protagonistas. Entre los controles de tanque de survival horror clásicos y los fluidos movimientos de juegos de aventura actuales se encuentra la manera de dirigir a nuestros personajes en este juego. La cámara es torpe, lenta, y en muchas ocasiones hace lo que quiere, además de que lograr que el protagonista gire tiene que ver más con el capricho de los rieles sobre los que corremos y la velocidad a la que vayamos que con nuestro comando directo.

Una vez que decidimos superar los pobres aspectos técnicos y de control, nos encontramos con un título que incorpora mecánicas brillantes y usa increíblemente las capacidades del Wii U. Al estar centrado en el agua, tendremos que ir con cuidado de no mojarnos con la lluvia o adentrándonos en cuerpos acuáticos, ya que un medidor se llena y nos vuelve más propensos a ataques de fantasmas furtivos.

fatal-frame-11

Respecto a estos últimos, para esta entrega se volvieron más variados en su forma de pelear pero perdieron el valor único que los hacía más interesantes y aterradores en juegos previos. Básicamente, en esta ocasión nos enfrentamos a un catálogo de una decena de fantasmas, mismos que al ser derrotados por primera vez nos muestran a través de una interesante cinemática cómo murieron y qué los llevó a deambular por nuestro rumbo. Después de eso, el título se convierte en una especie de juego de acción y disparos donde los mismos espectros se aparecen sin sentido una y otra vez dependiendo del escenario. Esto definitivamente remueve la solemnidad y el respeto que les teníamos a cada uno de los enemigos en la trayectoria de la franquicia.

Siendo común en obras modernas de ficción japonesa como el manga y el anime, tal parece que la historia de este juego fue alargada con varias horas de relleno totalmente innecesario. Los primeros seis episodios son más que suficientes para mostrarnos plenamente todas las mecánicas y los niveles que Koei Tecmo tiene por ofrecer, algunos bastante interesantes como los de Ren, en los que tenemos que monitorear cámaras de seguridad y cuidar de las otras dos protagonistas al más puro estilo de “Actividad Paranormal”. Durante los distintos episodios nos encontramos con algunos bastante flacos en cuestión de narrativa, y se vuelve más fácil percibir a los repetitivos fantasmas y el pésimo control de movimiento. Lamentablemente, una historia prometedora a gran escala se va desarticulando frente a nosotros, haciendo que perdamos el interés muy fácilmente y dejemos de seguirle la pista a elementos importantes como la historia del enemigo principal.

Es grato para los entusiastas del género ver un Fatal Frame nuevo, que más allá de las polémicas por la ausencia del formato físico en nuestro continente y declarada “censura”, se debe de reconocer el impecable trabajo de ambientación y el fan service al darnos por primera vez la oportunidad de disfrutar la aventura con las voces originales en japonés.

score-65Fatal Frame: Maiden of Black Water es un videojuego de contrastes. Por un lado tiene un uso del GamePad como ninguno y una dirección de arte sublime, y por el otro falla terriblemente en la ejecución de su interesante historia y en los controles, todo sin contar los gráficos deprimentes de la década pasada.

Jorge Diaz
Editor en atomix.vg y host de #AtomixPodcast / #AtomixNightfall. Mi vida es un RPG.