¡Ah, cab…! Chico drogó a su novia para seguir jugando videojuegos

TRENDING

YA PUEDES EJECUTAR A TUS ENEMIGOS CON EL BOMBAZO BATISTA EN GEARS 5
ASÍ LUCIRÍA UN SWITCH EDICIÓN ESPECIAL DE THE WITCHER 3
REVELAN CÓMO SE VE DOOM ETERNAL EN TERCERA PERSONA
EXPLICAN POR QUÉ MW2 REMASTERED NO TIENE MULTIJUGADOR
¿ASÍ SE VERÁ LA CAJA DEL PS5?
¡YA HAY FECHA PARA E3 2021!
LA HISTORIA DE TLOU II DIVIDIRÁ A LOS FANS, AFIRMA ACTOR
GHOST OF TSUSHIMA AÚN CONSERVA SU FECHA DE LANZAMIENTO ORIGINAL
IGN TENDRÁ SU PROPIO EVENTO DIGITAL EN JUNIO
CAPITANA MARVEL 2 YA TIENE FECHA DE ESTRENO
ACTUALIZAN LA FECHA DE ESTRENO PARA LAS PELÍCULAS DE MARVEL
LA COLABORACIÓN ENTRE LEVI'S Y SUPER MARIO BROS. HA SIDO RETRASADA INDEFINIDAMENTE
HIDEO KOJIMA QUIERE HACER EL JUEGO MÁS ATERRADOR DE LA HISTORIA
¿SE VIENE EL REMASTER DE CRYSIS?
POSIBLE PRECIO Y FECHA DE LANZAMIENTO PARA LOS LEGO DE MARIO BROS.

Gamer_Playing

Si por algo hemos tenido mala fama los gamers es por algunos de los curiosos y polémicos sucesos que han ocurrido y que se relacionan de alguna forma con los videojuegos. El ejemplo más reciente y desafortunado de ello proviene de Alemania, país en el cual se reportó el caso de un chico que decidió drogar a su novia con la única intención de poder seguir jugando con su amigo.

Recientemente un chico alemán de 23 años fue multado por un total de $746 dólares tras haber dormido a su novia con ayuda de una droga. Según exponen las autoridades que investigaron el caso, el muchacho recibió a su pareja, la cual llegó a su casa tras más de 10 horas de trabajo, con un té en mano. Lo que la chica no sabía es que dentro de la bebida el joven había vertido entre cuatro y cinco gotas de alguna sustancia nociva, la cual terminó por noquearla hasta el medio día del día siguiente. Su pareja, tarde ni perezosa, aprovechó dichas horas de sueño para pasársela jugando videojuegos con su amigo.

Por fortuna, la droga que consumió la chica no fue una tan fuerte. Sin embargo, dudamos que tras este acto ella decidiese mantenerse al lado de su querido novio.

Fuente: Neogaf