“Descargar juegos daña más al ambiente que hacerlos físicos” reporta estudio

TRENDING

FILTRAN UNA FUNCIÓN CLAVE DEL PS5
BILL GATES PONE EN SU LUGAR A ELON MUSK TRAS POLÉMICOS COMENTARIOS
ASÍ SERÍA LA EVOLUCIÓN DE EEVEE EN UN POKÉMON TIPO FANTASMA
POLÍTICO ACUSA A DBZ DE SER UN ANIME PORNOGRÁFICO
ASÍ ERA EL DISEÑO ORIGINAL DE ITACHI UCHIHA
TOCAN OPENING DE DRAGON BALL GT EN TLOU II
SE DISFRAZA DEL JOKER MIENTRAS PASEA EN MOTO ACUÁTICA
SEKIRO TENDRÁ UNA EDICIÓN GOTY EN JAPÓN
NETFLIX TRABAJA EN UNA PELÍCULA DE BEYOND GOOD & EVIL
FAN CREA SU PROPIO RPG DE DRAGON BALL
LA CASA DE PAPEL TERMINARÁ CON LA QUINTA TEMPORADA
TRUNKS SE CONVIERTE EN SUPER SAIYAJIN 3 EN EL ANIME
FINAL FANTASY XI RECIBIRÁ NUEVO CONTENIDO EN PLENO 2020
EL NUEVO JUEGO DE BATTLETOADS SALDRÁ EN AGOSTO
FILTRACIÓN REVELA NPCS HUMANOS EN ANIMAL CROSSING

Descargas

Mucho se ha dicho sobre la manera en la que el dejar de producir juegos físicos y optar por su distribución digital podría ayudar a mejorar el medio ambiente. Pese a esta creencia, la cual adquiere más fuerza con el paso del tiempo, sale un estudio que la contradice al mencionar que se emiten más gases de CO2 al momento de descargar un título que al momento de manufacturarlo.

El reporte en cuestión, mismo que se titula La huella del carbono de la distribución de juegos (The Carbon Footprint of Games Distribution), explica que se requiere de mucho más energía para que podamos hacernos con un juego por medio de la vía digital, que al producirlo en formato sólido.

Para ello, el equipo de investigación responsable del proyecto, se dedicó a analizar la producción de discos de PS3 durante el año 2010 en Europa. Dentro de sus descubrimientos, se percataron de que el proceso que conlleva crear un juego empaquetado (esto es con la inclusión de un Blu-Ray, manual, portada y estuche) producía, en promedio, 20.8 kgs de CO2. Por el otro lado, el procedimiento de descargar el juego dentro de la consola, generaba entre 21.9 y 27.5 kgs. Mucho más que su contraparte tangible.

Aunado a esto se suma el dato de que, independientemente del caso, ambas versiones producían 19.2 Kgs de dióxido de carbono al momento de reproducir el videojuego.

No obstante a esto los resultados, existe una excepción que lograron encontrar. De acuerdo a la cantidad estudiada, los títulos cuya capacidad exceda los 1.3 GB, producían las emisiones mencionadas. Sin embargo, si hablamos de juegos cuyos archivos sean menores a los GB mencionados, resulta mucho menos contaminante el optar por la descarga del mismo.

Vaya que resulta toda una sorpresa, puesto que muchas compañías han volteado a ver a la distribución digital como un proceso que ayuda a preservar el medio ambiente. Bueno, eso y que resulta mucho más económico hacerlo de esta forma que produciendo todo un embarque de juegos que, posiblemente, no puedan ser adquiridos en su totalidad.

Fuente: MCVUK


Prueba video