Quantic Dream pierde demanda laboral contra uno de sus exempleados

TRENDING

EL SWITCH PRO PODRÍA USAR PANTALLAS MÁS POTENTES
HALLE BAILEY RESPONDE A CRÍTICAS NEGATIVAS
REGGIE LE CONTESTA A TRUMP SOBRE ACUSACIONES DE VIDEOJUEGOS
DEATH STRANDING PODRÍA NO SER UNA EXCLUSIVA
DBZ: KAKAROT NO TENDRÁ DOBLAJE LATINO
ANGRY BIRDS 2 SE POSICIONA COMO LA MEJOR ADAPTACIÓN DE VIDEOJUEGOS
DEL TORO YA TIENE SU ESTRELLA EN HOLLYWOOD
DUCKTALES REMASTERED SE IRÁ DE TIENDAS DIGITALES
TRUMP CULPA A VIDEOJUEGOS POR VIOLENCIA EN EE.UU.
LA ESA LE RESPONDE A TRUMP ANTE COMENTARIOS NEGATIVOS
UN HOMBRE ROMPE SU PS4 PARA PROTESTAR
HILLARY CLINTON NO CULPA A LOS VIDEOJUEGOS POR VIOLENCIA
KOF 15 YA ESTÁ EN DESARROLLO

Quantic Dream, el estudio detrás de títulos como Fahrenheit: Indigo Prophecy, Heavy Rain, Beyond: Two Souls y el más reciente Detroit: Become Human, ha perdido un caso de demanda laboral en contra de uno de sus exempleados ante el tribunal francés.

A principios de este año, la compañía se vio envuelta en una serie de acusaciones por parte de algunos de sus trabajadores y múltiples periódicos franceses quienes alegaban haber sido víctimas de un ambiente de trabajo tóxico en donde el racismo y el acoso sexual predominaban. Ante este hecho David Cage, fundador de QD, respondió negando que esto haya sucedido y llevó a cabo una contra demanda masiva por difamación.

Sin embargo, hoy se ha dado a conocer que QD perdió una de dichas demandas, la cual relataba que dentro de las oficinas circulaban cerca de 600 fotografías de los empleados que estaban alteradas con mensajes racistas y muy subidos de tono. Por lo que uno de los trabajadores, al descubrir esto, renunció, pero no sin antes haber invocado un amparo que le permite recibir ciertos beneficios si se comprueba que su ambiente laboral lo victimizaba. Este proceso legal implica una investigación por parte de la junta laboral francesa, quienes después de haber indagado en el caso, apelaron a favor del ahora exempleado.

Esto, sin lugar a dudas, no solo afecta a la reputación del estudio, si no que también a la visión que se tiene de la industria por parte de los desarrolladores que aspiran a trabajar en compañías del tamaño de Quantic Dream.

Fuente: Eurogamer

Daniel Ferland