Exabogado de Gearbox demanda a la compañía y a su CEO, Randy Pitchford

TRENDING

BLIZZARD RESPONDE ANTE EL BAN DE JUGADOR PROFESIONAL
COMIENZA SPIN OFF PARA EL PRÍNCIPE DE BEL AIR
PS4 SE INCENDIA Y SIGUE FUNCIONANDO
ESTO COSTARÁ EL PS4 PRO DE DEATH STRANDING EN MÉXICO
HABRÁ MÁS DLC PARA STREET FIGHTER V
ASÍ CORRE THE WITCHER 3 EN SWITCH
RESIDENT 5 TIENE PROBLEMAS DE FPS EN SWITCH
RAYMAN TENDRÁ UNA SERIE ANIMADA EN NETFLIX
PRODUCTOR DE POKÉMON MASTERS SE DISCULPA CON LOS FANS
DRAGON BALL SUPER TIENE UNA SORPRENDENTE MUERTE
BOODBORNE 2 NO DEPENDE DE MIYAZAKI
FANS DE TSDS QUEDAN MOLESTOS POR LA CENSURA
HOMBRE EN JAPÓN ES ARRESTADO POR VENDER PS3
ANUNCIAN GIRA MUNDIAL PARA DEATH STRANDING
RDR II TENDRÁ MÁS CONTENIDO EN PC

Borderlands_Gearbox_demanda

¡Vaya lío el que se acaba de suscitar en torno a Gearbox Software! Hoy se ha dado a conocer que Wade Callender, quien fuera el abogado de la compañía por varios años, está demandando a la empresa detrás de juegos como Borderlands Aliens: Colonial Marines y a su CEO, Randy Pitchford, por diversos temas delicados, entre ellos algunos de corrupción.

Callender entabló su demanda el pasado 21 de diciembre del 2018. En su documento, el abogado acusó principalmente a Pitchford de haber violado diversos contratos tanto con Gearbox como con su persona e, incluso, con una empresa que ambos fundaron. Precisamente de entre las violaciones cometidas por el CEO se encuentra una en la que se asegura que él recibió un bono ejecutivo superior a los $12 millones de dólares, como adelanto por las regalías de sus franquicias, dinero que en realidad debió de haber recibido la compañía para así retribuir a sus empleados y sus procesos de desarrollo.

Otra acusación hecha por Callender alega que, en 2014, Pitchford perdió una memoria USB con documentos y materiales secretos de Gearbox – entre ellos algunos acuerdos con compañías como Sega, Sony o Microsoft -, así como la colección de pornografía con menores de edad del ejecutivo.

Llama la atención que la demanda del abogado se presenta luego de que un mes antes éste fuera demandado por Gearbox bajo las acusaciones de tomar dinero indebido para pagar diversas cuentas, abusar de su privilegio de tener acceso a las tarjetas de crédito de la empresa y de hasta destruir las evidencias de ello. De igual manera, destaca que tanto el abogado como Pitchford se consideraban a si mismos como excelentes amigos, aunque al parecer dicha relación terminó por destruirse en los últimos años.

Al respecto Gearbox se ha limitado a decir que las acusaciones de Callender son absurdas, que no tienen fundamento alguno y que afrentarán la demanda en la corte.

Fuente: Kotaku