Advertisement

X11: Hands-On Sesame Street: Once Upon a Monster

TRENDING



Beto, Enrique, Abelardo, Elmo y la lista sigue, todo ellos fueron parte de nuestra infancia en Plaza Sesamo y ahora están de regreso en esta generación de consolas y con Kinect. Tim Schafer y Double Fine nos presentan un juego que nos llevará de regreso a nuestra infancia y porqué no, sacar a ese niño interior que todos tenemos. Checa el Hands-On a continuación.

Un juego de Plaza Sesamo parece y suena como idea loca, y es justamente eso. Double Fine Productions se ha caracterizado por lanzar cualquier clase de juegos un tanto extraños y para todos los gustos, pero en cada uno de ellos hay un toque de humor y estilo tan característico de Tim Schafer, creador de uno de mis juegos favoritos de todos los tiempos, Brutal Legend.

Sesame Street: Once Upon a Monster es un juego para Kinect que se divide por episodios en un largo cuento que nos llevará a descubrir a todos esos personajes con los que crecimos viendo en la televisión todos los días, seguro te acuerdas de todos ellos. En el X11 sabía que podría verlo por primera vez, así que me dirigí al stand y después de jugar un poco estas fueron mis impresiones de este especial y entretenido título para gente de todas las edades.

Es evidente y un tanto lógico; Kinect cada vez toma más fuerza para Microsoft-Xbox, la industria en general y los estudios de alguna forman tendrán que saber adaptarse a este cambio y tomar al dirección correcta para sobrevivir, y si eso significa desarrollar juegos para esta plataforma, entonces es un paso automático, a menos que sean un grande con una serie tan posicionada que no necesites hacerlo, y Double Fine parece haber encontrado la fórmula.

Apenas recibimos Stacking hace unas semanas, un extraño pero exquisito juego con muñecas matrioska y ahora nos presentan este juego de la serie educativa que surgió en los años 70 y que sabemos, ha sido una de las más populares de todos los tiempos, incluso en nuestro país, en el Estado de Nuevo León hay un parque temático; regresando al tema del juego, por extraño que parezca está dirigido a todo el publico, no sólo para los niños o adultos.

El concepto básico detrás de esta divertida aventura es reunir a la familia, se basa en una experiencia en modo cooperativo en donde saltar obstáculos, agacharse, bailar y el hablar será un trabajo en equipo. Lo maravilloso de desde mi punto de vista, es que bien podría ser verse como el primer acercamiento de un niño con una consola o videojuego y que mejor hacerlo que en familia.

Once Upon a Monster es una aventura muy entretenida, al menos en el par de niveles que jugué, en el primero de ellos, “Elmo”, quien está sentado en los brazos de un personaje parecido a un oso, tiene que recolectar ítems que están en el aire, para ello, los dos jugadores deben moverse hacia los lados al mismo tiempo, mientras que el segundo debe dar un salto en el momento preciso para evadir un obstáculo, fue simple y funcionó como un tutorial básico.

En otra de la misiones y la mejor parte de esta prueba fue cuando me encontré en una especia de fiesta de cumpleaños en donde estaba reunidos Archibaldo, Elmo y el monstruo come-galletas con un pastel frente a ti y lo mejor fue que gracias al comando de voz “Sopla las velas” ellos obedecían soplando.

Por si fuera poco, Archibaldo me puso a bailar frente a desconocidos, este personaje quería ver cuáles eran mis habilidades, así que bajo el ritmo de la música había que simular algunos pasos de los años setenta y menear la cadera.

El apartado gráfico es lo de menos, al contar con la licencia se puede ver todo el concepto y diseño original de cada personaje. Sin duda es uno de esos juegos a probar, seas niño o no, se trata de algo creado por el estudio de Tim Schafer y es suficiente razón. Sesame Street: Once a Upon a Monster se estima saldrá a finales de año.


Claudio Quiroz
Director de GamersMed!a. Adicto a los videojuegos y apasionado del futbol. En busca de la BFG 9000.