Advertisement

#AtomixAwards2017 – Mejor Gameplay

TRENDING

2017 ha sido un año memorable para el medio. Prácticamente desde que arrancó, hemos sido maravillados mes con mes con grandísimos lanzamientos que dieron mucho de qué hablar en todo sentido. Los elementos o detalles que separan a un videojuego de algo como una película son bastante diversos, sin embargo, la parte de interactividad y cómo es que los usuarios nos podemos relacionar con la obra en cuestión, hacen que esta forma de entretenimiento sea tan especial. Sí, podemos tener títulos con gráficas impresionantes, una gran narrativa y momentos cinematográficos memorables, pero si éste no es divertido, de poco sirve todo lo anterior. El famoso gameplay compuesto por cosas como los controles y mecánicas, es el alma de todo juego y en este año, vimos propuestas sumamente interesantes de distintos géneros.

Los nominados son…

Cuphead

Horizon Zero Dawn

The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Wolfenstein II: The New Colossus

Super Mario Odyssey

Y el ganador es…

¡The Legend of Zelda: Breath of the Wild!

The Legend of Zelda: Breath of the Wild es un juego impresionante por donde sea que uno lo mire. La cantidad de logros que Nintendo tuvo con la más reciente entrega de su franquicia estrella son incontables, e incluso podríamos decir que algunos de ellos no serán notados sino hasta dentro de una buena cantidad de tiempo en el futuro. Romper por completo a una serie tan amada para después reconstruirla casi desde cero y así, entregar un producto que el mundo no había visto antes, fue una tarea arriesgada que muy pocos dimensionan. Sí, controlar por primera vez a este nuevo Link con todo este extraño esquema de controles no fue lo más natural del mundo, no obstante, en poco tiempo empezamos a entender el por qué de estas decisiones.

Jugar The Legend of Zelda: Breath of the Wild es algo muy especial por distintas razones. La primera de ellas es lo orgánico que puede llegar a ser su gameplay. ¿No puedes acceder a una zona por el frío que hace en ella? Prende una antorcha y genera calor. ¿Qué pasa si tiro un filete de comida sobre roca volcánica ardiendo? Éste se cocina automáticamente. Del lado del combate tenemos mecánicas fluidas y funcionales que se adaptan perfecto a los controles. Si cierto enemigo te dañó, fue porque no pusiste atención o porque simplemente tu técnica no está bien depurada. Ni hablar de los maravillosos puzzles que vimos tanto en los shrines, Divine Beasts y por supuesto, casi en cada rincón de Hyrule.

Nintendo es una empresa y marca que puede pasar por malos momentos constantemente, pero siempre se mantiene firme en su filosofía de que antes que nada, tiene que entregar un buen gameplay que haga de sus juegos experiencias divertidas. Probablemente, The Legend of Zelda: Breath of the Wild sea el pináculo de todos estos años de estudio y avance en la materia, pues además de ser una aventura de proporciones épicas, es un videojuego que constantemente nos sacaba una sonrisa con pequeños detalles que exclusivamente tenían que ver con su jugabilidad. ¿Recuerdas ese sentimiento de acabar con un Guardian usando un sólo tiro con el arco tras un salto en el aire?