La OMS busca reconocer la “adicción a los videojuegos” como enfermedad

TRENDING

DISNEY+ SUMA UN MILLÓN DE USUARIOS POR DÍA
¿VEREMOS EL NUEVO JUEGO DE BATMAN EL SIGUIENTE MES?
LOS SIMPSONS PODRÍA TERMINAR EN 2020
FANS QUIEREN A DANNY DEVITO COMO EL NUEVO WOLVERINE
ASÍ SERÍA BABY YODA COMO UN POKÉMON
¿QUICKSILVER VOLVERÁ AL MCU?
DOUG BOWSER NOS REVELA SU VIDEOJUEGO FAVORITO
CYBERPUNK 2077 YA ESTÁ EN SU FASE FINAL DE DESARROLLO
MODERN WARFARE DOMINA LAS VENTAS DIGITALES DEL AÑO
WARNER QUIERE MÁS PELÍCULAS DE VILLANOS DE BATMAN
¿EL SNYDER CUT DE JUSTICE LEAGUE REALMENTE EXISTE?
FALLEN ORDER ES TODO UN ÉXITO EN VENTAS
HALO INSPIRÓ EL CYBERTRUCK DE TESLA
THE MANDALORIAN ES LA SERIE MÁS POPULAR EN EE.UU.
GODZILLA VS. KONG SE RETRASA A FINALES DE 2020

Para muchos jugar videojuegos se ha vuelto en más que un pasatiempo o un estilo de vida; se ha transformado en algo tan necesario al grado de que el gusto por ellos llega a rayar en la adicción. Por tal motivo y tras analizar este desorden crónico, la Organización Mundial de la Salud estaría buscando clasificar a esta exagerada dependencia como una enfermedad mental.

Según expone el organismo dentro de un borrador reciente, algunos factores que han llevado al trastorno por videojuegos a ser considerada como tal son los patrones de comportamiento persistentes en los que la persona afectada no controla la manera o tiempo que juega, la clara preferencia al juego sobre las actividades diarias y la poca atención que se le pueda dar a las consecuencias negativas que deriven de ello. Asimismo, el tipo de dependencia que genera también ha sido considerada por la OMS dentro de la categoría de trastornos derivados por los juegos de azar.

Pese a su declaración, la OMS estipula que para ser diagnosticado con tal enfermedad se deben de presentar deterioros significativos en áreas de funcionamiento personal, social, familiar, social, educativo, ocupacional o que sean de suma importancia. También menciona que todos éstos deberán de haber estado presentes en por lo menos 12 meses, aunque se podría acelerar el diagnóstico si los síntomas muestran ser demasiado severos.

Como se esperaría, existen personas y organismos que ya se han mostrado en contra de la postura de la OMS. Uno de ellos ha sido la Entertainment Software Association (ESA), organizadores de E3, que considera que esto “trivializa imprudentemente problemas reales de salud mental como lo son la depresión o la ansiedad, mismos que requieren de un tratamiento y atención médica “.

Por ahora el borrador del documento ICD-11 en el que se contempla esta propuesta ya fue sometido al organismo, aunque se contempla que no se haga oficial sino hasta mediados de año. Por tal motivo, existen probabilidades de que ésta pueda no ser definitiva.

Fuente: OMS, Games Industry