Advertisement

Epic Games levanta demanda a exempleado por filtrar información

TRENDING



La popularidad que goza Fortnite actualmente es bastante grande, tanto que cada que surge alguna noticia de dicho juego o anuncio de alguna modalidad se vuelve el centro de atención en el medio. Esto no lo hace vulnerable a que se puedan filtrar cosas sobre el desarrollo o proyectos futuros que se relaciones con el título, más cuando son fuentes provenientes de algunos empleados. Pero esto no es mucho del agrado de Epic Games, quienes no están nada contentos con las filtraciones que realizó un exempleado suyo.

Thomas Hannah, excontratista del área de calidad, fue demandado por Epic Games por las filtraciones que se realizaron a finales de abril sobre la temporada cuatro de Fortnite Battle Royale. En su defensa ante los reclamos de Epic la semana pasada, el sujeto aseguró que no trabajó con un tercero para difundir la información y que no tenía indicación de que la persona lo haría.

La respuesta de Hannah a la demanda civil de Epic dice que una tercera persona, cuyo nombre no es mencionado, fue la causante de filtrar la información real de lo que sucedería con el famoso meteorito que cayó en el mapa. La mayoría de los rumores indicaban que el astro impactaría en la zona conocida como Rascacielos Recostados, sin embargo, un post en Reddit se mencionó que la zona de impacto sería Almacenes Andrajosos e incluso que se había filtrado la temática de dicha temporada, la cual sería de Superhéroes.

Dicha filtración resultó ser cierta y, mientras esto sucedía en el mapa de Fortnite, Epic realizó las investigaciones pertinentes que indicaron que Hannah había sido el responsable de adelantar la información tres semanas después de su último día de trabajo en la compañía. El excontratista asegura que no actuó con ninguna mala intención y si habló del tema fue en una conversación privada, ignorando que la persona a quien le hizo las revelaciones las filtraría en Reddit. Al no estar contento con dicha respuesta, Epic considera que esto representa una violación al acuerdo de confidencialidad que firmó al relacionarse laboralmente con la compañía, teniendo motivos suficientes para acceder a la demanda.

Tanto Hannah como Epic Games deberán enfrentarse en una disputa legal en una Corte de Distrito de Carolina del Norte, Estados Unidos, esperando que la autoridad competente brinde su veredicto final sobre dicho caso.

Fuente: Polygon