Advertisement

Las mejores peleas de Dragon Ball Super

TRENDING

El momento ha llegado; Dragon Ball Super finalmente comenzó su pausa, pero también alcanzó un momento clave para la batalla entre los diferentes universos en la saga del Torneo del Poder. Los fans de la franquicia han tenido una opinión divida, aunque no por ello olvidamos algunas de las peleas que nos emocionaron y recordaron por qué Dragon Ball es una de las series con las mejores en el medio. Tras un largo debate, te compartimos las que, a nuestros ojos, fueron las mejores batallas en el anime de Dragon Ball Super. Hasta ahora.

Por si te lo preguntas, sí, este texto contiene varios datos que se consideran spoilers.

Vegeta Vs. Toppo

En la saga del Torneo del Poder, Vegeta pasó muchos, pero muchos episodios desplazado, algo que causó la molestia de muchos de los espectadores de la serie. Sin embargo, cuando llegó su momento de brillar, el príncipe de los Saiyajin lo hizo como siempre: a su manera. Y es que en el momento que Vegeta ya figuraba como uno de los peleadores más prometedores para salvar al Universo 7, Gokú ya había alcanzado brevemente el Ultra Instinct o Migatte no Goku’i, así que sus fans esperarían que éste también lo hiciera, pues se trata de una constante en Dragon Ball.

No obstante, Vegeta hizo lo suyo llevando la transformación de Super Saiyajin Blue a otro nivel que, oficialmente, se conocería como “Súper Saiyajin Dios Súper Saiyajin Evolución”. Todo lo anterior estuvo rodeado de personajes y situaciones interesantes; por ejemplo, Toppo fue un enemigo difícil de enfrentar y, el hecho de que Vegeta quisiera cumplir su promesa a Cabba, le dio un toque sentimental a la serie rozando su episodio 125. ¿Lo que se avecinaba? Un Gokú débil que dejaba al orgulloso Príncipe de los Saiyajin frente a Jiren.

No. 17 Vs. el mundo

Pocos pueden decir que hayan salvado el día en Dragon Ball Super después de una ausencia considerable y este fue el caso con No. 17. Desde el enfrentamiento hombro con hombro entre él y No. 18 contra las magical girls del Universo 2, especialmente Ribrianne, No. 17 se ganó la pasión de todos por su carisma. Su astucia lo llevó a descubrir el punto débil de Aniraza, así como aprovechar que Freezer provocó la ira de Jiren, algo que le llevaría a realizar algo inaudito: ¡golpear a Jiren!

Pero lo anterior tendría un precio que No. 17 pagaría o, mejor dicho, sacrificaría por el bien de la batalla. Al notar que sus esfuerzos simplemente no podrían contra la fuerza de Jiren, No. 17 decide autodestruirse para que el resto de los luchadores del Universo 11 ganen tiempo, especialmente Gokú que se encuentra al borde del colapso. Aún así, éste no sería el fin para No. 17, que hizo una aparición que nadie, absolutamente nadie esperaba cuando la pelea entre Jiren y Gokú llegó a su punto más alto de adrenalina.

El maestro Roshi se enfrenta a Auta Magetta y revive el mafuba

En plena batalla contra el Universo 4, el que alguna vez fuera el humano más poderoso, Roshi, volvió entre las cenizas para darnos una dosis importante de nostalgia, con todo y su lucha contra su punto débil: las chicas guapas. Roshi logró identificar de qué flaqueaban los adversarios, para luego soltar el Kame Hame Ha más poderoso y que sólo él controla a la perfección, el Mafuba.

Su lucha no quedaría ahí, pues Roshi tomaría la decisión de eliminar a Magetta del Universo 6, sin importar lo que le costara. Esto lo llevó a dar lo mejor de sí mismo y derrotarlo, a pesar de que le costó su participación en el Torneo del Poder. Sin duda, el Maestro Roshi nos dejó un gran sabor de boca que nos llevó a los buenos momentos de Dragon Ball, cuando el pequeño Gokú acompañaba a Bulma en busca de las Esferas del Dragón.

Gokú Vs. Hit: El kaio-ken está de vuelta

Rozando los primeros 40 episodios de Dragon Ball Super, el enemigo a vencer era Hit, pues se trataba del luchador de apariencia más letal junto a Frost. Su mejor habilidad, el salto temporal, hacía que los oponentes no pudieran contrarrestar sus poderosos golpes, que daban en sus puntos más débiles; Hit hizo que Gokú retomara su transformación de Súper Saiyajin Blue, algo que lo pondría contra la pared.

Hit impulsó a nuestro saiyajin preferido a intentar cortar el salto temporal, al mismo tiempo que su Kaio-Ken se elevaría 10 veces por encima de lo que ya había hecho. Éste es uno de nuestros momentos favoritos de la serie en general, pues nos daba al fin una pelea sin contenido basado en las películas La batalla de los dioses o La resurrección de Freezer. Algo que tampoco se nos olvida es que, por más que lo intentó, Gokú perdió ante Hit.

Kale + Caulifla = Kefla, el girlpower saiyajin que le dio problemas a Gokú

De todos los elementos que los fans de Dragon Ball habían pedido con el paso de los años, uno era el de unas chicas saiyajin que dieran una gran pelea; el deseo se cumplió cuando Kale y Caulifla del Universo 6 entraran en escena. Aunque ambas contaban con una personalidad que contrasta, fue cuando Akira Toriyama combinó su aparición con otro aspecto que también había quedado casi en el olvido: la fusión. Cuando ambas logran combinarse, nace Kefla, quien le dará más que un dolor de cabeza a Gokú.

Dejando de lado la manipulación por parte de Champa, las guerreras obligan a Gokú a transformarse en Súper Saiyajin Blue, a lo que ellas respondieron convirtiéndose en una Súper Saiyajin Legendaria y Súper Saiyajin 2, cuando éste decide contrarrestar sus ataques con los inicios del Migatte no Goku’i. Aunque ellas habrán de perder la batalla, nos encantó que un personaje así fuera producto de dos chicas importantes para Dragon Ball Super.

Por último, pero no menos importante:

Gokú Vs. Jiren, el despertar del Migatte no Goku’i

Llámale Doctrina Egoísta, Migatte no Goku’i o Ultra Instinct, pero emociónate por lo que, a nuestro parecer, es la esencia misma de Dragon Ball Super. Durante muchos episodios, Jiren simplemente estaba alejado de todos los participantes del Torneo del Poder ya que ninguno “despertaba su curiosidad” hasta el momento en que Gokú empieza con esta nueva transformación. Todo mundo se preguntaba qué era lo que hacía tan poderoso a Jiren y, cuando se reveló que era el deseo de machacar a quien arruinara su vida, las cosas tomaron sentido.

Jiren es enigmático, misterioso y muy callado; si añadimos que en un principio nadie había podido tocarlo, cuando Gokú comienza a controlar el Ultra Instinct se forja un clímax la serie que muchos habían estado esperando. Es más, ¡hasta mejoraron la animación! Durante el episodio final de la serie (hasta el momento) Gokú unió fuerzas de forma casi inesperada con Freezer, después de que No. 17 agotara su energía al hacerle frente a Jiren; la dupla de los personajes que alguna vez dieran forma a una de las rivalidades y batallas más brutales en la historia del anime, podría no ser coherente del todo para los puristas de la serie, pero seamos sinceros: fue un fanservice hecho y derecho.

¿Cuál es tu pelea favorita del anime de Dragon Ball Super?