Advertisement

Livingstone planea abrir su propia escuela para quienes busquen integrarse a la industria de los videojuegos

TRENDING

Ian_livingstoneIan Livingstone, cofundador de Games Workshop y coescritor de libros de con Steve Jackson, creador de Eureka, miembro de Domark y luego presidente de Eidos, planea abrir su propia escuela para quienes deseen integrarse a la industria de los videojuegos; demostrando así que las acciones de Livingstone no se limitan sólo a la industria, sino que es una persona comprometida con la educación de las nuevas generaciones.

Ian fundará una escuela en Londres para implementar nuevas técnicas de enseñanza: las materías principales serán: ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas (modelo STEAM), dirigidas hacia las necesidades del campo laboral moderno. Hoy fue presentado el proyecto y, de ser aprobada, la primera generación comenzará clases en septiembre del 2015 en Hammersmith, no habrá un examen de admisión, pero espera que la población sea de 700 alumnos, aunque en principio sean sólo 120.

Livingstone opina que así como son creativos en otros medios, la industria de los videojuegos en Reino Unido también tiene mucho que ofrecer.

Actualmente se enseña a los niños a consumir tecnología, pero no se les dan herramientas o motivaciones para usarlas de manera creativa ni se les dice cómo crear la suya. El Reino unido ha creado títulos increíbles, pero puede hacer mucho más. No hay razón para estar en el tercer o sexto lugar en desarrollo si podemos ser el número uno.

Una de las premisas básicas del sistema es juntar la educación y la diversión en un sistema de aprendizaje: “la diversión no tiene que ser vista sólo como un pasatiempo, sino también como una experiencia de aprendizaje”.

Dijo que es inútil e irrelevante que aprendan un montón de datos de memoria, como en la era victoriana:

El mundo ha cambiado a alta velocidad y ahora tenemos entornos conectados, y ellos forman parte de ellos. No tiene sentido sentarlos a tomar un apunte si con un click pueden acceder a la información. El aprendizaje real sólo puede tomar lugar si los niños aprenden meta-habilidades para la solución de problemas y comunicación efectiva que puedan aplicar a todas las materias para promover la creatividad y la colaboración a través del proceso.

Dio el ejemplo de que cuando aprendemos de pequeños en equipo, los niños hablan en sus términos y se apoyan para resolverlos en lugar de tener a alguien que les pide memorizar. Dijo que los alumnos no deben tener una máxima calificación en todas las áreas, sino un mínimo de 8, y que los exámenes no serán el fin, sino que habrá una carpeta de proyectos que entregarán demostrando su creatividad, y que al mismo tiempo será útil cuando vayan a una entrevista de trabajo.

Esto les dará herramientas para la vida diaria y se harán resolvedores de problemas, tomarán riesgos y estarán motivados; y la tecnología será un apoyo pues es un mundo en el que se sienten bien.

Puntualizó que uno de los problemas es que constantemente los profesores hacen notar al alumno en qué son malos en vez de decirles que eso no es indispensable y en qué sí son buenos: “Esto es un problema de comunicación que hay que solucionar.”

Sobre la similitud con el sistema Montessori, dijo que en la primaria se aprende a través del juego, las actividades con los demás y la prueba y error; sin embargo, “es en niveles superiores cuando todo cambia. Tienes que trabajar individualmente, no recibes ayuda de los compañeros ni asesorías personalizadas, pero todos hacen lo mismo, como si se tratara de un proceso industrializado. Además no todo el programa que se enseña actualmente tendrá una aplicación práctica en la vida de todos los estudiantes”.

Ian apuntó como prioridad asegurarse de que las personas entiendan su labor: un profesor y un asistente calificados, que además sean personas relacionadas con la industria para hacer que el conocimiento impartido sea relevante y aplicable a la vida .

Su experiencia como miembro de Skillset Computer Games Skills Forum por 7 años, le ha permitido revisar los programas de las universidades: de 144 aproximadamente, sólo han aprobado 10 tras cinco años. Sin embargo, dijo que no han terminado de cumplir en habilidades relevantes para la industria: codificar, arte y animación, haciendo que los alumnos se desilusionen, tengan dudas y obtengan un trabajo que no es como el que esperaban:

No preparamos a los alumnos para que realmente puedan ingresar al mundo laboral en la práctica. Tampoco es bueno para el país pues no estamos ayudando a la economía. La industria de los videojuegos está recibiendo la propuesta de manera favorable, aunque pasarán años para realmente ver el beneficio. El primer paso es convencer a Michael Gove para cambiar el programa educativo: ello cambiaría por completo la situación.

fuente: GamesIndustry


Katya Ocampo
Correctora de estilo y Editora en Atomix