Padre mata a su hijo por accidente mientras jugaba videojuegos

TRENDING

NUEVAS IMÁGENES DEL DEVKIT DE PS5
RE3 REMAKE NO TENDRÁ FINALES MÚLTIPLES
ÉSTO DURARÁ DBZ KAKAROT
ASÍ LUCE BABY MEGA MAN
UN NUEVO CAMPEÓN DE GALAR ESTARÁ EN EL ANIME DE POKÉMON
DIRECTOR DE GOD OF WAR QUIERE EXPLORAR EL PASADO DE KRATOS
MEGA MAN SE TRANSFOMA EN MEGAN MAN POR UN ERROR
DOCTOR STRANGE 2 SE QUEDA SIN DIRECTOR
ASÍ SE VERÍA UN ANIME DE BLOODBORNE
WB INSINÚA NUEVAMENTE SU JUEGO DE BATMAN
TARGET VENDIÓ YOSHÍ CRAFTED WORLD A $1 DÓLAR
OVERWATCH 2 PODRÍA LLEGAR ESTE AÑO
THE WITCHER 3 FUE DE LOS MÁS DESCARGADOS EN DICIEMBRE
NINTENDO CERRÓ EL 2019 CON GRANDES VENTAS
EL ANIME DE CASTLEVANIA REGRESARÁ EN 2020

Father and son playing video games

Un lamentable incidente ha sido reportado recientemente en Estados Unidos el cual, de cierta forma, se ve relacionado con los videojuegos. Se trata del caso de un padre el cual terminó sofocando a su hijo hasta la muerte en el sofá de su hogar, luego de que éste decidiese sentarse sobre él a manera de castigo mientras jugaba junto a su novia.

Según han reportado las autoridades del condado de Sarasota, en el estado de Florida, un hombre de 31 años que responde al nombre de James “Rick” Dearman, terminó asfixiando a su hijo de seis años en la vispera de Navidad. El trágico incidente se presentó luego de que el padre hubiese decidido mandar a su pequeño y a su hermano a dormir, orden a la cual los pequeños se opusieron. A manera de castigo, Dearman optó por mandarlos castigados frente a la pared mientras que él y su novia jugaban videojuegos en la comodidad de su hogar. Sin embargo y dado que el pequeño desobedeció el castigo y  prefirió voltear a ver a su padre divertirse, el sujeto movió al niño hacia el sofá donde se encontraban sentados.

Furioso, Dearman le ordenó que se recostara con su vista hacia los cojines mientras él se sentaba sobre su cuerpo al tiempo que con su corpulencia le impedía voltear. La presión que el hombre de más de 120 kilos ejerció contra el infante terminó por presionarlo contra los cojines, impidiendo que éste pudiese moverse o respirar. El pequeño intentó zafarse por varios minutos, pero su padre optó por hacer caso omiso de sus acciones.

A los pocos minutos de esto, el niño dejó de moverse mientras su padre continuaba jugando con su pareja. Sin embargo, ambos no se percataron de que el pequeño se había asfixiado sino hasta varios minutos después luego de que, tras levantarse para ir a fumar un cigarro, volvieron y lo encontraron inerte en el sillón y con los labios azules.

Dearman en estos momentos se encuentra preso dentro de la prisión del condado bajo el cargo de homicidio agravado de un niño, un delito de primer grado dentro de la nación Norteamericana.

Fuente: News press