Exabogado de Gearbox demanda a la compañía y a su CEO, Randy Pitchford

TRENDING

ANUNCIAN REEMPLAZO DEL XBOX LIVE PARA EL XBOX ORIGINAL
CONSIGUE FFXIV TOTALMENTE GRATIS
SIETE JUEGOS MÁS SE IRÁN DE XBOX GAME PASS
ÉSTE ES EL PRECIO DEL DUALSHOCK 4 DE TLOU 2 EN MÉXICO
AÚN FALTA MUCHO PARA EL LANZAMIENTO DE GTA VI
¿RE-LANZARÁN EL JUEGO DE SCOTT PILGRIM?
MOD TRANSFORMA A GTA V EN UN JUEGO NEXT-GEN
FILTRADA LA POSIBLE FECHA DE REVELACIÓN PARA EL PS5
FANS QUIEREN EL
REITERAN LOS NIVELES DE DIFICULTAD EN GHOST OF TSUSHIMA
HACKEA SU SWITCH PARA ARREGLAR EL INFAME JOY-CON DRIFTING
CREADOR DE HELLBOY DIBUJA SUS PROPIOS POKÉMON
PARECE QUE YA EMPEZÓ LA PRODUCCIÓN DEL XBOX SERIES X
EL CÓMIC DE HORIZON: ZERO DAWN SE VENDERÁ EN AGOSTO
¡AQUÍ EL SEGUNDO TRÁILER DE TENET, NUEVA PELÍCULA DE CHRISTOPHER NOLAN!

Borderlands_Gearbox_demanda

¡Vaya lío el que se acaba de suscitar en torno a Gearbox Software! Hoy se ha dado a conocer que Wade Callender, quien fuera el abogado de la compañía por varios años, está demandando a la empresa detrás de juegos como Borderlands Aliens: Colonial Marines y a su CEO, Randy Pitchford, por diversos temas delicados, entre ellos algunos de corrupción.

Callender entabló su demanda el pasado 21 de diciembre del 2018. En su documento, el abogado acusó principalmente a Pitchford de haber violado diversos contratos tanto con Gearbox como con su persona e, incluso, con una empresa que ambos fundaron. Precisamente de entre las violaciones cometidas por el CEO se encuentra una en la que se asegura que él recibió un bono ejecutivo superior a los $12 millones de dólares, como adelanto por las regalías de sus franquicias, dinero que en realidad debió de haber recibido la compañía para así retribuir a sus empleados y sus procesos de desarrollo.

Otra acusación hecha por Callender alega que, en 2014, Pitchford perdió una memoria USB con documentos y materiales secretos de Gearbox – entre ellos algunos acuerdos con compañías como Sega, Sony o Microsoft -, así como la colección de pornografía con menores de edad del ejecutivo.

Llama la atención que la demanda del abogado se presenta luego de que un mes antes éste fuera demandado por Gearbox bajo las acusaciones de tomar dinero indebido para pagar diversas cuentas, abusar de su privilegio de tener acceso a las tarjetas de crédito de la empresa y de hasta destruir las evidencias de ello. De igual manera, destaca que tanto el abogado como Pitchford se consideraban a si mismos como excelentes amigos, aunque al parecer dicha relación terminó por destruirse en los últimos años.

Al respecto Gearbox se ha limitado a decir que las acusaciones de Callender son absurdas, que no tienen fundamento alguno y que afrentarán la demanda en la corte.

Fuente: Kotaku