Exabogado de Gearbox demanda a la compañía y a su CEO, Randy Pitchford

TRENDING

DISNEY+ SUMA UN MILLÓN DE USUARIOS POR DÍA
¿VEREMOS EL NUEVO JUEGO DE BATMAN EL SIGUIENTE MES?
LOS SIMPSONS PODRÍA TERMINAR EN 2020
FANS QUIEREN A DANNY DEVITO COMO EL NUEVO WOLVERINE
ASÍ SERÍA BABY YODA COMO UN POKÉMON
¿QUICKSILVER VOLVERÁ AL MCU?
DOUG BOWSER NOS REVELA SU VIDEOJUEGO FAVORITO
CYBERPUNK 2077 YA ESTÁ EN SU FASE FINAL DE DESARROLLO
MODERN WARFARE DOMINA LAS VENTAS DIGITALES DEL AÑO
WARNER QUIERE MÁS PELÍCULAS DE VILLANOS DE BATMAN
¿EL SNYDER CUT DE JUSTICE LEAGUE REALMENTE EXISTE?
FALLEN ORDER ES TODO UN ÉXITO EN VENTAS
HALO INSPIRÓ EL CYBERTRUCK DE TESLA
THE MANDALORIAN ES LA SERIE MÁS POPULAR EN EE.UU.
GODZILLA VS. KONG SE RETRASA A FINALES DE 2020

Borderlands_Gearbox_demanda

¡Vaya lío el que se acaba de suscitar en torno a Gearbox Software! Hoy se ha dado a conocer que Wade Callender, quien fuera el abogado de la compañía por varios años, está demandando a la empresa detrás de juegos como Borderlands Aliens: Colonial Marines y a su CEO, Randy Pitchford, por diversos temas delicados, entre ellos algunos de corrupción.

Callender entabló su demanda el pasado 21 de diciembre del 2018. En su documento, el abogado acusó principalmente a Pitchford de haber violado diversos contratos tanto con Gearbox como con su persona e, incluso, con una empresa que ambos fundaron. Precisamente de entre las violaciones cometidas por el CEO se encuentra una en la que se asegura que él recibió un bono ejecutivo superior a los $12 millones de dólares, como adelanto por las regalías de sus franquicias, dinero que en realidad debió de haber recibido la compañía para así retribuir a sus empleados y sus procesos de desarrollo.

Otra acusación hecha por Callender alega que, en 2014, Pitchford perdió una memoria USB con documentos y materiales secretos de Gearbox – entre ellos algunos acuerdos con compañías como Sega, Sony o Microsoft -, así como la colección de pornografía con menores de edad del ejecutivo.

Llama la atención que la demanda del abogado se presenta luego de que un mes antes éste fuera demandado por Gearbox bajo las acusaciones de tomar dinero indebido para pagar diversas cuentas, abusar de su privilegio de tener acceso a las tarjetas de crédito de la empresa y de hasta destruir las evidencias de ello. De igual manera, destaca que tanto el abogado como Pitchford se consideraban a si mismos como excelentes amigos, aunque al parecer dicha relación terminó por destruirse en los últimos años.

Al respecto Gearbox se ha limitado a decir que las acusaciones de Callender son absurdas, que no tienen fundamento alguno y que afrentarán la demanda en la corte.

Fuente: Kotaku