Advertisement

Ya vimos Scoob! y te contamos qué tal está

TRENDING



New Project – 2020-08-04T180856.633

Vivimos en tiempos muy complicados, tiempos donde ir al cine es prácticamente imposible. No solo porque no hay nada que ver, sino porque, en su mayoría, casi todos los complejos están cerrados. Ante esto, las grandes productoras han decidido posponer sus estrenos hasta finales de este año, y algunos incluso optaron por retrasarlos hasta 2021, pero no Warner Bros., al menos no con Scoob!, que se lanzó exclusivamente en plataformas digitales, abandonando por completo el estreno en cines.

Esta película es un reboot de la clásica caricatura de los 90’s, la cual nos mostraba las aventuras de un grupo de adolescentes que recorrían Estados Unidos en una camioneta con la esperanza de descubrir y cerrar misterios, que por lo general tenían algo que ver con monstruos. Si tú también creciste con ella, sabrás exactamente de lo que te estoy hablando.

La premisa es sencilla, pero debo admitir que, para ese entonces, me resultaba bastante entretenida. No sé si se debía a que yo era un niño o qué, pero había algo que me divertía mucho. Ahora, con Scoob!, el estudio está buscando traer de vuelta a estos personajes para una audiencia moderna, pero ¿lo lograron? Te lo platicamos en esta reseña.

La historia comienza con un joven Shaggy, relajándose en la playa. A pesar de que el clima está perfecto para la ocasión, el pequeño Shaggy se siente desanimado porque no tiene amigos, y momentos después conoce a un perrito callejero, el cual será llamado Scooby Dooby Doo. Este momento es genuinamente dulce, y a mis 26 años de edad, debo admitir que me conmovió bastante.

Poco tiempo después, vemos a Shaggy y Scooby relacionarse con los otros niños que eventualmente se convertirán en los demás miembros de Mystery Inc; Fred, que es el valiente del grupo, Velma, la inteligente y Daphne, la atrevida. Sí, son los mismos de la caricatura de los 90s, pero obviamente con diseños mejorados.

Lamentablemente, la introducción de todos estos personajes es de lo mejor que puede ofrecer la película, ya que después de esto, no hay muchos momentos destacables de los cuales hablar. La historia se desarrolla en tiempos modernos, con toda la tecnología moderna a nuestra disposición, pero por alguna razón, se siguen comportando como si estuvieran en los 90’s. Esto va desde su ropa, hasta la camioneta que Fred maneja y algunas de las expresiones que utilizan. Tal vez esto sea con la finalidad de mantenerse fiel al material original, pero sigue siendo una decisión extraña de diseño.

Si has visto los pósters de la película, seguramente habrás percatado que hay otro personaje disfrazado de superhéroe, el cual es conocido como Blue Falcon. Aunque inicialmente pareciera que este nuevo personaje podría añadir un poco de diversión a Scoob!, la realidad es que para cuando acabó la película rara vez me volví a acordar de él. Al menos hasta escribir esta reseña.

Shaggy y Scooby son reclutados por Blue Falcon para intentar detener a Dick Dastardly, el villano, que quiere desbloquear las puertas al inframundo y dejar suelto al perro de tres cabezas, Cerberus. De manera muy predecible, necesita a Scooby para llevar a cabo dicho plan. Tal vez hice que la historia sonara como algo serio, pero en realidad no lo es, y de hecho, es bastante predecible y más saturada de lo que necesita ser. Una historia que podría ser muy fácil y divertida de contar, la saturan con referencias, chistes locales y giros “inesperados” que definitivamente nadie veía venir. Esto último era sarcasmo.

Si tuviera que describirla, diría que la trama se siente como si hubiera sido escrita por dos guionistas diferentes: uno de ellos quiere hacerla seria, y otro quiere hacerla una comedia. Al final no se decidieron, y tenemos algo que resulta ser más complicado de lo que debería.

Pero no todo es malo en Scoob!, de hecho, el diseño de arte creo que les quedó muy bien. Sí, yo también sentía un poco de repudio cuando vi las primeras imágenes de los personajes, pero al verlos en acción la verdad es que son bastante decentes. El mundo está lleno de colores vibrantes y nítidos, lo cual es un serio contraste a diferencia de la caricatura original, que se veía un poco deslavada. Entiendo el por qué, pero aun así sigue siendo agradable ver la fresca capa de pintura en los integrantes de Mystery Inc.

A pesar de haber crecido con Scooby Doo, este reboot no le hace justicia al material original. Más que sentirse como una película, se siente como un capítulo cualquiera de la caricatura, excepto que mal hecho. La historia no sabe para dónde irse, la interacción entre personajes se siente forzada, y en general, los chistes y referencias no dan tanta risa. A lo mucho, posiblemente sacarán un poco de aire de tu nariz.

Sí, entiendo que Scoob! no es una película dirigida para un público adulto, pero no por eso tiene que ser mala. Vaya, hay películas para niños que hasta los adultos pueden disfrutar, como las de Pixar o DreamWorks, por decir algunas. Me es muy difícil recomendar Scoob! si piensas verla por ti solo y si, al igual que yo, tu afición por los personajes ya no es la misma que hace 20 años. Sin embargo, la cosa cambia si planeas verla con algún niño pequeño, ya que creo que puede encontrar cierto nivel de entretenimiento en ella. También hay algunas cosas educativas, pero realmente no es la intención de la película.


Rodolfo León
Editor en atomix.vg Gamer, cinéfilo y amante de la cultura pop.