Quantic Dream pierde demanda laboral contra uno de sus exempleados

TRENDING

RECREAN VOLVER AL FUTURO CON TOM HOLLAND Y ROBERT DOWNEY JR.
EL IPHONE 9 SALDRÍA A LA VENTA EN MARZO
YA NO HABRÁ MÁS DLC PARA SMASH
NUEVO GAMEPLAY DE KEFLA EN DB FIGHTERZ
REVELAN ESPACIO DE FFVII REMAKE EN PS4
IMPERDIBLES OFERTAS EN LA PLAYSTATION STORE
LA PRESENTACIÓN DEL PS5 NO SUFRIRÁ RETRASOS
THE WITCHER 3 AÑADE CROSS-SAVE EN SWITCH
FRIENDS REGRESARÁ CON HBO MAX
EL CHAPULIN COLORADO LLEGA A FIFA ULTIMATE TEAM
POSIBLE ADAPTACIÓN DE THE LONG HALLOWEEN EN THE BATMAN
PS5 Y XBOX SERIES X PRESENTES EN GDC 2020
NOVELA DE CUPHEAD YA TIENE FECHA DE LANZAMIENTO
PRIMER VISTAZO AL TRAJE COMPLETO DE THE BATMAN
ASÍ LUCE GHOST OF TSUSHIMA EN DREAMS

Quantic Dream, el estudio detrás de títulos como Fahrenheit: Indigo Prophecy, Heavy Rain, Beyond: Two Souls y el más reciente Detroit: Become Human, ha perdido un caso de demanda laboral en contra de uno de sus exempleados ante el tribunal francés.

A principios de este año, la compañía se vio envuelta en una serie de acusaciones por parte de algunos de sus trabajadores y múltiples periódicos franceses quienes alegaban haber sido víctimas de un ambiente de trabajo tóxico en donde el racismo y el acoso sexual predominaban. Ante este hecho David Cage, fundador de QD, respondió negando que esto haya sucedido y llevó a cabo una contra demanda masiva por difamación.

Sin embargo, hoy se ha dado a conocer que QD perdió una de dichas demandas, la cual relataba que dentro de las oficinas circulaban cerca de 600 fotografías de los empleados que estaban alteradas con mensajes racistas y muy subidos de tono. Por lo que uno de los trabajadores, al descubrir esto, renunció, pero no sin antes haber invocado un amparo que le permite recibir ciertos beneficios si se comprueba que su ambiente laboral lo victimizaba. Este proceso legal implica una investigación por parte de la junta laboral francesa, quienes después de haber indagado en el caso, apelaron a favor del ahora exempleado.

Esto, sin lugar a dudas, no solo afecta a la reputación del estudio, si no que también a la visión que se tiene de la industria por parte de los desarrolladores que aspiran a trabajar en compañías del tamaño de Quantic Dream.

Fuente: Eurogamer

Daniel Ferland